Definición de Bioquímica

Bioquímica - Su Significado, Definición y Concepto

Definición de: Bioquímica

La bioquímica es una ciencia que estudia la química de la vida; es decir, pretende describir la estructura, la organización y las funciones de la materia viva en términos moleculares. Esta ciencia es una rama de la Química y de la Biología.
Puede dividirse en tres áreas principales: 1) la química estructural de los componentes de la materia viva y la relación de la función biológica con la estructura química; 2) el metabolismo, la totalidad de las reacciones químicas que se producen en la materia viva; y 3) la química de los procesos y las sustancias que almacenan y transmiten la información biológica. Esta última también es el área de la genética molecular.

La bioquímica es una ciencia interdisciplinar, ya que extrae sus temas de interés de muchas disciplinas tales como la química orgánica, biofísica, medicina, nutrición, microbiología, fisiología, biología celular y genética.
Esta ciencia surgió a mitad del siglo XIX, cuando el científico Frederik Wohler descubrió que una molécula biológica como la urea, se podía sintetizar a partir de un componente no vivo, por medio del calentamiento de un compuesto inorgánico, el cianato amónico. Este descubrimiento abrió el camino al análisis de las reacciones metabólicas y los procesos bioquímicos in vitro (en tubo de ensayo en vez de in vivo, en materia viva).
Posteriormente, fueron identificándose reactivos y productos de las enzimas, o catalizadores biológicos, que fomentaban cada una de las reacciones biológicas. Paralelamente con estos avances, los biólogos celulares fueron conociendo mas la estructura celular, como las proteínas y ácidos nucleídos, se descubrieron los cromosomas, y se dieron cuenta que los genes debían encontrarse en éstos últimos.
En los años 40 y comienzo de 50, se demostró que el ácido desoxirribonucleico (ADN) es el portador de la información genética. Y en 1953, Watson y Crick describieron la estructura de doble hélice del ADN, siendo uno de los avances más importantes en la historia de la ciencia. Fue entonces como la bioquímica, biología celular y genética se entrelazaron formando la biología molecular.
Los estudios bioquímicos han permitido avances en el tratamiento de muchas enfermedades metabólicas, y en conocer más sobre el genoma humano. Así como en el campo de la medicina, también se aplica en la odontología, agricultura, práctica forense, antropología, ciencias ambientales, entre otros.

Concepto de: Bioquímica

La palabra bioquímica la usamos para referirnos a todo aquello asociado o propio de la Bioquímica, o sea a cualquier fenómeno bioquímico que tenga lugar.
La Bioquímica es aquella rama de la Química que aborda especialmente el estudio de la composición y de las transformaciones químicas que padecen los seres vivos. Es decir, desde un punto de vista netamente químico, la Bioquímica, se adentra en la estructura y en las funciones que disponen los organismos vivos. Por que las sustancias que se encuentran en los organismos de los seres vivos provocarán reacciones químicas que inciden en los procesos vitales de éstos.
Las proteínas, los lípidos, los carbohidratos, los ácidos nucleicos, algunas pequeñas moléculas dispuestas en las células son algunos de los objetos de estudio de esta disciplina. En tanto, la bioquímica posa su atención en las reacciones químicas de éstas y que son las que permiten lograr energía y desarrollar biomoléculas.
Por otro lado, la Bioquímica, sostiene que todos los seres vivos disponen de carbono en su constitución.
El origen científico de esta disciplina se ubica hacia finales del siglo XIX, más precisamente en el año 1893, que fue el año en el que el físico de origen francés Anselme Payen descubrió la primera enzima de carácter proteico denominada diastasa, aunque, cabe destacarse, que ya desde la prehistoria existían nociones sobre esta materia.
Entre los grandes aportes de esta disciplina a la ciencia se destaca la decodificación del genoma humano, conformado por una secuencia de ADN que dispone de 23 pares de cromosomas.
Vale mencionarse que la bioquímica es una gran colaboradora de otras importantes áreas como ser la medicina, la biología, la genética y la biotecnología. Incluso, desde su perspectiva y bases es posible profundizar en la cura y tratamiento de enfermedades como el cáncer, la diabetes, afecciones genéticas, alergias, y en tantísimos otros problemas que afectan a la humanidad, tal es el caso del cambio climático, la escasa presencia de recursos agroalimentarios, el agotamiento de combustibles fósiles, entre otros.
Y también designamos como bioquímica a aquella mujer que se dedica profesionalmente a la bioquímica, es decir, ha estudiado conforme esa carrera, se ha graduado y entonces desarrolla un quehacer profesional vinculado a esta, por ejemplo, en un laboratorio de análisis, en el área industrial o en el ámbito investigativo.

