BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada

Nuestras Reuniones "Todo En Uno" (TEU) ‒ Semana del 19 de mayo

ADS

ss14 págs. 1-4 Programa de la Escuela del Ministerio Teocrático del año 2014

19 de mayo Lectura de la Biblia: Éxodo 30 a 33
Núm. 1: Éxodo 32:1-14
Núm. 2: Los Diez Mandamientos fueron abolidos junto con la Ley mosaica (rs pág. 337 párrs. 1, 2)
Núm. 3: Abrahán. Tenga fe en las promesas de Jehová (it-1 pág. 31 párrs. 3-8)
w14 15/3 págs. 1-2 Índice

19-25 DE MAYO DE 2014
Honremos a nuestros mayores
PÁGINA 20 • CÁNTICOS: 90 Y 135
ws14 15/3 págs. 1-2 Índice

19-25 DE MAYO DE 2014
Honremos a nuestros mayores
PÁGINA 15 • CÁNTICOS 90 Y 135


Nuestras Reuniones Todo En Uno (TEU)

Todas nuestras reuniones en uno - Semana del 19 de mayo


Escuela del Ministerio Teocrático


Núm. 1: Éxodo 32:1-14


Núm. 2: Los Diez Mandamientos fueron abolidos junto con la Ley mosaica (rs pág. 337 párrs. 1, 2)

rs pág. 337 párrs. 1, 2 Sábado (Día de descanso)
Rom. 7:6, 7: “Ahora hemos sido desobligados de la Ley, porque hemos muerto a aquello por lo cual se nos tenía sujetos [...] ¿Qué, pues, diremos? ¿Es la Ley pecado? ¡Jamás sea cierto eso! Realmente no hubiera llegado yo a conocer el pecado si no hubiese sido por la Ley; y, por ejemplo, no hubiera conocido la codicia si la Ley no hubiese dicho: ‘No debes codiciar.’” (Aquí, inmediatamente después de escribir que los cristianos judíos habían sido “desobligados de la Ley”, ¿qué ejemplo de la Ley cita Pablo? El Décimo Mandamiento, lo cual muestra que este era parte de la Ley de la cual habían sido desobligados.)
2 Cor. 3:7-11: “Si el código que administra muerte y que fue grabado con letras en piedras se efectuó con una gloria, de modo que los hijos de Israel no pudieron mirar con fijeza el rostro de Moisés a causa de la gloria de su rostro, gloria que había de ser eliminada, ¿por qué no debería ser con mucha más razón con gloria la administración del espíritu? [...] Porque si lo que había de ser eliminado fue introducido con gloria, mucho más sería con gloria lo que permanece.” (Aquí se hace referencia al código que fue “grabado con letras en piedras” y se dice que los “hijos de Israel no pudieron mirar con fijeza el rostro de Moisés” en la ocasión en que se les dio el código. ¿Qué describe esto? Éxodo 34:1, 28-30 muestra que es la ocasión en que se dieron los Diez Mandamientos; estos fueron los mandamientos grabados en piedra. Obviamente se hallan entre lo que el texto dice aquí que “había de ser eliminado”.)

Núm. 3: Abrahán. Tenga fe en las promesas de Jehová (it-1 pág. 31 párrs. 3-8)

it-1 pág. 31 párrs. 3-8 Abrahán
Aparece la descendencia prometida. Puesto que Sara continuaba estéril, parecía que iba a ser Eliezer, el fiel mayordomo procedente de Damasco, quien recibiría la herencia de Abrahán. No obstante, Jehová volvió a asegurarle a Abrahán que su propia prole llegaría a ser incontable, como las estrellas del cielo, y Abrahán “puso fe en Jehová; y él procedió a contárselo por justicia”, aunque esto sucedió años antes de su circuncisión. (Gé 15:1-6; Ro 4:9, 10.) Entonces, Jehová celebró con él un pacto formal, acompañado de sacrificios de animales, y al mismo tiempo le reveló que se afligiría a su prole durante un período de cuatrocientos años y que hasta sería llevada a la esclavitud. (Gé 15:7-21; véase PACTO.)
Pasó el tiempo. Ya llevaban diez años en Canaán, pero Sara continuaba estéril, así que propuso que su sierva egipcia, Agar, la sustituyera y de esa manera pudiera tener un hijo por medio de ella. Abrahán consintió, y en 1932 a. E.C., cuando ya había cumplido ochenta y seis años, nació Ismael. (Gé 16:3, 15, 16.) Pasó más tiempo. En 1919 a. E.C., cuando Abrahán tenía noventa y nueve años, Jehová ordenó que se circuncidara a todos los varones de su casa, como señal o sello en testimonio de la especial relación pactada que existía entre Él y Abrahán. Al mismo tiempo le cambió el nombre de Abrán a Abrahán, “porque padre de una muchedumbre de naciones de seguro te haré yo”. (Gé 17:5, 9-27; Ro 4:11.) Poco después de aquello, tres ángeles materializados a quienes Abrahán recibió hospitalariamente prometieron en el nombre de Jehová que Sara concebiría y daría a luz un hijo, ¡sí, en el plazo de un año! (Gé 18:1-15.)
¡Cuántas cosas pasaron en ese año! Sodoma y Gomorra fueron destruidas y el sobrino de Abrahán y sus dos hijas escaparon por muy poco. Debido a un hambre, Abrahán y su esposa se mudaron a Guerar, donde el rey de esa ciudad filistea tomó a Sara para su harén. Jehová intervino, Sara fue puesta en libertad y al tiempo señalado, en 1918 a. E.C., cuando Abrahán tenía cien años y Sara noventa, nació Isaac, el heredero que había sido prometido en su día. (Gé 18:16–21:7.) Cinco años después, cuando el medio hermano de Isaac, Ismael, que ya había cumplido diecinueve años, se burló de Isaac, Abrahán se vio obligado a despedirle a él y a su madre, Agar. Fue entonces, en 1913 a. E.C., cuando empezaron los cuatrocientos años de aflicción para la prole de Abrahán. (Gé 21:8-21; 15:13; Gál 4:29.)
La prueba suprema de fe a la que tuvo que enfrentarse Abrahán llegó unos veinte años más tarde. Según la tradición judía, Isaac entonces contaba veinticinco años. (Antigüedades Judías, de F. Josefo, libro I, cap. XIII, sec. 2.) En obediencia a las instrucciones de Jehová, Abrahán tomó consigo a Isaac y viajó hacia el N., desde Beer-seba, en el Négueb, hasta el monte Moria, al norte de Salem. Allí edificó un altar e hizo los preparativos para ofrecer como sacrificio quemado a Isaac, la descendencia prometida. Y de hecho, Abrahán “ofreció, por decirlo así, a Isaac”, porque “estimó que Dios podía levantarlo hasta de entre los muertos”. Justo en el último momento, Jehová intervino y suministró un carnero para sustituir a Isaac en el altar del sacrificio. Por lo tanto, fue esta fe incondicional respaldada por una completa obediencia lo que movió a Jehová a reforzar su pacto con Abrahán, jurando por sí mismo como una garantía legal especial. (Gé 22:1-18; Heb 6:13-18; 11:17-19.)
Sara murió en Hebrón en 1881 a. E.C. a los ciento veintisiete años, por lo que a Abrahán se le hizo necesario comprar una porción de terreno para sepultarla, pues como residente forastero, no poseía tierras en Canaán. Así que les compró a los hijos de Het un campo en Macpelá, cerca de Mamré, que tenía una cueva. (Gé 23:1-20; véase COMPRA.) Tres años después, cuando Isaac llegó a la edad de cuarenta años, Abrahán envió a Eliezer de regreso a Mesopotamia para que consiguiera para su hijo una esposa adecuada, que también fuera adoradora verdadera de Jehová. Rebeca, la sobrina nieta de Abrahán, resultó ser la que Jehová escogió. (Gé 24:1-67.)
“Además, Abrahán volvió a tomar esposa”, a Queturá, y engendró a otros seis hijos, de modo que de él no solo descendieron los israelitas, los ismaelitas y los edomitas, sino también los medanitas, los madianitas y otros pueblos. (Gé 25:1, 2; 1Cr 1:28, 32, 34.) De ese modo Abrahán vio cumplida la expresión profética de Jehová: “Padre de una muchedumbre de naciones de seguro te haré yo”. (Gé 17:5.) Finalmente, en 1843 a. E.C., murió a la avanzada edad de ciento setenta y cinco años y sus hijos Isaac e Ismael lo enterraron en la cueva de Macpelá. (Gé 25:7-10.) Antes de su muerte, Abrahán dio regalos a los hijos de sus esposas secundarias y los despidió, de modo que Isaac quedó como único heredero de “todo cuanto tenía”. (Gé 25:5, 6.)

