BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada

Reunión de Servicio - Semana del 23 de febrero

ADS

Reunión de Servicio: información para el estudio personal

10 min. Imite el celo por la adoración verdadera de Jesús.

Discurso basado en La Atalaya del 15 de mayo de 2013, página 8, párrafo 2, y La Atalaya del 15 de diciembre de 2010, páginas 9 a 11, párrafos 12 a 16. Explique que la predicación es una de las “obras excelentes” que los cristianos tienen el privilegio de realizar (Tito 2:14). Explique cómo nos impulsa a predicar las buenas nuevas y a dirigir cursos bíblicos conocer la verdad. Felicite a la congregación por el celo con el que efectúan tantas obras excelentes.

***w13 15/5 pág. 8 ¿Es usted un cristiano “celoso de obras excelentes”?***

2 Los testigos de Jehová tenemos ese honor tan singular. Por orden de Dios y de Cristo suplicamos al prójimo que se reconcilie con Dios (2 Cor. 5:20). Jehová nos utiliza para atraer a la gente hacia él, y así es como millones de personas en más de 235 países y territorios han llegado a disfrutar de una buena relación con él y a abrigar la esperanza de vivir para siempre (Tito 2:11). Con el celo que brota de un corazón sincero, invitamos a “cualquiera que desee [a que] tome gratis el agua de la vida” (Rev. 22:17). Debido a que atesoramos esta misión tan especial y la llevamos a cabo con empeño, se puede afirmar con razón que somos un pueblo “celoso de obras excelentes” (Tito 2:14). Veamos ahora cómo ese celo contribuye a que las personas se acerquen a Jehová. Un primer campo en el que podemos demostrarlo es la predicación.

párr. 2 (2 Cor. 5:20) Somos, por lo tanto, embajadores en sustitución de Cristo, como si Dios estuviera suplicando mediante nosotros. Como sustitutos por Cristo rogamos: “Reconcíliense con Dios”.
párr. 2 (Tito 2:11) Porque la bondad inmerecida de Dios que trae salvación a toda clase de hombres se ha manifestado,
párr. 2 (Rev. 22:17) Y el espíritu y la novia siguen diciendo: “¡Ven!”. Y cualquiera que oiga, diga: “¡Ven!”. Y cualquiera que tenga sed, venga; cualquiera que desee, tome gratis el agua de la vida.
párr. 2 (Tito 2:14) que se dio a sí mismo por nosotros para librarnos de toda clase de desafuero y limpiar para sí un pueblo peculiarmente suyo, celoso de obras excelentes.

***w10 15/12 págs. 9-11 Demostremos celo por la adoración verdadera***

Defendamos con celo la adoración verdadera

12, 13. ¿Qué actitud tiene el clero de la cristiandad hacia a) el nombre de Jehová? b) el Reino de Dios?
12 El panorama religioso actual es igual de malo que en el siglo primero, o incluso peor. Pensemos en la actitud que se tiene hacia el nombre divino. Cuando Jesús les dio a sus discípulos un modelo de oración, la primera petición que incluyó fue: “Santificado sea tu nombre” (Mat. 6:9). Pero ¿qué están haciendo hoy día los líderes religiosos y, en particular, el clero de la cristiandad? En vez de enseñar a sus feligreses a dirigirse a Dios por nombre y a tratar como santo dicho nombre, distorsiona la imagen del Creador con doctrinas falsas como la Trinidad, la inmortalidad del alma y el infierno. El resultado es que la gente piensa en Dios como alguien misterioso e incomprensible, o cruel y hasta sádico. Además, con su conducta escandalosa e hipócrita, el clero deshonra el nombre divino (léaseRomanos 2:21-24). Asimismo, hace todo lo posible por ocultarlo, quitándolo incluso de sus traducciones de la Biblia, con lo que dificulta que las personas se acerquen a Jehová y disfruten de su amistad (Sant. 4:7, 8).
13 Jesús también enseñó a sus discípulos a orar así por el Reino de Dios: “Venga tu reino. Efectúese tu voluntad, como en el cielo, también sobre la tierra” (Mat. 6:10). Aunque el clero repite vez tras vez esa petición, anima a sus feligreses a apoyar los organismos políticos y demás instituciones creadas por el hombre. Y no solo eso, sino que desprecia a quienes se esfuerzan por predicar el Reino. Como es lógico, el Reino de Dios no es un tema que traten con frecuencia los miembros de la cristiandad, pues en realidad no creen en él.
14. ¿Cómo le resta importancia el clero a la Palabra de Dios?
14 Al orar a su Padre, Jesús lo dijo muy claro: “Tu palabra es la verdad” (Juan 17:17). Y antes de regresar al cielo, indicó que designaría a un “esclavo fiel y discreto” para que sirviera alimento espiritual a su congregación (Mat. 24:45). Sin dudarlo un instante, los líderes de las iglesias afirman que son ellos los que han sido nombrados servidores de la Palabra de Dios. Pero ¿han cumplido fielmente con la comisión del Amo? Todo lo contrario. Muchos de ellos aseguran que la Biblia contiene fábulas y mitos. Y en vez de brindar a sus rebaños alimento espiritual que los consuele e ilumine, les enseñan filosofías humanas con las que les “regal[an] los oídos”, o sea, les dicen lo que quieren oír. Además, rebajan los principios bíblicos en un intento por adaptarlos a la “nueva moralidad” (2 Tim. 4:3, 4).
15. ¿Cómo se siente al ver todas las cosas que ha hecho el clero en el nombre de Dios?
15 Al enterarse de todo lo que han hecho los líderes de las iglesias —supuestamente en el nombre del Dios de la Biblia—, mucha gente sincera se lleva una gran decepción o incluso pierde la fe en Dios y en su Palabra, quedando así en manos de Satanás y su malvado mundo. ¿Cómo se siente usted al ver que se repite esta situación día tras día? ¿Cómo reacciona al observar que se blasfema contra nuestro amado Padre y se lanza lodo contra su santo nombre? ¿No es cierto que quiere hacer todo lo posible por remediar la situación? Al ver a tantas personas de buen corazón sufriendo los engaños y abusos de sus pastores, ¿verdad que desea consolarlas? Cuando Jesús notó que las muchedumbres estaban “desolladas y desparramadas como ovejas sin pastor”, no se limitó a compadecerse de ellas, sino que “comenzó a enseñarles muchas cosas” (Mat. 9:36; Mar. 6:34). ¡Cuánto celo demostró por la adoración verdadera! Sin duda, tenemos sobradas razones para imitar su actitud.
16, 17. a) ¿Qué nos motiva a esforzarnos al máximo en el ministerio? b) ¿Qué veremos en el próximo artículo?
16 Cuando tenemos esa actitud hacia nuestra obra, cobran sentido especial las palabras que escribió el apóstol Pablo en 1 Timoteo 2:3, 4 (léase). En efecto, no solo nos esforzamos al máximo en el ministerio porque estamos en los últimos días, sino, sobre todo, porque comprendemos cuál es la voluntad de Jehová. Él quiere que la gente conozca la verdad, aprenda a adorarlo y reciba sus bendiciones. Sin lugar a dudas, nuestra principal motivación no es que haya una fecha límite, sino el deseo de honrar el nombre divino y enseñar al prójimo la voluntad de Jehová. En otras palabras, nos mueve el celo por la religión verdadera (1 Tim. 4:16).

