Bede › Cerveza › El alma en el antiguo Egipto » Orígenes e Historia

Artículos y Definiciones › Contenido

  • Bede › Quien fue
  • Cerveza › Orígenes
  • El alma en el antiguo Egipto › Orígenes

Civilizaciones antiguas › Lugares históricos y sus personajes

Bede › Quien fue

Definición y orígenes

por Wesley Fiorentino
publicado el 10 de mayo de 2017

Beda el Venerable (Padre Lawrence Lew, O. P.)
Bede (c.673 CE - 735 CE) fue un monje inglés, historiador y erudito que vivió en el Reino de Northumbria. A veces se lo conoce como el Venerable Bede o Bede el Venerable. Era un monje en el monasterio doble de Monkwearmouth-Jarrow. Bede fue un escritor prolífico y muchas de sus obras han sobrevivido hasta nuestros días. Su trabajo fue extremadamente influyente en las generaciones posteriores a su muerte. Su obra más famosa, la Historia Ecclesiastica Gentis Anglorum ( Historia eclesiástica del pueblo inglés ), ha sido una fuente vital para el estudio de la historia inglesa primitiva durante siglos.Por esta razón, algunos lo recuerdan como el 'Padre de la Historia Inglesa'.

VIDA

Se sabe muy poco sobre la vida de Bede fuera de lo que él mismo escribe en el capítulo final de la Historia Ecclesiastica.Bede nació en 672 o 673 EC; él dice haber nacido en los mismos terrenos del monasterio de Jarrow. Esto significaría que nació en Bernicia, el más septentrional de los dos reinos de Northumbria (Bernicia y Deira ya estaban unidas en el Reino de Northumbria en el momento de su nacimiento), en lo que hoy es Sunderland. Bede no dice prácticamente nada sobre su vida temprana y existe muy poca evidencia externa. Parece que hay muchas probabilidades de que provenga de una familia noble.A lo largo de su vida, tuvo conexiones con los ricos y poderosos en Northumbria. Además de esto, algunos estudiosos han señalado el nombre de Beda (Inglés Antiguo para Bede) en una lista de Reyes de Lindsey (adyacente a Northumbria) como evidencia de que nació de una familia adinerada o influyente.
Bede afirma haber sido enviado al monasterio de Monkwearmouth en el río Wear para ser educado por el abad Benedict Biscop (628 CE - 609 CE). Bede se crió en Monkwearmouth hasta alrededor de 682 dC, cuando fue trasladado a la nueva abadía de Jarrow, fundada por Saint Ceolfrith (c. 642 CE - 716 CE). Bede fue nombrado diácono a la edad de 19 años, varios años antes de la edad canónica de 25 años, lo que puede ser un signo de sus habilidades excepcionales. Fue ordenado sacerdote por completo a la edad de 30 años, y parece haber escrito sus primeras obras alrededor del siglo VIII EC para usar en la enseñanza en el monasterio. Sus obras cubren temas de historia, teología y ciencia, así como una gama de exégesis y hagiografía. Beda es ampliamente acreditado con ayudar a difundir el uso del método de datación anno domini, discutido en su trabajo sobre cronología, De Temporum Ratione. La adopción de Beda del sistema AD, utilizado a veces en su Historia Ecclesiastica, lo popularizó para sus contemporáneos y las generaciones posteriores.

Obras completas de Beda

Obras completas de Beda

Bede conocía y se comunicaba con muchos de los prominentes clérigos y laicos de su época. De joven conoció a Adomnan, entonces abad del importante monasterio de Iona. Fue educado por los Santos Benedicto Biscop y Ceolfrith, quienes desempeñaron papeles cruciales en la formación de la Iglesia en el norte de Inglaterra. Fue ordenado diácono y más tarde sacerdote absoluto por San Juan de Beverley, que fue obispo de Hexham y de York en diferentes momentos de su vida y fundó la ciudad de Beverley en el moderno Yorkshire del Este. Se comunicó regularmente con San Ecgberto de York, y la correspondencia entre los dos todavía sobrevive hoy. Nothelm, un arzobispo de Canterbury, ayudó a Bede a encontrar material de referencia para la Historia Ecclesiastica. En varias ocasiones, Bede se encontró con Wilfrid, el controvertido obispo de York. En un momento, escribió una carta a Wilfrid para defenderse de una acusación de herejía. Bede fue claramente conocido por la realeza de Northumbria también, y dedicó su mayor trabajo al Rey Ceolwulf (que reinó hacia 729-737 EC) quien lo consultó regularmente.
Bede murió en mayo de 735 CE. Según uno de sus discípulos que escribió un relato de los últimos días de Beda, murió cantando un himno. El relato de la muerte de Bede es bastante detallado y describe la enfermedad de Bede, sus últimos deseos y sus interacciones con quienes lo rodean. Aparentemente compuso poesía en su lecho de muerte también. Después de su muerte, fue enterrado en Jarrow. Aunque fue considerado santo poco después de su muerte, no fue formalmente canonizado hasta el final del siglo XIX EC. Sin embargo, también fue nombrado Doctor de la Iglesia, el único nativo de Gran Bretaña en tener este título.

HISTORIA ECCLESIASTICA GENTIS ANGLORUM

El trabajo más conocido de Bede es una historia de la Iglesia Cristiana en Inglaterra. Mientras que Bede también proporciona una historia profunda de Inglaterra hasta su propia vida, su enfoque principal es la difusión del cristianismo en su país natal.Una larga discusión sobre el desarrollo de los reinos anglosajones hasta el siglo VIII EC se complementa con un catálogo de santos, reyes convertidos y milagros. Bede presta especial atención a la rivalidad entre la práctica de la Iglesia centrada en Roma y las comunidades cristianas celtas que habían estado presentes en Gran Bretaña e Irlanda durante siglos antes de la llegada de los anglosajones. El trabajo de Bede se considera una de las fuentes más importantes de la historia anglosajona para la erudición moderna. Es una fuente importante de historia política, social y religiosa en Inglaterra durante la temprana época anglosajona.

EL TRABAJO DE BEDE ES CONSIDERADO UNA DE LAS FUENTES MÁS IMPORTANTES DE LA HISTORIA DE ANGLO-SAXON PARA LA BECA DE DÍA MODERNO.
Bede tenía una gran variedad de fuentes disponibles para él mientras escribía la Historia Ecclesiastica. El monasterio en Jarrow tenía una biblioteca famosa que le dio a la comunidad monástica una reputación como centro de aprendizaje en Northumbria. Para las primeras partes de su obra, Bede sigue autores clásicos como Plinio, Eutropio y Orosio, mientras que su relato de las invasiones de los anglosajones se extrae en gran parte de De Excidio y Conquestu Britanniae de Gildas ( Sobre la ruina y la conquista de Gran Bretaña ). Para la historia de los primeros reinos ingleses hasta su propia vida, Bede confía en gran medida en fuentes más contemporáneas, como la Vida de San Wilfrid, de Eddius Stephanus, que contiene importantes relatos de acontecimientos a finales del siglo VII EC. También recurre claramente a la correspondencia y entrevistas con testigos de los grandes acontecimientos de su propia vida.
El tema principal de la historia de Beda es el crecimiento de la Iglesia en los reinos ingleses, es decir, anglosajones, hasta el siglo VIII EC. Las figuras religiosas y los eventos a lo largo de este período se describen, a menudo con gran detalle. Las vidas y las carreras de los gobernantes seculares también se relatan, aunque en gran medida en relación con su papel en la expansión del cristianismo en Inglaterra. Obispos, monjes, santos y mártires se perfilan a lo largo de la obra, al igual que los reyes que los patrocinaron. Un tema común en la Historia Ecclesiastica es la responsabilidad de los reyes en los asuntos religiosos dentro de sus dominios. Bede está claramente predispuesto hacia los reyes de su propia patria de Northumbria. Él tiene un elogio particularmente fuerte para Edwin y Oswald de Northumbria, mientras que también escribe descripciones en gran parte favorables de otros reyes de Northumbria, como Æthelfrith y Oswiu.

