Definición de Psicotrópico

ADSBYGOOGLE

Psicotrópico - Su Significado, Definición, Concepto e Importancia

Definición de: Psicotrópico y su Importancia

PSICOTROPICOS: Una sustancia psicotrópica es un agente químico que actúa sobre el sistema nervioso central, lo cual trae como consecuencia cambios temporales en la percepción, ánimo, estado de conciencia y comportamiento.


ESTUPEFACIENTES: Un narcótico o estupefaciente es una sustancia medicinal que, por definición, provoca sueño o estupor y, en la mayoría de los casos, inhibe la transmisión de señales nerviosas asociadas al dolor.

El grupo de los narcóticos comprende gran variedad de drogas con efectos psicoactivos, aunque terapéuticamente no se usan para promover cambios en el humor, como los psicotrópicos, sino por otras propiedades farmacológicas: analgesia, anestesia, efectos antitusivos, antidiarreicos, etc.

Concepto de: Psicotrópico

Una sustancia psicotrópica o psicotropo (del griego psyche, ‘mente’, y tropein, ‘tornar’) es un agente químico que actúa sobre el sistema nervioso central, lo cual trae como consecuencia cambios temporales en la percepción, ánimo, estado de conciencia y comportamiento.
Las diferentes culturas a lo largo de la historia han utilizado sustancias psicotrópicas, con el propósito de alterar deliberadamente el estado de la mente. En la actualidad, muchos psicotrópicos son utilizados en medicina para el tratamiento de condiciones neurológicas o psiquiátricas (psicofármacos). El desvío de estas sustancias para empleos recreativos es un fenómeno frecuente. Los fármacos cuya acción terapéutica afecta principalmente otro sistema o aparato y que solo presentan efectos psicoactivos secundarios (como los antihistamínicos, betabloqueantes y algunas hormonas) no se consideran psicotropos. En ocasiones, se llama a los psicotrópicos psicoactivos o psicoactivantes, a pesar de que no todos promueven la activación del sistema nervioso.
Una acepción más restringida del término «psicotrópico» refiere, en particular, a aquellas sustancias medicinales incluidas en la Convención sobre sustancias psicotrópicas.
Los psicotrópicos ejercen su acción modificando ciertos procesos bioquímicos o fisiológicos cerebrales. Los mensajes entre las distintas células nerviosas (neuronas) se transmiten a través de estímulos químicos y los mensajes intraneuronas se transmiten a través de estímulos eléctricos. Las neuronas no entran en contacto directo entre sí; en las sinapsis el mensaje se transmite por medio de neurotransmisores. La mayoría de los psicotrópicos actúan alterando el proceso de neurotransmisión, estimulando o inhibiendo la actividad. Otros, como las sales de litio, actúan modificando la permeabilidad de la membrana neuronal y se emplean en el tratamiento de la psicosis maníaco-depresiva permitiendo reducir las crisis que afectan a estos enfermos. Siguiendo el criterio de la acción que ejercen sobre el sistema nervioso central, las sustancias psicoactivas se suelen clasificar en depresoras, estimulantes o alucinógenos.

Significado de: Psicotrópico

Los psicofármacos son agentes químicos que actúan sobre el sistema nervioso central (SNC) y están en condiciones de alterar diversos procesos de la mente, generando cambios en la conducta, la percepción y la conciencia.
Cuando la sustancia en cuestión es capaz de provocar un efecto de gran intensidad y de generar una modificación importante de la personalidad, se la califica como psicotrópica.
Las sustancias psicotrópicas han sido empleadas con diversos fines a lo largo de la historia. La medicina puede recetarlas para el tratamiento de trastornos psiquiátricos o de problemas neurológicos.
Los psicotrópicos inciden sobre la neurotransmisión; es decir, modifican el envío y/o la recepción de información que se produce mediante la sinapsis desarrollada por las neuronas. En otras palabras: un psicotrópico puede alterar un procedimiento fisiológico o bioquímico que tiene lugar en el cerebro. De acuerdo a sus características, puede inhibir o estimular la actividad mental.
Estos psicofármacos se califican de distinta manera según el tipo de influencia que tienen sobre el SNC. Hay psicotrópicos que son alucinógenos, otros actúan como estimulantes y algunos reciben el calificativo de depresores.
Es importante mencionar que, más allá del uso medicinal, los psicotrópicos también suelen emplearse con intención recreativa o con fines rituales. Hay quienes apelan a los psicotrópicos para alterar la actividad mental de forma deliberada, modificando las habilidades perceptivas. Debido a los daños que provocan los psicotrópicos sobre la salud cuando no son empleados con discreción y siguiendo las indicaciones de un médico, la venta de estas sustancias está regulada por la ley y, en ciertos casos, prohibida.