Ir al Inicio

Puntos Sobresaliente de la Biblia

19 de mayo Lectura de la Biblia: Éxodo 30 a 33

32:1-8, 25-35. ¿Por qué no se castigó a Aarón por haber hecho el becerro de oro? En su corazón, Aarón no estaba de acuerdo con la adoración idolátrica. Posteriormente se unió a sus compañeros levitas al ponerse a favor de Dios y en contra de los que se opusieron a Moisés. Después que se destruyó a los culpables, Moisés recordó a los israelitas que ellos habían cometido un grave pecado, lo que indica que otros además de Aarón recibieron la misericordia de Jehová.
33:11, 20. ¿En qué sentido habló Dios “cara a cara” con Moisés? Esta expresión se refiere a una conversación íntima entre dos personas. Moisés habló con el representante de Dios y, mediante él, recibió las instrucciones divinas. Pero Moisés no vio a Jehová, dado que “ningún hombre puede ver[lo] y sin embargo vivir”. De hecho, Jehová no habló personalmente con Moisés. La Ley “fue transmitida mediante ángeles por mano de un mediador”, dice Gálatas 3:19.

Éxodo 30:12-16
¿Cómo se financiaban los servicios religiosos del templo de Jerusalén?
▪ Los servicios del templo de Jehová se financiaban con los impuestos. Aunque el impuesto principal era el diezmo obligatorio, también había otros. Por ejemplo, durante la construcción del tabernáculo, Jehová le dijo a Moisés que recaudara medio siclo de plata por cada israelita inscrito en el censo, en concepto de “contribución a Jehová” (Éxodo 30:12-16).
Parece que con el tiempo se estableció la costumbre de que cada judío contribuyera esa misma cantidad como impuesto anual para el templo. Este fue el impuesto que Jesús dijo a Pedro que pagara con la moneda que este último sacaría de la boca de un pez (Mateo 17:24-27).
Hace algunos años se hallaron en Jerusalén dos monedas de plata de las que se usaban para pagar dicho impuesto. Una de ellas, acuñada en Tiro en el año 22 de nuestra era, se encontró en un túnel de alcantarillado del siglo primero. En una de sus caras aparece el perfil de la deidad principal de dicha ciudad —Melqart, el Baal de Tiro—, mientras que en la otra cara se ve un águila sobre la proa de un barco. La segunda moneda se halló entre los escombros en el monte del templo y data del primer año de la revuelta judía contra Roma, que comenzó en el año 66 de nuestra era. Esta moneda tiene un cáliz por un lado, tres granadas brotando por el otro y dos inscripciones que dicen “Medio siclo” y “Santa Jerusalén”. Con respecto a este último hallazgo, el arqueólogo Gabriel Barkay explica que la moneda tiene “marcas de haber sido dañada por el fuego, probablemente de uno de los incendios que destruyeron el segundo templo en el año 70 de nuestra era”.

Éx 30:26-28
También se ungían las cosas dedicadas como santas. Jacob tomó la piedra sobre la que había descansado la cabeza cuando tuvo un sueño inspirado, la puso como columna y la ungió, y así consagró el lugar, al que llamó Betel, que significa “Casa de Dios”. (Gé 28:18, 19.) Poco tiempo después, Jehová reconoció la unción de esa piedra. (Gé 31:13.) Por mandato de Jehová, Moisés ungió el tabernáculo y su mobiliario en el desierto del Sinaí, indicando que eran cosas dedicadas, santas. (Éx 30:26-28.)

Ex. 31:18
En armonía con estos usos de la palabra “dedo”, se puede comprender que el “dedo de Dios” tiene gran poder y que esta designación aplica bien a Su espíritu como Él lo usó durante la escritura de la Biblia. Así, las Escrituras nos informan que por medio del “dedo de Dios” él escribió los Diez Mandamientos en las dos tablas de piedra. (Éxo. 31:18; Deu. 9:10.)

Éxo. 32:1
Posteriormente violaron la ley que prohibía la idolatría, aunque habían hecho un pacto con Jehová tan solo dos meses antes y se habían comprometido a obedecer todas sus palabras (Éxo. 24:3, 12-18; 32:1, 2, 7-9). ¿Por qué desobedecieron? ¿Habrá sido porque Moisés llevaba mucho tiempo en el monte Horeb recibiendo instrucciones de Dios y sintieron miedo de un posible ataque? Ya en una ocasión los amalequitas los habían atacado y Moisés les había ayudado a vencerlos manteniendo los brazos levantados. Pero ahora no estaba con ellos. ¿Qué harían si los volvían a atacar? (Éxo. 17:8-16.) Fuera cual fuera la razón, lo cierto es que los israelitas “rehusaron hacerse obedientes” (Hech. 7:39-41)

Éx 32:4
¿Por qué no se castigó a Aarón por haber hecho el becerro de oro?
A pesar de su posición privilegiada, Aarón tuvo debilidades. La primera vez que Moisés permaneció cuarenta días en el monte Sinaí, “el pueblo se congregó en torno a Aarón, y le dijeron: ‘Levántate, haznos un dios que vaya delante de nosotros, porque en cuanto a este Moisés, el hombre que nos hizo subir de la tierra de Egipto, ciertamente no sabemos qué le habrá pasado’”. (Éx 32:1.) Aarón accedió y cooperó con estos rebeldes en la manufactura de una estatua de un becerro de oro. (Éx 32:2-6.) Más tarde, cuando Moisés le llamó la atención, presentó una excusa muy débil. (Éx 32:22-24.) Sin embargo, Jehová no le consideró el principal responsable, sino que dijo a Moisés: “Así que ahora déjame, para que se encienda mi cólera contra ellos y los extermine”. (Éx 32:10.) Moisés puso al pueblo ante una disyuntiva al clamar: “¿Quién está de parte de Jehová? ¡A mí!”. (Éx 32:26.) Todos los hijos de Leví respondieron, y entre estos debió encontrarse Aarón. Ellos mataron a tres mil idólatras, probablemente los principales instigadores de la rebelión. (Éx 32:28.) No obstante, más tarde Moisés recordó al resto del pueblo que ellos también compartían la culpa. (Éx 32:30.) Así que Aarón no fue el único que recibió la misericordia de Dios. De sus acciones subsiguientes se desprende que en su corazón no estuvo de acuerdo con el movimiento idolátrico, sino que cedió a la presión de los rebeldes. (Éx 32:35.) Jehová mostró que le había perdonado al mantener en vigor su nombramiento de sumo sacerdote. (Éx 40:12, 13.)

Éx 32:8
Mólek y la astrología en Israel. Hoy es posible demostrar que la astrología estaba muy ligada al culto a Mólek, un dios al que a veces se representaba con la cabeza de un toro. Los babilonios, los cananeos, los egipcios y otros pueblos le rindieron culto al toro en representación de deidades como Marduk, Mólek y Baal. Además, el toro fue uno de los signos más importantes del zodiaco: Tauro. Era frecuente que al dios-sol se le encarnase en la figura de un toro: sus cuernos representaban los rayos solares, y su vitalidad procreadora, la facultad “vivificante” del Sol. Por otra parte, la vaca recibía la misma honra como símbolo de Istar o Astarté. Por consiguiente, cuando Aarón y, más tarde, Jeroboán, introdujeron en Israel el culto al toro (o al becerro), a los ojos de Jehová fue un pecado muy grave. (Éx 32:4, 8; Dt 9:16; 1Re 12:28-30; 2Re 10:29.)

Éxo. 32:10
Pensemos, por ejemplo, en lo que Jehová le dijo a Moisés después de que los israelitas adoraron a un becerro de oro: “He mirado a este pueblo, y he aquí que es un pueblo de dura cerviz. Así que ahora déjame, para que se encienda mi cólera contra ellos y los extermine, y déjame hacer de ti una nación grande” (Éxo. 32:9, 10).
14 El relato continúa así: “Moisés procedió a ablandar el rostro de Jehová su Dios y a decir: ‘¿Por qué, oh Jehová, debe encenderse tu cólera contra tu pueblo, a quien sacaste de la tierra de Egipto con gran poder y con mano fuerte? ¿Por qué deben decir los egipcios: “Con mala intención los sacó, para matarlos entre las montañas y para exterminarlos de la superficie del suelo”? Vuélvete de tu cólera ardiente y siente pesar respecto al mal contra tu pueblo. Acuérdate de Abrahán, de Isaac y de Israel tus siervos, a quienes juraste por ti mismo, por cuanto les dijiste: “Multiplicaré su descendencia como las estrellas de los cielos, y toda esta tierra que he designado la daré a su descendencia, para que verdaderamente tomen posesión de ella hasta tiempo indefinido”’. Y Jehová empezó a sentir pesar respecto al mal de que había hablado que haría a su pueblo” (Éxo. 32:11-14).
15 ¿Realmente necesitaba Jehová que Moisés corrigiera su forma de pensar? ¡Claro que no! Aunque le dio a conocer a Moisés sus intenciones, no se trataba de una decisión final. Más bien, estaba probando a su siervo, tal como Jesús hizo con Felipe y la mujer griega. Le abrió la puerta, por decirlo así, para que expresara su opinión. Jehová había nombrado a Moisés mediador entre él y los israelitas, y respetaba su posición como tal. ¿Qué haría Moisés? ¿Se dejaría llevar por la frustración? ¿Aprovecharía la oportunidad para apoyar la idea de sustituir a Israel por una nación nueva formada por sus propios descendientes?

Éx 32:1-13
En esta primera ocasión demostró tener las aptitudes necesarias para ser el mediador entre Jehová e Israel y para ser el caudillo de esa gran nación, compuesta quizás de tres millones de personas o más. Mientras Moisés estaba en la montaña Jehová le informó que el pueblo se había vuelto a la idolatría, y le dijo: “Ahora déjame, para que se encienda mi cólera contra ellos y los extermine, y déjame hacer de ti una nación grande”. La inmediata respuesta de Moisés puso de manifiesto que la santificación del nombre de Jehová era la cosa más importante para él, y que no tenía ningún tipo de egoísmo ni deseaba fama para sí mismo. No pidió nada para él, sino que demostró interés por el nombre de Jehová, nombre que Él mismo había ensalzado recientemente mediante el milagro del mar Rojo, y mostró respeto por la promesa de Dios a Abrahán, Isaac y Jacob. Jehová aprobó la súplica de Moisés y perdonó al pueblo. Aquí se ve que Jehová consideró que Moisés desempeñaba su papel de mediador de modo satisfactorio, y que Él respetaba el cargo para el que había nombrado a Moisés. De manera que entonces Jehová “empezó a sentir pesar respecto al mal de que había hablado que haría a su pueblo”, es decir, por causa del cambio de circunstancias, cambió de actitud con relación a traer el mal sobre ellos. (Éx 32:7-14.)

Éxodo 32:34
En primer lugar, observamos que a Miguel se le llamó “uno de los príncipes prominentes” y “el príncipe de ustedes”. Más tarde, se dijo que era “el gran príncipe que está plantado a favor de los hijos de[l] pueblo [de Daniel]” (Daniel 10:21; 12:1). Este dato indica que Miguel es el ángel que Jehová designó para guiar a los israelitas a través del desierto (Éxodo 23:20-23; 32:34; 33:2).
Las siguientes palabras del discípulo Judas respaldan esa conclusión: “Miguel el arcángel tuvo una diferencia con el Diablo y disputaba acerca del cuerpo de Moisés” (Judas 9).

Éxodo 33:11, 20.
¿En qué sentido habló Dios “cara a cara” con Moisés? Esta expresión se refiere a una conversación íntima entre dos personas. Moisés habló con el representante de Dios y, mediante él, recibió las instrucciones divinas. Pero Moisés no vio a Jehová, dado que “ningún hombre puede ver[lo] y sin embargo vivir”. De hecho, Jehová no habló personalmente con Moisés. La Ley “fue transmitida mediante ángeles por mano de un mediador”, dice Gálatas 3:19.

Éxodo 33:12
¿Qué implica el conocer el nombre de Dios?
La creación material da testimonio de la existencia de Dios, pero no revela cuál es su nombre. (Sl 19:1; Ro 1:20.) Conocer el nombre de Dios significa más que un simple conocimiento de la palabra. (2Cr 6:33.) En realidad, significa conocer a la Persona: sus propósitos, actividades y cualidades según se revelan en su Palabra. (Compárese con 1Re 8:41-43; 9:3, 7; Ne 9:10.) Puede ilustrarse con el caso de Moisés, un hombre a quien Jehová ‘conoció por nombre’, esto es, conoció íntimamente. (Éx 33:12.) Moisés tuvo el privilegio de ver una manifestación de la gloria de Jehová y también ‘oír declarado el nombre de Jehová’. (Éx 34:5.) Aquella declaración no fue simplemente una repetición del nombre Jehová, sino una exposición de los atributos y actividades de Dios, en la que se decía: “Jehová, Jehová, un Dios misericordioso y benévolo, tardo para la cólera y abundante en bondad amorosa y verdad, que conserva bondad amorosa para miles, que perdona error y transgresión y pecado, pero de ninguna manera dará exención de castigo, que hace venir el castigo por el error de padres sobre hijos y sobre nietos, sobre la tercera generación y sobre la cuarta generación”. (Éx 34:6, 7.) De manera similar, la canción de Moisés que incluye las palabras: “Porque yo declararé el nombre de Jehová”, cuenta los tratos de Dios con Israel y describe su personalidad. (Dt 32:3-44.)

Éxo. 33:13
Hace mucho tiempo, Moisés pidió a Jehová: “Sírvete hacerme conocer, por favor, tus caminos, para que te conozca, a fin de que halle favor a tus ojos” (Éxo. 33:13). Esa oración la expresó Moisés después de haber visto las diez plagas, presenciado la división del mar Rojo, dialogado con Jehová durante cuarenta días en el monte Sinaí y recibido los Diez Mandamientos. Con 80 años de edad y tras haber sido usado de forma portentosa por Jehová, Moisés reconocía su necesidad espiritual. En conformidad con tal ejemplo, se animó a los ancianos y siervos ministeriales a seguir progresando como hombres espirituales, sin importar cuánto tiempo llevaran sirviendo a Jehová.

Éxodo 33:19
El amplio alcance de la bondad de Dios se ve en lo que dijo a Moisés en el desierto de Sinaí. Dios prometió a su siervo fiel: “Yo mismo haré que toda mi bondad pase delante de tu rostro”. Al cumplir esa promesa y usar su propio nombre, Dios añade: “Jehová, Jehová, un Dios misericordioso y benévolo, tardo para la cólera y abundante en bondad amorosa y verdad, que conserva bondad amorosa para miles, que perdona error y transgresión y pecado, pero de ninguna manera dará exención de castigo”. (Éxodo 33:19; 34:6, 7.)
Por lo tanto, la bondad de Dios incluye su misericordia y su benevolencia, su bondad amorosa y su verdad. Su bondad también se ve en que es “tardo para la cólera”; es paciente.

Éxodo 33:20
Además, si una persona de carne y hueso compareciera ante la presencia inmediata de Jehová Dios, moriría. Así se lo indicó él a Moisés: “No puedes ver mi rostro, porque ningún hombre puede verme y sin embargo vivir” (Éxodo 33:20; Juan 1:18).
17 Este hecho no debería extrañarnos. Moisés solo contempló parte de la gloria de Jehová, por lo visto a través de un ángel que lo representaba. ¿Con qué efecto? Su rostro estuvo ‘emitiendo rayos’ durante un tiempo después de aquella experiencia, de modo que a los israelitas les daba miedo hasta mirarlo directamente (Éxodo 33:21-23; 34:5-7, 29, 30). Así pues, es patente que un simple ser humano no podría ver al Señor Soberano en la plenitud de su gloria.

Ir al Inicio

Reunión de Servicio


Cántico 45
¡Adelante!

10 min. Por qué somos ministros de las buenas nuevas. Discurso entusiasta basado en las páginas 77 y 78 del libro Organizados. Pida a los presentes que comenten por qué disfrutan del ministerio.

10 min. ¿Puede ser precursor auxiliar en las vacaciones? Análisis con el auditorio. Repase brevemente el párrafo 1 de la página 113 del libro Organizados y resuma los requisitos. Pida a quienes han aprovechado las vacaciones del trabajo o de la escuela para ser precursores auxiliares que cuenten cómo les ha beneficiado. Anime a todos a ser precursores auxiliares durante sus próximas vacaciones.

10 min. “Adquiera la costumbre de ser puntual.” Preguntas y respuestas. Al analizar el párrafo 4, que los presentes comenten qué les ayuda a ellos a ser puntuales.

Cántico 44
El gozo de la cosecha

10 min. Por qué somos ministros de las buenas nuevas

MINISTROS DE LAS BUENAS NUEVAS
Al enviar a su Hijo a la Tierra, Jehová nos proporcionó un modelo perfecto para que lo siguiéramos (1 Pedro 2:21). A quienes siguen a Jesús y se hacen sus discípulos, él los ayuda a predicar las buenas nuevas como ministros de Dios. Jesús indicó lo reconfortante que les resultaría esto en sentido espiritual al decir: “Vengan a mí, todos los que se afanan y están cargados, y yo los refrescaré. Tomen sobre sí mi yugo y aprendan de mí [“háganse mis discípulos”, según la nota], porque soy de genio apacible y humilde de corazón, y hallarán refrigerio para sus almas” (Mateo. 11:28, 29). Todo el que ha respondido a esa invitación ha experimentado el cumplimiento de su promesa.

(1 Pedro 2:21) De hecho, ustedes fueron llamados a este [curso], porque hasta Cristo sufrió por ustedes, dejándoles dechado para que sigan sus pasos con sumo cuidado y atención.
(Mateo. 11:28, 29) Vengan a mí, todos los que se afanan y están cargados, y yo los refrescaré. 29 Tomen sobre sí mi yugo y aprendan de mí, porque soy de genio apacible y humilde de corazón, y hallarán refrigerio para sus almas.

Jesús, en calidad de Ministro Principal de Dios, invitó a algunos hombres a que fueran sus seguidores (Mateo 9:9; Juan 1:43). Los preparó para el ministerio y los envió a efectuar la misma labor que él estaba llevando a cabo (Mateo 10:1–11:1; 20:28; Lucas 4:43). Más adelante designó a otros 70 para declarar las buenas nuevas del Reino de Dios (Lucas 10:1, 8-11). Cuando los comisionó, les dijo: “El que les escucha a ustedes me escucha a mí también. Y el que los desatiende a ustedes me desatiende a mí también. Además, el que me desatiende a mí desatiende también al que me envió” (Lucas 10:16). De esta forma, Jesús destacó la responsabilidad tan seria que se les asignaba. ¡Iban a representar al Dios Altísimo! Lo mismo sucedería con todos los que responieran a la invitación de Jesús de ‘ser sus seguidores’, incluso en nuestros días (Lucas 18:22). Todos los que aceptan esa propuesta tienen la comisión divina de predicar las buenas nuevas del Reino y hacer discípulos (Mateo 24:14; 28:19, 20).

