Definición de Radiología

Radiología - Su Significado, Definición, Concepto e Importancia

Definición de: Radiología y su Importancia

Todos los Elementos Químicos tienen como conformación básica y unidad al Átomo, siendo este compuesto por un lado por una Nube de Electrones que se encuentran rodeando al Núcleo, y pudiendo ellos contar con la emisión de Radiactividad siendo ésta una energía electromagnética que puede ser aprovechada en distintas capacidades, desde la emisión de una Fluorescencia hasta la posibilidad de poder Ionizar un Gas.

Pero además tiene la capacidad de ser una de las Radiaciones Lumínicas que tiene la capacidad de poder trapasar cuerpos opacos, siendo esto aprovechado para poder estimular una Lámina Fotosensible como las que se utilizan en las Placas Fotográficas y poder obtener entonces una impresión que permite ser utilizada como herramienta de diagnóstico en variadas ciencias.
Una de las ciencias que se encarga de esto es justamente la Radiología, una especialidad que es utilizada para brindar Diagnósticos Médicos, que si bien seguramente la asociemos automáticamente a cuando sufrimos algun golpe o para encontrar algún hueso roto, también es utilizada en la Medicina Odontológica, donde el especialista verifica el estado de las Piezas Dentales y hasta puede encontrar arreglos que se hayan realizado.
El fundamento de la misma está basada en la utilización de una máquina que es capaz de emitir Rayos X siendo ésta una radiación que tiene otra fuente de emisión distinta a la de los Rayos Gamma (los cuales pueden generar serios trastornos a la salud) ya que no provienen del nucleón sino que se trata de un fenómeno de excitación extra-nuclear.
Originalmente se contaba como detectores de esta emisión a una Película Fotográfica que contaba con una emulsión exclusivamente preparada para poder captar un espectro lumínico en particular, mientras que actualmente se puede contar con métodos más modernos que no requieren una impresión, sino que se puede Monitorear con un Ordenador y no solo poder tener una secuencia de imágenes, sino seleccionar cual imprimir para enviar a diagnóstico.
En los últimos años se ha buscado distinguir como una disciplina aparte a la Medicina Nuclear, siendo una especialidad que permite un enfoque mucho más sectorizado y selectivo para poder aplicar un diagnóstico sobre Tejidos u Órganos en particular, teniendo aplicaciones tanto para poder diagnosticar el Plano Óseo como también realizar rastreos y chequeos Renales, Ginecológicos y hasta Musculares.

Concepto de: Radiología y Qué es

1. Parte de la medicina, que estudia la teoría y aplicación de los rayos X: todos los especialistas en radiología están expuestos a fuertes radiaciones, lo que les puede acarrear serios problemas.

Sinónimos
Roentgenología.

[Medicina]

Ciencia que estudia las radiaciones en sus aplicaciones diagnósticas y terapéuticas. La radiología diagnóstica o radiodiagnóstico es la rama de la Medicina que se ocupa del estudio de las imágenes obtenidas por medio de radiaciones ionizantes, no ionizantes u otras fuentes de energía. La radiología terapéutica o radioterapia es la rama de la Medicina que utiliza las radiaciones ionizantes para el tratamiento de enfermedades, fundamentalmente del cáncer.

Antecedentes de la especialidad

La radiología surgió con el descubrimiento de los rayos X por Wilhem Conrad Roentgen en 1895. Este hallazgo tuvo una gran trascendencia en todo el mundo y prácticamente todos los físicos y médicos se interesaron en él, lo prueba el hecho de que en el curso 1896-1897 ya se impartieron las primeras clases de radiología en la Universidad de Viena.

El pionero de la radiología en España fue Antonio Espina y Capo, que nada más conocer el descubrimiento viajó a Alemania para obtener del propio Roentgen los detalles y las posibles aplicaciones de los rayos X.

En nuestro país se dio a conocer el descubrimiento de los rayos X, un mes después de que éste tuviera lugar, en el Anfiteatro Anatómico de la Facultad de Medicina de Barcelona. Las reacciones en Cataluña ante este hallazgo fueron muy entusiastas, mientras que en Madrid y otras ciudades no se creyó que se tratara de algo trascendente. Aun así, fueron muchos los médicos españoles que comenzaron a utilizar los rayos X. Sin embargo, la radiología todavía tenía ciertas limitaciones e imperfecciones por lo rudimentario de los utensilios empleados.

En 1897, el médico alemán Heinrich Albers-Schönberg fundó en Hamburgo el primer instituto dedicado a la radiología; fue él el primero en dedicarse de manera exclusiva a esta especialidad.

En España, las instalaciones radiológicas no sólo se importaban, sino que se llegó a crear una industria nacional, muestra de ello fue el Laboratorio Eléctrico Sánchez del ingeniero Mónico Sánchez, que inventó un aparato portátil de rayos X en 1909.

El auge de la radiología dentro de nuestras fronteras comenzó en 1910, momento a partir del cual se establecieron un gran número de instalaciones privadas, los hospitales comenzaron a disponer de aparatos de Rayos X y se publicaron importantes trabajos relacionados con la radiología.

La práctica de la especialidad de Electrorradiología era semejante a la de otros países, sin embargo, la enseñanza de la misma se encontraba por debajo. En 1917 se creó la Sociedad Española de Electrología y Radiología Médica, que denunció la precaria situación de la enseñanza en radiología y de los escasos medios técnicos disponibles en los hospitales públicos, situación que contrastaba con el gran desarrollo de la especialidad en las consultas privadas. A raíz de esto, se dotaron plazas especificas de radiólogo en las facultades de Medicina que constituyeron la base de la docencia de la especialidad.

La radiología se reconoció oficialmente en 1948, con las Escalas de Médicos del Seguro Obligatorio de Enfermedad. Siete años después, fue ratificada por la Ley de Especialidades que la recoge entre las demás. En ese mismo año, se instituyeron los Médicos Becarios del SOE, que fue un primer paso en la formación de postgrado. En 1963 apareció la figura del médico residente en dos especialidades diferenciadas: radiodiagnóstico y radioterapia. Por último, en 1984 se distinguió definitivamente el radiodiagnóstico de la oncología radioterápica.

Funciones de la Radiología

La radiología diagnóstica se ocupa del estudio anatómico de distintas estructuras del organismo a través de diversas técnicas. Entre éstas se encuentran:

- La radiografía simple, que se obtiene tras hacer pasar a través del paciente un haz de Rayos X que incide sobre una placa o película sensible dejando una imagen estática.

- La radiografía tomográfica, que utiliza el mismo fundamento que la anterior, pero que valora más parámetros y logra obtener una imagen tomográfica, es decir, la imagen de un corte del cuerpo previamente determinado.

- La tomografía axial computerizada (TAC, TC o escáner), que consiste en la emisión de varios haces de Rayos X alrededor de un paciente y en el análisis de la información de cada uno de ellos hasta obtener una imagen que representa un corte a determinada altura del cuerpo.

- La resonancia magnética nuclear (RMN), que obtiene imágenes procesando la información sobre el comportamiento electromagnético de las distintas estructuras.

- La ecografía, que para la obtención de imágenes utiliza ultrasonidos.

Existe además la posibilidad de obtener más información si estas imágenes se realizan tras la administración de medios de contraste, que hacen opacas determinadas estructuras antes no visibles. Es el caso de la papilla de bario que, tras ser ingerida por el paciente, permite ver en una radiografía el tubo digestivo. Si el bario se administra por vía rectal puede observarse el colon. Los medios de contraste pueden también inyectarse en el canal raquídeo (mielografía), en las articulaciones (artrografía) y en los vasos sanguíneos (angiografías).

La radiología diagnóstica en los últimos años ha dejado de dedicarse sólo al diagnóstico para pasar a realizar también técnicas de tratamiento, ya que a través de la imagen y con agujas adecuadas se puede llegar a estructuras determinadas para puncionarlas, esclerosarlas, dilatarlas, etc.; es lo que se denomina radiología intervencionista.

Todas las imágenes obtenidas por cualquiera de estos métodos son analizadas e interpretadas por los radiólogos.

Hay que tener en cuenta que, aunque la radiología utiliza las radiaciones ionizantes con el fin de promover la salud, no está exenta de riesgo. Un exceso en la exposición puede causar diferentes trastornos: lesiones cutáneas, trastornos sanguíneos, anemias e, incluso, cáncer. Sin embargo, esto no supone un peligro para el paciente, sino para el técnico en radiología, que debe observar una rigurosa disciplina de protección, que incluye guantes, gafas, delantales de plomo, etc.

Formación en Radiología

Actualmente la especialidad de Radiodiagnóstico se hace por el sistema MIR, de tal manera que se requieren cuatro años de formación de postgrado para obtener el título de Médico Especialista en Radiodiagnóstico. Durante este periodo de formación se obtienen los conocimientos necesarios para diagnosticar enfermedades a través de imágenes. Además, se adquieren nociones de física de la formación de la imagen, de radiobiología y de radioprotección, de tal forma que durante su residencia se les proporciona el diploma de Supervisor de Instalaciones de Radiodiagnóstico.

Existen dos subespecialidades con su propio campo de actuación, nivel de competencia y contenido: la neurorradiología y la radiología pediátrica.