Definición de Élite

Élite - Su Significado, Definición, Concepto e Importancia

Definición de: Élite y su Importancia

Élite o elite es un grupo minoritario de personas que tiene un estatus superior al resto de las personas de dicha sociedad. Ejemplo cristalino: la llamada élite de la lucha contra los incendios forestales la brigada de la elif Víctor1.

Dentro de una misma sociedad pueden existir distintas élites, dependiendo de los intereses particulares de cada una de ellas. La existencia de estas élites en plural se relaciona con la creciente diferenciación de la sociedad. En la medida que distintos campos sociales se van haciendo cada vez más autónomos (arte, economía, ciencia, política, etc.), van emergiendo élites sectoriales que defienden sus propios puntos de vista. Desde este ángulo, uno de los problemas centrales de las sociedades modernas es la integración horizontal, es decir, el mantenimiento de relaciones medianamente armónicas entre distintas élites sectoriales. Por otra parte, también presentan el desafío de la integración vertical, esto es, el establecimiento de un contacto fluido con el común de la población.
En la historia del pensamiento social este tema ha sido estudiado desde la antigüedad, a partir de conceptos de sabiduría y virtud. No obstante, es hacia fines del siglo XVIII y comienzos del XIX cuando la noción de élite cobra gran relevancia. La aparición del término élite en el francés está íntimamente relacionado con los ideales republicanos, en tanto el concepto simboliza la demanda de que quienes ejercen el poder deben ser escogidos "por sus virtudes y sus méritos" y no por su origen familiar.
En términos analíticos, los padres de una Teoría de élites son Caetano Mosca y Vilfredo Pareto, aún cuando algunos también consideran la relevancia fundacional de Robert Michels, sobre todo por su ley sobre la creciente oligarquización de los partidos políticos en particular y de las organizaciones sociales en general. Otro autor de gran relevancia es Wright Mills, que acuñó el concepto "élite de poder", que hace referencia al núcleo de poder que en Estados Unidos se produce entre las élites económicas, políticas y militares. José Ortega y Gasset reflexionó sobre la relación entre élites y masas en La rebelión de las masas (1930).
Desde el punto de vista del conservadurismo, y en general de las ideologías políticas escoradas a la derecha, existe cierto consenso en que las élites son necesarias en la sociedad y que sería más bien quimérico pensar en su inexistencia. De hecho, con la caída del socialismo soviético, las élites vuelven lentamente a ocupar un lugar central en la teoría social. Lo propio de una teoría de élites es el acento del conflicto entre distintas élites, así como también la imputación de responsabilidad por el decurso que va adoptando la sociedad y, por último, el énfasis en la agencia antes que en la estructura. De hecho, las élites pueden ser concebidas como actores claves para posibilitar o impedir el cambio de una sociedad.
Elite proviene de la palabra francesa élite, y esta del latín eligere (significa 'elegir o seleccionar'). En francés, el acento agudo no es un acento de intensidad, sino que indica que la e se pronuncia cerrada. En castellano se ha entendido erróneamente que el acento agudo de élite era de intensidad, por lo que normalmente se pronuncia como una palabra esdrújula, aunque por influencia del inglés, la versión sin acento en la primera e se lee simplemente como "Elit". La Real Academia Española admite tanto élite como elite.