(Mateo 9:9) Luego, al ir pasando de allí, Jesús alcanzó a ver a un hombre, cuyo nombre era Mateo, sentado en la oficina de los impuestos, y le dijo: “Sé mi seguidor”. En seguida este se levantó y le siguió.
(Juan 1:43) Al día siguiente, deseó partir para Galilea. De modo que Jesús halló a Felipe y le dijo: “Sé mi seguidor”

Como hemos acudido a Jesús en respuesta a su invitación de seguirlo, se nos ha bendecido con el conocimiento de Jehová Dios y Jesucristo (Juan 17:3). Se nos han enseñado los caminos de Jehová. Con Su ayuda hemos logrado rehacer la mente, cambiar de personalidad y amoldar nuestra conducta diaria a Sus justas normas (Romanos 12:1, 2; Efecios 4:22-24; Colosenses 3:9, 10). La gratitud sincera nos ha impulsado a dedicarnos a él y simbolizarlo por medio del bautismo en agua. El bautismo constituye nuestra ordenación como ministros.

(Romanos 12:1,2) Por consiguiente, les suplico por las compasiones de Dios, hermanos, que presenten sus cuerpos como sacrificio vivo, santo, acepto a Dios, un servicio sagrado con su facultad de raciocinio. 2 Y cesen de amoldarse a este sistema de cosas; más bien, transfórmense rehaciendo su mente, para que prueben para ustedes mismos lo que es la buena y la acepta y la perfecta voluntad de Dios.
(Efesios 4:22-24) que ustedes deben desechar la vieja personalidad que se conforma a su manera de proceder anterior y que va corrompiéndose conforme a sus deseos engañosos; 23 pero que deben ser hechos nuevos en la fuerza que impulsa su mente, 24 y deben vestirse de la nueva personalidad que fue creada conforme a la voluntad de Dios en verdadera justicia y lealtad.
(Colosenses 3:9, 10) No estén mintiéndose unos a otros. Desnúdense de la vieja personalidad con sus prácticas, 10 y vístanse de la nueva [personalidad], que mediante conocimiento exacto va haciéndose nueva según la imagen de Aquel que la ha creado

Recordemos siempre que debemos servir a Dios con manos limpias y un corazón puro (Salmos 24:3, 4; Isaías 52:11; 2 Corintios 6:14– 7:1). Mediante la fe en Jesucristo hemos obtenido una conciencia limpia y franqueza de expresión (Hebreos 10:19-23, 35, 36; Revelación. 7:9, 10, 14). El apóstol Pablo instó a los cristianos a hacer todas las cosas para la gloria de Dios, a fin de no causar tropiezo a nadie. El apóstol Pedro, por su parte, señaló cuánto puede contribuir la conducta piadosa a que los no creyentes acepten la verdad (1 Corintios 10:31, 33; 1 Pedro 3:1). ¿Cómo puede usted ayudar a alguien a reunir los requisitos para ser ministro de las buenas nuevas?

(Salmos 24:3, 4) ¿Quién puede ascender a la montaña de Jehová, y quién puede levantarse en su lugar santo? 4 El inocente de manos y limpio de corazón, que no haya llevado Mi alma a pura indignidad, ni prestado juramento engañosamente.
(Isaías 52:11) Apártense, apártense, sálganse de allí, no toquen nada inmundo; sálganse de en medio de ella, manténganse limpios, ustedes los que llevan los utensilios de Jehová.
(Hebreos 10:19-23, 35, 36) Por lo tanto, hermanos, puesto que tenemos denuedo respecto al camino de entrada al lugar santo por la sangre de Jesús, 20 el cual él nos inauguró como camino nuevo y vivo a través de la cortina, es decir, su carne, 21 y puesto que tenemos un gran sacerdote sobre la casa de Dios, 22 acerquémonos con corazones sinceros en la plena seguridad de la fe, pues los corazones se nos han limpiado por rociadura de una conciencia inicua, y los cuerpos se nos han lavado con agua limpia. 23 Tengamos firmemente asida la declaración pública de nuestra esperanza sin titubear, porque fiel es el que ha prometido. 35 Por lo tanto, no desechen su franqueza de expresión, la cual tiene un gran galardón que se le ha de pagar. 36 Porque ustedes tienen necesidad de aguante,+ para que, después que hayan hecho la voluntad de Dios, reciban [el cumplimiento de] la promesa.
(Revelación. 7:9, 10, 14) Después de estas cosas vi, y, ¡miren!, una gran muchedumbre, que ningún hombre podía contar, de todas las naciones y tribus y pueblos y lenguas, de pie delante del trono y delante del Cordero, vestidos de largas ropas blancas; y había ramas de palmera en sus manos. 10 Y siguen clamando con voz fuerte, y dicen: “La salvación [se la debemos] a nuestro Dios, que está sentado en el trono, y al Cordero”. 14 De modo que le dije inmediatamente: “Señor mío, tú eres el que sabe”. Y me dijo: “Estos son los que salen de la gran tribulación, y han lavado sus ropas largas y las han emblanquecido en la sangre del Cordero.
(1 Pedro 3:1) De igual manera,ustedes, esposas, estén en sujeción a sus propios esposos, a fin de que, si algunos no son obedientes a la palabra, sean ganados sin una palabra por la conducta de [sus] esposas
(1 Corintios 10:31, 33) Por esto, sea que estén comiendo o bebiendo, o haciendo cualquier otra cosa, hagan todas las cosas para la gloria de Dios. 33 así como yo estoy agradando a toda la gente en todas las cosas, no buscando mi propia ventaja, sino la de los muchos, para que se salven.


10 min. ¿Puede ser precursor auxiliar en las vacaciones?


1. ¿Qué ejemplo nos da Jehová con respecto a la puntualidad?
1 Jehová siempre es puntual. Por ejemplo, les da a sus siervos ayuda en el momento oportuno (Hebreos 4:16). También nos da alimentoespiritual “al tiempo apropiado”(Mateo 24:45). Por tanto, podemos estar seguros de que el día de su ira “no llegará tarde” (Habacuc 2:3). ¡Cuánto nos beneficia que Jehová sea puntual! (Salmos 70:5). Sin embargo, debidoa nuestra imperfección y la vida tan ocupada que llevamos, a veces nos puede resultar difícil hacer las cosas a tiempo. ¿Porqué deberíamos adquirir la costumbre de serpuntuales?

(Hebreos 4:16) Acerquémonos, por lo tanto, con franqueza de expresión al trono de la bondad inmerecida, para que obtengamos misericordia y hallemos bondad inmerecida para ayuda al tiempo apropiado.
(Habacuc 2:3) Porque [la] visión es todavía para el tiempo señalado, y sigue jadeando hasta el fin, y no dirá mentira. Aun si tardara, manténte en expectación de ella; porque sin falta se realizará. No llegará tarde.
(Mateo 24:45) ¿Quién es, verdaderamente, el esclavo fiel y discreto a quien su amo nombró sobre sus domésticos, para darles su alimento al tiempo apropiado?
(Salmos 70:5) Pero yo estoy afligido y soy pobre. Oh Dios, de veras obra rápidamente a favor de mí. Tú eres mi ayuda y el Proveedor de escape para mí. Oh Jehová, no tardes demasiado.

2. ¿Por qué honra a Jehová nuestra puntualidad?
2 En estos últimos días, en los que la gente piensa solo en sí misma y no tiene autodominio, la puntualidad brilla por su ausencia (2 Timoteo 3:1-3). Así que cuando los cristianos somos puntuales para llegar al trabajo, los compromisos y las reuniones, la gente lo nota, y eso da honra a Jehová (1 Pedro 2:12).¿Nos pasa que llegamos temprano al trabajo pero tarde a las actividades teocráticas? Llegar a tiempo a las reuniones, antes del cántico y la oración, demuestra que queremos ser ordenados como nuestro Padre celestial (1 Corintios 14:33, 40).

(2 Timoteo 3:1-3) Mas sabe esto, que en los últimos días se presentarán tiempos críticos, difíciles de manejar. 2 Porque los hombres serán amadores de sí mismos, amadores del dinero, presumidos, altivos, blasfemos, desobedientes a los padres, desagradecidos, desleales, 3 sin tener cariño natural, no dispuestos a ningún acuerdo, calumniadores, sin autodominio, feroces, sin amor del bien,
(1 Pedro 2:12) Mantengan excelente su conducta entre las naciones, para que, en la cosa de que hablan contra ustedes como [de] malhechores, ellos, como resultado de las obras excelentes de ustedes, de las cuales son testigos oculares, glorifiquen a Dios en el día para la inspección [por él].
(1 Corintios 14:33, 40) 33 Porque Dios no es [Dios] de desorden, sino de paz. 40 Pero que todas las cosas se efectúen decentemente y por arreglo.