San Petersburgo Bede

San Petersburgo Bede

La Historia Ecclesiastica se compone de cinco libros separados, con un prefacio en el que Bede dedica su trabajo a Ceolwulf, rey de Northumbria en el momento de su escritura. El primer libro se refiere en gran medida a la llegada de los romanos a Gran Bretaña, comenzando con la invasión de César en el 55 a. Gran parte del libro detalla la difusión del cristianismo en Gran Bretaña, y Bede relata las historias de los primeros mártires como San Albano. También escribe sobre las luchas de Gran Bretaña en los siglos IV y V, describiendo detalladamente numerosas usurpaciones imperiales que sacudieron a la sociedad romano-británica. Describe herejías como el arrianismo y el pelagianismo, que se enraizaron en Gran Bretaña y causaron una convulsión social significativa. El libro termina con la llegada de Agustín de Canterbury, enviado por el papa Gregorio el Grande en 597 para convertir al rey Æthelberto de Kent al cristianismo.
Agustín envió a Ethelberto a decir que venía de Roma con la mejor noticia, es decir, la promesa segura y cierta de las alegrías eternas en el cielo y un reino sin fin con el Dios vivo y verdadero a los que lo recibieron - Beda, Historia Eclesiástica, 39 (Oxford: Oxford University Press, 2009)
Los siguientes dos libros narran la propagación y los reveses de la misión romana de Agustín y los acontecimientos políticos y militares coincidentes que a menudo determinaron el destino de la Iglesia en diferentes lugares y épocas. Los herederos de Ethelberto abandonaron la fe cristiana por las deidades paganas de sus antepasados. Este es un patrón en varios reinos anglosajones a lo largo de la Historia Ecclesiastica. Bede se burla de estos reyes apóstatas y simultáneamente alaba a reyes como Edwin y Oswald de Northumbria, dos de los héroes de su historia. Ambos adoptaron el cristianismo y extendieron vigorosamente la fe en Northumbria, ambos también murieron en la batalla y fueron venerados como mártires poco después de su muerte. El tercer libro culmina en el Sínodo de Whitby, en 664 EC, donde el Rey Oswiu de Northumbria resolvió la Controversia de Pascua. Decidió seguir la práctica romana en la fecha de la fiesta y en contra de la práctica celta nativa en conflicto.
El rey Oswiu comenzó declarando que era apropiado que aquellos que servían a un Dios deberían observar una regla de vida y no diferir en la celebración de los sacramentos celestiales - Historia Ecclesiastica, 154
Los libros cuarto y quinto detallan el reinado de Ecgfrith y el declive de la supremacía de Northumbria. Bede también cuenta las carreras de famosos clérigos de finales del siglo VII EC como Teodoro de Tarso, el obispo de Northumbria Wilfrid de Ripon y el gran santo de Northumbria Cuthbert de Lindisfarne. El quinto y último libro de Historia Ecclesiastica cubre los esfuerzos misioneros en el extranjero a regiones como Frisia. Aquí Bede también proporciona una historia detallada de la Controversia de Pascua. Denuncia enérgicamente la práctica celta en la datación de la Pascua, llegando incluso a criticar al propio San Cuthbert por seguirla. Beda escribe para su propio alivio que, en el momento en que estaba escribiendo, los irlandeses se habían salvado del atroz error de celebrar la Pascua en el día equivocado.

LEGADO


Santuario de Santa Beda el Venerable

Santuario de Santa Beda el Venerable

La traducción de Historia Ecclesiastica al inglés antiguo en la corte de Alfredo el Grande en el siglo IX EC se ha visto como un paso importante en el desarrollo de la identidad inglesa, en oposición al número de identidades regionales únicas del anglosajón anterior. reinos. El uso del término "inglés" en el trabajo de Bede es una señal de su propia noción de una identidad cultural más amplia compartida por aquellos que viven en los reinos anglosajones del sur con los que viven en Northumbria.

Cerveza › Orígenes

Definición y orígenes

por Joshua J. Mark
publicado el 01 de marzo de 2011

Antigua cervecería y panadería egipcia (Keith Schengili-Roberts)
La cerveza es una de las bebidas intoxicantes más antiguas que consumen los seres humanos. En el oeste, la evidencia de la elaboración temprana de la cerveza ha sido confirmada por los hallazgos en el asentamiento sumerio de Godin Tepe en el Irán actual que data de entre el 3500-3100 a. Los sumerios amaban la cerveza tanto que atribuían su creación a los dioses y la cerveza desempeña un papel prominente en muchos de los mitos sumerios, entre ellos, Inanna y el Dios de la Sabiduría y La Épica de Gilgamesh. El himno sumerio a Ninkasi (escrito en 1800 aC pero se presume que es mucho más antiguo) es a la vez una canción de alabanza a la diosa de la cerveza y una receta para la elaboración de la cerveza. Los cerveceros eran mujeres, probablemente sacerdotisas de Ninkasi, y la cerveza se preparaba temprano en la casa como suplemento a las comidas. La cerveza era una bebida espesa parecida a una papilla que se consumía a través de una pajita y estaba hecha de bippar (pan de cebada) que se horneaba dos veces y se dejaba fermentar en una tinaja. Para el año 2050 a. C., la fabricación de cerveza se había comercializado, como lo demuestra el famoso recibo de la cerveza Alulu de la ciudad de Ur, fechada en esa época.
Los sumerios transmitieron su conocimiento de la elaboración de la cerveza a los babilonios, quienes la comercializaron aún más y aprobaron leyes que regulaban la bebida. El Código de Hammurabi de Babilonia establece, entre otras cosas, que los taberneros que vierten una "pequeña medida" de cerveza se ahogarían. A través del comercio, la cerveza viajó a Egiptodonde la gente abrazó la cerveza con entusiasmo. Los egipcios amaron su cerveza tanto como lo hicieron los mesopotámicos y las fábricas de cerveza crecieron en todo Egipto. Como en Mesopotamia, las mujeres fueron las primeras cerveceras y la cerveza estuvo estrechamente asociada con la diosa Hathor en Dendera en una etapa temprana. La diosa egipcia de la cerveza era Tenenit (de una de las palabras egipcias para cerveza tenemu ) y se pensó que el arte de elaborar cerveza fue enseñado por primera vez por el gran dios Osiris. Los trabajadores en la meseta de Giza recibían raciones de cerveza tres veces al día y las recetas para varias dolencias incluían el uso de cerveza (más de 100 recetas de medicinas incluidas). Se pensaba que la cerveza era más saludable que el agua potable y la consumían los egipcios de todas las edades, los más jóvenes y los más viejos.

Mesopotamian Beer Rations Tablet

Mesopotamian Beer Rations Tablet

Desde Egipto, la cerveza viajó a Grecia (como lo demuestra la similitud de otra de las palabras egipcias para cerveza, zytumy el griego antiguo para la bebida, zythos ). Los griegos, sin embargo, como los romanos después de ellos, favorecían el vino fuerte sobre la cerveza y consideraban que la bebida granosa era una bebida inferior de los bárbaros. El emperador romanoJulián incluso compuso un poema que exaltaba las virtudes del vino como néctar al tiempo que notaba que la cerveza olía a cabra. Sin embargo, que los romanos hicieron cerveza, se evidencia en hallazgos en el puesto avanzado romano en Ratisbona, Alemania (fundada en 179 CE por Marcus Aurelius como Casta Regina), así como en Trier y otros lugares.
Los alemanes estaban elaborando cerveza ya en el año 800 a. C. y los primeros métodos se asemejaban a los de los antiguos sumerios. Las mujeres fueron las primeras cerveceras en Alemania y la cerveza se hizo con agua dulce, calentada y con los mejores granos. La tradición continuó hasta la era cristiana cuando los monjes tomaron el arte de elaborar cerveza y vendieron cerveza de sus monasterios. Hacia 770 d. C., Carlomagno el Grande nombraba cerveceros en Francia y, al igual que los babilonios antes que él, regulaba su uso. La epopeya finlandesa, The Kalevala (escrita en el siglo XVII, pero basada en cuentos mucho más antiguos) dedica más líneas a la cerveza que a la creación del mundo y elogia los efectos de la cerveza de tal manera que serían fácilmente reconocibles para cualquiera desde la antigua Sumeria hasta un bebedor moderno.

El alma en el antiguo Egipto › Orígenes

Civilizaciones antiguas

por Joshua J. Mark
publicado el 02 de marzo de 2017
Al principio de los tiempos, el dios Atum se paró en el montículo primordial en medio de las aguas del caos y creó el mundo.El poder que permitió este acto fue el heka (magia) personificado en el dios Heka, la fuerza invisible detrás de los dioses. La tierra y todo lo que estaba en ella estaba impregnada de magia, y esto incluía naturalmente a los seres humanos. La humanidad había sido creada por los dioses, y uno vivía y se movía debido a la fuerza mágica que los animaba: el alma.

Amuleto Ba egipcio para protegerse del mal

Amuleto Ba egipcio para protegerse del mal

La vida de un individuo en la tierra se consideraba solo una parte de un viaje eterno. La personalidad fue creada en el momento del nacimiento, pero el alma era una entidad inmortal que habitaba un vaso mortal. Cuando esa vasija fallaba y el cuerpo de la persona moría, el alma pasaba a otro plano de existencia donde, si los dioses lo justificaban, viviría para siempre en un paraíso que era una imagen especular de la propia existencia terrenal.
Esta alma no era solo un personaje, sino un ser compuesto de diferentes entidades, cada una de las cuales tenía su propio rol en el viaje de la vida y la vida después de la muerte. Los rituales funerarios que eran un aspecto tan importante de la cultura egipcia se observaron con tanto cuidado porque cada aspecto del alma debía abordarse para que la persona pudiera continuar su camino hacia la eternidad.

LAS PARTES DEL ALMA

Se pensaba que el alma consistía en nueve partes separadas que se integraban en un individuo completo pero tenían aspectos muy distintos. La egiptóloga Rosalie David explica:
Los egipcios creían que la personalidad humana tenía muchas facetas, un concepto que probablemente se desarrolló a principios del Imperio Antiguo. En la vida, el presón era una entidad completa, pero si hubiera llevado una vida virtuosa, también podría tener acceso a una multiplicidad de formas que podrían usarse en el otro mundo. En algunos casos, estas formas podrían emplearse para ayudar a aquellos a quienes el difunto deseaba apoyar o, alternativamente, para vengarse de sus enemigos. (116)
Para que estos aspectos del alma funcionaran, el cuerpo tenía que permanecer intacto, y esta es la razón por la cual la momificación se volvió parte integral de los rituales mortuorios y la cultura. En algunas épocas, se pensaba que el alma estaba compuesta por cinco partes y en otras siete, pero, en general, eran nueve:

