Definición de Romanticismo

Romanticismo - Su Significado, Definición, Concepto e Importancia

Definición de: Romanticismo y su Importancia

1. Movimiento literario de la primera mitad del siglo XIX que pretendía la ruptura con los preceptos clásicos: Espronceda fue uno los poetas más destacados del romanticismo español.
2. Época en la primó dicho movimiento cultural: durante el romanticismo se extendió una nueva visión del individuo.
3. Calidad de romántico, sentimentalismo: se ha buscado un novio de un romanticismo exaltado.


Sinónimos
Idealismo, sentimentalismo, ternura.

Desde los principios de la humanidad que el Ser Humano ha sabido agruparse en distintas comunidades para poder subsistir de mejor manera a las dificultades que le anteponía el entorno que le rodeaba, además poder obtener mejores Bienes y Recursos, dando esto paso a la formación por un lado de las primeras Aldeas o Tribus y más posteriormente, a medida que había cada vez más habitantes, de las Sociedades Primitivas que tenían variadas formas de organización.
Estas sociedades crecieron notoriamente a medida que sus miembros incrementaban su Sentido de Pertenencia, y para ello no solo estuvieron presente las actividades que tienen como finalidad la subsistencia, sino también la aparición de la Cultura y Tradición, que derivaron posteriormente en el desarrollo de Arte y Literatura, con un movimiento que fue dinámico y cambiante con el correr de los años.
De este modo, dependiendo del Contexto Social y Político (y en algunos casos hasta Religoso) de la región donde se desarrolle, pueden aparecer períodos conocidos como Movimientos Culturales, que perduran durante una época establecida y plasma en cada una de las Creaciones Artísticas un estilo definido y características bastante semejantes entre los distintos autores.
Uno de estos estilos es justamente el Romanticismo, surgido como una anteposición por un lado al Iluminismo como corriente que tenía como supremacía el uso de la razón y los conocimientos objetivos, mientras que por otro lado contrastaba con el Clasicismo que buscaba renacer los distintos conceptos, estética y cualidades artísticas que se hicieron populares en la Antigüedad Clásica.
En este caso, este movimiento buscaba que lo fundamental y prioritario era todo lo relativo a los Sentimientos y Emotividades, tratando de que en cada obra tanto el autor como quien se deleite con observarla se logre generar alguna Emoción o Respuesta Emotiva, pese a que tiene fundamentalmente un Espíritu Racional.
Para esta corriente lo más importante es lo Subjetivo y Personal, las apreciaciones que tiene el Ser Humano sobre el mundo que lo rodea, aportando su punto de vista pero siempre desde una Mirada Crítica, buscando fundamentalmente aquello que escapa a lo común o normal sino que se trata de algún Hecho Diferente, ese momento que sobresale del resto y que como hemos mencionado, tiene un Valor Sentimental que puede ser reflejado en cualquiera de las creaciones artísticas que tuvieron auge en Reino Unido y Alemania a finales del Siglo XVIII.

Concepto de: Romanticismo y Qué es

Se conoce como Romanticismo a aquel estilo artístico característico de los siglos XVIII y XIX. El mismo se ha considerado un resultado de los cambios a nivel político, económico y social que se dieron en Europa y entre los cuales deberíamos mencionar la impresionante Revolución Francesa, la Revolución Industrial y el avance del capitalismo a nivel mundial. El Romanticismo como expresión artística surge entonces como una oposición a la sociedad de la época, a la cual consideraba hundida en el consumismo y en la superficialidad. Por tanto, se interesó por la representación de los sentimientos humanos en contraposición a la frívolidad, en la vuelta a valores típicos de cada región en oposición al internacionalismo, entre otras cosas.
Cuando se habla de Romanticismo, se hace referencia principalmente al arte plástico, aquel que logró mayor esplendor bajo este estilo artístico. En este sentido, fueron los pintores alemanes y del norte de Europa aquellos que obtuvieron mayor espectacularidad en sus obras. Estas obras buscaron representar temas tales como la pequeñez del ser humano frente a la naturaleza, los sentimientos humanos de nostalgia, melancolía, terror y pasión frente al racionalismo y a la frívolidad, a las fantasías y leyendas medievales frente a la cultura clásica.
Al mismo tiempo, el Romanticismo se erigió desde el ámbito artístico como un claro representante de la noción política que empezaba a nacer en esa época y que no fue otra que la de nación. El Romanticismo por tanto buscó revalorizar la particularidad de cada región de Europa. Tal es así que gran parte de las obras románticas retoman historias y leyendas tradicionales de diferentes países y las adaptan a la época.
Entre los autores románticos más importantes debemos mencionar a Beethoven, Wagner, Mozart y Haydn en la música; Goethe, Poe y Schelling para literatura y filosofía; Goya, Turner y Friedrich para el arte plástico entre miles de otros.

Significado de: Romanticismo y sus Usos

A mediados del siglo XVIII, en Europa (y luego expandiéndose a América) tuvo origen el Romanticismo, movimiento cultural de gran repercusión especialmente el siglo XIX, considerado innovador, puesto que puso los sentimientos por sobre la razón, y revolucionó el arte tradicional.
El Romanticismo surgió para romper con las reglas académicas y el neoclasicismo; y se manifestó en dos corrientes: el Idealismo, y el Romanticismo Histórico (que en la Arquitectura dio inicio al neogótico).
En la Literatura, el Romanticismo se alejó de la armonía, para utilizar un estilo más dinámico y efectista, en el cual se expresaban los intensos sentimientos (amor, odio, esperanza, entusiasmo, melancolía, entre otros) y sensaciones con que vivía el hombre romántico. Los adjetivos, y recursos literarios (como hipérboles y exclamaciones) tuvieron gran importancia.
El Romanticismo tiene ciertas cualidades que lo definen, como el individualismo extremo, la originalidad, el anhelo de libertad, la fantasía, la sensibilidad, la subjetividad, el misterio y la imaginación. Además, el nacionalismo tiene un papel muy importante en este movimiento, que pretende revivir los valores medievales. El Romanticismo tiene un sentido fatalista, pues se muestra siempre cruel el destino del hombre, y la muerte triunfa sobre el amor.
Los románticos eran idealistas, y por ello, combativos; pero cuando se enfrentaban a la realidad, caían en el “desaliento romántico”, que ocasionaba desesperación, y hasta en algunos casos, el suicidio. El sentimiento de soledad, el paisaje adecuado al estado de ánimo de la persona, y la rebeldía, también eran características del hombre romántico.
En el Romanticismo se destacan figuras como Jean-Jacques Rousseau, enfocado en la Filosofía y la Literatura; Eugène Delacroix, Gericault, Holman Hunt, y William Morris. También Manuel Machado, Mariano José de Larra, José Zorrilla, y Gustavo Adolfo Bécquer, se interesaron por el Romanticismo.