BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada

Definición de Puñal

ADS

Puñal - Su Significado, Definición, Concepto e Importancia

Definición de: Puñal y su Importancia

En la antigüedad, puñal era un adjetivo que se usaba para nombrar a aquello que entraba en un puño. Con el tiempo, sin embargo, el término se convirtió en un sustantivo que refiere a un arma blanca (que son las armas con punta o fila, capaces de lastimar con punzadas o cortes).
Un puñal, por lo tanto, es un arma confeccionada con acero que lastima gracias a su punta. Esto quiere decir que el puñal se clava en el animal o en el ser humano al que se pretende dañar.

Los puñales suelen medir unos veinte centímetros de largo. Su hoja no puede plegarse, una característica que hace que el individuo que lo lleva deba tener ciertas precauciones en el traslado. Otras armas blancas similares, como las navajas, en cambio sí pueden plegarse.
Existen diferentes tipos de puñales. Por lo general se emplean en expediciones, con fines defensivos: en caso que la persona se encuentre con un animal salvaje, podrá repeler un eventual ataque. Los puñales también suelen formar parte del equipamiento de un soldado, ya que son útiles en el enfrentamiento cuerpo a cuerpo.
Puñal también es el nombre que recibe un municipio de la provincia de Santiago, en la República Dominicana. Se encuentra en la región este de Santiago y dispone de una superficie de poco más de 63 kilómetros.
Hasta 2006, Puñal era considerada una sección rural: en dicho año, se la declaró municipio. De acuerdo a los últimos datos estadísticos, su población se acerca a los 50.000 habitantes.

Concepto de: Puñal

(Del lat. pugnal); adj. de una sola terminación.

1. Que cabe en un puño o puede tenerse en él.
2. (Sust. m.) Arma blanca, a modo de daga corta, que sólo hiere de punta.

Sinónimos
Daga, navaja, estilete, cuchillo.

[Ingeniería y tecnología]

El puñal como arma ofensiva ha sido utilizado por todos los pueblos y prácticamente en todas las épocas. Su aparición puede situarse en la Edad de Piedra, aunque se trataba más bien de pequeños cuchillos de piedra similares a las puntas de lanza. En algunos palafitos se encuentran puñales de sílice con mango de madera, cuya hoja tiene una longitud entre 15 y 25 cm. Los puñales escandinavos parecen ser los mejor trabajados; poseen un mango de sección cuadrangular y la hoja, triangular, tallada por ambas caras. En el inicio de la edad de bronce se extiende con rapidez por toda Europa, y se instauró como el arma por excelencia de los soldados.

Estos puñales estaban construidos en un inicio de cobre, y fueron sustituidos paulatinamente por los de bronce, mucho más duros y resistentes. Mediada la Edad del Bronce aparecen ya puñales con distintos tipos de ornamentación, según la zona geográfica en que se encuentren, y se introducen mejoras en ellos, como el acanalamiento de la hoja, que incrementan la resistencia. Con el puñal aparece también el uso de la vaina, que en un principio se hace de cuero y madera, y más tarde se sustituye por el bronce y posteriormente el hierro. Destaca sobre todos ellos el llamado puñal de antenas, que aparece por primera vez en el yacimiento arqueológico de Halstatt II (en el sur de Alemania). Recibe este nombre por dos prolongaciones en forma de antenas que sobresalen de su empuñadura, y su forma sería adoptada más tarde por griegos, cartagineses, celtíberos, galos y otros pueblos prerromanos.

Con el advenimiento de la Edad del Hierro, los puñales incrementan la longitud de su hoja, y paulatinamente se van convirtiendo en espadas. Durante las guerras púnicas los soldados romanos destacaron la dureza del temple de las falcatas, blandidas por los mercenarios celtíberos a sueldo de Cartago, y adoptaron esta arma, alargándola hasta formar el gladius. Era entonces frecuente ver cómo los oficiales portaban, a modo de distintivo de rango, un arma corta en el lado contrario del gladius llamada parazonium, costumbre que se mantuvo hasta el s. XVIII. Los varios ejemplares que se conservan presentan una hoja triangular de unos 20 cm de longitud, forjada en bronce, acanalada, y poseen una empuñadura con decoración de cabezas de animales.

Durante los dos primeros tercios de la edad media el puñal fue abandonado de entre las armas de uso por parte de los soldados, y permaneció en manos de los civiles como arma que se solía llevar oculta con fines delinquivos. Recibe el nombre de misericordia una especie de puñal con que se amenazaba a las víctimas colocándoselo en el cuello, muy extendido en Francia y Alemania en el s. XV. Una costumbre inglesa de la época era clavar el puñal en el suelo con objeto de sujetar las riendas del caballo. Con la llegada de las armas de fuego el uso del puñal desapareció casi por completo y fue sustituido en los ejércitos por la bayoneta.

Los puñales estuvieron muy extendidos en los pueblos árabes. Se distinguen por poseer una hoja curva y por encontrarse finamente recamados y sus empuñaduras adamasquinadas. Los solían llevar los turcos envainados en la faja, a modo de distintivo social.

BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada

ADD THIS