Definición de Inspiración

Inspiración - Su Significado, Definición, Concepto e Importancia

Definición de: Inspiración y su Importancia

La palabra inspiración nos remite etimológicamente al vocablo latino “inspiratio”, compuesta por “in”, que significa “para adentro”; “spirare”, verbo que se transformó en nuestro idioma en “respirar”; y “tio” un sufijo que denota la acción y su consecuencia.

Con inspiración puede hacerse referencia, por una parte, al proceso fisiológico por el cual el aire ingresa, para aportar oxígeno al organismo vivo; y por otra, a la penetración de ideas, que generan producciones artísticas, pensamientos trascendentes, y en general toda creación (como la inspiración divina que según las distintas religiones dieron origen al universo) o descubrimiento, por ejemplo, “la caída de la manzana inspiró a Newton a formular su célebre ley gravitatoria”.
En Biología, la inspiración o inhalación del aire, por la boca o la nariz, en el hombre y otros animales vertebrados con respiración pulmonar, es el primer paso del proceso respiratorio, que se continúa por la tráquea. Luego los bronquios llevan ese aire a los pulmones. El diafragma se tensa, sufre una contracción y descenso; y los músculos intercostales, que protegen a los pulmones, se expanden, llevando hacia arriba las costillas, ampliándose la capacidad pulmonar, y con ello la capacidad de entrada del aire.
La inspiración artística, tiene mucha relación con la divina, pues desde la antigüedad se suponía que quien iluminaba su espíritu de tal modo que lo hacía expresarse en obras estéticas, había recibido una inspiración o aliento de la divinidad, al trascender a lo material y humano, y participar al menos por un tiempo, de lo verdadero y eterno. Modernamente, Freud ubica la inspiración artística en el plano del subconsciente, explicando que el artista a través de sus obras trata de resolver antiguos traumas.

Concepto de: Inspiración

A través del término inspiración se referirá a la acción y efecto de inspirar o de inspirarse, es decir, ya sea infundir en la mente ideas, afectos, entre otros, o en su defecto, atraer el aire exterior a los pulmones.
Entonces, el concepto presenta dos usos bien extendidos, por un lado la ilustración sobrenatural que Dios o una fuerza también sobrenatural, comunica a un individuo, facilitándole la creatividad a instancias de alguna actividad, especialmente en el campo de las artes.
Y por otro lado, la palabra designa al ingreso de aire a nuestro organismo a través de la nariz.
En el primer sentido mencionado la inspiración esta relacionada a un estímulo natural que surgirá en el interior de un artista, de un poeta, de un escritor. Jamás la misma aparecerá por la voluntad o por medio del esfuerzo, por lo cual se la distingue del entrenamiento y del trabajo.
Si bien como mencionamos recién que la inspiración resulta ser una cuestión espontánea, muchos artistas la ayudan a través de diferentes metodologías para que esta finalmente aparezca. Porque es común que cada artista tenga sus propios rituales y costumbres, los cuales implementará para que en efecto la inspiración aparezca. Algunas de las más comunes son: escuchar una determinada música, aromatizar con un olor especial un ambiente, ambientar un espacio, visitar un lugar, viajar a una parte del mundo que goce de una vivencia especial, entre otras.
La inspiración de la última historia que escribí me surgió durante mi estadía en la India, fue un viaje realmente revelador; tengo que hacer una entrega próximamente para el taller de creatividad pero me cuesta encontrar la inspiración; su nueva obra evidenció un claro desgaste en su inspiración.
Y respecto del segundo sentido de la palabra, en la respiración, la inspiración, o también denominada inhalación, es aquel proceso que implica el ingreso de aire desde un medio exterior hacia el interior del organismo. El médico me hizo realizar una inspiración profunda para examinar el estado de mis pulmones.

Significado de: Inspiración

Del latín inspiratĭo, la inspiración es el proceso o el resultado de inspirarse o inspirar (hacer que el aire del exterior ingrese a los pulmones, impulsar pensamientos en la mente). El concepto tiene dos grandes usos: por un lado hace referencia a la iluminación que una divinidad o una fuerza sobrenatural aporta a una persona mientras que, por otra parte, el término nombra al ingreso de aire al organismo a través de la nariz.
En el primer caso, la inspiración está vinculada al estímulo espontáneo que surge en el interior de un artista o creativo. La inspiración no aparece por esfuerzo o voluntad; por lo tanto, se diferencia del trabajo o del entrenamiento.
Por ejemplo: “La inspiración para este libro me llegó cuando viajaba por el país junto a mi esposa”, “Tengo que entregar un texto en pocos días, pero la verdad que últimamente no tengo inspiración y me cuesta escribir”, “El nuevo disco del cantante evidencia un desgaste de su inspiración”.
Esta acepción del término que estamos abordando es lo que da lugar a la llamada inspiración artística, la cual tiene su origen en la cultura helénica. En ella existía la figura de la musa que se consideraba que era la diosa que “llevaba” a los artistas a realizar sus distintas composiciones y trabajos.
En concreto, en Grecia tenían nueve musas que eran las fuentes de inspiración para poetas, músicos o pensadores, entre otros. Así, aquellas eran las siguientes:
Calíope, la musa de la poesía épica y la elocuencia.
Erato, la de la canción amatoria.
Melpómene, la de la tragedia.
Talía, la fuente de inspiración para la poesía bucólica y también para la comedia.
Urania, la musa de la astronomía y las ciencias.
Clío, la de la epopeya.
Euterpe, la de la música.
Polimnia, la de la poesía sacra y los cantos sagrados.
Terpsícore, la inspiración para la danza.
Más allá de lo espontáneo de la inspiración, el sujeto puede contribuir a que ésta aparezca. Cada persona tiene sus rituales o costumbres que lleva a cabo con el deseo de hacer surgir a la inspiración. Preparar un espacio en la casa, escuchar música, aromatizar el ambiente, visitar un determinado lugar o viajar son algunas de las conductas habituales para fomentar la inspiración.
En la respiración, la inspiración o la inhalación consiste en la entrada de aire al organismo: “Quiero ver cómo andan tus pulmones: por favor, haz una inspiración profunda”.
Además de lo citado tenemos que exponer que existen dos películas que utilizan como título el término que estamos analizando. La primera de ellas, se presentó en el año 1946 y está dirigida por el cineasta Jorge Jantus. Francisco de Paula o José Olarra son los actores que encabezan el reparto de dicha producción argentina que ejerce como biografía del gran compositor Franz Schubert.
El segundo film, también llamado “Inspiración”, es mexicano y fue llevado a la gran pantalla en 2001 de manos del director Ángel Mario Huerta. En él se toma como protagonistas a varios jóvenes que se conocen una noche en una discoteca y que, a partir de ese momento, entrelazarán sus vidas para ir conociendo los pilares de la existencia humana: el amor, la amistad, el dolor…