Definición de Paternidad

Definición, Concepto, Significado de: Paternidad

Definición de Paternidad

La palabra padre nos viene de inmensamente lejos, pero sólo podemos controlar su significado desde muy acá. Procede del latín pater / patris, que significa padre, que a su vez viene del griego pathr / patroV (patér / patrós), que seguimos traduciendo igual. Una palabra que se ha mantenido invariable durante más de tres milenios (que podamos constatar), mientras la realidad que con ella denominamos, ha cambiado de forma sustancial.

No se ha podido fijar el significado original de padre; pero los que hurgan en las palabras antiguas tienen la sospecha de que pudiera significar en un principio "sacrificador", refiriéndose a la función de sacerdote doméstico que tenía el padre en tiempos remotos y que en ese caso sería percibida como la principal de sus funciones. Lo que sí está claro es que no significa "engendrador", que es el significado clave que tiene actualmente. Y no lo significaba porque no era ésa la sustancia de la paternidad, sino el dominio, cuya más alta expresión está en el sacerdocio. La sustancia de la paternidad estuvo en la patria potestas, sobre la que están montadas, todavía hoy, las relaciones paternofiliales. Cuando se habla de "pruebas de paternidad" nos referimos exclusivamente al acto de engendrar, porque ésa es para nosotros la quintaesencia de la paternidad que, por otra parte no es fuente de derechos, sino de obligaciones.
La paternidad es el mayor invento social de la humanidad, no superado todavía por ningún otro, ni siquiera por el Estado. Es probablemente anterior al matrimonio. El más antiguo paterfamilias romano es mucho más el jefe del pequeño Estado que forma su casa, que el padre de sus hijos. Ni siquiera los llama hijos, sino líberi "libres". La palabra hijo parece que en origen significa "mamón" (ver web 12-2) y sólo tiene que ver con la madre, no con el padre. No se parece por tanto en nada el padre de hoy, al padre romano del que tomó el nombre.
Llegar a la condición de hijo de padre no ha sido cualquier cosa. No nos vino por generación espontánea. En realidad, al principio la generación nada tenía que ver ni con la paternidad ni con la filiación. Es decir que el simple hecho de engendrar no devengaba obligaciones ni derechos de paternidad, ni el simple hecho de ser engendrado constituía al nacido en acreedor de derechos respecto al engendrador. En el derecho vigente quedan todavía reliquias de esos principios.
El gran problema por el que había que resolver el doblete paternidad - filiación, era la sucesión. Para evitar en cada generación una guerra de sucesión (cosa que por otra parte ocurre con todos los animales de manada y de rebaño), había que constituir un heredero (de la raíz griega
Concepto de Paternidad
Paternidad es un concepto que procede del latín paternĭtas y que refiere a la condición de ser padre. Esto quiere decir que el hombre que ha tenido un hijo accede a la paternidad.
Por ejemplo: “La paternidad es un sueño cumplido para mí”, “Hay hombres a quienes la paternidad les queda grande”, “Nunca pensé que la paternidad iba a cambiarme tanto la vida”.
Por lo general, la paternidad se emplea para nombrar a la cualidad del padre (hombre). En el caso de la mujer, la noción asociada a ser madre es maternidad. Sin embargo, según el contexto, paternidad puede nombrar tanto al padre como a la madre.
Es importante destacar que la paternidad trasciende lo biológico. La filiación puede darse a través de la adopción, convirtiendo a la persona en padre de su hijo aún cuando éste no sea su descendiente sanguíneo. En un sentido similar, el hombre que dona semen para que una mujer se insemine no se transforma en el padre del futuro niño.
La paternidad, por otra parte, puede ser espiritual o simbólica. En el ámbito de la religión, suele considerarse al líder o guía de una congregación como el “padre” de los fieles. En este sentido, el papa de la Iglesia católica apostólica romana suele nombrarse como Santo Padre.
También es posible hablar de paternidad para nombrar al creador de una obra, un estilo, una gesta, etc.: “Kurt Cobain fue el padre del grunge”, “El padre del jazz fusión llegará al país para presentar su nuevo disco”.

Importancia de Paternidad

El concepto de paternidad responsable supone una combinación de dos términos, y para comprender la importancia vamos a referirnos a ellos por separado. Primero, paternidad refiere al vínculo familiar que una persona X tiene para con otra persona Y, donde X es padre y Y es hijo. De este modo, X tendrá tanto deberes (o responsabilidades) como derechos en cuanto su posición, puesto que la paternidad además de ser un vínculo familiar es también un vínculo legal, es decir, ante la ley, también X será padre y Y será hijo, teniendo en cuenta la relación que une a ambos. Por otra parte, responsable refiere a la persona que tiene la facultad de la responsabilidad, que significa asumir deberes, responder por su no cumplimiento o por las consecuencias que pueda acarrear su realización.
Decíamos entonces que la paternidad supone deberes y derechos. Por un lado, como padre se tiene el deber de proteger al hijo, a asegurar su supervivencia y sostenimiento económico no trabajando (al menos hasta los dieciocho años, tal como lo establece la ley), asegurar su asistencia al colegio para recibir educación básica y obligatoria, proteger su salud, no exponer al hijo a actos de violencia en cualquiera de sus formas, etc. Esto sólo es a modo de ejemplo, pues existen algunos deberes más que por complejidad no citaremos aquí.
Dijimos que también se tienen derechos como recibir asignaciones familiares incluidas en el salario laboral, a tener cobertura de salud y asistencia médica para la familia y en particular para su hijo que es lo que aquí nos compete (si se es trabajador, aunque también si no se lo es, el sistema público o estatal debe asegurarlo), a responder por su hijo y defenderlo en casos de problemas con autoridad o fuerzas de seguridad.
Muchas veces vemos casos en los cuales el hijo (sea niño o adolescente, pero siempre menor de dieciocho años), no vive junto a su papá y mamá, porque estos no conviven o no tienen un vínculo sentimental, no son pareja. En estos casos, la mayoría de las veces el establecimiento de derechos y deberes se realiza ante un asesor legal o abogado, que sienta las reglas para una relación justa, responsable y “saludable” para todas las partes. En estos casos, es muy común que se necesite establecer montos de “cuota alimentaria” (en relación al monto del salario del papá), regímenes de visitas (qué días el niño o adolescente estará o visitará a su papá, entre otras.