Definición de Subdesarrollo

Subdesarrollo - Su Significado, Definición, Concepto e Importancia

Definición de: Subdesarrollo y su Importancia

Situación económica y social referida a una región, país o a un área supranacional caracterizada por un atraso en los medios de producción, la distribución de la renta y los servicios culturales y asistenciales. Sus notas más características son un elevado índice de desempleo y un predominio del sector primario, agricultura y minería, que benefician a una minoría o a empresas extranjeras. Supone carencias en el consumo, en la educación y en la sanidad, consecuencias del bajo nivel salarial. Afecta a dos terceras partes de la humanidad.


Alrededor de este término se han desencadenado numerosas discusiones, reflexiones y debates acerca de qué significa subdesarrollo y cómo identificar a un territorio o una sociedad que se encuentra en estado de subdesarrollo. Por la falta de consenso alrededor de una definición clara y concisa, es que este concepto resulta controvertido y difícil de definir al menos en tan sólo unas líneas. Lo que sí sabemos es que el subdesarrollo comenzó a tomarse como concepto cuando algunos economistas de origen alemán, durante el siglo XIX y la primera parte del siglo XX, comenzaron a discutir las ideas del economista Adam Smith, quien había afirmado que, todas las regiones del mundo, cualquiera sea la actividad económica, podían progresar a ritmos similares, económicamente hablando. Por otra parte, durante lo que va del siglo XXI logró consensuarse acerca de la relación no taxativa entre felicidad/infelicidad y desarrollo. Es decir, no es directo el vínculo entre mayor desarrollo y felicidad, y por el contrario, menor felicidad a menor desarrollo.
Más allá de esto, ¿quién no afirmaría que el subdesarrollo es un problema en el mundo? Sin embargo, no se han podido establecer causas o factores consensuados respecto de porqué existen países o regiones subdesarrolladas. Muchos afirman que es por la raza o religión, mientras que otros señalan al colonialismo como factor a tener en cuenta para abordar el subdesarrollo. De todos modos, las regiones o países que se consideran subdesarrolladas mantienen similitudes, que en general son repercusiones negativas, materializadas en carencias, ya sean éstas sanitarias o alimentarias, falencias en la seguridad y el control, bajo nivel de educación y alfabetización, alta tasa de mortalidad infantil, poca esperanza de vida, alto porcentaje de la población sin acceso a servicios básicos como el agua potable, déficit habitacional (falta de viviendas), etc.
Asimismo, se puede identificar que las regiones o países subdesarrollados tienen economías basadas en actividades primarias (agricultura, ganadería, pesca, minería, entre otras), con un comercio exterior poco explotado o desfavorable (lo que exportan en general son materias primas, y deben importar productos ya manufacturados o productos industrializados), altas tasas de desempleo y de trabajo no formal, gran concetración de habitantes en centros urbanos, teniendo grandes extensiones de territorio sin ocupar o con escasa densidad de población, regímenes políticos corruptos, poco desarrollo de organizaciones no gubernamentales o que impulsen la democracia y la participación ciudadana, bajo nivel de desarrollo militar, inequidad en la distribución de las riquezas, etc.

Concepto de: Subdesarrollo y Qué es

En su sentido más amplio, el término subdesarrollo refiere a la falta de desarrollo en cualquier área o actividad.
Aunque el uso más extendido de la misma es para referirse a la situación del proceso de desarrollo de determinadas regiones del mundo en las cuales la economía se encuentra aún en una etapa preindustrial, siendo sus fuerzas productivas muy poco aprovechadas para lograr el desarrollo que haga despegar a la región.
Es decir, cuando de tal o cual región o país se dice que pertenece al subdesarrollo lo que se está queriendo significar es que la misma se destaca por su atraso que no ha alcanzado los cánones socioeconómicos y culturales que debería haber logrado tras un período de tiempo.
Si bien el término como se indicó más arriba se usa para designar el estado de desarrollo de un pueblo o región, también es correcto que se lo emplee para hablar de la etapa por la cual atraviesan todos los países en su progreso.
Asimismo, es recurrente entre la mayoría de las personas que cuando se escuche pronunciar la palabra subdesarrollo se piense de inmediato en pobreza y en los países denominados del Tercer Mundo por esta falta de progreso que manifiestan.
El concepto subdesarrollo no es para nada nuevo sino que su origen se encuentra aproximadamente hacia finales del siglo XIX, principios del siglo XX, a instancias de la segunda revolución industrial, siendo empleado cuando se registraba en alguna nación o región un estancamiento en cuanto al desarrollo de su sector secundario, permaneciendo dependiente todavía de la agricultura, la pesca y la ganadería.
Entonces, siguiendo lo que en su momento proponía la escuela alemana se considera que las causas del subdesarrollo se encuentran en varias situaciones, entre ellas: la falta de industrialización, el clima, los conflictos sociales, movimientos guerrilleros, guerras civiles, la tiranía que presentan algunos dirigentes políticos, la inestabilidad, tanto política como económica, las pandemias, las hambrunas, la raza, la religión, el colonialismo, las naciones ricas.
En tanto, un estado subdesarrollado se caracterizará por lo siguiente: alto índice de desocupación, alto índice de corrupción, abismales desigualdades económicas entre los habitantes, poco aporte del estado al desarrollo de la ciencia y la tecnología, baja renta per cápita, elevada deuda externa, el desarrollo tecnológico depende un tercero, dependencia cultural, alta tasa de mortalidad infantil, enorme crecimiento urbano, entre otros.