Definición de Navegación marítima

Navegación marítima - Su Significado, Definición y Concepto

Definición y Concepto de Navegación marítima

Definición de: Navegación marítima

La navegación marítima es el arte y la ciencia de conducir una embarcación desde una situación de salida (zarpado) hasta otra de llegada, eficientemente y con responsabilidad. Es arte por la destreza que debe tener el navegante para sortear los peligros de la navegación, y es ciencia porque se basa en conocimientos físicos, matemáticos, oceanográficos, cartográficos, astronómicos, etc. La navegación puede ser superficial o submarina.

La navegación costera fue practicada, a no dudar, desde la más remota antigüedad. Los fenicios fueron los primeros que navegaron por alta mar al remo y a la vela, guiándose por el sol durante el día, y por la Estrella Polar durante la noche. Consta que llegaron hasta el Sur de la costa occidental de África y hasta Inglaterra, pero es más que dudoso que cruzaran el Océano Atlántico y abordaran Brasil o las costas del golfo de México como algunos afirman. Los fenicios enseñaron la navegación a los griegos, quienes no tardaron en igualarles.
El conocimiento de la brújula transmitido a los europeos por los árabes (quienes lo habían obtenido de los chinos) permitió los largos viajes desde el siglo XIV. En 1492, Colón hizo contacto con América; en 1498, Vasco de Gama doblaba el Cabo de Buena Esperanza para ir a las Indias; desde 1519 a 1521 la expedición comandada por el portugués Fernando de Magallanes y luego por el español Juan Sebastián Elcano (ambos al servicio de España) daba la vuelta al mundo. Donde se realizó la comprobación de la determinación de la longitud según el método de Rui Faleiro, organizador científico del viaje.
Como relata Felipe Picatoste en "Apuntes para una biblioteca científica española del siglo XVI: estudios biográficos y bibliográficos de ciencias exactas físicas y naturales y sus inmediatas aplicaciones en dicho siglo" (1891), premiado por la Biblioteca Nacional de Madrid y donde reúne los datos biobibliográficos de los científicos españoles que durante el siglo XVI, estos despuntaron en sus campos respectivos, sin olvidarse de que hasta el siglo XVI la hegemonía española fue patente en campos como la geografía, cosmografía y la navegación (tanto los pilotos ingleses como los franceses aprendieron a navegar en los textos de Pedro de Medina, Fernández de Enciso y Martín Cortés, entre otros).
Las Técnicas de navegación marítima son los métodos que se utilizan en navegación marítima, para dar solución a los cuatro problemas del navegante:
1. Determinar el rumbo.
2. Determinar el tiempo, la velocidad y distancia, mientras dure el viaje.
3. Conocer la "profundidad" en la que se está navegando para no encallarse.

Concepto de: Navegación marítima

Se denomina navegación marítima a la actividad de conducción de una embarcación determinada, desde un punto de salida hacia un punto de llegada, denominados zarpado y destino, respectivamente. La navegación marítima es a la vez arte y ciencia: en cuanto arte, supone sortear con destreza cualquier peligro u obstáculo que surja en el curso de la navegación, pero también es ciencia, en cuanto se nutre de conocimientos y teorías matemáticas, físicas, cartográficas, astronómicas, entre otras.
La navegación marítima puede ser de diferentes tipos, y entre ellos, encontramos dos grandes clasificaciones: la navegación superficial (por sobre agua) y navegación submarina (por debajo de agua). Existen diferentes técnicas de navegación, que se utilizan para que el navegante pueda dar respuesta a algunos interrogantes básicos al momento de encarar una navegación: determinar el rumbo de la nave, determinar velocidades, tiempos y distancias durante la realización del viaje, y conocer la profundidad a la cual se está navegando, para evitar problemas como “encallamientos”.
Algunas de estas técnicas, pueden ser la navegación astronómica, a través de la cual se puede conocer la posición del buque y otros datos, a partir de la observación de astros, como estrellas, y otros cuerpos. Esta técnica se basa en cálculos matemáticos, que antiguamente se realizaban en tablillas, a partir de cálculos trigonométricos y mediante algoritmos, pero con la aparición de instrumentos de cálculo (como las denominadas “calculadoras”) facilitó mucho la operación a los navegantes.
Sin embargo, la navegación electrónica, es actualmente la técnica mayormente utilizada, y que puso en jaque a todas las anteriores, incluso a aquellas que utilicen, como la astronómica, elementos “modernos” de cálculo, que no requieran demasiado esfuerzo por parte de los navegantes. La navegación electrónica, se apoya en la inclusión de instrumentos como los GPS o GLONASS, que son sistemas electrónicos de posicionamiento global, pudiendo conocer la ubicación y otros datos, de manera instantánea.
Desde los tiempos de la Antigua Fenicia, la navegación marítima tuvo un rol relevante en la conquista de nuevas tierras y mercados, que permitió además trasladar producciones desde una región a otra. Pero, fue con el invento de la brújula que los grandes navegantes que conocemos en la Historia, zarparon hacia nuevas tierras: primero, Cristóbal Colón con su llegada a América, Vasco da Gama y su recorrido para arribar a las Indias, Fernando de Magallanes y su ambiciosa vuelta al mundo, o Piri Reis, navegante turco que fue un ícono en la cartografía antigua.