Definición de Posada

Posada - Su Significado, Definición, Concepto e Importancia

Definición de: Posada y su Importancia

Se conoce como posada al lugar o establecimiento que acoger a las personas que viajan fuera de su lugar habitual o van de paso, y donde pueden dormir y comer. Usualmente estas locaciones están ubicadas en rutas lejos de las ciudades, que sirven como lugares de encuentro de viajeros y lugareños. En la actualidad existen algunos hoteles que reciben el nombre de posadas debido a tamaño; ya que las posadas poseen pocas habitaciones y brindan servicios básicos. Una posada es un negocio que casi siempre es dirigido por sus propios dueños, todo lo contrario al caso de las grandes cadenas de hoteles. La palabra posada proviene del participio “de posar” y este del latín “pausare” que significa detenerse.

Históricamente el origen de las posadas se halla siglos antes, en la época del Imperio Romano, cuando los romanos construían su famoso sistema de calzadas; por ende es que en Europa existen posadas con muchos años de antigüedad, y muchas culturas adoptaron este sistema o alternativa y en la actualidad las posadas están establecidas y forman parte de la oferta hotelera y turística de las naciones. Diversas fuentes exponen que en la antigüedad, antes de la creación del automóvil y la motocicleta, una posada era aquel lugar en el cual se les permitía a los campesinos, viajeros o comerciantes hospedarse o alojarse con el fin de alimentarse y descansar, a cambio de dinero.
Otra acepción de la palabra posada, es para describir el hecho de dar albergue, hospedaje o alojamiento a una persona. Por otra parte, al estuche que está compuesto de cuchara, tenedor y cuchillo, que se lleva en el bolso o mochila cuando se va de camino o viaje también se le llama posada. Y finalmente en Cerdeña, Italia existe un pueblo y en Asturias, España, una aldea con ese nombre.

Concepto de: Posada

La posada es un lugar que está especialmente acondicionado para recibir y hospedar viajeros y turistas, en tanto, se destaca de la tradicional propuesta hotelera de un edificio en la gran ciudad porque justamente se encuentra ubicado fuera de las ciudades y normalmente al borde las rutas.
En un pasado no tan remoto, la posada le ofrecía a los viajeros de largas distancias un lugar de descanso y de alimentación, en el cual permanecía solamente una noche y al día siguiente por la mañana volvía a partir ya descansado, sin embargo, en los últimos años, estos lugares se han convertido en una atracción para el turista en general que los eligen especialmente por esa lejanía del ruido urbano que ofrecen y asimismo por el entorno verde en el cual se encuentran dispuestos.
El origen de este tipo de establecimiento se remonta a tantísimos siglos atrás, en el apogeo del Imperio Romano, cuando los romanos comenzaron a construir su popular sistema de calzada y por tal situación es que en Europa hay posadas realmente antiguas, que ya cuentan con varios siglos en su haber. Con el tiempo, la alternativa fue adoptada en otros continentes y hoy se encuentra absolutamente establecida y formando parte de la oferta hotelera y turística de las naciones.
Por otra parte, la palabra posada también la empleamos para expresar el alojamiento que se le ofrece a una persona por un determinado tiempo. O sea, un amigo o familiar que vive en otro país y entonces nosotros le damos un lugar en nuestra casa para que viva y duerma mientras dure su estadía. Queremos que en el viaje que realizarás este año para nuestros pagos, nuestra casa sea tu posada.
El otro uso que admite la palabra que nos ocupa permite designar a aquel estuche que se emplea a instancias de un viaje y en el cual se transportan utensilios para comer como ser: cuchara, tenedor y cuchillo.
Y en España y en Italia, la palabra Posada designa a algunas localidades, en España es una aldea perteneciente al Principado de Asturias y un municipio en la Provincia de León; y en Italia es una antigua villa cita en Cerdeña.

Significado de: Posada

Una posada es un establecimiento destinado a brindar servicios de alojamiento. En la antigüedad, se trataba de aquellos lugares que, a cambio de dinero, permitían que campesinos, comerciantes o viajantes se alojen en sus instalaciones.
Hoy, ciertos hoteles reciben el nombre de posadas, generalmente cuando son establecimientos pequeños. Las posadas, en este sentido, tienen pocas habitaciones y ofrecen servicios básicos. Por lo general, las posadas son negocios atendidos por sus propios dueños, a diferencia de lo que ocurre con los grandes hoteles. Además suelen estar situadas en lugares alejados de las ciudades.
Por ejemplo: “Cuando fuimos a la Patagonia en las vacaciones, nos hospedamos en una posada con vista al lago”, “Mis padres tienen una posada ubicada a treinta metros del mar”, “No me gustó la posada de Buzios: su higiene era pobre y la comida, poco sabrosa”.
En el lenguaje cotidiano, es probable que posada, albergue, hostal, parador o incluso hotel, aparezcan como sinónimos. Incluso, en algunas oportunidades, la noción de posada se emplea para nombrar a un restaurante o a un bar, aunque esto es menos frecuente.
Posada, por otra parte, es una conjugación del verbo posar (ubicarse en un espacio, descansar): “El águila estuvo posada sobre la roca durante unos minutos y luego continuó con su vuelo”, “Es común ver gaviotas posadas sobre las ballenas”, “¿Me alcanzarías la botella que está posada sobre la mesa?”.
Posada, por último, es el nombre de un pueblo de Cerdeña (en la República de Italia) y de una aldea de Asturias (España).