Ciencia griega antigua › Astronomía griega » Orígenes antiguos

Artículos y Definiciones › Contenido

  • Ciencia griega antigua › Orígenes antiguos
  • Astronomía griega › Historia antigua

Civilizaciones antiguas › Sitios históricos y arqueológicos

Ciencia griega antigua » Orígenes antiguos

Definición y orígenes

por Cristian Violatti
publicado el 13 de junio de 2013
Fragmento de los elementos de Euclides (Jitse Niesen)

Al pensar cuidadosamente sobre la base de la observación, algunos griegos antiguos se dieron cuenta de que era posible encontrar regularidades y patrones ocultos en la naturaleza y que esas regularidades eran la clave para desbloquear los secretos del universo. Se hizo evidente que incluso la naturaleza tenía que obedecer ciertas reglas y conociendo esas reglas uno podía predecir el comportamiento de la naturaleza.
La observación fue finalmente infravalorada por los griegos a favor del proceso deductivo, donde el conocimiento se construye por medio del pensamiento puro. Este método es clave en matemáticas y los griegos le pusieron tal énfasis que creyeron falsamente que la deducción era la forma de obtener el conocimiento más elevado.

LOGROS TEMPRANOS

Durante la Dinastía XXVIII de Egipto (hacia 685-525 aC), los puertos del Nilo se abrieron por primera vez al comercio griego. Importantes figuras griegas como Tales y Pitágoras visitaron Egipto y trajeron consigo nuevas habilidades y conocimientos.Jonia, además de la influencia egipcia, se expuso a la cultura y las ideas de Mesopotamia a través de su vecino, el reino de Lidia.
Según la tradición griega, el proceso de reemplazar la noción de explicación sobrenatural con el concepto de un universo que se rige por las leyes de la naturaleza comienza en Jonia. Tales de Mileto, alrededor del año 600 a. C., desarrolló por primera vez la idea de que el mundo puede explicarse sin recurrir a explicaciones sobrenaturales. Es muy probable que el conocimiento astronómico que obtuvo Thales de la astronomía egipcia y babilónica le permitiera predecir un eclipse solar que tuvo lugar el 28 de mayo de 585 a.
Anaximandro, otro jonio, argumentó que dado que los bebés humanos son indefensos al nacer, si el primer humano hubiera aparecido de algún modo en la tierra cuando era un bebé, no habría sobrevivido. Anaximandro razonó que la gente debe, por lo tanto, haber evolucionado de otros animales cuyos jóvenes son más resistentes. Fue Empédocles quien primero enseñó una forma temprana de evolución y supervivencia del más apto. Él creía que originalmente "innumerables tribus de criaturas mortales se dispersaron en el exterior dotadas de todo tipo de formas, una maravilla para la vista", pero al final, solo ciertas formas pudieron sobrevivir.

LA INFLUENCIA DE LAS MATEMÁTICAS

Los logros griegos en matemáticas y astronomía fueron uno de los mejores en la antigüedad. Las matemáticas se desarrollaron primero, ayudadas por la influencia de las matemáticas egipcias; la astronomía floreció más tarde durante la época helenística, después de que Alejandro Magno conquistara el este, ayudado por la influencia de Babilonia.

EN GENERAL, LAS CIENCIAS ANTIGUAS UTILIZARON LA EXPERIMENTACIÓN PARA AYUDAR A LA COMPRENSIÓN TEÓRICA MIENTRAS LA CIENCIA MODERNA UTILIZA LA TEORÍA PARA REALIZAR RESULTADOS PRÁCTICOS.

