BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada

Definición de Prurito

ADS

Prurito - Su Significado, Definición y Concepto

Definición de: Prurito

Prurito es un término que deriva de prurītus, un vocablo latino. Puede tratarse del anhelo desmedido de realizar una acción de forma correcta. Hacer algo sin prurito, en este sentido, supone dejar de lado las formalidades.
El uso más habitual de la noción, de todas formas, aparece en la medicina. El prurito es el picor o la irritación que provoca molestias en la piel. Al experimentar prurito, la persona necesita rascarse para aliviar la sensación.

Por ejemplo: “La enfermedad no es grave, pero resulta molesta ya que provoca prurito”, “El prurito en la cabeza puede ser un síntoma de la presencia de piojos”, “Cuando me pongo nervioso, tengo prurito en distintas partes del cuerpo”.
El prurito puede surgir por diversas causas. En ocasiones, se trata de la consecuencia de una picadura, que además provoca una roncha u otra marca en el cuerpo. El prurito también puede aparecer por factores ambientales (como los rayos del sol) o como una reacción química a ciertas sustancias.
Aunque la respuesta instintiva ante el prurito es rascarse, esta medida no es saludable: puede provocar daños en la piel o incluso extender la picazón a otras partes del cuerpo. El uso de compresas frías y lociones capaces de hidratar la piel, en cambio, es recomendado por los especialistas para aliviar el prurito.
Si el prurito es persistente o se experimenta en todo el cuerpo, es necesario consultar a un médico. El prurito puede implicar el desarrollo de una enfermedad infecciosa que requiera de algún tipo de tratamiento.

Concepto de: Prurito

(Del lat. pruritus 'comezón'); sust. m.

1. [Medicina] Picor irritante producido en la piel: uno de los síntomas de la cirrosis es el prurito.
2. [Uso figurado] Deseo excesivo de llevar a cabo algo de la manera más perfecta: es una historiadora con un gran prurito que le lleva a hacer minuciosas y exhaustivas investigaciones.

Sinónimos
(1) Comezón, desazón, escozor, hormigueo, picazón, urticaria; (2) afán, anhelo, ansia, avidez, pasión, perfeccionismo.

Antónimos
(1) Insensibilidad; (2) apatía, desgana, frialdad.

[Medicina]

Sensación cutánea que incita a rascarse. Es característico el picor, que se produce por la irritación de las terminaciones nerviosas sensitivas para el dolor y el tacto, presentes en la piel. Al rascarse la zona se irrita, y se puede producir dolor e inflamación. La irritación puede ser causa del contacto de algún elemento metálico con la piel, como por ejemplo el broche de un reloj de muñeca, o también debido a una reacción alérgica, como la que produce la picadura de un mosquito, o a la infección de algún microorganismo, como los hongos y los ácaros.

Existen numerosas enfermedades, cutáneas o no, que cursan con prurito. Entre las cutáneas destaca la urticaria. Otras son metabólicas, como la diabetes y la ictericia, y otras reticuloendoteliosis, como leucemias o la enfermedad de Hodgkin. Algunas enfermedades neurológicas, como la encefalopatía espongiforme del ganado bovino, enfermedad producida por priones, y la enfermedad humana de Creutzfeldt-Jacob transcurren con un intenso prurito.

El tratamiento va dirigido a curar y a aliviar los síntomas. Algunos son fármacos de aplicación local, que contienen compuesto destinados a evitar el picor, como el mentol y el vinagre; otros son sedantes, como el diazepósido, y también existen tratamientos radioterapéuticos.

BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada