Definición de Sanción

Sanción - Su Significado, Definición, Concepto e Importancia

Definición de: Sanción y su Importancia

La sanción es la aplicación de algún tipo de pena o castigo a un individuo ante determinado comportamiento considerado inapropiado, peligroso o ilegal. En este sentido, el concepto de sanción puede ser entendido de dos maneras distintas, aunque similares y conectadas entre sí. Estos dos sentidos son, básicamente, el jurídico y el social, contando cada una con elementos particulares.

En primer lugar, una sanción es uno de los elementos principales del ámbito jurídico y ha sido creada para representar la pena o castigo que puede recibir un sujeto como consecuencia del cometimiento de algún tipo de delito o acto ilegal. En este espacio, las sanciones están fijadas por ley y aparecen como el resultado de todo un sistema de categorías y jerarquizaciones que hace que cada hecho reciba un tipo específico y particular de sanción. Por ejemplo, tanto un ladrón como un homicida reciben la sanción de ir encarcelados, pero cambiará en cada caso la cantidad de años que esa sanción represente por ser diferente el tipo de crimen cometido.
Por otro lado, la sanción también puede salirse del espacio meramente jurídico cuando se habla de sanciones sociales. Estas tienen que ver más que nada con una combinación de costumbres, tradiciones, comportamientos y actitudes aprobados por cada cultura que terminan construyendo en conjunto la estructura moral y ética de las mismas. Entendida así, la sanción puede volverse entonces un elemento mucho más indefinido ya que no lo rige una ley si no el sentido común en la mayoría de los casos. La sanción puede entonces representarse por un reto, una mirada desaprobadora, discriminación y hasta indiferencia de parte de los restantes individuos ante el hecho cometido. Tal es el caso de una persona que tira basura en la vía pública en un lugar donde tal acto no está penado por ley: la sanción social hará que probablemente las personas lo miren mal y desaprueben su comportamiento sin que éste reciba necesariamente un castigo.

Concepto de: Sanción

Una sanción supone una pena o punición, de una manera determinada, para una persona o individuo que realiza una acción social o jurídicamente incorrecta o negativa, que puede ocasionar daños a otra persona o individuo, o daños en algún bien perteneciente a dicha persona. Existen distintos tipos de sanciones, que van desde la exclusión social hasta la privación de la libertad o la imposición del pago de un resarcimiento económico. Veamos entonces de qué se trata todo esto.
En principio, la sanción es el recurso utilizado de reacción frente a un delito cometido, y que se define como una restricción de derechos del responsable de la acción delictiva que ha ocasionado algún tipo de daño en otra persona (víctima) o uno –o más de uno- de sus bienes personales y sobre los que tiene derecho de propiedad. En derecho, el regulador de los delitos (y sus penas, castigos o sanciones) es el Derecho Penal. Dentro de este proceso, la pena entonces es la restricción de uno o más derechos del responsable de los actos de delito, que son contemplados y punibles mediante la ley, son impuestos por un órgano de la Justicia, a través de un proceso legal que finaliza en la punición para el responsable que ha cometido el delito. La sanción supone una pena, que derivada del latín, este término es poena y lo cual connota dolor, que ha sido causado por el castigo o sanción.
Las sanciones a nivel penal están regidas por un principio de proporcionalidad ente el delito cometid y la pena que debe recibirse. En algunos países, la sanción o pena tiene por objetivo lograr la rehabilitación de quien ha cometido el delito, aunque en otros países, existe la pena de muerte (debe pagarse con la propia vida por la comisión del delito) o la cadena perpetua, donde el delincuente pasará el resto de su vida privado de la libertad.
Pero dentro de la sociología existe la sanción social, lo cual engloba las reacciones sociales frente a comportamientos que se definen o conciben como negativos. Estos comportamientos pueden recibir sanciones sociales pero no necesariamente también deben recibir sanciones jurídicas.
Dichas sanciones se basan en normas sociales existentes en una comunidad o sociedad determinada –como asimismo la valoración de un hecho o acto como positivo o negativo-. Dentro del deporte, las sanciones funcionan bajo un reglamento que define qué acciones están permitidas y cuáles no. Por ejemplo, en fútbol, si un jugador se quita la camiseta luego de realizar un gol –y a modo de festejo- recibe una sanción (tarjeta amarilla, que acumuladas cinco seguidas impiden jugar el partido siguiente al jugador), mientras que si se obstaculiza el paso de un jugador del equipo contrario en determinada área del campo de juego y este lleva la pelota, recibe otro tipo de sanción (tarjeta roja, por lo cual debe ser expulsado del partido)