Definición de Agnóstico

Agnóstico - Su Significado, Definición, Concepto e Importancia

Definición de: Agnóstico y su Importancia

La palabra agnóstico deriva de la unión de los siguientes vocablos griegos: “a” que implica negar; “gnosis” que se traduce como conocimiento; y “tico” aludiendo a lo que es relativo a algo. La ausencia de conocimiento que predican los agnósticos es sobre Dios, a cuya idea no pueden llegarse a través de la razón; y por lo tanto, se niegan a hacerlo por vía de la fe. No son ateos, pues no postulan la inexistencia de un creador, sino, que existiendo o no, la razón humana no puede hallar un camino hacia esa verdad, que no se presenta en forma experimental, y que no aceptan como revelada. Son relativistas.

Si bien posturas agnósticas ya existían entre los pensadores griegos, el empleo de la palabra data del año 1869, habiendo sido acuñada por Thomas H. Huxley, un biólogo seguidor de la teoría darviniana de la evolución de las especies, para referirse a sus propias ideas sobre la religión. Los que sí creen en la existencia de Dios, cuya verdad alcanzan por la fe, se denominan gnósticos. Darwin también era agnóstico.
Entre los agnósticos hay pensamientos diversos, unos más radicalizados que otros, y otros que se diferencian sobre si tiene o no importancia el tema de conocer la existencia de Dios.
John Stuart Mill (1806-1873) niega que existan conceptos universales, el hombre alcanza ideas complejas solo de objetos concretos. Es además de agnóstico, utilitarista.
Herbert Spencer (1820-1903), como agnóstico, sostiene que la Metafísica tradicional no tiene sentido.
El escritor peruano Jorge Mario Vargas Llosa, nacido en año 1936, también predica estas ideas agnósticas, acompañadas de un pensamiento neoliberal, pero en sus debates públicos, prefiere dejar sus pensamientos no religiosos, para su vida privada e íntima.

Concepto de: Agnóstico

El término agnóstico presenta dos usos recurrentes, por un lado se llamará agnóstico a todo aquello propio o relativo al agnosticismo y por otro lado, la palabra se usa para referirse a quien profesa la mencionada doctrina.
En tanto, el agnosticismo es una postura filosófica o personal que considera imposible e inaccesible para cualquier ser humano el conocimiento de lo divino y de todo aquello que trasciende a la experiencia o lo experimentable.
Básicamente, la razón de esto es que el agnosticismo es una disciplina que se basa en experiencias y observaciones, entonces, todo aquello que no puede ser experimentado u observado de manera directa será declarado imposible e inaccesible.
Para los agnósticos, la veracidad y las afirmaciones metafísicas como ser, Dios o el más allá. resultan ser incognoscibles.
En tanto, existen variaciones respecto de la mencionada cuestión dependiendo del grado de agnosticismo con el que se cuente, es decir, el agnosticismo débil, íntimamente vinculado al escepticismo considera que se puede probar la no existencia de las cuestiones mencionadas pero que actualmente no hay pruebas al respecto, como se aprecia, marca una duda, lo que demuestra esa relación íntima con el escepticismo; en cambio, el agnosticismo fuerte sostiene que el conocimiento de seres superiores no solo no se ha conseguido sino que jamás se lo hará, es decir, no hay puertas abiertas en este sentido.
Luego nos encontramos con el agnosticismo apático o apateísmo que sostiene que la existencia o no de los seres superiores no solamente no es posible ni conocida sino que es irrelevante para la condición humana. El agnóstico, mayormente, cree esto, que las religiones no son un aspecto esencial de la vida humana pero sí lo son de la cultura y de la historia.
Por su parte y por el contrario de la anterior, el agnosticismo interesado, sí piensa que el conocimiento de las divinidades es relevante para el ser humano.
Esta corriente de pensamiento ha hallado una importante difusión en el mundo entero y por tanto sus seguidores son muchísimos y algunos, de lo más, más famosos como ser: Karl Popper (filósofo), Protágoras (sofista griego), Milton Friedman (economista), Matt Groening (creador de Los Simpson), Mario Vargas Llosa (escritor), Ozzy Osbourne (músico) y Michelle Bachelet (ex presidenta de Chile), entre otros.