Estudio Bíblico de Congregación ‒ Semana del 1 de Junio

Información de estudio para el libro: Acerquémonos a Jehová

CAPÍTULO 25

“LA TIERNA COMPASIÓN DE NUESTRO DIOS”

9, 10. a) ¿Por qué liberó Jehová repetidas veces a los israelitas cuando ya estaban asentados en la Tierra Prometida? b) ¿De qué opresión liberó Jehová a los israelitas de la época de Jefté, y por qué lo hizo?

9 Jehová siguió apiadándose de los israelitas, quienes después de asentarse en la Tierra Prometida, le fueron a menudo infieles. Cuando sufrían las consecuencias, recapacitaban y clamaban a Dios. En repetidas ocasiones, él los liberó “porque sentía compasión por su pueblo y por su morada” (2 Crónicas 36:15; Jueces 2:11-16).
párr. 9 (2 Cró. 36:15) Y Jehová el Dios de sus antepasados siguió enviando [avisos] contra ellos por medio de sus mensajeros, enviando vez tras vez, porque sentía compasión por su pueblo y por su morada.
párr. 9 (Jue. 2:11-16) Y los hijos de Israel se pusieron a hacer lo que era malo a los ojos de Jehová, y a servir a los Baales. 12 Así abandonaron a Jehová el Dios de sus padres que los había sacado de la tierra de Egipto, y se pusieron a seguir a otros dioses de entre los dioses de los pueblos que estaban todo en derredor de ellos, y empezaron a inclinarse ante ellos, de modo que ofendieron a Jehová. 13 Así abandonaron a Jehová y se pusieron a servir a Baal y a las imágenes de Astoret. 14 Con esto, la cólera de Jehová se encendió contra Israel, de modo que los dio en manos de los pilladores, y estos empezaron a saquearlos, y él procedió a venderlos en manos de sus enemigos de alrededor, y ya no pudieron mantenerse firmes delante de sus enemigos. 15 Por dondequiera que salían, la mano de Jehová resultaba estar contra ellos para calamidad, tal como había hablado Jehová y tal como les había jurado Jehová; y llegaron a estar en muy grave aprieto. 16 De modo que Jehová levantaba jueces, y estos los salvaban de la mano de sus pilladores.

10 Reflexionemos en lo que sucedió en la época de Jefté. Dado que los israelitas se habían entregado al culto de deidades falsas, el Todopoderoso permitió que sufrieran la opresión de los ammonitas durante dieciocho años. Pero como indica la Biblia, finalmente se arrepintieron: “Empezaron a quitar de en medio de sí los dioses extranjeros y a servir a Jehová, de modo que el alma de él se impacientó a causa de la desdicha de Israel” (Jueces 10:6-16)*. Habían demostrado verdadero arrepentimiento, y el Dios de la tierna compasión ya no soportaba verlos sufrir, así que concedió fuerzas a Jefté para liberarlos de sus enemigos (Jueces 11:30-33).
párr. 10 (Jue. 11:30-33) Entonces Jefté hizo un voto a Jehová y dijo: “Si tú sin falta das a los hijos de Ammón en mi mano, 31 entonces tiene que suceder que el que venga saliendo, que salga de las puertas de mi casa a mi encuentro cuando yo vuelva en paz de los hijos de Ammón, tiene que llegar a ser entonces de Jehová, y tengo que ofrecer a ese como ofrenda quemada”. 32 De modo que Jefté pasó adelante a donde los hijos de Ammón para pelear contra ellos, y Jehová procedió a darlos en su mano. 33 Y fue hiriéndolos desde Aroer por todo el camino hasta Minit —veinte ciudades— y hasta Abel-keramim con una matanza sumamente grande. Así fueron sojuzgados los hijos de Ammón delante de los hijos de Israel.

párr. 10 La traducción literal de la frase “el alma de él se impacientó” es “se acortó su alma; se agotó su paciencia”. Otras versiones dicen: “No pudo soportar por más tiempo el sufrimiento de Israel” (Levoratti-Trusso) y “[su] espíritu no pudo resistir más tiempo la desdicha de Israel” (Cantera-Iglesias).

11. ¿Qué nos enseña sobre la compasión el trato que dio Jehová a la nación de Israel?

11 ¿Qué nos enseña sobre la compasión el trato que dio Jehová a la nación de Israel? Por un lado, que no es la mera condolencia por las adversidades ajenas. Recordemos el caso de la madre que, al oír llorar a su niño, se enternece y obra en consecuencia. Igualmente, Dios no se muestra sordo a las súplicas de su pueblo, sino que, movido por su tierna compasión, le alivia los sufrimientos. Además, su forma de tratar a los israelitas nos enseña que esta afectuosa cualidad no es ninguna debilidad, ya que lo impulsó a tomar medidas enérgicas y decisivas a favor de ellos. Ahora bien, ¿se conmueve por sus siervos tan solo a nivel colectivo?

Jehová tiene compasión de las personas


12. ¿Cómo refleja la Ley la compasión de Jehová para con las personas individualmente?

12 La Ley que otorgó el Creador a Israel revela que se apiada de las personas individualmente. Tomemos como muestra su interés por los necesitados. Él sabía que un ciudadano podía verse sumido en la indigencia a causa de algún contratiempo. ¿Cómo debería tratársele? La nación recibió mandatos estrictos: “No debes endurecer tu corazón ni ser como un puño para con tu hermano pobre. Sin falta debes darle —y no debe ser mezquino tu corazón al darle—, porque a causa de esto Jehová tu Dios te bendecirá en todo hecho tuyo” (Deuteronomio 15:7, 10). También se le ordenó que no cosechara completamente los bordes de los campos, ni se volviera a recoger lo que hubiese quedado atrás, pues la rebusca sería para los más desfavorecidos (Levítico 23:22; Rut 2:2-7). Siempre que los israelitas guardaban aquellas disposiciones tan consideradas, se veían libres de la necesidad de mendigar para comer. ¿Verdad que estas medidas reflejan la tierna compasión divina?
párr. 12 (Deu. 15:7) ”En caso de que alguno de tus hermanos empobrezca en medio de ti en una de tus ciudades, en tu tierra que Jehová tu Dios te da, no debes endurecer tu corazón ni ser como un puño para con tu hermano pobre.
párr. 12 (Deu. 15:10) Sin falta debes darle —y no debe ser mezquino tu corazón al darle—, porque a causa de esto Jehová tu Dios te bendecirá en todo hecho tuyo y en toda empresa tuya.
párr. 12 (Lev. 23:22) ”’Y cuando sieguen la mies de su tierra, no debes proseguir hasta completar la orilla de tu campo cuando estés segando, y la rebusca de tu mies no debes recoger. Debes dejarlas para el afligido y para el residente forastero. Yo soy Jehová el Dios de ustedes’”.
párr. 12 (Rut 2:2-7) Con el tiempo Rut la moabita dijo a Noemí: “Por favor, déjame ir al campo y rebuscar entre las espigas, siguiendo detrás de cualquiera a cuyos ojos halle favor”. De modo que ella le dijo: “Ve, hija mía”. 3 Ante eso, ella se fue, y entró y se puso a espigar en el campo detrás de los segadores. Así, por casualidad, llegó a dar en la porción del campo que pertenecía a Boaz, que era de la familia de Elimélec. 4 Y, ¡mire!, Boaz vino de Belén y procedió a decir a los segadores: “Jehová esté con ustedes”. A su vez, ellos le decían: “Jehová te bendiga”. 5 Posteriormente, Boaz dijo al joven que estaba puesto sobre los segadores: “¿A quién pertenece esta joven?”. 6 De modo que el joven puesto sobre los segadores contestó y dijo: “La joven es una moabita, que volvió con Noemí del campo de Moab. 7 Entonces dijo: ‘Déjame espigar, por favor, y ciertamente recogeré entre las espigas cortadas detrás de los segadores’. De modo que entró y ha estado de pie desde aquel momento de la mañana hasta precisamente ahora que se sentó un ratito en la casa”.

13, 14. a) ¿Cómo nos garantizan las palabras de David que Jehová se interesa profundamente por cada uno de nosotros? b) ¿Cómo ilustraríamos que él está cerca de los “quebrantados de corazón” y “aplastados en espíritu”?

13 En la actualidad, nuestro amoroso Dios demuestra el mismo interés por cada uno de nosotros. Tenemos la certeza de que es consciente de todos nuestros sufrimientos. En efecto, el salmista David escribió: “Los ojos de Jehová están hacia los justos, y sus oídos están hacia su clamor por ayuda. Jehová está cerca de los que están quebrantados de corazón; y salva a los que están aplastados en espíritu” (Salmo 34:15, 18). Según un biblista, estas palabras describen a quienes “se caracterizan por el quebrantamiento de corazón y la contrición de espíritu, es decir, por la humillación que sienten debido al pecado, y por la carencia de vanagloria; se consideran insignificantes y no confían en méritos propios”. Quizás crean que el Altísimo está muy lejos de ellos y que son tan poca cosa que no resultan dignos de su atención. Pero no es así. Las palabras de David nos garantizan que nuestro compasivo Hacedor no abandona a quienes “se consideran insignificantes”; sabe que en tales circunstancias lo necesitamos más que nunca, y está cerca de nosotros.
párr. 13 (Sl 34:15) Los ojos de Jehová están hacia los justos, y sus oídos están hacia su clamor por ayuda.
párr. 13 (Sl 34:18) Jehová está cerca de los que están quebrantados de corazón; y salva a los que están aplastados en espíritu.

14 Pensemos en la siguiente experiencia. Una señora de Estados Unidos llevó al hospital a su niño de dos años aquejado de un grave caso de difteria. Los médicos lo examinaron e indicaron a la madre que tendría que dejarlo internado. ¿Dónde pasó ella la noche? En la habitación del hospital, sentada junto a la cama del pequeño; su hijo estaba enfermo, y ella tenía que estar a su lado. ¡Cuánto más podemos esperar de nuestro amantísimo Padre celestial, quien, al fin y al cabo, nos creó a su imagen! (Génesis 1:26.) Las conmovedoras palabras de Salmo 34:18 nos garantizan que, cuando nos hallamos “quebrantados de corazón” o “aplastados en espíritu”, Jehová, como Padre amoroso, “siempre está cerca”, compasivo y listo para ayudar.
párr. 14 (Gén. 1:26) Y Dios pasó a decir: “Hagamos [al] hombre a nuestra imagen, según nuestra semejanza, y tengan ellos en sujeción los peces del mar y las criaturas voladoras de los cielos y los animales domésticos y toda la tierra y todo animal moviente que se mueve sobre la tierra”.
párr. 14 (Sl 34:18) Jehová está cerca de los que están quebrantados de corazón; y salva a los que están aplastados en espíritu.

15. ¿Cómo nos asiste individualmente Jehová?

15 Entonces, ¿cómo nos da Jehová ayuda individual? Aunque no siempre elimina la causa del sufrimiento, ha adoptado muchas disposiciones para beneficio de quienes imploran su auxilio. En su Palabra, la Biblia, ofrece consejos prácticos que los aliviarán. En la congregación proporciona superintendentes capacitados espiritualmente que procuran reflejar la compasión divina al dar asistencia a sus hermanos en la fe (Santiago 5:14, 15). Además, el “Oidor de la oración” concede “espíritu santo a los que le piden” (Salmo 65:2; Lucas 11:13). Dicho espíritu nos infunde “poder que es más allá de lo normal”, el cual nos permite aguantar hasta que el Reino de Dios elimine los problemas que nos afligen (2 Corintios 4:7). ¿Agradecemos todas estas dádivas? Pues recordemos que son expresiones de la tierna compasión de Jehová.
párr. 15 (Sant. 5:14, 15) ¿Hay alguno enfermo entre ustedes? Que llame a [sí] a los ancianos de la congregación, y que ellos oren sobre él, untándo[lo] con aceite en el nombre de Jehová. 15 Y la oración de fe sanará al indispuesto, y Jehová lo levantará. También, si hubiera cometido pecados, se le perdonará.
párr. 15 (Sl 65:2) Oh Oidor de la oración, aun a ti vendrá gente de toda carne.
párr. 15 (Luc. 11:13) Por lo tanto, si ustedes, aunque son inicuos, saben dar buenos regalos a sus hijos, ¡con cuánta más razón dará el Padre en el cielo espíritu santo a los que le piden!”.
párr. 15 (2 Cor. 4:7) Sin embargo, tenemos este tesoro en vasos de barro, para que el poder que es más allá de lo normal sea de Dios y no el que procede de nosotros.

16. ¿Cuál es la mayor muestra de compasión que ha dado Jehová, y cómo nos beneficia personalmente?

16 Por supuesto, la mayor muestra de esta virtud de Jehová fue la entrega que hizo de su Hijo predilecto para rescatarnos. Aquel amoroso sacrificio de parte del Padre abrió el camino a la salvación. Y no olvidemos que la redención nos beneficia personalmente. Con razón predijo Zacarías, el padre de Juan el Bautista, que aquella dádiva exaltaría “la tierna compasión de nuestro Dios” (Lucas 1:78).
párr. 16 (Luc. 1:78) debido a la tierna compasión de nuestro Dios. Con esta [compasión] nos visitará un amanecer desde lo alto,

Clic en la Imagen para Descargar la información completa en archivo digital para Computadora Portatil (Laptop), Tableta (Tablet PC) y Teléfono Inteligente (Smartphone)

Descargar información para el Estudio Personal para Computadora Portatil (Laptop), Tableta (Tablet PC) y Teléfono Inteligente (Smartphone)

Descargar información para el Estudio Personal para Computadora Portatil (Laptop), Tableta (Tablet PC) y Teléfono Inteligente (Smartphone)