Definición de Zoonosis

Zoonosis - Su Significado, Definición, Concepto e Importancia

Definición de: Zoonosis y su Importancia

Son enfermedades infecciosas que padecen los animales, aunque muchas de ellas también pueden ser contraídas por el hombre.

Las zoonosis son estudiadas tanto en animales salvajes como domésticos, pero en estos últimos su estudio es más profundo debido a la especial importancia que éstos presentan para el hombre. Entre ellas destacan la hidatidosis, toxoplasmosis, triquinosis, rinotraqueítis, etc., la mayoría producidas por parásitos. En este sentido, la terapéutica veterinaria ha introducido drogas y productos químicos que combaten un gran número de parásitos externos.


Los veterinarios analizan la especie concreta, la edad, el sexo y la utilización del espacio disponible, por los distintos grupos animales, así como los sistemas de aprovechamiento de los recursos agrarios, ya que éstos tienen una gran incidencia en la población parasitaria. También tienen una importante incidencia, el clima, el papel del suelo y la localización geográfica de las especies a estudiar.

En los últimos años, ha adquirido especial importancia el estudio de la parasitosis de los peces continentales de España, tanto en los espacios naturales, como en las piscifactorías, debido a la creciente atención que atrae la producción de peces, ante las dificultades de las capturas marítimas; para ello, es necesario un buen conocimiento de las parasitocenosis existentes en ríos y embalses.

Concepto de: Zoonosis

El término zoonosis designa a la enfermedad o la infección que se da en los animales y que es transmisible a las personas en condiciones naturales o viceversa.
Siendo más específicos, la enfermedad que se transmite del animal al ser humano es la antropozoonosis mientras que la se transmite de la persona al animal es la zooantroponosis.
Lo recurrente es que en ambas situaciones se trate de enfermedades que afectan a diferentes vertebrados incluido el hombre por supuesto, en tanto, la prevención así como el tratamiento exige de un esfuerzo mancomunado entre veterinarios, médicos y zoólogos.
Son muchas las enfermedades que podemos incluir dentro de la zoonosis. Por ejemplo, la fiebre amarilla y el dengue son dos concretas enfermedades que se transmiten al ser humano a partir de un insecto que hace las veces de transportador del virus.
Por su parte, la gripe aviar, también conocida como influenza aviar es una enfermedad infecciosa vírica que afecta a las aves especialmente y que luego éstas pueden transmitir a las personas, los cerdos, los gatos, entre las varias especies susceptibles de caer bajo sus garras.
También la rabia resulta ser una frecuente enfermedad dentro del grupo de la zoonosis, que tiene a los mapaches, los perros y los murciélagos como vectores de su transmisión.
Aunque un poco menos común que las mencionadas anteriormente pero igual de compleja en caso de desarrollarse, está la brucelosis, que ataca a las vacas, los caballos, los cerdos y las ovejas.
En tanto, la principal manera de transmisión de las enfermedades de los animales a las personas es a través de los alimentos, es decir, ingiriendo productos elaborados con especies animales, especialmente las mencionadas.
Por esta cuestión es que la seguridad alimentaria será vital a la hora de detener la zoonosis. En esta situación intervienen dos actores fundamentales que deberán manifestar su plena colaboración para así poder evitar la propagación de casos de zoonosis, estos son, el consumidor, por un lado, que deberá seguir determinadas sugerencias a la hora de cocinar y preparar loa alimentos que ingerirá y por otra parte, las autoridades, que deberán controlar muy estrictamente los establecimientos en los cuales se elaboran productos destinados al consumo humano.

Significado de: Zoonosis

Una zoonosis es una enfermedad infecciosa que es capaz de transmitirse de animales a seres humanos y de seres humanos a animales (siendo este último proceso conocido como zoonosis inversa). De los poco más de 1400 patógenos capaces de infectar y hacer daños a los humanos, se cree que el 61% son zoonóticos. A la aparición de un patógeno dentro de una nueva especie se le conoce como invasión de enfermedades.
La zoonosis es estudiada por la medicina de conservación, que es un campo interdisciplinario que combina medicina humana y veterinaria y ciencias ambientales para analizar y buscar soluciones a los agentes patógenos. Los estudiosos de esta disciplina suelen estar formados en veterinaria, microbiología, toxicología, economía y, por supuesto, medicina.
El número de especies que son capaces de transmitirle enfermedades al humano es bastante amplio, pero destacan los gatos, las aves, los perros, los peces, los caballos, los monos, los ratones, las ovejas, los cerdos y los mosquitos por ser especies con las que el humano tiene contacto de forma recurrente, incluso si se vive en zonas urbanas.
Para su estudio, las zoonosis se clasifican de acuerdo al tipo de agente infeccioso. Así, existen cinco agentes principales: parasitos, hongos, bacterias, virus y el prion.

La lista de enfermedades causadas por zoonosis es bastante larga, pero destacan los casos de ántrax, que se encuentra en monos, el ébola, que también se encuentra en monos y que provoca fiebres hemorrágicas severas, la salmonelosis, que se encuentra en reptiles, y la fiebre amarilla, que provoca cuadros severos de hemorragía, y que es transmitida por una cierta especie de mosquito.
Debido a la rápida propagación de las enfermedades, es difícil saber que enfermedades iniciaron mediante el contagio de un animal a un humano, pero existe fuerte evidencia que apunta a que enfermedades como el VIH, la difteria y la viruela (ahora erradicada) llegaron a la raza humana por este medio.