BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada

Definición de Narración

ADS

Narración - Su Significado, Definición y Concepto

Definición de: Narración

Una narración es el relato de hechos o sucesos, que han ocurrido sucesivamente en el tiempo, y que juntos unos a otros pueden ser contados por una persona, de manera oral o escrita, que generalmente se denomina narrador. Entonces, la narración es el resultado de ese acto o acción de narrar relatos concatenados en el tiempo, coherentes en su sucesión, y que pueden tener diferentes extensiones, según veremos más adelante. Las narraciones, como género literario, nacieron hace muchos años, con la presencia de quienes contaban historias o sucesos en plazas o espacios públicos, que hoy más que sinónimo de cuentos, serían sinónimos de lo que en la actualidad conocemos como noticia o crónica periodística. Sólo que, al no existir aún medios de comunicación masivos, los llamados juglares, iban de pueblo en pueblo, de ciudad en ciudad, relatando o narrando hechos y acontecimientos, que tenían como protagonista principal a personas integrantes de las élites o clases altas.

La narración consta de tres partes principales, de acuerdo a su característica principal y esencial de ser un relato de hechos sucesivos. Primero, la situación inicial donde se presenta el tiempo, espacio, personajes o protagonistas y cuál es la situación en la que estos se encuentran. Luego, comienza el nudo o conflicto central de la narración, donde se registran hechos o sucesos que quiebran o transforman de algún modo la situación inicial, y desafían al/los protagonista/s a resolver problemas, enfrentarse a obstáculos, tomar decisiones, determinaciones o elecciones, etc. Por último, la conclusión o desenlace, es el final de la historia, el cual puede ser eufórico (el clásico “final feliz” de las historias), cuando el protagonista logra resolver el conflicto del nudo y volver a la situación inicial, aunque a veces transformada; o bien un final disfórico, cuando el protagonista se rinde ante los conflictos del nudo, y no logra superarlos.
A su vez, las narraciones pueden tener distintos tipos de narradores, que no tienen nada que ver con quien sea el autor de la historia. Por ejemplo, puede presentar un narrador protagonista, que es quien cuenta la historia y a su vez quien la vive (narrado en primera persona: yo-nosotros-nosotras); narrador omnisciente que conoce y sabe todo acerca de los personajes, lo que viven y lo que sienten (narrador en tercera persona él-ella-ellos-ellas); narrador testigo, conoce los sucesos, pero no lo que sienten los personajes, y no es parte de la historia (narrador tanto en primera persona como en tercera persona).
Algunos formatos literarios de narraciones, son: micro relato, cuento breve, cuento, nouvelle (novela corta) y novela.

Concepto de: Narración

El vocablo “narrar” quiere decir relatar o contar un hecho, y la narración, es el producto, la consecuencia, o el resultado de la acción de narrar. El proceso narrativo posee generalmente un orden (comienzo, nudo, desenlace), y en él participan los personajes, situados en un determinado contexto, y el narrador, cuya función es contarle al lector el desarrollo de los sucesos que acontecen a lo largo de la historia.
En el comienzo de la narración se suelen presentar los personajes, y su situación, como el lugar y la época en la que viven; luego, en el nudo, se presenta un problema, y finalmente en el desenlace el problema se resuelve y se decide su final.
Los personajes son las personas, animales, u objetos (para que en estos dos últimos casos sean considerados personajes deben ser sujetos en el relato, para lo cual se les suelen atribuir personificaciones, como el habla), que influyen y participan de alguna manera en el texto, y se dan a conocer a través del mismo. En una narración no todos los personajes cumplen el mismo papel, por lo cual podemos clasificar a los personajes en: protagonista, antagonista, y personajes secundarios; el protagonista es usualmente el personaje principal, aunque en ocasiones, su opuesto, el antagonista, puede tomar ese rol; los personajes secundarios tienen menor importancia en la trama de la narración.
El narrador puede ser en primera persona (yo), es decir, ser uno de los personajes de la obra que él mismo ha escrito, y de esta manera decir, por ejemplo: era un día soleado cuando fui al campo, pero luego comenzó a llover muy fuerte. También puede ser un narrador en segunda persona (tú/vos), lo cual involucra más al lector en el relato (este tipo de narrador no es utilizado con mucha frecuencia); o un narrador en tercera persona (él/ella), que es generalmente además, un narrador omnisciente, es decir, sabe todo acerca de la historia, y de los personajes, por ej.: cómo se sienten, qué piensan, y cuáles son sus miedos.

Significado de: Narración

En términos narratológicos, la narración es la primera instancia de la comunicación narrativa y equivale al proceso de escritura; corresponde, por tanto, al dominio del autor y posibilita una doble vía de acceso a la producción literaria: por una parte, el autor controla, desde el desarrollo lingüístico de su creación particular, el universo entero de la ficción que está construyendo, porque el relato y la historia siempre se sostendrán en ese ejercicio estilístico; por otro lado, el lector percibe ese nivel de la narración asociado a un argumento (o historia) sobre el que reposa una construcción textual (o relato); uniendo estas dos perspectivas, la narración explica la metamorfosis que ocurre en el proceso de la lectura, cuando el texto, en cuanto producto lingüístico, se apropia de la naturaleza, también lingüística, de los lectores (véase Lingüística del texto).

Se trata de dos aspectos que pueden formularse de esta manera:
1) La narración y la ficcionalidad son equivalentes, por cuanto explican el proceso por el que el autor se convierte en narrador, disolviendo la visión de su realidad en un sistema de voces y de organización textual, del que es responsable la nueva figura del narrador.
2) Sin embargo, el autor está presente en todo momento en la obra que es suya, no sólo porque la ha escrito y la ha pensado, sino porque a él se deben las selecciones estilísticas pertinentes con que todo el entramado textual ha cobrado vida. La narración es el único medio por el que la ficción puede llegar a ser.

BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada