Definición de Paternidad

Paternidad - Su Significado, Definición y Concepto

Definición de: Paternidad

La palabra padre nos viene de inmensamente lejos, pero sólo podemos controlar su significado desde muy acá. Procede del latín pater / patris, que significa padre, que a su vez viene del griego pathr / patroV (patér / patrós), que seguimos traduciendo igual. Una palabra que se ha mantenido invariable durante más de tres milenios (que podamos constatar), mientras la realidad que con ella denominamos, ha cambiado de forma sustancial.

No se ha podido fijar el significado original de padre; pero los que hurgan en las palabras antiguas tienen la sospecha de que pudiera significar en un principio "sacrificador", refiriéndose a la función de sacerdote doméstico que tenía el padre en tiempos remotos y que en ese caso sería percibida como la principal de sus funciones. Lo que sí está claro es que no significa "engendrador", que es el significado clave que tiene actualmente. Y no lo significaba porque no era ésa la sustancia de la paternidad, sino el dominio, cuya más alta expresión está en el sacerdocio. La sustancia de la paternidad estuvo en la patria potestas, sobre la que están montadas, todavía hoy, las relaciones paternofiliales.
Cuando se habla de "pruebas de paternidad" nos referimos exclusivamente al acto de engendrar, porque ésa es para nosotros la quintaesencia de la paternidad que, por otra parte no es fuente de derechos, sino de obligaciones. La paternidad es el mayor invento social de la humanidad, no superado todavía por ningún otro, ni siquiera por el Estado. Es probablemente anterior al matrimonio. El más antiguo paterfamilias romano es mucho más el jefe del pequeño Estado que forma su casa, que el padre de sus hijos. Ni siquiera los llama hijos, sino líberi "libres".
La palabra hijo parece que en origen significa "mamón" y sólo tiene que ver con la madre, no con el padre. No se parece por tanto en nada el padre de hoy, al padre romano del que tomó el nombre. Llegar a la condición de hijo de padre no ha sido cualquier cosa. No nos vino por generación espontánea. En realidad, al principio la generación nada tenía que ver ni con la paternidad ni con la filiación. Es decir que el simple hecho de engendrar no devengaba obligaciones ni derechos de paternidad, ni el simple hecho de ser engendrado constituía al nacido en acreedor de derechos respecto al engendrador.
En el derecho vigente quedan todavía reliquias de esos principios. El gran problema por el que había que resolver el doblete paternidad - filiación, era la sucesión. Para evitar en cada generación una guerra de sucesión (cosa que por otra parte ocurre con todos los animales de manada y de rebaño), había que constituir un heredero (de la raíz griega (erwV / héros, que nos sitúa en la idea de "héroe", "señor", "herr"). El paterfamilias tenía que constituirse en pater de aquel que eligiese como heredero (habrá que continuar en viernes sucesivos).

Concepto de: Paternidad

La paternidad, es la relación que une a un individuo de sexo masculino, con su hijo, sea macho o hembra. La palabra paternidad, proviene etimológicamente del vocablo latino paternĭtātis, y como decían los antiguos romanos, de ella no existe certeza, como sí la tiene la maternidad, aunque las modernas técnicas de ADN, en la actualidad, permiten obtener esa probanza. De todos, modos la paternidad sigue siendo menos evidente que la maternidad.
Si bien la humana no es la única especie animal que necesita de un padre para la continuidad de la especie, los humanos le han dado importancia legal. La ley ha creado supuestos ya desde el Derecho Romano para hacer recaer en un hombre la paternidad sobre los hijos nacidos durante su matrimonio, o cierto tiempo después de su disolución, que coincida con los plazos mínimos y máximos del embarazo materno. Para excluir la paternidad, el padre debe demostrar que no es su hijo biológico haciendo un juicio de desconocimiento de paternidad. Si un padre no reconoce a su hijo no nacido dentro del matrimonio, puede ser pasible de ser demandado para que asuma las responsabilidades de su paternidad; en especial contribuir a los gastos que demanda la alimentación, cuidados y educación del niño.
La paternidad humana es un concepto natural, pero en torno a ella se han creado instituciones, derechos y obligaciones, contenidos en la llamada patria potestad, que le otorgan un gran contenido jurídico-social.
Por extensión se habla de paternidad cuando se hace referencia a la obra atribuida a determinada persona, por ejemplo le adjudicamos a Hipócrates la paternidad de la Medicina, o a Cervantes la del Quijote de la Mancha.