Definición de Medicina Nuclear

Medicina Nuclear - Su Significado, Definición, Concepto e Importancia

Definición de: Medicina Nuclear y su Importancia

La Medicina Nuclear es una especialidad muy importante de la Medicina de nuestros días y que se caracteriza por emplear diversas técnicas seguras, ciertamente exactas y mayormente indoloras que permiten a los médicos conocer información específica de las funciones y de la anatomía del paciente que se somete a estudio con ella.
Es decir, la Medicina Nuclear es capaz de anticiparle al médico cuando las cosas no se encuentran bien, mucho antes incluso que la enfermedad pueda ser declarada clínicamente.

Por supuesto esta cuestión cambia radicalmente el panorama del tratamiento dado que esa detección, anticipación temprana de la alteración permitirá que el especialista indique tratamientos que tendrán mejores pronósticos de cura.
Básicamente, la Medicina Nuclear hace uso radiofármacos, sustancias que son fáciles de atraer hacia tejidos, huesos y órganos, para poder diagnosticar las enfermedades; también se los denomina como radiotrazadores. Los radiofármacos están compuestos por lo que se conoce como fármaco transportador y por un isótopo radiactivo.
Cuando el radiofármaco ingresa al organismo en estudio se distribuirá por diferentes órganos, en tanto, un aparato que detecta la radiación, la gamma cámara lo detectará y lo almacenará de modo digital. Finalmente se procesa la información obtenida por el mismo y las imágenes de las partes examinadas, que a diferencia de las que nos provee la radiología manifiestan información sobre funciones y moléculas que permiten conocer a ciencia cierta como funcionan los órganos y tejidos analizados y si existe alguna disfunción a nivel molecular.
A diferencia de otras prácticas de diagnóstico que demandan la introducción de aparatología en el cuerpo o de cirugía, la Medicina Nuclear no es para nada invasiva, ya que normalmente necesita de una inyección endovenosa para obtener fiables resultados.
Ahora bien, la mencionada no es la única manera de administrar los radiofármacos, también puede realizarse por vía oral, intracavitaria o por inhalación.
Los diagnósticos que se pueden obtener a través de esta especialidad médica son disfrutados por casi todas las especialidades, por ejemplo, la medicina reproductiva, la cardiología y hasta la neuropsiquiatría hacen uso de la misma, entre otras.