Quién fue: Juno | Su origen e Historia.

por Donald L. Wasson
clip_image004
Juno era la diosa romana que protegió la nación como un todo, pero también mantuvo vigilancia especial sobre todos los aspectos de la vida de las mujeres. Ella es a menudo considerada como la versión romana de la diosa griega del amor y del matrimonio, Hera. Juno era la esposa y hermana de Júpiter, el Dios Romano principal y dos de ellos eran adorados junto con la diosa Minerva en el Quirinal en Roma.

Introducción histórica

Después de una larga serie de guerras con Macedonia, el ejército romano conquistó la península griega, y como consecuencia, la cultura Helénica, arte, literatura y filosofía--se infiltraron en gran parte de la vida romana. Esta infiltración había incluida la religión romana. Mientras que no cambiaron sus nombres, los dioses romanos comenzaron a asociarse más estrechamente con sus homólogos griegos: Venus llegó a ser más como Afrodita, Pluto se convirtió en Hades, Neptuno se convirtió en Poseidon y finalmente, Júpiter se convirtió en Zeus. Los mitos y leyendas de la mitología romana crecieron gradualmente distorsionadas, y muchos dioses romanos comenzaron a perder su identidad y su individualidad. Sin embargo, pronto se olvida que los dioses romanos existían mucho antes de la llegada de los griegos, antes de que perdieron su singularidad. Y esta pérdida se ve mejor con esposa y hermana, Juno, que no debe confundirse con su contraparte griega Hera de Júpiter. En todos los aspectos, Juno era una diosa en su propio derecho.

Orígenes y funciones de Juno

Aunque su origen exacto es desconocido, Juno fue uno de los más antiguos de las deidades romanas, es decir, uno de los tres dioses originales--Júpiter, Juno y Minerva, honrado en el Quirinal (más adelante el Capitolio). Un gran templo fue construido por los etruscos Lucio Tarquinus Pricus para rendir homenaje a los tres que estuvieron estrechamente asociados con la Trinidad etrusca: Tini, Uni y Menura. Algunos autores antiguos afirman que Juno llegó a Roma en el siglo v A.C. de la ciudad etrusca de Veyes al norte de Roma como Juno Regina, la reina de significado de una palabra. Ella recibió un templo en la colina del Aventino y sirvió como una deidad cívica, el protector del estado.
clip_image005
Capitolium, Thuburbo Majus
Entre otras identidades, era conocida por muchos como Juno Sospita, la deidad principal de Lanuvium, una ciudad situada en el sureste de la Lazio de Roma. Era el protector de uno en confinamiento, a menudo en la foto con una piel de cabra, llevando una lanza y un escudo. Ella era Juno Lucina, la luz de significado de una palabra, la diosa del parto. No hay oferta podría realizarse en su templo a menos que todos los nudos fueron desatados por la presencia de un cinturón podría obstaculizar la entrega del hijo de la mujer. Por último, era Juno Moneta, diosa de la luna, quien fue un personaje único en Roma.
Por cualquier nombre era conocida, Juno presidió todos los aspectos de la vida de una mujer. Ella era la protectora de las mujeres casadas legalmente. Para otros era la diosa que hizo la gente recuerda, la diosa que alertó a la gente. Sus sagrados gansos se mantuvieron en el Capitolio y una leyenda dice que dieron aviso al ejército romano bajo el liderazgo de Manlius Capitolinus cuando los invasores galos intentaron tomar Roma en 390 A.C.. Eventualmente, ella tendría varios santuarios construidos en su nombre; Sin embargo, su templo principal o Ciudadela fue construida en el Arx, la parte norte del Capitolio. Este santuario fue situado junto a la casa de la moneda romana; el palabra dinero proviene de su nombre, Moneta.
Juno presidió todos los aspectos de la vida de una mujer.

La Matronalia

Like many gods or goddesses, she had her own festival, on March 1, called the Matronalia, which was a time of renewal and the awakening of nature. It was a day when husbands were expected to give presents to their wives. The day was supposedly in celebration of the birthday of her son Mars, the god of war. Strange as it may be, Jupiter was not Mars’s father; it was instead a magical flower. Some authors claim the festival actually celebrated the anniversary of the end of the Roman-Sabine War and honored the role women played. After the Sabine women had been kidnapped by Romulus, war began but the women restored harmony when they threw themselves between the warring factions.

Juno & Carthage

According to legend, there was a connection between Juno and the city of Carthage where she was identified with the goddess Tanit. And, according to the Roman poet Virgil, the author of The Aeneid, Juno had another connection to the city by playing a major role in the founding of Rome or, more precisely, a role in the delay of the founding of the city. The story of Aeneas and his destiny to found the city is another example of the close connection between the Greek and Roman myths. Although Virgil used Juno as the story’s antagonist (he was, of course, Roman), the name of Hera could just as easily be substituted. According to Virgil, there was little love between Aeneas, the story’s Trojan hero, and the Roman goddess. Juno loved the city of Carthage and, according to prophecy, her beloved city would one day be destroyed by Rome, a city to be founded by Aeneas. Virgil wrote, “This town, they say, was Juno’s favourite dwelling, preferred to all lands … here were her arms, her chariot … she cherished the aim that this should be, if fate allowed, the metropolis of all nations.” In Juno’s mind if one stops Aeneas then the city of Rome will never be established -- Carthage would achieve its destiny and control the Mediterranean. Virgil questioned the “brooding anger of Juno.” He asked, “Where lay the cause? How was her godhead injured? What grievance made the queen of heaven so harry a man renowned for piety … such a cycle of calamity? Can a divine being be so persevering in anger?” So, Juno loved Carthage and didn’t want it to be destroyed by a future Rome. There was, however, a second reason for her anger: the fact that the Trojan prince Paris believed Helen to be more beautiful, and Juno’s beauty was “scorned.”
clip_image006
Puerto de Cartago
Así que, por su diseño de Juno, Eneas y sus hombres llegaron a Cartago donde la reina Dido cayó en amorcon con Eneas y le rogó que permanecen; Sin embargo, la madre de Guerrero troyano, Venus, tenía otros planes. Juno dijo, "Esclavo de Let Dido para un esposo troyano y dejar que los tirios pasan en tu mano como dote". La diosa Venus era consciente de "que este doble discurso por el cual Juno destinadas a basar el futuro Imperio italiano..." La pelea se intensificó entre las dos diosas. Por suerte para Roma, pero por desgracia para la reina Dido, Eneas se acordaba de su destino por el Dios mercurio. Salió de Cartago y navegó a la isla de Sicilia, dejando pobre Dido en dolor y eventualmente a cometer suicidio. Juno hizo intentos por dejar de Eneas, en Sicilia, las troyanas fueron persuadidas a quemar los barcos. A continuación, una tormenta en el mar, creado por Juno, fracasó cuando Neptuno interferido, no por el amor de Eneas, pero debido a su irritación en interferencia de Juno en su dominio. Según Virgilio, "hechizo de Juno se rompió", y los hombres con seguridad aterrizaron en suelo italiano. El resto, por supuesto, cae en el Reino del mito de la Fundación de Roma y el nacimiento de Rómulo y Remo.
Después de la llegada de la cultura griega, la mitología de la religión romana y las identidades de sus dioses a ser confuso. Historias de los dioses, romano o griego, se convierten en entremezclados. Juno, a pesar de una asociación cercana con el Hera griego, era, en su propio derecho, un Dios importante. Ella era la protectora de las mujeres, la esposa (y hermana) del Todopoderoso Júpiter. Ella era la madre de la guerra de Dios Marte. Gradualmente, sin embargo, la completa mitología que rodea a los dioses, Júpiter, Juno, Neptuno y todo lo demás--desapareció con la aparición del cristianismo. De Juno importancia y relevancia, sin embargo, vivir mientras leen La Eneida o contar historias de los dioses antiguos, grandes.
Traducido del website: Ancient History Encyclopedia bajo Licencia Creative Commons .