Definición de Tormenta

Tormenta - Su Significado, Definición, Concepto e Importancia

Definición de: Tormenta y su Importancia

La tormenta es un fenómeno meteorológico causado por el contacto cercano de varias masas de aire con distintas temperaturas. Se caracterizan por presentar fuertes vientos, rayos, granizo, nieve o lluvias, además de transportar grandes cantidades de arena o tierra en varios lugares.

Las tormentas suelen acarrear pérdidas humanas y de propiedad, especialmente en centros urbanos densamente poblados. Dependiendo de lo severas que sean pueden causar inundaciones o bloqueos completos de carreteras y avenidas, y en zonas boscosas puede causar incendios forestales por el impacto de los rayos.
Más en específico, una tormenta se forma cuando un centro de baja presión se desarrolla con un sistema de alta presión a su alrededor. La combinación de estas fuerzas opuestas genera vientos que, eventualmente, se convierten en nubes de tormenta.
Dependiendo de como se expresen, existe una clasificación para los distintos tipos de tormentas. En ella podemos encontrar a los tornados (que ocurren en tierra con la forma de un embudo oscuro), las ventiscas, los ciclones tropicales y los diablos de polvo, que son torbellinos altos y bien formados, casi siempre inofensivos para la vida humana y la propiedad.
El paso de tormentas puede tener distintas consecuencias sobre la vida y actividades humanas. En la navegación marítima, por ejemplo, los ciclones tropicales son una causa frecuente de naufragios, y en tierra, un tornado con la suficiente potencia puede hacer volar por los aires automóviles y destruir edificios, casas y puentes, convirtiendo al mismo tiempo los escombros restantes en poderosos proyectiles voladores, capaces de matar a una persona gracias a sus altas velocidades.
En la agricultura, el granizo puede dañar total o parcialmente varios tipos de cultivos, siendo el frijol de soya, el trigo, el maíz y el tobaco algunos de los más sensibles.
Por otra parte, existen algunas actividades recreativas que solo se pueden practicar cuando, por ejemplo, caen tormentas de nieve. En lugares donde la temperatura es ideal pero no existe la temperatura necesaria, las tormentas de nieve son ideales para practicar deportes como el esquí y el snowboarding.

Concepto de: Tormenta y Qué es

En el latín, y más concretamente en la palabra tormenta (tormento), se encuentra el origen etimológico del concepto tormenta. Un término con el que viene a definirse a una perturbación de tipo atmosférico junto a la cual también se produce viento muy fuerte, aparato eléctrico y lluvia. Aunque también puede ir acompañada de granizo o incluso de nieve.
Una segunda acepción que tiene dicha palabra es, según se establece en el Diccionario de la Lengua de la Real Academia Española, aquella con la que se expresa una manifestación de tipo violento fruto de un estado anímico alterable por parte de cualquier persona.
Asimismo, el concepto de tormenta también se suele emplear frecuentemente para intentar expresar la infelicidad, las adversidades que aparecen en su vida o la desgracia que está viviendo un ser humano en un momento concreto a nivel personal o profesional.
Un cuarto uso del término que nos ocupa es aquel que se le da a dicho sustantivo cuando se utiliza para dejar claro que algo es muy grande e incluso que se produce de forma violenta. Así, por ejemplo, podría decirse: “El árbitro se vio sometido a una tormenta de insultos tras pitar penalty a favor del equipo visitante”.
En este último sentido va también la quinta acepción del concepto que estamos abordando. De esta forma, tormenta también se emplea para definir la agitación que se produce en un país o ciudad ya sea a nivel económico, social o político. Una muestra de ello sería decir: “Grecia está viviendo una auténtica tormenta financiera en estos momentos”.

Significado de: Tormenta y sus Usos

1. Perturbación atmosférica caracterizada por fuertes e intensas precipitaciones acompañadas de rachas de vientos y fenómenos eléctricos como relámpagos, rayos y truenos: nos pilló la tormenta en plena calle y nos empapamos de arriba a abajo. Véase Meteorología.
2. [Por extensión figurativa] Expresión violenta de un estado de ánimo alterado o enardecido: con ese comentario has provocado en tu padre una tormenta que será difícil de calmar.
3. [Uso figurado] Aparición repentina y violenta de algo en gran cantidad: la posición del gobierno de apoyo a la guerra de Irak ha desatado una tormenta de críticas en todo el país.
4. [Uso figurado] Agitación en algún aspecto de la organización política, económica o social.
5. [Uso figurado] Desgracia grande o adversidad: su vida ha sido muy dura y ha estado llena de tormentas y penas.

Sinónimos
(1) Aguacero, tempestad, temporal; (2) enfurecimiento, furia; (5) infelicidad, infortunio.

Antónimos
(1) Sol; (1 y 2) calma, serenidad; (2) pacificación; (5) fortuna, gracia, suerte.

(1) [Meteorología]

Perturbación atmosférica que se caracteriza por el desarrollo de intensas precipitaciones acompañadas de aparato eléctrico: rayos, truenos, relámpagos, etc., que surge dentro de las masas de aire inestable de cumulonimbos (nube de tormenta) de importante desarrollo vertical. Por lo general, una tormenta consiste en todo un conjunto de nubes convectivas, más que en un solo cumulonimbo. La nube individual de dicho conjunto se conoce como célula tormentosa.

Para el desarrollo de una tormenta es necesaria la presencia de un importante espesor de aire húmedo en la atmósfera y de un gradiente vertical de temperatura superior al adiabático, de un fuerte mecanismo de elevación que fuerce al aire hacia arriba, tales como la presencia de un obstáculo orográfico o la elevación frontal.
(Para más información véase el artículo Gradiente Atmosférico).

Se reconocen dos tipos de tormentas:

- las de masa de aire, por lo general de tipo convectivo y que se generan como consecuencia de una intensa insolación sobre la tierra por lo que también son conocidas como tormentas de calor. El exceso de calor en superficie intensifica la pendiente del gradiente térmico ambiental, hecho que desencadena la formación inicial de la nube cuyo desarrollo continúa si aparece una masa de aire húmedo detenida.

La orografía del terreno facilita en muchas ocasiones el mecanismo de elevación para la evolución del cumulonimbo, hecho que ha favorecido la aparición de las denominadas tormentas orográficas.

- las frontales, que surgen como consecuencia del choque entre dos masas de aire de diferentes características de temperatura y humedad, cuando la masa fría obliga a ascender a la húmeda, de mayor inestabilidad, hecho que favorece el desarrollo de la tormenta y las precipitaciones.

Las tormentas más violentas pueden desencadenar tornados.