Significado de: Bioquímica

(Del fr. biochimie, y éste de bio- y chimie 'química'); sust. f.

1. Parte de la química que estudia las sustancias químicas que aparecen en los organismos y las transformaciones químicas que éstas experimentan en los sistemas vivos: en bioquímica, el "ciclo de Krebs" recibe también el nombre de "ciclo del ácido cítrico", porque se inicia y termina con la formación de una molécula de dicho ácido.

[Biología]

Ciencia que estudia la composición y las transformaciones químicas de los seres vivos.

Su área de estudio comprende la composición química de los seres vivos, incluyendo moléculas biológicas tan importantes como los ácidos nucleicos (en los que está codificada la información para la transmisión de la herencia), proteínas, hidratos de carbono y lípidos; también estudia las reacciones químicas que en ellos transcurren y que les permiten crecer, moverse y reproducirse; los procesos de nutrición, la digestión, el metabolismo, la sangre, las hormonas, los genes y la evolución y origen de la vida.

Podemos observar como la energía que ingresa en los organismos, ya sea energía lumínica liberada por el Sol y capturada por los organismos fotosintéticos, ya sea energía química almacenada en los alimentos, es transformada y almacenada en los enlaces químicos de las moléculas. Luego, los organismos pueden convertir la energía química almacenada en sus cuerpos en otro tipo de energía o simplemente pueden desplazar la energía de un tipo de enlace químico a otro más conveniente, desplazamiento que tiene lugar mediante reacciones de oxidación-reducción (Véase Oxidación biológica).

La energía que pasa a través de los organismos se va perdiendo progresivamente según las leyes termodinámicas y también a causa de los procesos respiratorios; pero antes de que la energía, inicialmente capturada del Sol por determinados seres vivos, se disipe totalmente, los organismos la utilizan para crear y mantener la compleja organización de estructuras y actividades que conocemos como vida.

De esta manera, se puede observar cómo los seres vivos disponen de un conjunto de procesos físicos y químicos mediante los cuales las sustancias alimenticias son sintetizadas en elementos complejos, a través de reacciones anabólicas, y, posteriormente, dichas sustancias complejas son transformadas en simples, mediante reacciones catabólicas, para producir energía utilizable por los organismos. Así por ejemplo, la fotosíntesis es un proceso anabólico, mientras que la glucólisis y la respiración son procesos catabólicos. (Véase Anabolismo y Catabolismo).

Esos intercambios de energía ocurren a través de multitud de reacciones químicas diferentes, muchas de las cuales se producen simultáneamente, y la suma de todas esas reacciones es lo que se conoce como metabolismo. Los organismos son también capaces de controlar la velocidad de las reacciones químicas, en todos los procesos bioquímicos, gracias a la presencia de unas proteínas catalíticas denominadas enzimas.

Las transformaciones que sufre la materia en el ecosistema constituyen un ciclo cerrado, en el que los diferentes componentes fluyen de manera cíclica, y esto se encuentra detalladamente explicado en los ciclos biogeoquímicos.

(Para ampliación de los conceptos generales, véanse los siguientes artículos: Biología: Base química de la vida ; Biología molecular ; La química, la física y los sistemas vivos en el artículo Vida).

Los estudios bioquímicos han permitido avances en un gran número de campos, como en el tratamiento de numerosas enfermedades metabólicas, en la fabricación de medicamentos, como los antibióticos para combatir las infecciones bacterianas, y ha sido objeto de complejos trabajos relacionados con la terapia del cáncer. La bioquímica también está implicada en las mejoras de producción agrícola en procesos industriales.

Destaca el gran desarrollo que ha experimentado a lo largo de los años una especialidad bioquímica, la enzimología, que se ocupa de la enzimas o catalizadores biológicos responsables de la transformaciones metabólicas, y que se encuentran enormemente implicadas en el transcurso de la vida.