Definición de Punzón

Punzón - Su Significado, Definición, Concepto e Importancia

Definición de: Punzón y su Importancia

Es una herramienta de acero de alta dureza, de forma cilíndrica o prismática, con un extremo o boca con una punta aguda o una que al presionar o percutir sobre una superficie queda impresa en troquel. Puede tener varios tipos de punta en función de su uso.

Se utiliza como matriz para grabado en hueco o estampación a martillo de una letra, signo o viñeta sobre monedas, medallas, botones u otras piezas semejantes tanto en la producción de artesanías de metal como la joyería (en particular la platería), la armería tradicional tanto de armas blancas como de fuego.
Los punzones en punta sirven para hacer agujeros en materiales blandos como hojalata o cuero y en particular adornos y dorados en encuadernación. También hay punzones de cabeza cilíndrica que se utilizan para extraer pasadores de piezas acopladas a ejes.

Concepto de: Punzón

Un punzón es una herramienta que finaliza en punta y que se utiliza para generar troqueles, agujeros u hoyos sobre una superficie. De acuerdo a sus características y materiales, los punzones pueden servir para realizar diferentes clases de trabajos.
Utilizar un punzón es muy sencillo: sólo se debe presionar su punta sobre la superficie que se pretende agujerear. Se debe tener precaución, por supuesto, con la punta del instrumento ya que puede provocar heridas.
Existen punzones que se emplean para el grabado de medallas, monedas y otros objetos. También hay punzones que utilizan los joyeros para decorar sus creaciones. En algunos casos, los punzones cuentan con puntas que pueden cambiarse de acuerdo a la necesidad de uso específica. De este modo, un mismo punzón puede usarse para perforar metales, cuero, madera, etc.
Cabe destacar que hay punzones que se emplean en conjunto con un martillo. En estos casos, la persona toma el punzón con una mano y apoya su punta sobre la superficie que pretende marcar mientras que, con la otra mano, golpea con un martillo sobre el otro extremo del punzón. Esto permite agujerear superficies muy duras, que serían imposibles de marcar con un punzón a mano.
Lo ideal es contar con una mesa de trabajo para utilizar un punzón. De esta manera tendremos mayor seguridad para manipular la herramienta, reduciendo el riesgo de lesión y la posibilidad de dañar otra superficie sin intención. Si empleamos el punzón sobre la mesa del comedor o directamente apoyando la superficie a grabar sobre las piernas, en cambio, podemos sufrir diversos inconvenientes.