párr. 12 (Mat. 6:9) ”Ustedes, pues, tienen que orar de esta manera: ”‘Padre nuestro [que estás] en los cielos, santificado sea tu nombre.
párr. 12 (Rom. 2:21-24) tú, sin embargo, el que enseñas a otro, ¿no te enseñas a ti mismo? Tú, el que predicas: “No hurtes”, ¿hurtas? 22 Tú, el que dices: “No cometas adulterio”, ¿cometes adulterio? Tú, el que expresas aborrecimiento de los ídolos, ¿robas a los templos? 23 Tú, que te glorías en ley, ¿por tu transgresión de la Ley deshonras a Dios? 24 Porque “el nombre de Dios es blasfemado entre las naciones a causa de ustedes”; así como está escrito.
párr. 12 (Sant. 4:7, 8) Sujétense, por lo tanto, a Dios; pero opónganse al Diablo, y él huirá de ustedes.8 Acérquense a Dios, y él se acercará a ustedes. Límpiense las manos, pecadores, y purifiquen su corazón, indecisos.
párr. 13 (Mat. 6:10) Venga tu reino. Efectúese tu voluntad, como en el cielo, también sobre la tierra.
párr. 14 (Juan 17:17) Santifícalos por medio de la verdad; tu palabra es la verdad.
párr. 14 (Mat. 24:45) ”¿Quién es, verdaderamente, el esclavo fiel y discreto a quien su amo nombró sobre sus domésticos, para darles su alimento al tiempo apropiado?
párr. 14 (2 Tim. 4:3, 4) Porque habrá un período en que no soportarán la enseñanza saludable, sino que, de acuerdo con sus propios deseos, acumularán para sí mismos maestros para que les regalen los oídos; 4 y apartarán sus oídos de la verdad, puesto que serán desviados a cuentos falsos.
párr. 15 (Mat. 9:36) Al ver las muchedumbres, se compadeció de ellas, porque estaban desolladas y desparramadas como ovejas sin pastor.
párr. 15 (Mar. 6:34) Pues, al salir, él vio una muchedumbre grande, y se enterneció por ellos, porque eran como ovejas sin pastor. Y comenzó a enseñarles muchas cosas.
párr. 16 (1 Tim. 2:3, 4) Esto es excelente y acepto a vista de nuestro Salvador, Dios, 4 cuya voluntad es que hombres de toda clase se salven y lleguen a un conocimiento exacto de la verdad.
párr. 16 (1 Tim. 4:16) Presta constante atención a ti mismo y a tu enseñanza. Persiste en
estas cosas, pues haciendo esto te salvarás a ti mismo y también a los que te escuchan.

(Tito 2:14) que se dio a sí mismo por nosotros para librarnos de toda clase de desafuero y limpiar para sí un pueblo peculiarmente suyo, celoso de obras excelentes.

Descargar la información completa en archivo digital para Computadora Portatil (Laptop), Tableta (Tablet PC) y Teléfono Inteligente (Smartphone)


Descargar información para el Estudio Personal para Computadora Portatil (Laptop), Tableta (Tablet PC) y Teléfono Inteligente (Smartphone)

Descargar información para el Estudio Personal para Computadora Portatil (Laptop), Tableta (Tablet PC) y Teléfono Inteligente (Smartphone)

BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada

ADD THIS