Definición de Abrigo

Abrigo - Su Significado, Definición, Concepto e Importancia

Definición de: Abrigo y su Importancia

El abrigo es un tipo de prenda de vestir que usamos los seres humanos para protegernos del clima frío. Por tal misión es que la misma se coloca arriba del resto de las prendas que usamos, normalmente es de una tela gruesa o de lana y dispone de mangas. Cabe destacarse que al abrigo también se lo suele llamar con el nombre específico de la prenda de abrigo que se trate: tapado, campera, sobretodo, entre los más populares.

Existe una impresionante cantidad de diseños de abrigos para hombres y mujeres, aunque hay unas características básicas que casi todos respetan cuando se trata del abrigo: es largo, suele sobrepasar la cintura, se prende al frente con botones o con un cierre, puede tener bolsillos interiores y exteriores y hasta una capucha por si además del frío es preciso protegerse de la lluvia. Las diferencias entre los abrigos de hombres y mujeres están dadas por el color, los de las mujeres suelen presentar colores clásicos y más jugados, en tanto, los de hombres suelen ser de colores más bien neutros como el negro, gris y azul. En el caso de los abrigos para mujeres es común que en el diseño se aplique algún tipo de piel.
El abrigo es una prenda que tiene mucha historia… Si bien su principal función ha sido la de proteger del frío a las personas también la misma ha sabido ser fiel expresión del estatus social que alguien tenía en una determinada sociedad. Por ejemplo, en tiempos del imperio romano, los hombres que eran libres se vestían y abrigaban con una toga a diferencia de los esclavos que no contaban con esta posibilidad. Más tarde, en el siglo XIX, el abrigo por excelencia de la clase acomodada era la levita.
Por otra parte, la palabra abrigo también se emplea para designar a aquello, un elemento, un objeto, que se usa para defenderse o atemperar la acción del frío.
También, al refugio que tiene el objetivo de aislar a alguien del frío se lo llama abrigo.
Y desde lo simbólico el concepto de abrigo se usa en el lenguaje coloquial para denominar la ayuda, protección y el amparo que alguien dispone de parte de alguien o de un grupo.

Concepto de: Abrigo y Qué es

Si abrimos esta palabra, descubriremos dentro de ella algunos arcanos. Por empezar la matriz latina de abrigo es apricus (contracción de apericus), que para los romanos significaba abierto, descubierto, abrigado, resguardado del frío, claro, despejado, sereno. El verbo correspondiente es aprico, apricare, apricatum, que significa calentar, abrigar con los rayos del sol, y tiene la forma deponente (para nosotros pronominal) apricor, que significa abrigarse, calentarse a la acción del sol, resguardarse del frío. La primera sorpresa que nos encontramos es el carácter polisémico de esta palabra: el de prenda para guardarse del frío es con mucho el significado de más uso; pero tiene también el de lugar defendido del viento o del frío, dispositivo para proteger las plantas de las inclemencias atmosféricas y para aumentar el calor que reciben; en técnica militar "estar al abrigo" significa estar bajo la protección activa o pasiva de una batería, un fuerte, un escarpado, un bosque...; en ganadería se entiende por abrigos naturales los lugares resguardados del frío y el viento; en navegación se llama abrigo a cualquier accidente que se opone como obstáculo al viento (tierra, rocas, buque...) y que ponen a cubierto de las tempestades; abrigo de rocas se dice no sólo de las cavernas, sino también de otras cavidades naturales que sirvieron al hombre del cuaternario; y finalmente, en sentido figurado, abrigo significa protección, refugio, amparo. Dejo de lado las acepciones más técnicas de abrigo en construcción. Las acepciones más antiguas nos remiten a algo tan natural como los rayos del sol en el lugar más idóneo para aprovechar su acción calórica. Ese es nuestro mejor abrigo natural. Pero quisimos enmendarle la plana a la Naturaleza, y en vez de abrigarnos en lugares abrigados, con el sol como única estufa, y siguiendo al sol como hacen los animales que no hibernan, quisimos echar raíces en la tierra, como los árboles, y para ello tuvimos que recurrir a abrigos artificiales. En vez de lugares abiertos, los abrigos fueron convirtiéndose en lugares cada vez más cerrados, en dirección contraria a lo previsto por la naturaleza. Y en lugar de exponer nuestro cuerpo al sol, tuvimos que cubrirlo con el abrigo de otros animales, con lo que nuestra piel enfermó y perdimos el abrigo natural con que habíamos nacido, con lo que nos convertimos en los únicos monos desnudos, que diría Desmond Morris. El empeño por ocupar más y más cuota de vida en nuestro sistema ecológico, nos empujó al sedentarismo. Si queríamos alimentarnos, teníamos que estar atados a la tierra de la que queríamos vivir, y además teníamos que dedicarle nuestro sudor y nuestro esfuerzo. Y por lo mismo, a partir de entonces se nos acabó eso de ir tras el sol para calentarnos y buscar los abrigos naturales. Si en vez de que la tierra nos tuviera a nosotros, queríamos ser nosotros quienes tuviéramos la tierra, no nos quedaba más remedio que abrigarnos de forma artificial, a costa de los demás animales y también a costa de nuestro abrigo natural.

Significado de: Abrigo y sus Usos

Prenda de vestir que se usa sobre el cuerpo como defensa contra el frío. En épocas remotas, el hombre utilizaba las pieles de los animales que el mismo cazaba para cubrirse frente a las dificultades climáticas. En la actualidad, algunas pieles se utilizan como abrigo, pero utilizando un sistema de producción y confección más elaborado.
Antiguamente, un abrigo demostraba la posición social de quien la vestía, es el caso de la antigua Roma, donde el ciudadano libre se envolvía con una toga para mostrar diferencia con los esclavos. En la Edad media, eran los nobles los únicos con el privilegio de llevar una hopalanda que mostraba una posición dentro de la nobleza. Luego con el tiempo, el abrigo pasó a formar parte de una prenda de uso popular.
El abrigo también era el lugar de descanso o vivienda del hombre del Paleolítico, situado por lo general bajo la saliente de una roca. A su vez, también se encuentra esta denominación para el lugar de la costa donde pueden refugiarse las naves sorprendidas por el temporal.
En el ámbito militar, se le llama abrigo, al refugio natural u obra de fortificación destinada a proteger a la tropa y el material de las inclemencias del tiempo, e inclusive, de la posible acción del enemigo.
Hoy en día, encontramos en el mercado textil, una amplia variedad de estilos y cortes de abrigo. Generalmente son prendas largas, de contextura gruesa y mangas, algunas pueden tener capucha; y se colocan como última prenda sobre el cuerpo.
Suelen utilizarse durante el invierno, en especial cuando la temperatura es muy baja o hay presencia de viento y nieve. Los abrigos se confeccionan con distintos cortes y se presentan en una gran variedad de colores, los cuales pueden ser combinados con la ropa que la persona lleva abajo y con su calzado, marcando una tendencia con la moda.