Un aspecto poderoso de la ciencia es que busca desapegarse de las nociones con un uso específico y busca principios generales con amplias aplicaciones. Cuanto más general es la ciencia, más abstracta es y tiene más aplicaciones. Lo que los griegos derivaron de las matemáticas egipcias fueron principalmente reglas generales con aplicaciones específicas. Los egipcios sabían, por ejemplo, que un triángulo cuyos lados están en una proporción de 3: 4: 5 es un triángulo rectángulo.Pitágoras tomó este concepto y lo extendió hasta su límite al deducir un teorema matemático que lleva su nombre: que, en un triángulo rectángulo, el cuadrado en el lado opuesto del ángulo derecho (la hipotenusa) es igual a la suma de los cuadrados en los otros dos lados. Esto era cierto no solo para el triángulo 3: 4: 5, sino que era un principio aplicable a cualquier otro triángulo rectángulo, independientemente de sus dimensiones.
Pitágoras fue el fundador y líder de una secta donde la filosofía, la religión, el arte y el misticismo estaban todos fusionados. En la antigüedad, los griegos no hacían una distinción clara entre ciencia y disciplinas no científicas. Existe un amplio argumento que afirma que la coexistencia de la filosofía, el arte, el misticismo y otras disciplinas no científicas que interactúan con la ciencia ha interferido con el desarrollo de las ideas científicas. Esto parece mostrar una idea errónea de cómo funciona el espíritu humano. Es cierto que en el pasado el sesgo moral y místico ha retrasado o llevado algún conocimiento a un callejón sin salida y que los límites agudos del conocimiento científico no estaban claros. Sin embargo, es igualmente cierto que las disciplinas no científicas han mejorado la imaginación de la mente humana, han proporcionado inspiración para abordar problemas que parecían imposibles de resolver y han disparado la creatividad humana para considerar posibilidades contraintuitivas (como una tierra esférica en movimiento) que el tiempo demostró ser cierto. El espíritu humano ha encontrado una gran motivación para el progreso científico en disciplinas no científicas y es probable que sin la fuerza motriz del arte, el misticismo y la filosofía, el progreso científico hubiera carecido de gran parte de su ímpetu.
Busto de Pitágoras

Busto de Pitágoras

EL PROCESO DEDUCTIVO

Al descubrir teoremas matemáticos, los griegos encontraron el arte del razonamiento deductivo. Para construir su conocimiento matemático llegaron a conclusiones razonando deductivamente de lo que parecía ser evidente por sí mismo.Este enfoque demostró ser poderoso y su éxito en matemáticas alentó su aplicación en muchas otras disciplinas. Los griegos finalmente llegaron a creer que la única forma aceptable de obtener conocimiento era el uso de la deducción.
Sin embargo, esta forma de hacer ciencia tenía serias limitaciones cuando se aplicaba a otras áreas del conocimiento, pero desde el punto de vista de los griegos era difícil de notar. En la antigüedad, el punto de partida para descubrir principios siempre fue una idea en la mente del filósofo: a veces las observaciones estaban infravaloradas y otras veces los griegos no podían hacer una clara distinción entre observaciones empíricas y argumentos lógicos. El método científico moderno ya no confía en esta técnica; hoy la ciencia busca descubrir principios basados en observaciones como punto de partida. Del mismo modo, el método lógico de la ciencia hoy favorece la inducción sobre la deducción: en lugar de construir conclusiones sobre un supuesto conjunto de generalizaciones evidentes, la inducción comienza con observaciones de hechos particulares y deriva generalizaciones de ellos.
La deducción no funcionó para algún tipo de conocimiento. "¿Cuál es la distancia de Atenas a Quíos?" En este caso, la respuesta no puede derivarse de principios abstractos; tenemos que medirlo realmente Los griegos, cuando era necesario, miraban la naturaleza para obtener las respuestas que estaban buscando, pero aún consideraban que el tipo de conocimiento más elevado era el derivado directamente del intelecto. Es interesante notar que cuando las observaciones se tomaron en consideración, tendieron a estar subordinadas al conocimiento teórico. Un ejemplo de esto podría ser una de las obras sobrevivientes de Arquímedes, The Method, que explica cómo los experimentos mecánicos pueden ayudar a la comprensión de la geometría. En general, la ciencia antigua usó la experimentación para ayudar a la comprensión teórica, mientras que la ciencia moderna usa la teoría para buscar resultados prácticos.
La subvaloración de la observación empírica y el énfasis en el pensamiento puro como un punto de partida confiable para la construcción del conocimiento también pueden reflejarse en el famoso relato (con toda probabilidad apócrifo) del filósofo griego Demócrito que se quitó los ojos para que la vista no lo distraiga. de sus especulaciones. También hay una historia sobre un estudiante de Platón que preguntó con irritación durante una clase de matemáticas "¿Pero de qué sirve todo esto?". Platón llamó a un esclavo, le ordenó que le diera una moneda al estudiante y le dijo: "Ahora necesitas No sientas que tu instrucción ha sido completamente inútil ". Con estas palabras, el alumno fue expulsado.
Aristóteles

Aristóteles

LÓGICA ARISTOTELIANA

Aristóteles fue el primer filósofo que desarrolló un estudio sistemático de la lógica. Su marco se convertiría en una autoridad en razonamiento deductivo por más de dos mil años. Aunque admitió repetidamente la importancia de la inducción, priorizó el uso de la deducción para construir conocimiento. Eventualmente resultó que su influencia fortaleció la sobreestimación de la deducción en la ciencia y de los silogismos en la lógica.
La doctrina del silogismo es su contribución más influyente a la lógica. Él definió el silogismo como un "discurso en el que ciertas cosas han sido declaradas, algo más sigue de la necesidad de su ser así". Un ejemplo bien conocido es:
Todos los hombres son mortales. (premisa mayor)
Sócrates es un hombre. (premisa menor)
Sócrates es mortal. (conclusión)
Este argumento no puede ser cuestionado lógicamente, ni podemos desafiar su conclusión. Sin embargo, esta forma de hacer ciencia tiene, al menos, dos fallas. En primer lugar, la forma en que funciona la gran premisa. ¿Por qué deberíamos aceptar la gran premisa sin preguntar? La única forma en que se puede aceptar una premisa principal es presentar una declaración obvia, como "todos los hombres son mortales", lo que se considera evidente por sí mismo. Esto significa que la conclusión de este argumento no es una nueva idea sino más bien, algo que ya estaba implicado directa o indirectamente dentro de la premisa principal. En segundo lugar, no parece ser una necesidad real pasar por toda esta argumentación para demostrar lógicamente que Sócrates es mortal.
Otro problema de esta forma de construir conocimiento es que si queremos ocuparnos de áreas de conocimiento que van más allá de la vida cotidiana ordinaria, existe un gran riesgo de elegir generalizaciones incorrectas y evidentes como punto de partida para el razonamiento. Un ejemplo podría ser dos de los axiomas sobre los que se construyó toda la astronomía griega :
(1) La tierra está descansando inmóvil en el centro del universo.
(2) La tierra es corrupta e imperfecta, mientras que los cielos son eternos, inmutables y perfectos.
Estos dos axiomas parecen ser evidentes y están respaldados por nuestra experiencia intuitiva. Sin embargo, las ideas científicas pueden ser contraintuitivas. Hoy sabemos que la intuición sola nunca debe ser la guía del conocimiento y que toda la intuición debe ser probada escépticamente. Los errores en la forma de razonar son a veces difíciles de detectar y los griegos no pudieron notar nada malo en su forma de hacer ciencia. Hay un ejemplo muy lúcido de esto por Isaac Asimov:
... si el brandy y el agua, el whisky y el agua, el vodka y el agua y el ron y el agua son bebidas embriagantes, se puede llegar a la conclusión de que el factor embriagante debe ser el ingrediente común de estas bebidas, es decir, el agua. Hay algo mal con este razonamiento, pero la falla en la lógica no es inmediatamente obvia; y en casos más sutiles, el error puede ser difícil de descubrir. (Asimov, 7)
El sistema de lógica de Aristóteles fue registrado en cinco tratados conocidos como el Organon, y aunque no agota toda la lógica, fue pionero, venerado durante siglos y considerado como la solución definitiva a la lógica y la referencia para la ciencia.

