Definición de Plusvalía

ADSBYGOOGLE

Plusvalía - Su Significado, Definición, Concepto e Importancia

Definición de: Plusvalía y su Importancia

Se denomina plusvalía al valor que se agrega a una cosa (el plus) por algo que no le es intrínseco, y por lo tanto se debe pagar por ella un precio mayor.
La teoría clásica del valor expresada por David Ricardo (1772-1823) expone que las mercaderías valen por el trabajo que se ha puesto en su elaboración, existiendo una diferencia entre lo pagado por el capitalista para producirlas y lo que terminan valiendo luego del trabajo puesto en ellas. Esta teoría influyó en Marx para afirmar que el obrero nunca disfrutaría de los beneficios del capitalismo.

El concepto de plusvalía fue empleado por el economista Kart Marx, tomándolo de David Ricardo, aunque este defendía los intereses burgueses, para explicar que los bienes que son producidos en la fábrica a partir de la transformación de la materia prima experimentan un alza en su valor, que solamente es disfrutado por el empresario, y por los trabajadores que con su esfuerzo personal han contribuido a que ese aumento de valor exista. Esto para Marx supone una enorme injusticia, ya que a pesar de que los productos arrojen ganancias importantes, el trabajador recibirá por su trabajo la misma cantidad de dinero en su salario, que se negocia como cualquier mercadería, por la ley de la oferta y de la demanda; mientras que el empresario aumenta considerablemente sus ganancias con el esfuerzo ajeno, lo que convierte en sumamente injusto el sistema económico capitalista. El marxismo propugna la desaparición de la plusvalía, haciendo que sean los obreros cooperativamente los dueños de las fuentes productivas.

Concepto de: Plusvalía

La plusvalía, en el estudio de la economía, es todo el valor generado por parte de los trabajadores que excede el costo de su mano de obra, y que pasa a ser propiedad del capitalista o dueño de los medios de producción, lo que permite la generación de ganancias y, en turno, la acumulación de capital.

Aunque la idea de la plusvalía ya existía, Karl Marx fue el responsable de desarrollarla en su obra “El Capital“, en donde postulaba que el acelerado aumento de riqueza y población del siglo XIX se debía a la lucha competitiva existente para obtener la mayor plusvalía de los trabajadores, dando como resultado un incremento igual de acelerado en productividad y recursos de capital.
Para resolver el problema del origen de la plusvalía, Marx hizo una distinción entre la fuerza del trabajo y el tiempo trabajado. Así, un trabajador u obrero con la productividad suficiente generará un valor superior al que se usa para contratarlo. Y aunque el salario de dicho obrero pareciera estar basado en el número de horas trabajadas, en un sentido económico más estricto este salario no refleja el valor completo de lo que el trabajador produce. De tal forma, y de acuerdo a Marx, el obrero no vende su trabajo, sino más bien su capacidad para trabajar.
Para ejemplificar aún más el concepto, podemos imaginar un trabajador que recibe $30 por cada hora trabajada. Sin embargo, en su trabajo produce $30 cada media hora. Con $60 producidos y $30 destinados al trabajador, cada hora el capitalista obtiene $30 como resultado del trabajo de la persona que contrató. Una vez deducidos otros costos (como materia prima, mantenimiento de máquinas, impuestos, etc…) podría obtener $10 cada hora. Esos $10, disponibles para ser acumulados por el capitalista, son la plusvalía.
El obrero, por supuesto, no puede reclamar los $60 porque no es dueño de los medios de producción, y de esa encrucijada surgen los sindicatos que, al menos originalmente, plantean mejorar las condiciones a través de acciones colectivas.

Significado de: Plusvalía

Incremento que se obtiene en el valor de un bien inmueble cuando se realizan mejoras en los servicios conexos al mismo, como caminos y carreteras, alumbrado público, saneamiento ambiental, etc. También se obtienen plusvalías cuando se regula el uso de la tierra, permitiendo darle fines más lucrativos, o cuando -en general, y por los más diversos motivos- se obtiene una revalorización en una propiedad sin tener que realizar inversiones en ella.

El término es también usado entre los economistas marxistas con un sentido diferente. Para Marx plusvalía es la ganancia que obtiene el capitalista o empresario cuando paga al asalariado el precio de su trabajo pero obtiene, como valor de uso del mismo, un servicio que le proporciona mucho más valor. En esta diferencia, según el marxismo, está la fuente de la ganancia empresarial, que implica entonces una explotación sobre el trabajador, pues éste genera mucho más riqueza de la que recibe.

Desde que se planteó el problema del valor, los economistas clásicos elaboraron teorías para poder explicar los factores productivos, la producción o el comercio de mercancías a través de un valor único que permitiera medir todo lo referente a la economía en valores homogéneos.

Marx, en este aspecto, recogió toda la luz que había arrojado David Ricardo sobre el valor. Ante la visión clásica de los factores productivos (tierra, trabajo y capital), David Ricardo propuso su reducción a dos factores (trabajo y capital), al considerar la tierra como trabajo incorporado. Al percibir la capacidad descriptiva del trabajo incorporado, la aplicó tambien al capital, pero el misterio del valor se mantuvo, ya que naufragó como medida explicativa de éste en el largo plazo. El trabajo resultaba inestable por la falta de homogeneidad de los precios y porque no aclaraba suficientemente la acumulación del capital.
Con la experiencia de su predecesor, Marx maduró la explicación del trabajo como valor. Excepcional resulta en este aspecto su posición sobre el salario de trabajo. La formación de precios se realiza en función de las horas necesarias que debe trabajar un obrero no cualificado para obtener un salario con el que pueda adquirir una cesta de productos de subsistencia. El salario por hora se obtiene de esta relación.

De esta idea parte el planteamiento de la plusvalía. El trabajador, por un lado, necesita alquilar su mano de obra para obtener el salario de subsistencia. Por otra parte, el empresario ha de contratar mano de obra para producir mercancías. La cuestión es que el empresario le ofrece al trabajador un salario de subsistencia, por una jornada de trabajo mayor de la que es necesaria para obtener esa cantidad de dinero. En definitiva, el trabajador obtendrá un salario equivalente un número determinado de horas de trabajo, pero su jornada laboral se extenderá más horas. El capitalista se apropiará de esas horas de trabajo incorporado al ciclo productivo pero no remunerado.

Una vez definido el elemento básico que genera plusvalía, se deben analizar varios aspectos particulares. El primero de ellos parte de las distorsiones que el capital es capaz de introducir en las relaciones laborales para su beneficio. Por un lado, se puede incrementar la jornada laboral consiguiendo al final un efecto de reducción de salarios. Otra acción consiste en reducir el salario por debajo del de subsistencia para que la gran masa proletaria forme una bolsa de trabajo que genere suficiente plusvalía.

Dentro de la plusvalía generada hay, además, dos componentes. Uno es la plusvalía producida por el trabajo activo incorporado, o lo que es igual, la que se retrae a los obreros que están trabajando en ese momento. El otro componente se destila del valor que se agrega al producto final por el capital fijo (la maquinaria o las fábricas). Esto es, por el trabajo pasivo incorporado en un momento anterior al capital y que ahora se traduce en producto.

En forma de identidad, la relación al hablar de plusvalía es:

Tasa de beneficio = S / ( V + C )

Donde S es la plusvalía. V es el salario. C es el capital