BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada

Definición de Quicio - Significado de Quicio

ADS BY GOOGLE

Definición de Quicio: Sus Significados, Conceptos e Importancia

Definición de: Quicio y su Importancia

Se llama quicio al zoquete que se pone en los dos extremos de la longitud de una hoja de puerta para que introducidos en dos cajas redondas, se pueda abrir y cerrar.
De cuatro modos se pueden fijar las hojas de puertas y ventanas, dispuestas al movimiento necesario. Por quicios, bisagras, pernios o goznes.
Por quicios: quicio se llama el pernio puntiagudo que se hace de madera o se coloca con una escuadra de hierro a la parte de abajo sobre un agujero o el gorrón de hierro, embutido y emplomado en piedra y a la parte de arriba se hace la muñeca redonda, que juega y se introduce en el umbral, dintel o arco.
Por bisagras: es un juego de hierro en que se enlazan dos hojas largas macho y hembra por un nudo de anillos que asegura un pernio o clavija redonda para facilitar el movimiento y de éstas se fijan con tornillos o clavos al aire o embutidos tres o cuatro de éstos en los cercos y largueros: de éstas, las que tienen las hojas más cortas se llaman fijas y en unas la clavija está firme y en otras, de quita y pon.
Por pernios. Son igualmente dos hojas macho y hembra. En uno se halla fijo el pernio y en la otra, el anillo en que se introduce y éste se asegura igualmente en los largueros, cercos y fábrica.
Con goznes. Son dos anillos agarrados con puntas que se ciaban o aseguran en la madera, piedra o fábrica.

Concepto de: Quicio y Qué es

Quicio es un concepto con diferentes acepciones. De acuerdo a lo especificado por la Real Academia Española (RAE) a través de su diccionario, se trata de la parte de una ventana o de una puerta que ingresa en un sector específico para que se pueda mover, girar, abrir o cerrar, al igual que actúan los goznes, los pernios o las bisagras.
El quicio, en este sentido, es un gozne con punta que, actuando con una escuadra sobre un orificio, realiza un juego para que la ventana o la puerta puedan introducirse en un dintel o un umbral.
El uso más habitual de la noción, de todas maneras, es simbólico y asocia el quicio a un orden o un estado natural. Esta acepción permite crear diferentes expresiones con el término.
“Sacar de quicio” a alguien consiste en fastidiarlo, haciendo que pierda la paciencia o se enoje por algo. Por ejemplo: “Con tantas preguntas, Juan me sacó de quicio”, “¿Por qué te esfuerzas por sacarme de quicio? Estaba muy tranquila hasta que llegaste”, “El caos de tránsito de esta ciudad me saca de quicio”.
En un sentido similar, puede emplearse la idea de estar “fuera de quicio”, que equivale a tener los nervios alterados o a encontrarse sometido a una situación de tensión y estrés: “Te sugiero no hablar con Manuel: está fuera de quicio por la reunión que tuvo con los acreedores”, “Fuera de quicio, el jugador comenzó a insultar al árbitro y hasta amenazó con golpearlo”, “Desde que lo despidieron del trabajo, el tío está fuera de quicio: ojalá encuentre un nuevo empleo a la brevedad”.

BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada

ADD THIS