LEGADO

La contribución de Aristóteles en la lógica y la ciencia se convirtió en una autoridad y permaneció sin respuesta hasta la edad moderna. Le tomó muchos siglos darse cuenta de los defectos del enfoque de Aristóteles a la ciencia. La influencia platónica también contribuyó a subestimar la inferencia y la experimentación: la filosofía de Platón consideraba que el mundo era solo una representación imperfecta de la verdad ideal asentada en el mundo de las ideas.
Otro obstáculo para la ciencia griega era la noción de una "verdad última". Después de que los griegos resolvieron todas las implicaciones de sus axiomas, el progreso posterior parecía imposible. Algunos aspectos del conocimiento les parecieron "completos" y algunas de sus nociones se convirtieron en dogmas no abiertos a un análisis posterior. Hoy entendemos que nunca hay suficientes observaciones que puedan convertir una noción en "definitiva". Ninguna cantidad de pruebas inductivas puede decirnos que una generalización es completa y absolutamente válida. Una sola observación que contradice una teoría obliga a la teoría a ser revisada.
Muchos estudiosos importantes han culpado a Platón y Aristóteles por retrasar el progreso científico, ya que sus ideas se convirtieron en dogmas y, especialmente durante la época medieval, nadie podía desafiar su trabajo manteniendo intacta su reputación. Es muy probable que la ciencia hubiera alcanzado su estado moderno mucho antes si estas ideas hubieran estado abiertas a revisión, pero esto de ninguna manera cuestiona el genio de estos dos talentosos griegos. Los errores de una mente dotada pueden parecer legítimos y seguir siendo aceptados durante siglos. Los errores de un tonto se hacen evidentes más temprano que tarde.

Astronomía griega › Historia antigua

Definición y orígenes

por Cristian Violatti
publicado el 23 de julio de 2013
Almagesto (Joonasl)

La astronomía es un área donde los griegos mostraron un talento notable. La astronomía observacional, que fue la principal forma de astronomía en otros lugares, fue un paso más allá en Grecia : intentaron construir un modelo del universo que pudiera explicar las observaciones. Exploraron todas las alternativas imaginables, consideraron muchas soluciones diferentes para los diversos problemas astronómicos que encontraron. No solo anticiparon muchas ideas de la astronomía moderna, sino que también perdieron algunas de sus ideas durante aproximadamente dos milenios. Incluso en la época de Isaac Newton, algunos aspectos de la cosmología aristotélica todavía se enseñaban en la Universidad de Cambridge.
Nuestro conocimiento de la astronomía griega antes del siglo IV aC es muy incompleto. Tenemos solo unos pocos escritos supervivientes, y la mayoría de lo que sabemos son referencias y comentarios de Aristóteles, en su mayoría opiniones que está a punto de criticar. Lo que está claro es que se creía que la tierra era una esfera, y que había un esfuerzo creciente por comprender la naturaleza en términos puramente naturales, sin recurrir a explicaciones sobrenaturales.
Los vecinos de los griegos, los egipcios y los babilonios, tenían astronomías altamente desarrolladas, pero las fuerzas que las impulsaban eran diferentes. La administración egipcia se basó en calendarios bien establecidos para anticipar la inundación del Nilo ; se requerían rituales para poder decir la hora durante la noche, y la orientación de los monumentos en los puntos cardinales también era importante. Los babilonios creían en la lectura de augurios en el cielo como medio para asegurar el estado. Todos estos fueron estímulos importantes para desarrollar una astronomía fina.
Pitágoras es acreditado como el primer griego en pensar que la Tierra es esférica, pero esta idea probablemente se fundó en razones místicas en lugar de científicas. Los pitagóricos encontraron evidencia concluyente a favor de una tierra esférica después de que se descubrió que la luna brilla reflejando la luz, y se encontró la explicación correcta para los eclipses. La sombra de la tierra en la superficie de la luna sugería que la forma de nuestro planeta era esférica.
El libro de Aristóteles "Sobre los Cielos" resume algunas nociones astronómicas antes de su tiempo. Él dice, por ejemplo, que Jenófanes de Colofón afirmó que la tierra que está debajo de nosotros es infinita, que "ha llevado sus raíces al infinito";otros creían que la tierra descansaba sobre el agua, un reclamo cuyo autor original parece ser Tales (según Aristóteles);Anaxímenes, Anaxágoras y Demócrito creían que la tierra era plana y que "cubre como una tapa, la tierra debajo de ella".
Urania

