¿Cuál es el Significado de Castigo? Concepto, Definición, Qué es Castigo

Castigo – Su Definición y Conceptos


Castigo – Definición de Castigo, Concepto de Castigo, Significado de Castigo


Definición de Castigo

Originada en la palabra latina “castigare” (de “castus” = virtuoso y “agere” = hacer), castigo significa transformar en puro y virtuoso algo incorrecto, a través de una acción correctiva. Es un modo de restablecer la justicia cuando se ha producido una situación de inequidad y se trata de volver a que cada uno tenga lo que le corresponda. Por ejemplo cuando un ladrón le quita a otro algo que le pertenece, éste último se halla en una situación inmerecida o injusta. Castigándose al ladrón se trata de que éste obtenga su merecido para que pague el precio por su error restituyendo si es posible lo robado o su valor, en este caso como compensación del daño, y además si correspondiera, que vaya a la cárcel como castigo, con el fin supuestamente de reivindicarse y por seguridad social hasta que ello ocurra; aunque esta finalidad es muy controvertida si sucede en la práctica.

Los castigos con fines correctivos suelen aplicarse no solo en el ámbito del Poder Judicial, órbita privativa del Estado, que reemplazó la venganza privada en la solución de conflictos entre partes, sino en otros, como en el seno familiar, en los colegios, en los trabajos o en las iglesias.
Los castigos pueden ser de diferente grado: ir desde una simple reprimenda hasta llegar, solo en el ámbito doméstico, a una módica corrección física, como se permite a los padres con respecto a sus hijos menores de edad.
En el ámbito religioso, pueden oscilar entre efectuar algunas oraciones y la excomunión.
En algunos casos los castigos suelen atribuirse a agentes no humanos, como los castigos divinos, que se cree, y esto fue común en la Edad Media, provienen de Dios, que castiga a los humanos por sus pecados, con violencias naturales como inundaciones o terremotos, o con enfermedades.
En el conductismo, los castigos sirven como condicionamiento para impedir determinadas conductas.

Significado de Castigo

Se le llama castigo a toda sanción, pena o amonestación que se le impone a alguna persona o animal en respuesta a algún comportamiento considerado como inaceptable por un individuo o grupo de personas. El castigo suele consistir en una acción indeseable, aunque también puede tratarse de la eliminación del algo que el individuo disfrute usar o hacer.
Los castigos se pueden aplicar de manera formal, mediante la utilización de un sistema de leyes, o de manera informal en ambientes familiares, por ejemplo. Las justificaciones fundamentales detrás de la aplicación de castigos son la retribución, la rehabilitación y la incapacitación. Las tres se encuentran presentes en muchos códigos penales, aplicando la retribución para penas menores y la incapacitación para aquellas acciones que requieran que el criminal sea aislado del resto de las personas.
En los ambientes formales e informales, los castigos tienen diversos niveles de agresión, desde los ligeros que pueden ser simples multas hasta los asignados a las acciones más graves, como la privación de la libertad, el castigo físico y la pena de muerte. La existencia de castigos más agresivos que otros origina que muchos sean considerados como injustos, en función de que muchos no suelen ser proporcionales a la acción original.
En la sociedad actual, el objetivo del castigo es desmotivar las malas acciones y promover las buenas. En el ambiente educativo, algunas escuelas aún usan los castigos para el mal comportamiento, aunque estos suelen ser de carácter disciplinario y no físico. Algunas organizaciones que funcionan mediante un sistema jerárquico, como la policía, las fuerzas armadas y algunas empresas, usan el castigo como método para disciplinar a los empleados o subordinados.
En la pedagogía, algunos especialistas recomiendan aplicar castigos disciplinarios a los niños para enseñarles que tipo de comportamientos son indebidos. Sin embargo, en los últimos años esto ha sido debatido por quienes proponen otros métodos para educar a los niños.