EL ALMA NO ERA SOLO EL CARÁCTER DE UNO, SINO UN COMPUESTO QUE TENÍA DIFERENTES ENTIDADES, CADA UNA DE LAS CUALES TENÍA SU PROPIO PAPEL DE JUGAR EN EL VIAJE DE LA VIDA Y LA VIDA POSTERIOR.
El Khat era el cuerpo físico que, cuando se convirtió en un cadáver, proporcionó el vínculo entre el alma y la vida terrenal. El alma necesitaría ser alimentada después de la muerte, tal como tenía que ser mientras estuvo en la tierra, y así las ofrendas de comida y bebida fueron llevadas a la tumba y puestas en una mesa de ofrendas. La egiptóloga Helen Strudwick observa que "uno de los temas más comunes para las pinturas de tumbas y tallados fue el fallecido sentado en una mesa de ofrendas cargada de comida" (188). No se pensaba que el cadáver realmente comiera esta comida, sino que absorbiera sus nutrientes de forma sobrenatural. Las pinturas y las estatuas de la persona muerta también se colocaron en la tumba de modo que, si algo sucediera dañar el cuerpo, la estatua o la pintura asumirían su papel.
El Ka era el yo astral de doble forma y corresponde a lo que la mayoría de la gente en la actualidad considera un "alma". Esta fue "la fuente vital que permitió a una persona continuar recibiendo ofrendas en el otro mundo" (David, 117). El ka fue creado en el momento del nacimiento para el individuo y así reflejó la personalidad de uno, pero la esencia siempre había existido y "pasó a través de las generaciones sucesivas, llevando la fuerza espiritual de la primera creación" (David, 117). El ka no solo era la personalidad de uno, sino también un guía y protector, imbuido de la chispa de lo divino. Era el ka el que absorbería el poder de las ofrendas de comida que quedaron en la tumba, y éstas lo mantendrían en la otra vida. Todos los seres vivientes tenían un ka, desde las plantas hasta los animales y hasta los dioses, lo que era evidente porque simplemente estaban vivos.
El Ba se traduce con más frecuencia como "alma" y era un aspecto de pájaro con cabeza humana que podía acelerarse entre la tierra y los cielos y, específicamente, entre la otra vida y el cadáver de uno. Cada ba estaba vinculado a un cuerpo en particular, y el ba se cernía sobre el cadáver después de la muerte, pero también podía viajar al más allá, visitar a los dioses o regresar a la tierra a los lugares que la persona había amado en la vida. El cadáver tenía que reunirse con el ka todas las noches para que el ka recibiera sustento, y era tarea de los ba para lograrlo. Los dioses tenían un ba y un ka. Ejemplos de esto son el toro Apis que era el ba de Osiris y el Fénix, el ba de Ra.

Casa del alma egipcia

Casa del alma egipcia

El Shuyet era el ser en la sombra, lo que significa que era esencialmente la sombra del alma. La sombra en Egiptorepresentaba comodidad y protección, y los sitios sagrados en Amarna eran conocidos como la Sombra de Ra por esta razón. Exactamente cómo funcionaba el shuyet no está claro, pero se consideró extremadamente importante y funcionó como una entidad protectora y orientadora para el alma en la otra vida. El Libro egipcio de los muertos incluye un hechizo donde el alma dice: "Mi sombra no será derrotada" al afirmar su capacidad de atravesar la otra vida hacia el paraíso.
El Akh era el yo inmortal, transformado, que era una unión mágica del ba y el ka. Strudwick escribe: "una vez que el akhhabía sido creado por esta unión, sobrevivía como un 'espíritu iluminado', perdurable e inalterado para la eternidad" (178).Akh generalmente se traduce como 'espíritu' y era la forma más elevada del alma. El hechizo 474 de los Textos de las Pirámides dice: "el akh pertenece al cielo, el cadáver a la tierra", y era el akh el que disfrutaría la eternidad entre las estrellas con los dioses. El akh podía regresar a la tierra, sin embargo, y era un aspecto del akh que volvería como un fantasma para perseguir a los vivos si se hubiera hecho algo malo o regresaría en sueños para ayudar a alguien a quien querían.
El Sahu era el aspecto del Akh que aparecería como un fantasma o en sueños. Se separó de los otros aspectos del alma una vez que el individuo fue justificado por Osiris y juzgado digno de la existencia eterna.
El Sechem era otro aspecto del Akh que le permitía dominar las circunstancias. Era la energía vital vital del individuo la que se manifestaba como el poder de controlar el entorno y los resultados de uno.
El Ab era el corazón, la fuente del bien y del mal, que definía el carácter de una persona. Este era el corazón espiritual que surgió del corazón físico ( sombrero ) que quedó en el cuerpo momificado del difunto por esta razón: era la sede de la individualidad de la persona y el registro de sus pensamientos y acciones durante su tiempo en la tierra. Era el ab que Osiris pesaba en los balances contra la pluma blanca de la verdad y, si se lo encontraba más pesado que la pluma, se dejaba caer al suelo donde lo devoraba el monstruo Amut. Una vez que el corazón fue comido, el alma dejó de existir. Si el corazón se encontraba más liviano que la pluma, el alma estaba justificada y podía avanzar hacia el paraíso. Un amuleto especial fue incluido en la momificación del cadáver y colocado sobre el corazón como un amuleto protector para evitar que el corazón testifique contra el alma y posiblemente lo condene falsamente.

