Definición de Putrefacción

ADSBYGOOGLE

Putrefacción - Su Significado, Definición, Concepto e Importancia

Definición de: Putrefacción y su Importancia

Tipo de descomposición biológica donde la materia orgánica, principalmente proteínas y aminoácidos, es degradada anaeróbicamente por la acción de bacterias y hongos, con producción de compuestos fétidos y gases sujetos a una oxidación posterior.
Entre los productos orgánicos y malolientes producidos en la descomposición se encuentran el amoníaco, ácido sulfhídrico, putrescina y compuestos como indol, cadverina y escatol, a los que deben el olor los cadáveres de animales y restos vegetales. La putrescina y cadaverina se deben a la descarboxilación de ciertos aminoácidos, como consecuencia de la respiración anaerobia de las bacterias.


Los organismos descomponedores tienen como misión la de transformar los restos de materia orgánica en moléculas inorgánicas sencillas. De esta forma, retornan al medio la gama de elementos nutritivos que habían incorporado a la cadena alimenticia los organismos autótrofos. Al principio de un nuevo proceso, estos elementos serán otra vez utilizados por las plantas para la síntesis de la sustancia orgánica.

La putrefacción ejerce un papel parte importante en el ciclo biogeoquímico del nitrógeno. El nitrógeno del suelo en forma de proteínas, aminoácidos y nucleótidos es descompuesto rápidamente por bacterias y hongos. Estos microorganismos usan las proteínas y aminoácidos para construir sus propias proteínas necesarias y liberan el exceso de nitrógeno en forma de amoniaco (NH3) o ión amonio (NH4+); este proceso se conoce como amonificación. Luego, estos compuestos formados serán sometidos a una oxidación posterior por otras bacterias del suelo.

Entre las bacterias que realizan la putrefacción se encuentran Micrococcus prodigiosus, Bacterium coli y Micrococcus ureae. Ésta última realiza una reacción denominada fermentación amoniacal, en la que se hidroliza la urea para producir nitrógeno, dióxido de carbono y energía. Clostridium sporogenes es otra bacteria que actúa sobre los aminoácidos alanina y glicina, para formar ácido acético.

La putrefacción también afecta a los productos alimenticios. Muchos de ellos se convierten en perecederos por la acción de las bacterias descomponedoras y, por tanto, exigen condiciones especiales de conservación en sus períodos de almacenamiento y transporte.

Concepto de: Putrefacción y Qué es

El proceso y la consecuencia de pudrir se conocen como putrefacción. Lo putrefacto, por lo tanto, es lo podrido: aquella sustancia orgánica que se ha descompuesto, sufriendo cambios en sus cualidades y estado.
La putrefacción implica una alteración de lo orgánico, que adquiere una forma más simple a través de procesos químicos y físicos. Las diferentes materias que forman el organismo se reducen y adquieren una composición más sencilla. Las moléculas, por ejemplo, pueden descomponerse en átomos.
Los animales (incluyendo los seres humanos) y los vegetales experimentan diferentes procesos de putrefacción, aunque con algunas características en común. La putrefacción, en animales, se inicia en el momento en el cual el corazón se detiene: el primer estado se conoce como fresco e incluye cambios en la coloración, rigidez muscular, enfriamiento, la transformación de las proteínas y otras sustancias en gases y ácidos orgánicos y la proliferación de microbios en el interior del cuerpo.
Tras el estado fresco, aparece el estado hinchado. El cadáver se hincha por el amontonamiento de gases, se generan líquidos que comienzan a salir por los orificios corporales y los insectos comienzan a comer los tejidos.
La putrefacción activa (donde se pierde masa) y la putrefacción avanzada (lo que queda del material cadavérico va dejando de existir) dan pasa al estado seco, en el que sólo quedan huesos, cartílagos y piel seca.
La causa de fallecimiento, la temperatura, la humedad, las precipitaciones y la facilidad de acceso de animales carroñeros o insectos a los restos inciden en las características del proceso de putrefacción.