Buscar contenidos

Búsqueda personalizada

Definición de Tumba - Concepto de Tumba

Definición de Tumba: Sus Significados, Conceptos e Importancia

Definición de: Tumba y su Importancia

1. Sepulcro de un cadáver: cuando me muera, no quiero que llevéis flores a mi tumba.
2. Armazón en forma de ataúd que, colocado sobre el túmulo o el suelo, sirve para celebrar las honras del difunto: todos parecían muy afectados mientras rezaban alrededor de la tumba.
3. Cubierta en forma de arco de ciertos coches: se bajó de un coche con tumba, del brazo de una mujer espectacular.
4. Armazón de lujo que se pone en el pescante de los coches de gala: el mozo sacará brillo a la tumba mientras ustedes terminan de hacer el equipaje.

Modismos
A tumba abierta. [Deportes, uso figurado] En ciclismo, lanzarse a la máxima velocidad posible en un tramo descendente. [Nota: La expresión fue acuñada por un comentarista del Tour de Francia, a raíz del temerario descenso del Port d' Envalira (Andorra) que hizo el ciclista galo Jacques Anquetil, con el que recuperó el tiempo que había perdido durante el duro ascenso].
2. [Por extensión] En otros deportes o en cualquier otra actividad, bajar muy deprisa y sin reparar en el riesgo que se está corriendo.
Llevarse algo (generalmente, un secreto) a la tumba. [Uso familiar] Morir sin habérselo confiado a nadie.
Ser alguien una tumba. [Uso figurado y familiar] Guardar un secreto con mucho celo.

Sinónimos
Sepulcro, sepultura, túmulo, panteón, mausoleo, cripta, enterramiento, hipogeo, cárcava, cenotafio, fosa, nicho, hoyo, sarcófago.

Antónimos
Cuna.

(1 y 2) Tumba.
Espacio con la función de albergar los restos de un cadáver. También puede referirse a la capilla que se sitúa sobre un enterramiento. A lo largo de la historia de la humanidad, la tumba ha tenido un sentido trascendente que la ha convertido en un espacio cargado de significados y símbolos, en función de las distintas culturas. Se trata de una de las tipologías constructivas más emblemáticas, puesto que el enterramiento de los muertos va unido a una gran veneración y misterio, al considerarse tradicionalmente la morada de los muertos.

Durante la prehistoria existía el hábito de enterrar a los muertos bajo su morada, lo que evolucionó a una tipología concreta de tumba: la estancia cubierta por un montículo de tierra o túmulo (de hecho la palabra tumba es una evolución lingüística de la palabra "túmulo"). Estos túmulos se hallan en todo el mundo (las stupas hindúes, los tolos micénicos...).

También aparece una tipología consistente en la excavación en la roca de la tumba. Éste es el caso de las tumbas en Petra y en el Valle de los Reyes entre otros.

En el cristianismo, las tumbas surgen en las catacumbas durante sus comienzos, para pasar más tarde al exterior.

Poco a poco se produce un desarrollo del espacio funerario para la tumba, lo que provoca un aumento en la complejidad espacial. El cadáver se introduce en un sarcófago o ataúd que lo protege del exterior y éste, a su vez, se introduce en la cámara sepulcral. Con el tiempo, la tumba pasa a ser un lugar de exaltación de la grandeza de algunos reyes y personalidades influyentes, lo que la convierte en un monumento arquitectónico de primera magnitud. Éste es el caso de las pirámides de Gizah, en Egipto, construidas por los faraones entre los años 2500 y 2400 a.C., y que en la antigüedad se consideraban una de las siete maravillas del mundo. También era considerada una de las siete maravillas la tumba del rey Mausoleo, ya inexistente, cuyo nombre servirá para designar los mausoleos.

Las iglesias cristianas se construirán en gran medida sobre las tumbas de importantes santos, lo que las convertirán en lugares de peregrinación. Éste es el caso de San Pedro del Vaticano y la catedral de Santiago de Compostela, entre otras.

De entre las grandes tumbas islámicas, cabe destacar la de Tamerlán en Samarcanda (1405), y el Taj Mahal (siglo XVII) construido en Agra por un rey de la dinastía mogol para su esposa preferida.