3. ¿Por qué es la puntualidad una muestra de consideración hacia los demás?
3 Ser puntuales también es una muestra de consideración hacia los demás (Filipenses. 2:3, 4). Cuando llegamos a tiempo a las reuniones, incluidas las del servicio del campo, evitamos distraer a los hermanos. Por otro lado, si tenemos la costumbre de llegar tarde, podría dar la impresión de que pensamos que nuestro tiempo es más valioso que el de ellos. La puntualidad es una muestra de que somos responsables, diligentes y confiables, cualidades que los demás sin duda apreciarán.

(Filipenses. 2:3, 4) no haciendo nada movidos por espíritu de contradicción ni por egotismo, sino considerando con humildad mental que los demás son superiores a ustedes, 4 no vigilando con interés personal solo sus propios asuntos, sino también con interés personal los de los demás.

4. Si nos cuesta ser puntuales, ¿cómo podemos mejorar?
4 Si suele llegar tarde a los sitios, pregúntese por qué. Organice su horario de manera realista para cumplir con las tareas a tiempo (Eclesiastés 3:1; Filipenses 1:10). Pídale ayuda a Jehová (1 Juan 5:14). Ser puntuales es una manera de demostrar aprecio por los dos mandamientos más importantes de la Ley: amar a Jehová y al prójimo (Mateo 22:37-39).

(Eclesiastés 3:1) Para todo hay un tiempo señalado, aun un tiempo para todo asunto bajo los cielos
(Filipenses 1:10) Pablo y Timoteo, esclavos de Cristo Jesús, a todos los santos en unión con Cristo Jesús que están en Filipos, juntamente con los superintendentes y siervos ministeriales:
(Mateo 22:37-39) Él le dijo: “‘Tienes que amar a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con toda tu mente’. 38 Este es el más grande y el primer mandamiento. 39 El segundo, semejante a él, es este: ‘Tienes que amar a tu prójimo como a ti mismo’.
(1 Juan 5:14) Y esta es la confianza que tenemos para con él, que, no importa qué sea lo que pidamos conforme a su voluntad, él nos oye.


10 min. “Adquiera la costumbre de ser puntual.”


1. ¿Qué ejemplo nos da Jehová con respecto a la puntualidad?
1 Jehová siempre es puntual. Por ejemplo, les da a sus siervos ayuda en el momento oportuno (Heb. 4:16).
También nos da alimento espiritual “al tiempo apropiado” (Mat. 24:45). Por tanto, podemos estar seguros de que el día de su ira “no llegará tarde” (Hab. 2:3). ¡Cuánto nos beneficia que Jehová sea puntual! (Sal. 70:5.) Sin embargo, debido a nuestra imperfección y la vida tan ocupada que llevamos, a veces nos puede resultar difícil hacer las cosas a tiempo. ¿Por qué deberíamos adquirir la costumbre de ser puntuales?

(Hebreos 4:16) Acerquémonos, por lo tanto, con franqueza de expresión al trono de la bondad inmerecida, para que obtengamos misericordia y hallemos bondad inmerecida para ayuda al tiempo apropiado.
(Mateo 24:45) ”¿Quién es, verdaderamente, el esclavo fiel y discreto a quien su amo nombró sobre sus domésticos, para darles su alimento al tiempo apropiado? (Habacuc 2:3) Porque [la] visión es todavía para el tiempo señalado, y sigue jadeando hasta el fin, y no dirá mentira. Aun si tardara, manténte en expectación de ella; porque sin falta se realizará. No llegará tarde.
(Salmo 70:5) Pero yo estoy afligido y soy pobre. Oh Dios, de veras obra rápidamente a favor de mí. Tú eres mi ayuda y el Proveedor de escape para mí. Oh Jehová, no tardes demasiado.

2. ¿Por qué honra a Jehová nuestra puntualidad?
2 En estos últimos días, en los que la gente piensa solo en sí misma y no tiene autodominio, la puntualidad brilla por su ausencia (2 Tim. 3:1-3). Así que cuando los cristianos somos puntuales para llegar al trabajo, los compromisos y las reuniones, la gente lo nota, y eso da honra a Jehová (1 Ped. 2:12). ¿Nos pasa que llegamos temprano al trabajo pero tarde a las actividades teocráticas? Llegar a tiempo a las reuniones, antes del cántico y la oración, demuestra que queremos ser ordenados como nuestro Padre celestial (1 Cor. 14:33, 40).

(2 Timoteo 3:1-3) Mas sabe esto, que en los últimos días se presentarán tiempos críticos, difíciles de manejar.
2 Porque los hombres serán amadores de sí mismos, amadores del dinero, presumidos, altivos, blasfemos, desobedientes a los padres, desagradecidos, desleales, 3 sin tener cariño natural, no dispuestos a ningún acuerdo, calumniadores, sin autodominio, feroces, sin amor del bien,
(1 Pedro 2:12) Mantengan excelente su conducta entre las naciones, para que, en la cosa de que hablan contra ustedes como [de] malhechores, ellos, como resultado de las obras excelentes de ustedes, de las cuales son testigos oculares, glorifiquen a Dios en el día para la inspección [por él].
(1 Corintios 14:33) Porque Dios no es [Dios] de desorden, sino de paz. Como en todas las congregaciones de los santos, (1 Corintios 14:40) Pero que todas las cosas se efectúen decentemente y por arreglo.

3. ¿Por qué es la puntualidad una muestra de consideración hacia los demás?
3 Ser puntuales también es una muestra de consideración hacia los demás (Filip. 2:3, 4). Cuando llegamos a tiempo a las reuniones, incluidas las del servicio del campo, evitamos distraer a los hermanos.
Por otro lado, si tenemos la costumbre de llegar tarde, podría dar la impresión de que pensamos que nuestro tiempo es más valioso que el de ellos. La puntualidad es una muestra de que somos responsables, diligentes y confiables, cualidades que los demás sin duda apreciarán.

(Filipenses 2:3, 4) no haciendo nada movidos por espíritu de contradicción ni por egotismo, sino considerando con humildad mental que los demás son superiores a ustedes, 4 no vigilando con interés personal solo sus propios asuntos, sino también con interés personal los de los demás.

4. Si nos cuesta ser puntuales, ¿cómo podemos mejorar?
4 Si suele llegar tarde a los sitios, pregúntese por qué.
Organice su horario de manera realista para cumplir con las tareas a tiempo (Ecl. 3:1; Filip. 1:10). Pídale ayuda a Jehová (1 Juan 5:14). Ser puntuales es una manera de demostrar aprecio por los dos mandamientos más importantes de la Ley: amar a Jehová y al prójimo (Mat. 22:37-39).

(Eclesiastés 3:1) Para todo hay un tiempo señalado, aun un tiempo para todo asunto bajo los cielos:
(Filipenses 1:10) para que se aseguren de las cosas más importantes, para que estén exentos de defectos y no hagan tropezar a otros hasta el día de Cristo, (1 Juan 5:14) Y esta es la confianza que tenemos para con él, que, no importa qué sea lo que pidamos conforme a su voluntad, él nos oye.
(Mateo 22:37-39) Él le dijo: “‘Tienes que amar a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con toda tu mente’. 38 Este es el más grande y el primer mandamiento. 39 El segundo, semejante a él, es este: ‘Tienes que amar a tu prójimo como a ti mismo’.

Ir al Inicio

Estudio Bíblico de Congregación


Acerquémonos a Jehová
Capítulo 7. El poder protector: “Dios es para nosotros refugio”
Referencias y textos bíblicos