Urania

ASTRONOMÍA GRIEGA DESPUÉS DE ARISTOTLE

Aparte de algunas excepciones, el consenso general entre los astrónomos griegos era que el universo estaba centrado en la tierra. Durante el siglo IV a. EC, Platón y Aristóteles acordaron un modelo geocéntrico, pero ambos pensadores lo hicieron basándose en argumentos místicos: las estrellas y los planetas se llevaban alrededor de la tierra en esferas, dispuestas de forma concéntrica. Platón incluso describió el universo como el Huso de la Necesidad, asistido por las Sirenas y convertido por los tres Destinos. Platón descartó la idea de un universo gobernado por leyes naturales, ya que rechazó cualquier forma de determinismo. De hecho, los movimientos impredecibles de algunos planetas (especialmente Marte ) fueron vistos por Platón como una prueba de que las leyes naturales no podían explicar todos los cambios en la naturaleza. Eudoxo, un estudiante de Platón, desafió los puntos de vista de su maestro al trabajar en un modelo matemático más libre de mitos, pero la idea de esferas concéntricas y movimiento planetario circular aún persistía.
Mientras que las justificaciones de Aristóteles para un universo centrado en la tierra carecen de apoyo científico, él ofrece alguna evidencia observacional convincente para justificar una tierra esférica, siendo la más importante la diferencia en la posición de la estrella polar a medida que cambia la latitud, una observación que ofrece una forma de medir la circunferencia de la tierra.
De hecho, hay algunas estrellas vistas en Egipto y en los alrededores de Chipre que no se ven en las regiones del norte; y las estrellas, que en el norte nunca están más allá del rango de observación, en esas regiones se elevan y se ponen. Todo lo cual demuestra no solo que la tierra tiene forma circular, sino también que es una esfera sin gran tamaño: de lo contrario, el efecto de un cambio de lugar tan leve no sería rápidamente evidente.
(Aristóteles: Libro 2, Capítulo 14, página 75)
Aristóteles, basado en la posición de la estrella polar entre Grecia y Egipto, estimó el tamaño del planeta como 400,000 estadios. No sabemos exactamente sobre la conversión de estadios en medidas modernas, pero el consenso general es que 400,000 estadios serían alrededor de 64,000 kilómetros. Esta cifra es mucho más alta que los cálculos modernos, pero lo interesante es que desde una perspectiva teórica, el cálculo es un método válido para calcular el tamaño de nuestro planeta;es la inexactitud de las figuras tratadas por Aristóteles lo que le impide llegar a una conclusión aceptable.

ANTICIPANDO A COPERNICUS Y GALILEO POR CASI 20 SIGLOS, ARISTARCHUS RECLAMABA QUE EL SOL, NO LA TIERRA, ERA EL CENTRO FIJO DEL UNIVERSO, Y QUE LA TIERRA, JUNTO CON EL RESTO DE LOS PLANETAS, GIRÓ ALREDEDOR DEL SOL.

Una figura más precisa para el tamaño de nuestro planeta aparecería más tarde con Eratóstenes (276-195 aC) que comparó las sombras proyectadas por el sol en dos latitudes diferentes ( Alejandría y Siéne) al mismo tiempo. Por simple geometría, calculó que la circunferencia de la tierra era de 250,000 estadios, que es de aproximadamente 40,000 kilómetros. El cálculo de Eratóstenes es un 15% demasiado alto, pero la precisión de su figura no se igualaría hasta los tiempos modernos.
Las observaciones bastante buenas de la cosmología aristotélica coexistieron con una serie de prejuicios místicos y estéticos.Se creía, por ejemplo, que los cuerpos celestes eran "no regenerados e indestructibles" y también "inalterables". Todos los cuerpos que existían sobre nuestro planeta fueron considerados perfectos y eternos, una idea que perduró mucho después de Aristóteles: incluso durante el Renacimiento, cuando Galileo afirmó que la superficie de la luna era tan imperfecta como nuestro planeta y estaba llena de montañas y cráteres, causó nada más que escándalo entre los eruditos aristotélicos que aún dominaban el pensamiento europeo.
A pesar del consenso general sobre el modelo centrado en la Tierra, hubo una serie de razones que sugerían que el modelo no era del todo preciso y necesitaba correcciones. Por ejemplo, no fue posible para el modelo geocéntrico explicar ni los cambios en el brillo de los planetas ni sus movimientos retrógrados. Aristarco de Samos (310 a. C. - 290 a. C.) fue un antiguo matemático y astrónomo griego que ideó una hipótesis astronómica alternativa que podría abordar algunas de estas preocupaciones. Anticipándose a Copérnico y Galileo por casi 20 siglos, afirmó que el sol, no la tierra, era el centro fijo del universo, y que la tierra, junto con el resto de los planetas, giraba alrededor del sol. También dijo que las estrellas eran soles distantes que permanecían inamovibles, y que el tamaño del universo era mucho más grande de lo que creían sus contemporáneos. Usando un cuidadoso análisis geométrico basado en el tamaño de la sombra de la tierra en la luna durante un eclipse lunar, Aristarco sabía que el sol era mucho más grande que la Tierra. Es posible que la idea de que los objetos pequeños orbitan grandes y no al revés motivó sus ideas revolucionarias.
Los trabajos de Aristarchus donde se presenta el modelo heliocéntrico se pierden, y los conocemos por unir obras y referencias posteriores. Una de las más importantes y claras es la que menciona Arquímedes en su libro "The Sand Reckoner":
[...] Pero Aristarco de Samos sacó a la luz un libro que consta de ciertas hipótesis, en las que las premisas conducen al resultado de que el universo es muchas veces más grande que el ahora llamado así. Su hipótesis es que las estrellas fijas y el Sol permanecen inamovibles, que la Tierra gira alrededor del Sol en la circunferencia de un círculo, el Sol está en el medio de la órbita y que la esfera de las estrellas fijas, situadas más o menos del mismo centro como el Sol, es tan grande que el círculo en el que supone que gira la Tierra tiene una proporción tal a la distancia de las estrellas fijas como el centro de la esfera lleva a su superficie.
(Arquímedes, 1-2)
El modelo de Aristarco fue una buena idea en un mal momento, ya que todos los astrónomos griegos en la antigüedad daban por sentado que la órbita de todos los cuerpos celestes tenía que ser circular. El problema era que la teoría de Aristarco no podía conciliarse con los movimientos supuestamente circulares de los cuerpos celestes. En realidad, las órbitas de los planetas son elípticas, no circulares: no se podían aceptar órbitas elípticas o cualquier otra órbita no circular; era casi una blasfemia desde el punto de vista de los astrónomos griegos.
Hiparco de Nicea por Raphael

Hiparco de Nicea por Raphael

Hiparco de Nicea (190 aC - 120 aEC), el astrónomo griego más respetado y talentoso en la antigüedad, calculó la duración del mes lunar con un error de menos de un segundo y calculó el año solar con un error de seis minutos. Hizo un catálogo del cielo que proporciona las posiciones de 1080 estrellas al indicar su latitud y longitud celestes precisas. Timocharis, 166 años antes que Hiparco, también había hecho una tabla. Comparando ambas cartas, Hiparco calculó que las estrellas habían cambiado su posición aparente alrededor de dos grados, y así descubrió y midió la Precesión equinoccial. Calculó que la precesión era de 36 segundos por año, una estimación demasiado corta de acuerdo con los cálculos modernos, que es 50. También proporcionó la mayoría de los cálculos que son la columna vertebral del trabajo de Ptolemeo Almagest, un ensayo astronómico masivo completado durante la 2da. siglo CE, que siguió siendo la referencia estándar para los estudiosos y no cuestionada hasta el Renacimiento.
Hiparco puso fin a la teoría de Aristarco diciendo que el modelo geocéntrico explicaba mejor las observaciones que el modelo de Aristarco. Como resultado de esto, a menudo se le culpa de llevar el progreso astronómico hacia atrás al favorecer la visión equivocada centrada en la tierra. Sin embargo, este es un riesgo que rodea a todos los genios, dos caras de la misma moneda : cuando tienen razón pueden desencadenar una revolución del conocimiento, y cuando están equivocados pueden congelar el conocimiento durante siglos.
El modelo aristotélico fue "rescatado" al introducir dos herramientas geométricas creadas por Apolonio de Perga alrededor del 200 aC y perfeccionadas por Hiparco. Los círculos convencionales fueron reemplazados por círculos excéntricos. En un círculo excéntrico, los planetas se movían como de costumbre en un movimiento circular uniforme alrededor de la Tierra, pero nuestro planeta no era el centro del círculo, sino que compensaba el centro. De esta forma, se podrían explicar los cambios de velocidad del planeta y también los cambios en el brillo: los planetas parecen moverse más rápido, y más brillante, cuando están más cerca de la Tierra, y más lento, y también más tenue, cuando están lejos en el lejano lado de su órbita. A Apollonius se le ocurrió una herramienta adicional, el epiciclo, una órbita dentro de una órbita (la luna gira alrededor de la tierra y la tierra orbita alrededor del sol o, en otras palabras, la luna se mueve alrededor del sol en un epiciclo). Este dispositivo también podría explicar los cambios en el brillo y la velocidad, y también podría explicar los movimientos retrógrados de los planetas que habían desconcertado a la mayoría de los astrónomos griegos.
Mecanismo de Anticitera