Concepto de: Tumba y Qué es

La raíz indoeuropea “teu” que significa hincharse, se trasladó al griego como τύμβος “tymbos” y se convirtió en “tumba” en el idioma latín, pudiendo ser traducido como montículo o túmulo de tierra, para ser destinado a tapar a los muertos que se entierran. En los albores de la humanidad eran grupos de rocas que se usaban para cubrir el cadáver, hasta que luego se cavaba la tierra cubriéndose con ella y con piedras al muerto, con fines no solo religiosos sino también de higiene y salubridad pública.
En Egipto, las pirámides, eran las tumbas de los faraones, pero también había otras, las mastabas, a las que se llegaba por un pasillo, donde el muerto era colocado bajo tierra en un sitio rectangular, y las llamadas hipogeos, que eran excavaciones que se hacían dentro de las montañas, donde se colocaba el cuerpo y luego se volvía a rellenar el espacio para que no se visualizara desde el exterior En la Antigua Roma, las tumbas que contenían el cadáver eran lugares religiosos, ubicados fuera de la ciudad, de propiedad privada en su origen, pero que al ser destinado a contener el cuerpo del difunto, quedaba fuera de la actividad comercial.
Al ser las tumbas albergue de quienes ya no tienen vida, son lógicamente silenciosas y tristes, y es por ello que se usa para calificar a sitios o a personas que no generan ruidos, por ejemplo: “esta ciudad es aburrida, tediosa, lúgubre y se resiste al progreso como una tumba”, o “hoy estás callado como una tumba”. Expresiones tales como “casarse es como hacer una tumba al amor” tiene la significación de fin de la existencia de ese sentimiento.
En algunos pueblos mediterráneos se construyeron catacumbas para albergar a las tumbas de los muertos, o criptas subterráneas.
Actualmente las tumbas están o no bajo tierra, y son cámaras que se ubican en iglesias o en cementerios públicos o privados, también con el fin de contener el cadáver.

Significado de: Tumba y sus Usos

La tumba es un tipo de edificación relativamente pequeña que se encuentra destinada para alojar a los difuntos una vez consumado su muerte y tras el velorio. La misma puede construirse totalmente bajo tierra, tal como sucede en los cementerios, es decir, se levanta la tierra generando un pozo de determinadas dimensiones y en el hoyo que resulta se alojará el cajón con los restos del fallecido. Aunque, también, pueden hallarse tumbas dentro de una Iglesia o a instancias de su cripta.
Cabe destacar, que la cripta es un tipo de edificación subterránea destinada especialmente al entierro de personas fallecidas. Su utilización era algo sumamente frecuente en la antigüedad por lo cual muchas iglesias eran elevadas del nivel suelo para así poder construir bajo las mismas una cripta en la cual albergar a los difuntos. Normalmente, las criptas se disponen en el ábside, aunque, también se pueden encontrar bajo las alas o las naves laterales.
Pero si bien las iglesias han sido los lugares más comunes en los cuales se construyeron las criptas, también, son plausibles de hallar en cementerios, en catedrales o en fincas privadas, especialmente en aquellas que son propiedad de familias acaudaladas y entonces, cada vez que un miembro de la familia fallece es sepultado en la cripta familiar.
En el caso de las tumbas individuales, una vez que se procede a la inhumación de los restos, las misas son selladas, mientras, las criptas familiares, mencionadas líneas arriba, normalmente, disponen de una puerta para acceder a las mismas cada vez que resulta ser necesario.
Los cementerios, el lugar físico al cual son llevados los difuntos, es también el lugar en el cual se agrupan las tumbas. Para identificar cada tumba y también para facilitar su ubicación dentro de los cementerios, las mismas, suelen estar acompañadas de una lápida, una piedra plana rectangular a la cual se le graba una inscripción que contiene los datos del fallecido: nombre, año de nacimiento y de fallecimiento, algún símbolo de su credo y en algunos casos hasta suelen ostentar dedicatorias de familiares, citas religiosas o alegóricas (epitafios)

Buscar Contenidos

Búsqueda personalizada