Estudio Bíblico de Congregación ‒ Semana del 4 de mayo

ADSBYGOOGLE

Información de estudio para el libro: Acerquémonos a Jehová

CAPÍTULO 24

NADA PUEDE “SEPARARNOS DEL AMOR DE DIOS”


1. ¿Qué sentimientos negativos afligen a muchas personas, entre ellas algunos cristianos verdaderos?

¿NOS ama Jehová a cada uno de nosotros individualmente? Hay quienes aceptan que él quiere a la humanidad en general, como indica Juan 3:16, pero piensan: “Dios nunca podría tenerme afecto a mí”. Hasta algunos cristianos tal vez abriguen en algún momento dudas al respecto. Un señor dijo desalentado: “Me cuesta mucho creer que yo le importe lo más mínimo a Dios”. ¿Se ve atormentado usted a veces por dudas parecidas?
párr. 1 (Juan 3:16) ”Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que ejerce fe en él no sea destruido, sino que tenga vida eterna.

2, 3. ¿Quién quiere hacernos creer que Jehová nos considera inútiles o indignos de ser amados, y cómo se lucha contra esa idea?

2 A Satanás le encantaría hacernos creer que Jehová Dios no nos ama ni valora. Es cierto que el Diablo suele seducir a la gente apelando a su orgullo y vanidad, pero también le gusta aplastar la autoestima de los más vulnerables (2 Corintios 11:3; Juan 7:47-49; 8:13, 44). Emplea esta táctica más que nunca en los “últimos días”, el período crítico en que vivimos. Muchas personas se crían en familias sin “cariño natural”, y otras se ven expuestas continuamente a individuos feroces, egoístas y testarudos (2 Timoteo 3:1-5). Años de maltrato, racismo y odio tal vez las convenzan de que son inútiles e indignas de ser amadas.
párr. 2 (2 Cor. 11:3) Mas tengo miedo de que de algún modo, así como la serpiente sedujo a Eva por su astucia, las mentes de ustedes sean corrompidas y alejadas de la sinceridad y castidad que se deben al Cristo.
párr. 2 (Juan 7:47-49) A su vez, los fariseos contestaron: “Ustedes no se han dejado extraviar también, ¿verdad? 48 Ni uno de los gobernantes o de los fariseos ha puesto fe en él, ¿verdad? 49 Pero esta muchedumbre que no conoce la Ley son unos malditos”.
párr. 2 (Juan 8:13) Por esto le dijeron los fariseos: “Tú das testimonio acerca de ti mismo; tu testimonio no es verdadero”.
párr. 2 (Juan 8:44) Ustedes proceden de su padre el Diablo, y quieren hacer los deseos de su padre. Ese era homicida cuando principió, y no permaneció firme en la verdad, porque la verdad no está en él. Cuando habla la mentira, habla según su propia disposición, porque es mentiroso y el padre de [la mentira].
párr. 2 (2 Tim. 3:1-5) Mas sabe esto, que en los últimos días se presentarán tiempos críticos, difíciles de manejar. 2 Porque los hombres serán amadores de sí mismos, amadores del dinero, presumidos, altivos, blasfemos, desobedientes a los padres, desagradecidos, desleales, 3 sin tener cariño natural, no dispuestos a ningún acuerdo, calumniadores, sin autodominio, feroces, sin amor del bien, 4 traicioneros, testarudos, hinchados [de orgullo], amadores de placeres más bien que amadores de Dios, 5 teniendo una forma de devoción piadosa, pero resultando falsos a su poder; y de estos apártate.

3 Si nos damos cuenta de que albergamos tales sentimientos, no cedamos a la desesperación. Muchos de nosotros nos juzgamos a veces con excesiva dureza. Pero disponemos de la Palabra divina, que está concebida para “rectificar las cosas” y “derrumbar cosas fuertemente atrincheradas” (2 Timoteo 3:16; 2 Corintios 10:4). Dice la Biblia: “Aseguraremos nuestro corazón delante de él respecto a cualquier cosa en que nos condene nuestro corazón, porque Dios es mayor que nuestro corazón y conoce todas las cosas” (1 Juan 3:19, 20). Examinemos de qué cuatro maneras nos ayudan las Escrituras a ‘asegurar nuestro corazón’ con respecto al amor de Jehová.
párr. 3 (2 Tim. 3:16) Toda Escritura es inspirada de Dios y provechosa para enseñar, para censurar, para rectificar las cosas, para disciplinar en justicia,
párr. 3 (2 Cor. 10:4) Porque las armas de nuestro guerrear no son carnales, sino poderosas por Dios para derrumbar cosas fuertemente atrincheradas.
párr. 3 (1 Juan 3:19, 20) En esto conoceremos que nos originamos de la verdad, y aseguraremos nuestro corazón delante de él 20 respecto a cualquier cosa en que nos condene nuestro corazón, porque Dios es mayor que nuestro corazón y conoce todas las cosas.

Clic en la Imagen para Descargar la información completa en archivo digital para Computadora Portatil (Laptop), Tableta (Tablet PC) y Teléfono Inteligente (Smartphone)

Descargar información para el Estudio Personal para Computadora Portatil (Laptop), Tableta (Tablet PC) y Teléfono Inteligente (Smartphone)

Descargar información para el Estudio Personal para Computadora Portatil (Laptop), Tableta (Tablet PC) y Teléfono Inteligente (Smartphone)