Mecanismo de Anticitera

EL ALMAGEST

Entre Hiparco y el Almagesto de Ptolomeo tenemos una brecha de tres siglos. Algunos estudiosos han sugerido que este período fue una especie de "edad oscura" para la astronomía griega, mientras que otros estudiosos creen que el triunfo del Almagesto aniquiló todas las obras astronómicas anteriores. Este es un debate superfluo ya que la importancia de un trabajo científico a menudo se mide por el número de trabajos anteriores que deja de lado.
El Almagesto es un trabajo colosal en astronomía. Contiene modelos geométricos vinculados a tablas mediante las cuales los movimientos de los cuerpos celestes podrían calcularse indefinidamente. Todos los logros astronómicos greco-babilonios se resumen en este trabajo. Incluye un catálogo que contiene más de 1,000 estrellas fijas. La cosmología del Almagestodominaría la astronomía occidental durante los siguientes 14 siglos. Aunque no era perfecto, tenía suficiente precisión para permanecer aceptado hasta el Renacimiento.
Irónicamente, Ptolomeo era más astrólogo que astrónomo: durante su tiempo, no había una distinción clara entre el oscuro negocio de la astrología y la ciencia de la astronomía. Las observaciones astronómicas fueron simplemente un efecto secundario del deseo de Ptolomeo como astrólogo de poder predecir y anticipar las posiciones de los planetas en todo momento. Además, Ptolomeo fue también autor de una obra llamada Tetrabiblos, un trabajo clásico sobre astrología.
Las herramientas diseñadas por Hiparco y Apolonio permitieron una precisión observacional suficiente, lo que alentó el progreso del modelo geocéntrico, pero el éxito total nunca podría lograrse. Ptolomeo agregó aún otro dispositivo para "guardar las apariencias" del modelo: el punto equitativo. El equant era el punto simétricamente opuesto a la tierra excéntrica, y se requería que el planeta se moviera en su órbita de tal forma que, desde la perspectiva del ecuante, pareciera moverse uniformemente por el cielo. Como el ecuante estaba desplazado del centro de la órbita, los planetas tenían que variar su velocidad para cumplir este requisito. En resumen, debido a que algunas suposiciones básicas del modelo cosmológico eran erróneas (la noción centrada en la tierra, las órbitas circulares perfectas, etc.), existía la necesidad de agregar dispositivos cuestionables y complicados (círculos excéntricos, epiciclos, ecuaciones, etc.) a evitar incoherencias o, al menos, intentar minimizarlas. Al final, el modelo ptolemaico colapsó no solo por sus imprecisiones, sino principalmente porque carecía de simplicidad. Cuando la hipótesis centrada en el sol de Copérnico se publicó en el siglo XVI, adquirió popularidad no porque fuera más precisa, sino porque era mucho más simple y no tenía la necesidad de todos los dispositivos excesivamente complejos que Ptolomeo tenía que usar..

LEGADO

Los logros griegos en el arte, la política e incluso en la filosofía pueden juzgarse según el gusto personal, pero lo que lograron en astronomía está totalmente fuera de toda duda. No solo desarrollaron un buen conocimiento astronómico, sino que también explotaron con éxito los datos astronómicos que obtuvieron de la astronomía egipcia, babilónica y caldea y lograron fusionarlo con su propio conocimiento. Incluso cuando hicieron una suposición incorrecta, mostraron una creatividad única para crear dispositivos que salvaran sus errores. Durante el auge de la ciencia moderna, el mundo no vería hasta el Renacimiento a pensadores con suficiente competencia astronómica como para desafiar las nociones de la astronomía griega antigua.

LICENCIA:

Artículo basado en información obtenida de estas fuentes:
con permiso del sitio web Ancient History Encyclopedia
El contenido está disponible bajo licencia Creative Commons: Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported. Licencia CC-BY-NC-SA

Contenidos Recomendados