- 9 -
Éxodo 7:4 no les escuchará Faraón; y tendré que poner mi mano sobre Egipto y sacar a mis ejércitos, mi pueblo, los hijos de Israel, de la tierra de Egipto con grandes juicios.
- 10 -
Daniel 3:15 si ustedes están listos de modo que cuando oigan el sonido del cuerno, el caramillo, la cítara, el arpa triangular, el instrumento de cuerdas, y la gaita y toda suerte de instrumentos musicales, caigan y adoren la imagen que he hecho, [bien]. Pero si no adoran, en ese mismo momento serán arrojados en el horno ardiente de fuego. ¿Y quién es aquel dios que pueda rescatarlos de mis manos?”.
Daniel 3:17 ha de ser, nuestro Dios a quien servimos puede rescatarnos. Del horno ardiente de fuego y de tu mano, oh rey, [nos] rescatará.
Daniel 3:29 de mí una orden se emite, que cualquier pueblo, grupo nacional o lenguaje que diga cualquier cosa mala contra el Dios de Sadrac, Mesac y Abednego sea desmembrado, y su casa sea convertida en excusado público; puesto que no existe otro dios que pueda librar como este”.
- 11 -
Lucas 1:31 ¡mira!, concebirás en tu matriz y darás a luz un hijo, y has de ponerle por nombre Jesús.
Lucas 1:35 respuesta, el ángel le dijo: “Espíritu santo vendrá sobre ti, y poder del Altísimo te cubrirá con su sombra. Por eso, también, lo que nace será llamado santo, Hijo de Dios.
Mateo 2:1-15 Después que Jesús hubo nacido en Belén de Judea en los días de Herodes el rey, ¡mire!, astrólogos de las partes orientales vinieron a Jerusalén, 2 diciendo: “¿Dónde está el que nació rey de los judíos? Porque vimos su estrella [cuando estábamos] en el Oriente, y hemos venido a rendirle homenaje”. 3 Al oír esto, el rey Herodes se agitó, y toda Jerusalén junto con él; 4 y, habiendo reunido a todos los sacerdotes principales y a los escribas del pueblo, se puso a inquirir de ellos dónde había de nacer el Cristo. 5 Ellos le dijeron: “En Belén de Judea; porque así ha sido escrito por medio del profeta: 6 ‘Y tú, oh Belén de la tierra de Judá, de ninguna manera eres la [ciudad] más insignificante entre los gobernadores de Judá; porque de ti saldrá uno que gobierne, que pastoreará a mi pueblo, Israel’”. 7 Entonces Herodes mandó llamar secretamente a los astrólogos y averiguó cuidadosamente de ellos el tiempo en que la estrella había aparecido; 8 y, al enviarlos a Belén, dijo: “Vayan y hagan una búsqueda cuidadosa del niñito, y cuando lo hayan hallado vuelvan e infórmenme, para que yo también vaya y le rinda homenaje”. 9 Habiendo oído al rey, ellos siguieron su camino; y, ¡mire!, la estrella que habían visto [cuando estaban] en el Oriente iba delante de ellos, hasta que llegó y se detuvo encima de donde estaba el niñito. 10 Al ver la estrella, verdaderamente se regocijaron mucho. 11 Y cuando entraron en la casa vieron al niñito con María su madre, y, cayendo, le rindieron homenaje. También abrieron sus tesoros y le presentaron regalos: oro, olíbano y mirra. 12 Sin embargo, porque en un sueño se les dio advertencia divina de que no volvieran a Herodes, se retiraron a su país por otro camino. 13 Después que se hubieron retirado, ¡mire!, el ángel de Jehová se apareció en un sueño a José, y dijo: “Levántate, toma al niñito y a su madre, y huye a Egipto, y quédate allá hasta que yo te diga; porque Herodes está para buscar al niñito para destruirlo”. 14 De modo que él se levantó y tomó consigo al niñito y a su madre, de noche, y se retiró a Egipto, 15 y se quedó allá hasta el fallecimiento de Herodes, para que se cumpliera lo que Jehová había hablado por su profeta, que dijo: “De Egipto llamé a mi hijo”.
- 12 -
Romanos 15:4 todas las cosas que fueron escritas en tiempo pasado fueron escritas para nuestra instrucción, para que mediante nuestro aguante y mediante el consuelo de las Escrituras tengamos esperanza.
- 13 -
Mateo 24:9 los entregarán a tribulación y los matarán, y serán objeto de odio de parte de todas las naciones por causa de mi nombre.
Mateo 24:13 el que haya aguantado hasta el fin es el que será salvo.
Job 1:9, 10 esto, Satanás contestó a Jehová y dijo: “¿Ha temido Job a Dios por nada? 10 ¿No has puesto tú mismo un seto [protector] alrededor de él y alrededor de su casa y alrededor de todo lo que tiene en todo el derredor? La obra de sus manos has bendecido, y su ganado mismo se ha extendido en la tierra.
- 14 -
Hechos 12:1-11 Por aquel mismo tiempo, Herodes el rey extendió las manos para maltratar a algunos de la congregación. 2 Con la espada eliminó a Santiago hermano de Juan. 3 Como vio que esto fue del agrado de los judíos, prosiguió a arrestar también a Pedro. (Sucedió que eran aquellos los días de las tortas no fermentadas.) 4 Y apoderándose de él, lo puso en la prisión, y lo entregó a cuatro relevos de cuatro soldados cada uno para que lo guardaran, puesto que tenía la intención de presentarlo al pueblo después de la pascua. 5 Por consiguiente, Pedro estaba guardado en la prisión; pero con intensidad la congregación se ocupaba en orar a Dios por él. 6 Entonces, cuando Herodes estaba a punto de presentarlo, aquella noche Pedro dormía sujetado con dos cadenas entre dos soldados, y guardas que estaban delante de la puerta guardaban la prisión. 7 Pero, ¡mira!, el ángel de Jehová estuvo de pie allí, y una luz resplandeció en la celda de la prisión. Dando un golpe a Pedro en el costado, lo despertó, y dijo: “¡Levántate pronto!”. Y las cadenas se le cayeron de las manos. 8 El ángel le dijo: “Cíñete y átate las sandalias”. Así lo hizo. Por último le dijo: “Ponte tu prenda de vestir exterior y ven siguiéndome”. 9 Y él salió e iba siguiéndolo, pero no sabía que era realidad lo que estaba aconteciendo mediante el ángel. De hecho, suponía que estaba viendo una visión. 10 Pasando por la primera guardia de centinelas, y por la segunda, llegaron a la puerta de hierro que conduce a la ciudad, y esta se les abrió por sí misma. Y después de salir, siguieron adelante por una calle, y en seguida el ángel se apartó de él. 11 Y Pedro, volviendo en sí, dijo: “Ahora sé realmente que Jehová envió su ángel y me libró de la mano de Herodes y de todo lo que el pueblo de los judíos esperaba”.
Eclesiastés 9:11 para ver, bajo el sol, que los veloces no tienen la carrera, ni los poderosos la batalla, ni tienen los sabios tampoco el alimento, ni tienen los entendidos tampoco las riquezas, ni aun los que tienen conocimiento tienen el favor; porque el tiempo y el suceso imprevisto les acaecen a todos.
- 15 -
Juan 12:31 se somete a juicio a este mundo; ahora el gobernante de este mundo será echado fuera.
Revelación 12:17 el dragón se airó contra la mujer, y se fue para hacer guerra contra los restantes de la descendencia de ella, los cuales observan los mandamientos de Dios y tienen la obra de dar testimonio de Jesús.
Salmo 17:7, 8 maravillosos tus actos de bondades amorosas, oh Salvador de los que buscan refugiarsede los que se sublevan contra tu diestra. 8 Guárdame como a la niña del globo del ojo,en la sombra de tus alas quieras ocultarme,
- 16 -
Revelación 7:14 modo que le dije inmediatamente: “Señor mío, tú eres el que sabe”. Y me dijo: “Estos son los que salen de la gran tribulación, y han lavado sus ropas largas y las han emblanquecido en la sangre del Cordero.
2 Pedro 2:9 sabe librar de la prueba a personas de devoción piadosa, pero reservar a personas injustas para el día del juicio para que sean cortadas [de la existencia],
Juan 5:28, 29 se maravillen de esto, porque viene la hora en que todos los que están en las tumbas conmemorativas oirán su voz 29 y saldrán, los que hicieron cosas buenas a una resurrección de vida, los que practicaron cosas viles a una resurrección de juicio.
- 17 -
Hebreos 4:12 la palabra de Dios es viva, y ejerce poder, y es más aguda que toda espada de dos filos, y penetra hasta dividir entre alma y espíritu, y entre coyunturas y [su] tuétano, y puede discernir pensamientos e intenciones de[l] corazón.
Isaías 48:17 es lo que ha dicho Jehová, tu Recomprador, el Santo de Israel: “Yo, Jehová, soy tu Dios, Aquel que te enseña para que te beneficies a ti mismo, Aquel que te hace pisar en el camino en que debes andar.
Hechos 15:29 sigan absteniéndose de cosas sacrificadas a ídolos, y de sangre, y de cosas estranguladas, y de fornicación. Si se guardan cuidadosamente de estas cosas, prosperarán. ¡Buena salud a ustedes!”.
2 Corintios 7:1 Por lo tanto, dado que tenemos estas promesas, amados, limpiémonos de toda contaminación de la carne y del espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios.

Ir al Inicio

Estudio de "La Atalaya"

La Atalaya (Edición de Estudio) Marzo de 2014

Honremos a nuestros mayores


“Tienes que mostrar consideración a la persona del envejecido.” (LEV. 19:32)

¿QUÉ RESPONDERÍA?
• ¿Cuánto valora Jehová a los cristianos fieles de edad avanzada?
• ¿Qué obligaciones tienen los hijos adultos para con sus padres de edad avanzada?
• ¿Cómo pueden las congregaciones honrar a sus mayores?

