Definición de Puma

Puma - Su Significado, Definición, Concepto e Importancia

Definición de: Puma y su Importancia

El puma es un mamífero que forma parte de la familia de felinos grandes que se encuentran en estado salvaje (como el tigre, el león, el leopardo, la pantera y otros). Su nombre científico es Puma concolor y se encuentra hoy en día en un estado de no amenaza en lo que respecta a su conservación, a diferencia de otros felinos como los tigres de bengala que ante las actividades de caza y tráfico ilegal han disminuido significativamente en número. El puma es un mamífero de tipo carnívoro, lo cual quiere decir que se alimenta de otros animales a los que caza usando su fuerza tanto corporal como dental.

Encontramos al puma a lo largo de toda América, desde el norte en Canadá, hasta el sur en la Patagonia argentina y chilena. Reconocido por su belleza y actitud misteriosa, el puma es fácilmente identificable porque su piel suele mostrar un color amarronado claro sin manchas ni motas. En algunos casos ese color puede variar en tonalidades y tener algunas líneas de blanco o negro. La parte inferior del cuerpo suele ser completamente blanca, lo cual se considera que tiene que ver con la evolución de la especie y su exposición al sol. Los pumas cuentan con un cuerpo grande y robusto, con patas muy fuertes y gruesas y una cabeza que se afina hacia el morro. Como sucede con los demás grandes felinos, el puma puede llegar a tener importantes dimensiones, midiendo casi tres metros de largo y pesando más de 120 kilos.
Los pumas suelen ser animales que no viven en comunidad, es decir que son solitarios. Esto hace que sea aún más difícil de divisar a un animal de este tipo en su ámbito salvaje (si a esto le sumamos que ya de por sí los felinos son siempre animales muy escurridizos). El único momento en el que el puma vive en comunidad es cuando una madre ha tenido crías pero estas son prontamente independientes. Además, los pumas suelen tener mucha más actividad de noche que de día.

Concepto de: Puma

El puma es un animal mamífero originario de América. Este felino se encuentra distribuido en gran parte del continente americano: se lo puede hallar tanto en la Patagonia como en el territorio de Canadá.
Ubicado entre los cinco felinos más grandes del planeta (detrás del jaguar, el león y el tigre y situado junto al leopardo), el puma suele tener una longitud de 1,80 metros. Se trata de un cazador que acecha a sus presas durante el tiempo necesario hasta estar en condiciones de atacar. El guanaco, el venado y diversas clases de roedores forman parte de su dieta.
Los pumas se destacan por su agilidad, pese a que un macho puede pesar hasta 100 kilogramos. Su capacidad de salto (más de 5 metros en sentido vertical y hasta 12 metros horizontalmente) y su velocidad (puede alcanzar los 70 kilómetros por hora) lo convierten en un depredador muy eficaz.
El puma es un animal solitario que suele evitar el contacto con el ser humano. El avance del hombre sobre su hábitat natural, sin embargo, hace que, cada tanto, se produzcan ataques a las personas. Los especialistas afirman que, al encontrarse frente a un puma, es preferible no correr ya que puede despertar el instinto de cazador del animal. Lo mejor es mantenerse erguido y mirar al animal a los ojos.
Puma también es el nombre de una marca de indumentaria deportiva fundada en Alemania; la denominación por la cual se conoce al equipo de fútbol del Club Universidad Nacional de México y al seleccionado argentino de rugby (Los Pumas); y el apodo del cantante venezolano José Luis Rodríguez.

Significado de: Puma


Mamífero carnívoro americano, el de mayor tamaño del grupo de los félidos pequeños. Es fuerte, robusto y está adaptado para el salto. También se le conoce con los nombres de león de las montañas, león americano, cougar y pantera.

Especies, distribución y hábitat

Vive en América, desde el sur de Canadá hasta la Patagonia; su habitat es muy variado pues puede vivir en bosques de coníferas y caducifolios, selvas tropicales, montañas, llanos, desiertos y pastos, aunque, sobre todo, habita en terrenos rocosos. Se conocen muchas subespecies o razas dependiendo de la zona donde vivan, de la talla y del color de su pelo.

Morfología

Tienen una longitud de cabeza y cuerpo de 105-196 cm y la longitud de la cola es de 67-78 cm; de pelo corto, suave y tupido, cuyo color varía de pardo gris liso a negro, los cachorros al nacer tienen manchas oscuras; la cabeza es pequeña y redonda, los ojos son de color pardo y las pupilas son redondeadas; el cuerpo es muy esbelto, la punta de la cola es de color negro.

Alimentación

Su dieta principal son los ciervos, que se completa con otros mamíferos de menor tamaño, puede comer hasta roedores, e incluso carroña; a veces pueden atacar a los animales domésticos como ovejas, cabras y caballos. Acechan a las presas mayores dejándose caer en un gran salto sobre su lomo; con la fuerza del salto pueden arrastrar a la víctima hasta 7 m por el suelo, mata a sus presas como todos los félidos con un mordisco en el cuello.

Por donde va, deja un rastro de restos de sus presas, que entierra superficialmente en el suelo, y por las marcas que deja al arañar el suelo para enterrar sus heces y su orina.

Sus áreas de campeo invernales son más pequeñas que las estivales, y van cambiando siguiendo las pautas migratorias de sus presas principales, así en algunos sitios la nieve invernal de los puntos más altos obliga a los mamíferos ungulados, y con ellos a los pumas, a pasar de las zonas estivales más altas a valles de menos altitud, aunque los pumas mantienen siempre la misma distancia respecto a sus presas, tanto en la zona estival como en la invernal.

Estas áreas de campeo de las hembras se solapan, a veces por completo; las de los machos no se suelen solapar; la de una misma hembra se puede solapar con la de dos machos, pero no se sabe cuál de ellos es el que se aparea con ella. Donde coinciden las zonas, raramente utilizan esa zona los dos pumas a la vez, ya que se esquivan; esta conducta de evitarse reduce las luchas entre estos poderosos depredadores a la categoría de muy raras.

Reproducción

Los cachorros pueden nacer en cualquier época del año, después de una gestación de 90 a 96 días, nacen de 3 a 4 crías, ciegas, con la piel moteada y la cola anillada; a los 14 días abren los ojos, son destetados al mes o a los tres meses dependiendo de la época en que han nacido. Conforme van creciendo pierden el color moteado y adquieren su color definitivo, su período de permanencia con la madre es muy variado pudiendo ser de hasta dos años. Los pumas jóvenes se dispersan de sus lugares natales a más de 45 km de distancia.

Relación con el medio

Son animales solitarios, y se mantienen casi siempre fuera de la vista del hombre; no se conocen ataques al hombre y, sin embargo, se le considera como muy peligroso para él, esto puede ser por que al ser animales muy curiosos pueden seguirles durante grandes trayectos, aunque al intentar mirarlos a ellos se mantienen escondidos. No se ponen de acuerdo sus observadores de si emiten aullidos, aunque parece ser que si lo hacen no es con frecuencia, y si están satisfechos, ronronean.

Si su hábitat coincide con el del jaguar pueden luchar a menudo, también parece que otros animales pueden atacarle, pero su principal enemigo es el hombre que para cazarlo utiliza trampas y perros.