Concepto de: Élite

En el estudio de la ciencia política y sociología, se le conoce como élite a un grupo reducido de personas o empresas que tienen una superioridad sobre el resto de las personas, ya sea por su poder político o por concentrar una cantidad desproporcionada de la riqueza.
La existencia, propósito y movimientos de las élites pueden ser entendidos desde distintos puntos de vista. El sociólogo estadounidense Charles Wright Mills, por ejemplo, publicó en los años 50s su libro “La élite del poder“, en donde explicaba el cómo estos grupos minoritarios estaban conformados por aquellos individuos con poder dentro de las esferas económica, militar y política, y postuló que estos, al menos en el caso de Estados Unidos, tomaban decisiones que afectaban al país entero de manera conjunta.
Para Mills, la educación jugaba un rol fundamental para ser aceptado en estas élites. Los miembros jóvenes de la clase alta, por ejemplo, regularmente asistían a los mejores colegios del país, lo que les abría las puertas para posteriormente ser admitidos dentro de las universidades más exclusivas y esto, en turno, les permitía adentrarse dentro de los todavía más exclusivos clubes y fraternidades de estas universidades. De esta forma, los hombres que gozan de esa educación privilegiada pueden después hacerse de los contactos políticos y de negocios necesarios para adentrarse en la élite cuando son más grandes.
El sistema de gobierno, posteriormente, se forma con miembros de estos circulos elitistas, los cuales a su vez intercambian miembros, convirtiendo a la élite en un grupo cerrado y de difícil acceso para el ciudadano de a pie.
Bajo otros puntos de vista, como el seguido por el marxismo, la clase dominante o élite está formada por aquellos que poseen los medios de producción y que, por lo tanto, es capaz de dominar y explotar a las clases trabajadoras. El poder económico de esta élite, de acuerdo a esta corriente, les da un enorme poder político, que provoca que el estado responda a sus intereses antes que a los de los demás.

Significado de: Élite

(Del fr. élite, pronunciado [elít], variante de élit, participio pasivo obsoleto de élire 'elegir'); sust. f. [Nota: Este término es un galicismo, y es erróneo pronunciarlo como esdrújulo tomando la tilde francesa como acento de intensidad o prosódico, puesto que este signo diacrítico indica en la lengua gala únicamente el timbre cerrado de la primera vocal. Aun así, el uso en español ha impuesto tanto la escritura como la pronunciación de "élite".]

1. Grupo selecto de personas o cosas que sobresalen dentro de su género: la élite de la clase política del país asistirá a la ceremonia de inauguración; tras ser elegido "Balón de Oro", Rivaldo se ha situado por derecho propio dentro de la élite del fútbol mundial.

Sinónimos
Crema, flor y nata, alta sociedad.

Antónimos
Masa, plebe, chusma, populacho.

[Sociología]

El término "élite" hace referencia directa a la distribución del poder en la sociedad; ciertamente existen grupos sociales específicos que concentran en sus manos el poder, en el más amplio sentido de la palabra. La sociología constata que en la sociedad hay unos que mandan -la minoría-, y otros que son mandados -la mayoría-. Los primeros constituyen las élites, los segundos la masa.

Según los sociólogos Pareto y Mosca, la élite está formada por individuos superiores, selectos con características y capacidades por encima de lo normal. En otras palabras, son los que tienen los índices más altos en su rama de actividad. Ahora bien, estos sociólogos rectifican la idea con la conocida teoría de la circulación de las élites, diciendo que en la realidad no siempre los que tienen el poder, cualquiera que sea, son los mejor dotados, pues unos factores como la riqueza heredada, conexiones familiares...pueden situar a ciertos grupos en la posición social dominante. De ahí la necesidad que tiene la sociedad, si no quiere estancarse y decaer, de ir renovando constantemente sus élites.

Las élites ejercen en la sociedad unas funciones determinadas. Es grande el peso en la totalidad del proceso de adopción de decisiones; concretamente es lo que hacen las élites de poder, económico, religioso. También la influencia que ejercen en las definiciones colectivas de situaciones, es decir, en la conciencia, clara o falsa, que en una colectividad tiene de sí misma, de lo que es y pretende ser; es lo que hacen las élites carismáticas, como los intelectuales, los ideólogos. Por último, está el valor de ejemplaridad que representan la élites en la sociedad, como símbolos vivos de maneras de pensar, de ser, de obrar; sobre todo, las élites simbólicas.

¿Nuestra sociedad tiene una élite dominante, esto es, que controle los mecanismo del poder económico, político o ideológico, o tal vez es de pluralismo de élites? La primera alternativa es defendida por los sociólogos americanos Hunter, Wright Mill; la teoría pluralista democrática es defendida por Dahl, e intenta ligar a la élite del poder con la clase dominante.

Una última consideración sería que aunque las élites en la sociedad moderna industrial avanzada son abiertas, en base al teórico principio de igualdad de oportunidades, en la realidad social de la democracias occidentales, es patente que las más de las veces las élites se nutren de la clase alta.