Referencias y textos bíblicos


(Romanos 8:22) Porque sabemos que toda la creación sigue gimiendo juntamente y estando en dolor juntamente hasta ahora.
(Salmo 39:5) ¡Mira! Has hecho que mis días sean solo unos cuantos; y la duración de mi vida es como nada enfrente de ti. De seguro todo hombre terrestre, aunque firmemente plantado, no es nada salvo una exhalación. Sélah.
(2 Timoteo 3:3) sin tener cariño natural, no dispuestos a ningún acuerdo, calumniadores, sin autodominio, feroces, sin amor del bien,
- 2 -
(Gálatas 6:10) Realmente, pues, mientras tengamos tiempo favorable para ello, obremos lo que es bueno para con todos, pero especialmente para con los que están relacionados con [nosotros] en la fe.
(1 Pedro 1:22) Ahora que ustedes han purificado sus almas por [su] obediencia a la verdad con el cariño fraternal sin hipocresía como resultado, ámense unos a otros intensamente desde el corazón.
- 3 -
(Salmo 71:9) No me deseches en el tiempo de la vejez; justamente cuando mi poder está fallando, no me dejes.
(Salmos 71:1-24) 71 En ti, oh Jehová, me he refugiado. Oh, nunca sea yo avergonzado. En tu justicia quieras librarme y proveerme escape. Inclina hacia mí tu oído, y sálvame. 3 Llega a ser para mí un fuerte de rocas en el cual entrar constantemente. Tienes que dar mandato para salvarme, porque tú eres mi peñasco y mi plaza fuerte. 4 Oh Dios mío, provéeme escape de la mano del inicuo, de la palma de la mano del que obra injusta y opresivamente. 5 Porque tú eres mi esperanza, oh Señor Soberano Jehová, mi confianza desde mi juventud. 6 En ti me he sostenido desde el vientre; tú eres Aquel que me desprendió hasta de las entrañas de mi madre. En ti está mi alabanza constantemente. 7 He llegado a ser justamente como milagro para muchas personas; pero tú eres mi fuerte refugio. 8 Llena está mi boca de tu alabanza; todo el día, de tu hermosura. 9 No me deseches en el tiempo de la vejez; justamente cuando mi poder está fallando, no me dejes. 10 Porque mis enemigos han dicho respecto de mí, y los mismísimos que vigilan en espera de mi alma conjuntamente se han dado consejos, 11 diciendo: “Dios mismo lo ha dejado. Persigue y préndelo, porque no hay libertador”. 12 Oh Dios, no te mantengas lejos de mí. Oh Dios mío, de veras acude apresurado en mi auxilio. 13 Que sean avergonzados, que se acaben, los que están resistiendo a mi alma. Que se cubran de oprobio y humillación los que andan buscando calamidad para mí. 14 Pero en cuanto a mí, yo esperaré constantemente, y ciertamente añadiré a toda tu alabanza. 15 Mi propia boca relatará tu justicia; todo el día, tu salvación, pues no he llegado a saber las cantidades [de ellas]. 16 Vendré en magnífico poderío, oh Señor Soberano Jehová; mencionaré tu justicia, la tuya sola. 17 Oh Dios, tú me has enseñado desde mi juventud en adelante, y hasta ahora sigo informando acerca de tus maravillosas obras. 18 Y aun hasta la vejez y canicie, oh Dios, no me dejes, hasta que informe acerca de tu brazo a la generación; a todos los que han de venir, acerca de tu poderío. 19 Tu justicia, oh Dios, alcanza hasta la altura; en lo que toca a las grandes cosas que tú has hecho, oh Dios, ¿quién es como tú? 20 Porque me has hecho ver muchas angustias y calamidades, quieras volver a hacerme revivir; y de las profundidades acuosas de la tierra quieras volver a hacerme subir. 21 Quieras aumentar mi grandeza, y quieras cercarme [y] consolarme. 22 Yo también, yo te elogiaré con un instrumento de los de cuerdas, en cuanto a tu apego a la verdad, oh Dios mío. Te celebraré con melodía, sí, con el arpa, oh Santo de Israel. 23 Mis labios clamarán gozosamente cuando me sienta inclinado a celebrarte con melodía, aun mi alma que tú has redimido. 24 También, mi propia lengua, todo el día, proferirá en voz baja tu justicia, porque han quedado avergonzados, porque han quedado corridos, los que andan buscando calamidad para mí.
(Salmos 70:1-5) 70 Oh Dios, para librarme, oh Jehová, de veras ven de prisa en mi auxilio. 2 Queden avergonzados y corridos los que andan buscando mi alma. Vuélvanse atrás y queden humillados los que están deleitándose en mi calamidad. 3 Retrocedan con motivo de su vergüenza los que están diciendo: “¡Ajá, ajá!”. 4 Alborócense y regocíjense en ti, todos los que te están buscando, y digan ellos constantemente: “¡Sea engrandecido Dios!”... los que aman tu salvación. 5 Pero yo estoy afligido y soy pobre. Oh Dios, de veras obra rápidamente a favor de mí. Tú eres mi ayuda y el Proveedor de escape para mí. Oh Jehová, no tardes demasiado.
(1 Samuel 17:33-37) Pero Saúl dijo a David: “Tú no puedes ir contra este filisteo para pelear con él, porque solo eres un muchacho, y él es un hombre de guerra desde su mocedad”. 34 Y David pasó a decir a Saúl: “Tu siervo llegó a ser pastor de su padre entre el rebaño, y vino un león, y también un oso, y [cada uno] se llevó una oveja del hato. 35 Y yo salí tras él y lo derribé y de su boca hice el rescate. Cuando empezó a levantarse contra mí, lo agarré de la barba y lo derribé y le di muerte. 36 Tanto al león como al oso tu siervo los derribó; y este filisteo incircunciso tiene que llegar a ser como uno de ellos, porque ha desafiado con escarnio a las líneas de batalla del Dios vivo”. 37 Entonces añadió David: “Jehová, que me libró de la garra del león y de la garra del oso, él es quien me librará de la mano de este filisteo”. Ante esto, Saúl dijo a David: “Ve, y que Jehová mismo resulte estar contigo”.
(1 Samuel 17:50) Así que David, con una honda y una piedra, resultó más fuerte que el filisteo, y derribó al filisteo y le dio muerte; y no había espada en la mano de David.
(1 Reyes 2:1-3) 2 Y poco a poco se acercaron los días de David en que había de morir; y él procedió a dar órdenes a Salomón su hijo, y a decir: “Yo me voy por el camino de toda la tierra, y tú tienes que ser fuerte y dar prueba de ser hombre. 3 Y tienes que guardar la obligación para con Jehová tu Dios, andando en sus caminos, guardando sus estatutos, sus mandamientos y sus decisiones judiciales y sus testimonios, conforme a lo que está escrito en la ley de Moisés, a fin de que actúes prudentemente en todo lo que hagas y adondequiera que te vuelvas;
(1 Reyes 2:10) Entonces yació David con sus antepasados y fue enterrado en la Ciudad de David.
(Salmos 71:17, 18) Oh Dios, tú me has enseñado desde mi juventud en adelante, y hasta ahora sigo informando acerca de tus maravillosas obras. 18 Y aun hasta la vejez y canicie, oh Dios, no me dejes, hasta que informe acerca de tu brazo a la generación; a todos los que han de venir, acerca de tu poderío.
- 4 -
(Eclesiastés 12:1-7) 12 Acuérdate, ahora, de tu Magnífico Creador en los días de tu mocedad, antes que procedan a venir los días calamitosos, o hayan llegado los años en que dirás: “No tengo en ellos deleite”; antes que se oscurezcan el sol y la luz y la luna y las estrellas, y hayan regresado las nubes, después el aguacero; 3 el día en que tiemblen los guardianes de la casa, y se hayan encorvado los hombres de energía vital, y las mujeres que muelen hayan dejado de trabajar por haber llegado a ser pocas, y las señoras que ven por las ventanas lo hayan hallado oscuro; 4 y las puertas que dan a la calle hayan sido cerradas, cuando el sonido del molino se haga quedo, y uno se levante al sonido de un pájaro, y todas las hijas del canto suenen bajo. 5 También se han llenado de temor meramente de lo que es alto, y hay terrores en el camino. Y el almendro lleva flores, y el saltamontes se arrastra, y la baya de la alcaparra se revienta, porque el hombre va andando a su casa de larga duración y los plañidores han marchado alrededor por la calle; 6 antes que se remueva la cuerda de plata, y se quebrante el tazón de oro, y se quiebre el jarro junto al manantial, y haya sido quebrantada la rueda del agua para la cisterna. 7 Entonces el polvo vuelve a la tierra justamente como sucedía que era, y el espíritu mismo vuelve al Dios [verdadero] que lo dio.
- 5 -
(Salmos 22:24-26) Porque él ni ha despreciado ni mirado con asco la aflicción del afligido; y no ha ocultado de él su rostro, y cuando este clamó a él por ayuda, oyó. 25 De parte tuya será mi alabanza en la congregación grande; mis votos pagaré enfrente de los que le temen. 26 Los mansos comerán y quedarán satisfechos; los que lo buscan alabarán a Jehová. Vivan para siempre los corazones de ustedes.
(Proverbios 16:31) La canicie es corona de hermosura cuando se halla en el camino de la justicia.
(Proverbios 20:29) La hermosura de los jóvenes es su poder, y el esplendor de los viejos es su canicie.
(Levítico 19:32) ”’Ante canas debes levantarte, y tienes que mostrar consideración a la persona del envejecido, y tienes que estar en temor de tu Dios. Yo soy Jehová.
- 6 -
(Éxodo 20:12) ”Honra a tu padre y a tu madre para que resulten largos tus días sobre el suelo que Jehová tu Dios te da.
