Definición de Punto de Aplicación

Punto de Aplicación - Su Significado, Definición, Concepto e Importancia

Definición de: Punto de Aplicación y su Importancia

Punto es un término con múltiples acepciones. Puede tratarse de una mancha circular, un signo ortográfico, una unidad para llevar el registro de un tanteador o incluso un lugar. Aplicación, por su parte, es el proceso y el efecto de aplicar (poner algo en práctica, adjudicarlo).
El concepto de punto de aplicación se utiliza para nombrar al sitio determinando en el cual se aplica una fuerza. Se trata de un lugar geométrico, vinculado a un vector.

Para comprender con precisión qué es el punto de aplicación, debemos tener conocimientos sobre varias nociones. Primero hay que saber que una fuerza es aquello que permite el desplazamiento o la deformación de un cuerpo. La fuerza, por lo tanto, altera al estado de un objeto.
La representación gráfica de las fuerzas se realiza a través de vectores, que son segmentos con un extremo con forma de flecha, indicando la dirección y el sentido de la fuerza.
Retomando, por lo tanto, la idea de punto de aplicación, podemos decir que éste es el lugar en el cual se aplica la fuerza y donde, por lo tanto, se origina el vector.
Es importante aclarar que, en el campo de la física, se suele trabajar con vectores que tienen independencia respecto a su punto de aplicación. Estos vectores, definidos como equipolentes, pueden desplazarse por distintas zonas del espacio geométrico sin sufrir cambios mientras se mantenga la longitud (conocida como módulo), el sentido (hacia donde apunta) y la dirección (la recta sobre la que se dibuja el vector).