Definición de Mercancía

Mercancía - Su Significado, Definición, Concepto e Importancia

Definición de: Mercancía y su Importancia

Conjunto de bienes o servicios que entran en una transacción económica. En un sentido amplio, todo bien económico tangible susceptible de comerciar con él. En el sentido de la teoría económica, comprende a todos aquellos artículos que son sustitutos perfectos entre sí.
En el estudio de la economía, una mercancía es cualquier objeto o servicio comercial destinado a satisfacer necesidades y deseos. Sin embargo, en contextos más estrechos la palabra sólo se refiere a los bienes y no a los servicios.

Las mercancías se caracterizan por poder ser fungibles total o parcialmente, lo que significa que los mercados tratan a todas las instancias de un mismo bien como iguales o casi iguales, sin distinción del lugar de donde provengan. Así, por ejemplo, cosas como el petróleo, los metales y alimentos como el trigo, el maíz y el arroz no pueden ser diferenciados por su lugar de origen porqué todos son prácticamente iguales. Por lo tanto, su oferta y demanda es parte de un mercado universal.
Por otra parte, existen varios bienes manufacturados y de valor agregado que no pueden tratarse como iguales, puesto que ofrecen cosas distintas al consumidor final. Por ejemplo, en el mercado no se podrían intercambiar todos los refrigeradores existentes como si fueran iguales, puesto que cosas como la marca, el diseño, el tamaño, las funciones y su año de producción elevarán o disminuirán su precio de acuerdo a las necesidades del consumidor.
En la crítica económica de Karl Marx, la mercancía es todo aquello que fue producido por el trabajo humano. Mientras la sociedad se desarrolló, los individuos se dieron cuenta de que podían intercambiar sus bienes por aquellos que poseían otras personas, y a partir de ahí, los bienes se convirtieron en mercancías, definidas por la teoría de Marx como aquellos objetos que se ofertan a la venta y que son intercambiados en un mercado. En este mercado, es necesario que las mercancías tengan un valor de cambio, que es aquel que puede ser expresado en los términos del mercado, como por ejemplo, el dinero.
Anterior a Marx, otros economistas discutieron sobre que era lo que componía el valor de cambio. Adam Smith, por ejemplo, sostuvo que estaba compuesto de la ganancia, el trabajo, la renta y el desgaste de los instrumentos de trabajo, mientras que David Ricardo modificó el enfoque de Smith alegando que el trabajo por sí solo es el contenido del valor de cambio de toda mercancía.

Concepto de: Mercancía y Qué es

Del italiano mercanzia, una mercancía es una cosa mueble que se constituye como objeto de trato o venta. El concepto suele aplicarse a los bienes económicos que son susceptibles de compra o venta.
Por ejemplo: “El jefe me informó que aún no ha llegado la mercancía procedente de Europa”, “Mi padre trabaja como transportista y lleva mercancías a distintas partes del país”, “Lo malo de importar este tipo de mercancías es que hay que pagar impuestos muy altos”.
Las mercancías, por lo tanto, son intercambiables por otras cosas. Esto implica que puede establecerse algún tipo de equivalencia entre distintas mercancías. Las mercancías son intercambiables mediante el trueque (se entrega una mercancía y se recibe otra distinta) o a través del dinero (se entrega un cierto monto de dinero que equivale a la mercancía).
A partir del dinero, el trueque de mercancías deja de ser directo. El dinero mismo, por otra parte, se ha convertido en una mercancía que las personas intentan atesorar como depósito de riqueza o por otro motivo.
Para entender la noción de mercancía o comprender el por qué de su valor, es importante tener en cuenta que la producción de mercancías implica un costo o un trabajo. El valor de la mercancía, por lo tanto, se origina en su producción y luego se refleja en la circulación.
El marxismo y otras doctrinas sostienen que el capitalismo se basa en la apropiación de la plusvalía (el valor excedente generado por el trabajador y no remunerado por el capitalista).