(Efesios 6:2) “Honra a tu padre y a [tu] madre”; que es el primer mandato con promesa:
(Marcos 7:5) de modo que estos fariseos y escribas le preguntaron: “¿Por qué no proceden tus discípulos conforme a la tradición de los hombres de otros tiempos, sino que toman su comida con manos contaminadas?”.
(Marcos 7:10-13) Por ejemplo, Moisés dijo: ‘Honra a tu padre y a tu madre’, y: ‘El que injurie a padre o a madre termine en muerte’. 11 Pero ustedes dicen: ‘Si un hombre le dice a su padre o a su madre: “Todo lo que tengo por lo cual pudieras sacar provecho de mí es corbán (es decir, una dádiva dedicada a Dios)”’..., 12 ya no le dejan hacer ni una sola cosa por su padre o su madre, 13 y así invalidan la palabra de Dios por la tradición suya que ustedes transmitieron. Y hacen muchas cosas parecidas a esto”.
(Juan 19:26, 27) Entonces Jesús, al ver a su madre y al discípulo a quien él amaba, de pie allí cerca, dijo a su madre: “Mujer, ¡ahí está tu hijo!”. 27 Entonces dijo al discípulo: “¡Ahí está tu madre!”. Y desde aquella hora el discípulo la llevó consigo a su propio hogar.
- 7 -
(1 Timoteo 5:4) Pero si alguna viuda tiene hijos o nietos, que estos aprendan primero a practicar devoción piadosa en su propia casa y a seguir pagando la debida compensación a sus padres y abuelos, porque esto es acepto a vista de Dios.
(1 Timoteo 5:8) Ciertamente si alguno no provee para los que son suyos, y especialmente para los que son miembros de su casa, ha repudiado la fe y es peor que una persona sin fe.
(1 Timoteo 5:16) Si alguna mujer creyente tiene viudas, que las socorra, y que la congregación no esté bajo la carga. Entonces esta puede socorrer a las que realmente son viudas.
- 8 -
(Números 11:23) Ante esto, Jehová dijo a Moisés: “Es que la mano de Jehová está acortada, ¿no? Ahora verás si lo que digo te acaece o no”.
- 10 -
(Proverbios 21:5) Los planes del diligente propenden de seguro a ventaja, pero todo el que es apresurado se encamina de seguro a la carencia.
- 12 -
(Mateo 15:3-6) En respuesta, él les dijo: “¿Por qué traspasan ustedes también el mandamiento de Dios a causa de su tradición? 4 Por ejemplo, Dios dijo: ‘Honra a tu padre y a tu madre’; y: ‘El que injurie a padre o a madre termine en muerte’. 5 Pero ustedes dicen: ‘Cualquiera que diga a su padre o a su madre: “Todo lo que tengo por lo cual pudieras sacar provecho de mí es una dádiva dedicada a Dios”, 6 no debe honrar de ningún modo a su padre’. Y así ustedes han invalidado la palabra de Dios a causa de su tradición.
(2 Corintios 6:3) De ninguna manera estamos dando causa alguna para tropiezo, para que no se encuentre falta en nuestro ministerio;
- 13 -
(Hechos 4:34, 35) De hecho, no había ningún necesitado entre ellos; porque todos los que eran poseedores de campos o de casas los vendían, y traían los valores de las cosas vendidas 35 y los depositaban a los pies de los apóstoles. A su vez, se efectuaba distribución a cada uno, según tuviera necesidad.
(Hechos 6:1-5) 6 Ahora bien, en estos días, cuando aumentaban los discípulos, se suscitó una murmuración de parte de los judíos de habla griega contra los judíos de habla hebrea, porque a sus viudas se las pasaba por alto en la distribución diaria. De modo que los doce convocaron a la multitud de los discípulos y dijeron: “No es cosa grata el que nosotros dejemos la palabra de Dios para distribuir [alimento] a las mesas. 3 Por eso, hermanos, búsquense siete varones acreditados de entre ustedes, llenos de espíritu y de sabiduría, para que los nombremos sobre este asunto necesario; 4 pero nosotros nos dedicaremos a la oración y al ministerio de la palabra”. 5 Y lo que se habló fue grato a toda la multitud, y seleccionaron a Esteban, varón lleno de fe y de espíritu santo, y a Felipe y a Prócoro y a Nicanor y a Timón y a Parmenas y a Nicolás, prosélito de Antioquía;
- 14 -
(1 Timoteo 5:3-16) Honra a las viudas que realmente son viudas. 4 Pero si alguna viuda tiene hijos o nietos, que estos aprendan primero a practicar devoción piadosa en su propia casa y a seguir pagando la debida compensación a sus padres y abuelos, porque esto es acepto a vista de Dios. 5 Ahora bien, la mujer que realmente es viuda y ha quedado en indigencia ha puesto su esperanza en Dios y persiste en ruegos y oraciones noche y día. 6 Pero la que se entrega a la satisfacción sensual está muerta aunque esté viviendo. 7 De modo que sigue dando estos mandatos, para que sean irreprensibles. 8 Ciertamente si alguno no provee para los que son suyos, y especialmente para los que son miembros de su casa, ha repudiado la fe y es peor que una persona sin fe. 9 Que sea puesta en la lista la viuda que haya cumplido no menos de sesenta años, mujer de un solo esposo, 10 de quien se dé testimonio por sus excelentes obras: si crió hijos, si hospedó a extraños, si lavó los pies de los santos, si socorrió a los atribulados, si siguió con diligencia toda buena obra. 11 Por otra parte, niégate a admitir a las viudas de menos edad, porque cuando sus impulsos sexuales se han interpuesto entre ellas y el Cristo, quieren casarse, 12 y tienen un juicio porque han desatendido su primera [expresión de] fe. 13 Al mismo tiempo también aprenden a estar desocupadas, andorreando por las casas; sí, no solo [a estar] desocupadas, sino también [a ser] chismosas y entremetidas en asuntos ajenos, hablando de cosas que no debieran. 14 Por eso deseo que las viudas de menos edad se casen, que tengan hijos, que manejen la casa, que no den al opositor incentivo alguno para injuriar. 15 Ya, de hecho, algunas han sido apartadas para seguir a Satanás. 16 Si alguna mujer creyente tiene viudas, que las socorra, y que la congregación no esté bajo la carga. Entonces esta puede socorrer a las que realmente son viudas.
(Santiago 1:27) La forma de adoración que es limpia e incontaminada desde el punto de vista de nuestro Dios y Padre es esta: cuidar de los huérfanos y de las viudas en su tribulación, y mantenerse sin mancha del mundo.
(Santiago 2:15-17) Si un hermano o una hermana están en estado de desnudez y carecen del alimento suficiente para el día, 16 y sin embargo alguno de entre ustedes les dice: “Vayan en paz, manténganse calientes y bien alimentados”, pero ustedes no les dan las cosas necesarias para [su] cuerpo, ¿de qué provecho es? 17 Así, también, la fe, si no tiene obras, está muerta en sí misma.
(1 Juan 3:17) Pero cualquiera que tiene los medios de este mundo para el sostén de la vida, y contempla a su hermano pasar necesidad, y sin embargo le cierra la puerta de sus tiernas compasiones, ¿de qué manera permanece el amor de Dios en él?
- 15 -
(Romanos 13:6) Pues por eso ustedes también pagan impuestos; porque ellos son siervos públicos de Dios que sirven constantemente con este mismo propósito.
- 17 -
(Malaquías 3:16) En aquel tiempo los que estaban en temor de Jehová hablaron unos con otros, cada uno con su compañero, y Jehová siguió prestando atención y escuchando. Y un libro de recuerdo empezó a ser escrito delante de él para los que estaban en temor de Jehová y para los que pensaban en su nombre.
(Hebreos 6:10) Porque Dios no es injusto para olvidar la obra de ustedes y el amor que mostraron para con su nombre, por el hecho de que han servido a los santos y continúan sirviendo.
- 18 -
(Eclesiastés 3:1) 3 Para todo hay un tiempo señalado, aun un tiempo para todo asunto bajo los cielos:
(Eclesiastés 3:4) tiempo de llorar y tiempo de reír; tiempo de plañir y tiempo de dar saltos;
(Proverbios 15:13) Un corazón gozoso tiene buen efecto en el semblante, pero a causa del dolor del corazón hay un espíritu herido.
(Proverbios 17:22) Un corazón que está gozoso hace bien como sanador, pero un espíritu que está herido seca los huesos.
- 19 -
(2 Corintios 4:16-18) Por lo tanto no nos rendimos; más bien, aunque el hombre que somos exteriormente se vaya desgastando, ciertamente el hombre que somos interiormente va renovándose de día en día. 17 Porque aunque la tribulación es momentánea y liviana, obra para nosotros una gloria que es de más y más sobrepujante peso y es eterna; 18 mientras tenemos los ojos fijos, no en las cosas que se ven, sino en las que no se ven. Porque las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas.
(Hebreos 6:18, 19) a fin de que, mediante dos cosas inmutables en las cuales es imposible que Dios mienta, tengamos nosotros, los que hemos huido al refugio, fuerte estímulo para asirnos de la esperanza puesta delante de nosotros. 19 Esta [esperanza] la tenemos como ancla del alma, tanto segura como firme, y entra cortina adentro,

Estudio de "La Atalaya" en JW.org

Ir al Inicio

Referencias consultadas en: Watchtower Library 2013

Descargar Archivo con todas las referencias

Descargar Archivo con todas las referencias

BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada