Definición de Medicina Veterinaria

Medicina Veterinaria - Su Significado, Definición, Concepto e Importancia

Definición de: Medicina Veterinaria y su Importancia

La Medicina Veterinaria es la disciplina médica que se encuentra dedicada a la prevención, diagnóstico, tratamiento y cura de las enfermedades y afecciones que atacan a todos los animales, ya sean domésticos, salvajes o de producción.
Así como la medicina que se ocupa del ser humano, la que se orienta excluyentemente a los animales dispone de una larguísima historia también y tiene que ver justamente con la relación histórica y tan antigua entre hombres y animales.

Con el correr de los años y gracias a la introducción de nuevas tecnologías y el desarrollo de terapias, la Medicina Veterinaria logró crecer y fortalecerse notablemente.
Tampoco podemos soslayar que la fantástica difusión de las mascotas, como perros y gatos, contribuyó en el crecimiento mencionado, porque al ser la mascota un miembro más de la familia que se enferma y requiere de cuidados, aumentó muchísimo la demanda de consultas.
Cabe destacarse que hoy día la Medicina Veterinaria se ocupa también de controlar los alimentos y los centros sanitarios en los cuales se atienden a los animales, de prevenir la zoonosis, que es el contagio de cualquier enfermedad que padecen los animales y que pueden contagiarse las personas, de estudiar y predecir el comportamiento que se espera de tal o cual animal y asimismo de mejorar los rendimientos de los animales y de la ganadería productiva.
Por otra parte, la Medicina Veterinaria se erige en una estrecha colaboradora de la Medicina Humana a la hora de la preparación de vacunas y de sueros y en todo aquello inherente al cuidado del medio ambiente y su equilibrio, por ejemplo, defendiendo la salud de los seres humanos, vigilando y previniendo enfermedades animales que puedan afectarlos también y por otro lado las que afectan a los mismísimos animales y que pueden causar en aquellos casos más extremos la desaparición de la especie.
Al profesional que ejerce esta disciplina se lo denomina como veterinario y para ejercer la misma se le exige haberse recibido conforme en la carrera de Veterinaria.

Concepto de: Medicina Veterinaria

Ciencia que estudia las enfermedades de los animales, los medios de control y prevención de las mismas, el mejoramiento de las razas, la nutrición animal y la seguridad alimentaria para los seres humanos.

Sus especialidades son por tanto muy numerosas, algunas de ellas idénticas a las de la ciencia médica. La veterinaria se ocupa tanto de los animales salvajes como de los domésticos, algunas de cuyas patologías obligan en ocasiones a optar por el sacrificio del ejemplar portador del mal, ya que es la única manera de prevenir su extensión. Las enfermedades que padecen los animales son, en muchos casos, muy diferentes de las que aquejan a los seres humanos.

La veterinaria profundiza también en el uso de antisépticos, las intoxicaciones y los cuadros clínicos provocados por las mismas, la conservación e industrialización de los alimentos y la realización de vendajes en los animales enfermos.

La medicina veterinaria se remonta a unos 2.200 años a.C., pues hay que considerar que las enfermedades afectaban a los animales mucho antes de la aparición de los homínidos, y su evolución ha transcurrido paralela a la domesticación de los animales.

Entre los primeros practicantes de esta disciplina se encuentran Hipócrates y Aristóteles, que trataron diversos problemas relacionados con la salud del hombre y de los animales. Pero el verdadero fundador de la veterinaria moderna es el francés Claude Bourgelat, fundador de las escuelas de veterinaria en Francia, y miembro de las Academias de Ciencias de París y Berlín. Redujo todos los conocimientos veterinarios a un cuerpo de ciencia, estableciendo así el actual sistema de estudios veterinarios, y abrió la escuela veterinaria de Lyon en 1772. Entre sus obras destacan las siguientes: Elementos del arte veterinaria; Anatomía del cuerpo del caballo; Tratado de las vísceras del caballo; Ensayo sobre los aparatos y vendajes para los cuadrúpedos; Memoria sobre las enfermedades contagiosas del ganado; Reglamento para las escuelas veterinarias de Francia.

La práctica veterinaria


El campo que abarca esta disciplina es muy amplio. Los veterinarios identifican y tratan las enfermedades de animales bovinos, porcinos, caprinos, etc., y en sus carnes llevan a cabo minuciosos estudios y controles de calidad, que les permite estimar el estado de ésta para su consumo. De esta manera, trabajan como inspectores de productos cárnicos, inspección sanitaria de mataderos, etc.

Por otra parte, los veterinarios también dedican su atención a los animales caseros, como perros, gatos, pájaros, etc., y en las ciudades muchos profesionales se dedican exclusivamente al cuidado de la salud de este tipo de animales.

Los veterinarios realizan también una tarea importante que consiste en establecer la adecuada alimentación del ganado, ya que ésta repercutirá posteriormente en la salud pública. De modo que determinan los piensos más adecuados para su alimentación, las hormonas que pueden tomar para su mejor crecimiento, el uso de antibióticos y las dosis más adecuadas de éstos, etc. Por otra parte, la práctica de la cirugía veterinaria requiere también buenos conocimientos sobre anestésicos, medicamentos, métodos de esterilización, etc.

Su labor también es practicada en centros de investigación, laboratorios farmacéuticos, parques zoológicos, etc. Ciencias como la bioquímica, fisiología o zoología tienen importantes aplicaciones en el campo de la veterinaria, y en este sentido la veterinaria se encuentra muy relacionada con otras disciplinas, como la biología. Muchas de la enfermedades parasitarias propias de animales pueden ser transmitidas al hombre, y por lo tanto, su relación con la medicina también es muy estrecha.

En la práctica médica se dedica un gran esfuerzo a la atención de las enfermedades parasitarias, puesto que se trata de episodios que producen grandes pérdidas económicas, y sin embargo, su profilaxis y tratamiento es bastante sencillo y barato para el ganadero. En este grupo de enfermedades se encuentra la tricomoniasis, la coccidiosis, la teniasis y la equinococcosis.