Libro de los Muertos

Libro de los Muertos

El Ren era el nombre secreto de uno. Esto fue dado a uno al nacer por los dioses, y solo los dioses lo sabían. El erudito Nicholaus B. Pumphrey escribe, "la única forma en que el destino o el destino puede cambiar es si una criatura de un poder superior cambia el nombre. Mientras exista el nombre del ser, el ser existirá por toda la eternidad como parte del tejido. del orden divino "(6-7). El ren era el nombre por el cual los dioses conocían el alma individual y cómo se llamaría a uno en la otra vida.

LOS RITUALES MORTUARIOS Y EL ALMA

Se observó que los rituales funerarios trataban cada aspecto del alma y aseguraban que el difunto viviría después de la muerte. La momificación se practicó para preservar el cuerpo, se incluyeron amuletos y textos mágicos para abordar las otras facetas espirituales que constituían un individuo. Los muertos no fueron olvidados una vez que fueron colocados en su tumba.Los rituales fueron observados diariamente en su honor y por su existencia continua. Rosalie David escribe:
Para asegurar que el vínculo se mantuviera entre los vivos y los muertos, de modo que la inmortalidad de la persona estuviera asegurada, todas las necesidades materiales debían proporcionarse al difunto, y se debían llevar a cabo los rituales funerarios correctos. Se esperaba que el heredero de una persona trajera las ofrendas diarias a la tumba para sostener el ka del propietario. (118)
Si la familia no podía cumplir con este deber, podrían contratar a un ' Ka -servante' que fuera un sacerdote especialmente entrenado en los rituales. No se puede descuidar una tumba o, de lo contrario, el espíritu de la persona sufriría en el más allá y luego podría volver a vengarse. De hecho, esta es la trama de una de las historias de fantasmas egipcias más conocidas, Khonsemhab y el Fantasma, en la que el espíritu de Nebusemekh regresa para pedir ayuda a Khonesmhab, el Sumo Sacerdote de Amón. La tumba de Nebusemekh ha sido descuidada hasta el punto en que nadie siquiera recuerda dónde está y nadie viene a visitar ni traer las ofrendas necesarias. Khonsemhab envía a sus sirvientes a localizar, reparar y restaurar la tumba y luego se compromete a ofrecer ofrendas diarias al ka de Nebusemekh.

Khonsemhab y el fantasma

Khonsemhab y el fantasma

Estas ofrendas serían dejadas en una mesa de altar en la capilla de ofrendas de aquellas tumbas lo suficientemente elaboradas para tener una o en la mesa de ofrendas en la tumba. El ka del difunto entraría en la tumba a través de la falsa puerta provista y habitaría el cuerpo o una estatua y se nutriría de las ofrendas provistas. En caso de que hubiera una demora por cualquier motivo, se enterró una cantidad significativa de comida y bebida con quienes podían pagarla. Strudwick observa cómo "las necesidades inmediatas de los difuntos se encontraron al ofrecer una verdadera fiesta: carne, verduras, fruta, pan y jarras de vino, agua y cerveza con la momia" (186). Esto garantizaría que el difunto esté provisto pero no niegue la obligación de los vivos de recordar y cuidar a los muertos.
Las listas de ofrendas, que estipulaban qué tipo de comida se traería y en qué cantidad, se inscribieron en tumbas para que el servidor de Ka o algún otro sacerdote en el futuro pudieran continuar las provisiones, incluso mucho después de que la familia estuviera muerta. Las autobiografías acompañaban las Listas de Ofertas para celebrar la vida de la persona y proporcionar un medio de recuerdo duradero. En su mayor parte, las personas tomaron en serio el mantenimiento de las tumbas de sus familias y las ofrendas en honor a los difuntos y sabían que, algún día, requerirían el mismo tipo de atención para el sustento de sus propias almas.

LICENCIA

Artículo basado en información obtenida de estas fuentes:
con permiso del sitio web Ancient History Encyclopedia
El contenido está disponible bajo licencia Creative Commons: Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported. Licencia CC-BY-NC-SA

Artículos Relacionados de Historia Antigua ››


Contenidos Recomendados