Quién fue Platón




Platón fue un filósofo griego pagano que vivió aproximadamente entre el 427 y el 347 antes de nuestra era. Nació probablemente en Atenas, y como hijo de una familia aristócrata recibió la educación habitual de los jóvenes adinerados de Grecia. En él influyeron profundamente el reconocido filósofo Sócrates y los discípulos del filósofo y matemático Pitágoras.
TRAS viajar por la cuenca mediterránea e intervenir en la vida política de Siracusa —ciudad griega de la isla de Sicilia⁠—, regresó a Atenas, donde fundó la Academia. Esta institución educativa, a menudo considerada como la primera universidad europea, llegó a ser un centro de investigaciones matemáticas y filosóficas.

¿POR QUÉ DEBERÍA INTERESARLE?

Las doctrinas de Platón han influido notablemente en las creencias religiosas de millones de individuos, muchos de los cuales dicen ser cristianos y suponen, equivocadamente, que dichas creencias se basan en la Biblia. Su enseñanza más destacada es la de que el hombre posee un alma inmortal que sobrevive a la muerte del cuerpo físico.
“La inmortalidad del alma es uno de los temas favoritos de Platón.” (Body and Soul in Ancient Philosophy)
Platón tenía un profundo interés en la vida después de la muerte. El libro Body and Soul in Ancient Philosophy (Cuerpo y alma en la filosofía antigua) dice que “la inmortalidad del alma es uno de los temas favoritos de Platón”. Él estaba firmemente convencido de que “el alma sobrevive a su encarnación actual para ser debidamente recompensada o castigada” en el más allá según la vida que haya llevado la persona en la Tierra. *

 ¿CÓMO SE PROPAGARON SUS DOCTRINAS?

Durante los nueve siglos que funcionó la Academia de Platón —del 387 antes de nuestra era al 529 de nuestra era⁠—, esta ejerció una función muy influyente. Las doctrinas platónicas se propagaron en las regiones dominadas por Grecia y Roma. El filósofo judío Filón de Alejandría adoptó el platonismo, como hicieron muchos líderes religiosos de la cristiandad. De ahí que los conceptos filosóficos paganos, entre ellos el de la inmortalidad del alma, se infiltraran en las enseñanzas del judaísmo y el cristianismo.
“Toda la teología cristiana depende, por lo menos hasta cierto grado, de la filosofía griega [...], principalmente del platonismo, pero algunos pensadores cristianos [...] merecen el calificativo de cristianos platonistas.” (The Anchor Bible Dictionary.) Compare estas dos fuentes:
Lo que dijo Platón: “[En la muerte,] lo que constituye realmente nuestra esencia, eso que llamamos alma inmortal, va a rendir cuentas a otros dioses [...]. Esta creencia da ánimos a las personas buenas e infunde tremendo pavor a los malos” (Platón. Las leyes, Libro Duodécimo).
Lo que dice la Biblia: El alma es la persona en sí o la vida de la persona. Hasta los animales son almas. Al morir, el alma deja de existir. * Examine los siguientes pasajes bíblicos:
  •  “El primer hombre, Adán, llegó a ser alma viviente.” (1 Corintios 15:45.)
  •  “Dios pasó a decir: ‘Produzca la tierra almas vivientes según sus géneros, animal doméstico y animal moviente y bestia salvaje de la tierra’.” (Génesis 1:24.)
  •  “Muera mi alma.” (Números 23:10.)
  •  “El alma que peca... ella misma morirá.” (Ezequiel 18:4.)


Está claro que la Biblia no enseña que el alma sobrevive a la muerte del cuerpo físico. Por eso lo animamos a preguntarse: “¿Se basan mis creencias en la Biblia, o en la filosofía de Platón?”.





Creditos de Información e Imágenes: ¡Despertad! Febrero de 2013 - Publicado por: Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania.