Acerquémonos a Jehová: Estudio con textos bíblicos | semana del 10 de agosto

Estudio Bíblico de la Congregación | Información de estudio para el libro: Acerquémonos a Jehová

cl cap. 28 párrs. 18-21 y recuadro de la página 289 (30 min.)


CAPÍTULO 28

“Solo tú eres leal”


18, 19. a) ¿En qué sentido es el castigo que reciben los malvados una prueba de la lealtad de Jehová? b) ¿Cómo demostrará Jehová que es leal a sus siervos que han muerto en la persecución?


18 El castigo que reciben los malvados es en sí mismo prueba de la lealtad divina. ¿Cómo? Hallamos una indicación en las órdenes que da Jehová a siete ángeles en el libro de Revelación: “Vayan y derramen en la tierra los siete tazones de la cólera de Dios”. El tercero derrama el suyo “en los ríos y sobre las fuentes de las aguas”, que se convierten en sangre, y luego dice al Altísimo: “Tú, Aquel que eres y que eras, el Leal, eres justo porque has dictado estas decisiones, porque ellos derramaron la sangre de santos y de profetas, y tú les has dado a beber sangre. Lo merecen” (Revelación 16:1-6).
Revelación 16:1-6 Y oí una voz fuerte procedente del santuario decir a los siete ángeles: “Vayan y derramen en la tierra los siete tazones de la cólera de Dios”. 2 Y el primero se fue y derramó su tazón en la tierra. Y una úlcera perjudicial y maligna llegó a estar sobre los hombres que tenían la marca de la bestia salvaje y que adoraban a su imagen. 3 Y el segundo derramó su tazón en el mar. Y este se convirtió en sangre como de muerto, y toda alma viviente murió, [sí,] las cosas [que había] en el mar. 4 Y el tercero derramó su tazón en los ríos y sobre las fuentes de las aguas. Y se convirtieron en sangre. 5 Y oí al ángel sobre las aguas decir: “Tú, Aquel que eres y que eras, el Leal, eres justo porque has dictado estas decisiones, 6 porque ellos derramaron la sangre de santos y de profetas, y tú les has dado a beber sangre. Lo merecen”.

En muestra de lealtad, Jehová se acordará de quienes le han sido fieles hasta la muerte y los resucitará
19 Observemos que, mientras entregaba el mensaje de juicio, el ángel llama a Jehová “el Leal”. ¿Por qué? Porque al destruir a los malvados muestra lealtad a sus siervos, muchos de los cuales han llegado a morir en la persecución. Él es leal y los conserva muy vivos en su memoria. Anhela volver a ver a estos fieles y, como confirma la Biblia, se propone recompensarlos con una resurrección (Job 14:14, 15). No olvida a sus siervos leales tan solo porque estén muertos. Por el contrario, “para él todos ellos viven” (Lucas 20:37, 38). El propósito de Dios de devolver la vida a quienes están en su memoria es una poderosa prueba de lealtad.
Job 14:14, 15 Si un hombre físicamente capacitado muere, ¿puede volver a vivir?Todos los días de mi trabajo obligatorio esperaré,hasta que llegue mi relevo. 15 Tú llamarás, y yo mismo te responderé.Por la obra de tus manos sentirás anhelo.
Lucas 20:37, 38 Pero el que los muertos son levantados, hasta Moisés lo expuso, en el relato acerca de la zarza, cuando llama a Jehová ‘el Dios de Abrahán y Dios de Isaac y Dios de Jacob’. 38 Él no es Dios de muertos, sino de vivos, porque para él todos ellos viven”.

Bernard Luimes (izquierda) y Wolfgang Kusserow (centro) fueron ejecutados por los nazis
A Moses Nyamussua (derecha) lo mató a lanzazos una agrupación política

El amor leal de Jehová abre el camino a la salvación


20. ¿Quiénes son los “vasos de misericordia”, y cómo les muestra Jehová lealtad?


20 En el transcurso de la historia, Jehová ha demostrado extraordinaria lealtad a los seres humanos fieles. De hecho, durante miles de años ha “toler[ado] con mucha y gran paciencia vasos de ira hechos a propósito para la destrucción”. ¿Con qué objeto? “A fin de dar a conocer las riquezas de su gloria sobre vasos de misericordia, que él preparó de antemano para gloria.” (Romanos 9:22, 23.) Tales “vasos de misericordia” son seres humanos con la debida disposición, ungidos por espíritu santo para ser coherederos con Cristo en su Reino (Mateo 19:28). Al abrir el camino a la salvación a estos vasos de misericordia, Dios fue leal a Abrahán, a quien había hecho esta promesa al establecer un pacto con él: “Mediante tu descendencia ciertamente se bendecirán todas las naciones de la tierra debido a que has escuchado mi voz” (Génesis 22:18).
Romanos 9:22, 23 Pues, si Dios, aunque tiene la voluntad de demostrar su ira y de dar a conocer su poder, toleró con mucha [y] gran paciencia vasos de ira hechos a propósito para la destrucción, 23 a fin de dar a conocer las riquezas de su gloria sobre vasos de misericordia, que él preparó de antemano para gloria,
Mateo 19:28 Jesús les dijo: “En verdad les digo: En la re-creación, cuando el Hijo del hombre se siente sobre su trono glorioso, ustedes los que me han seguido también se sentarán sobre doce tronos y juzgarán a las doce tribus de Israel.
Génesis 22:18 Y mediante tu descendencia ciertamente se bendecirán todas las naciones de la tierra debido a que has escuchado mi voz’”.

Gracias a la lealtad de Jehová, todos sus siervos fieles abrigan una esperanza confiable para el futuro

21. a) ¿Cómo muestra Jehová lealtad a “una gran muchedumbre” que tiene la perspectiva de salir de “la gran tribulación”? b) ¿A qué nos mueve la lealtad de Jehová?


21 Jehová manifiesta similar lealtad a “una gran muchedumbre” que tiene la perspectiva de salir de “la gran tribulación” y vivir eternamente en una tierra paradisíaca (Revelación 7:9, 10, 14). Aunque los siervos de Dios son imperfectos, él es leal con ellos y les brinda la oportunidad de vivir allí para siempre. ¿De qué manera? Valiéndose del rescate, su mayor demostración de lealtad (Juan 3:16; Romanos 5:8). Esta cualidad divina atrae a cuantos ansían la justicia (Jeremías 31:3). ¿No nos sentimos más cerca del Creador al ver la profunda lealtad que ha demostrado y va a demostrar? Dado que deseamos allegarnos a él, respondamos a su amor fortaleciendo nuestra resolución de servirle fielmente.
Revelación 7:9, 10 Después de estas cosas vi, y, ¡miren!, una gran muchedumbre, que ningún hombre podía contar, de todas las naciones y tribus y pueblos y lenguas, de pie delante del trono y delante del Cordero, vestidos de largas ropas blancas; y había ramas de palmera en sus manos. 10 Y siguen clamando con voz fuerte, y dicen: “La salvación [se la debemos] a nuestro Dios, que está sentado en el trono, y al Cordero”.
Revelación 7:14 De modo que le dije inmediatamente: “Señor mío, tú eres el que sabe”. Y me dijo: “Estos son los que salen de la gran tribulación, y han lavado sus ropas largas y las han emblanquecido en la sangre del Cordero.
Juan 3:16 ”Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que ejerce fe en él no sea destruido, sino que tenga vida eterna.
Romanos 5:8 Pero Dios recomienda su propio amor a nosotros en que, mientras todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros.
Jeremías 31:3 Desde lejos se me apareció Jehová mismo [y dijo]: “Y con un amor hasta tiempo indefinido te he amado. Por eso te he atraído con bondad amorosa.


Preguntas para meditar


1 Samuel 24:1-22 Por su manera de tratar al rey Saúl, ¿cómo demostró David la clase de lealtad que valora Jehová?


1 Samuel 24:1-22 Y en cuanto Saúl volvió de seguir a los filisteos aconteció que le vinieron con un informe, y dijeron: “¡Mira! David está en el desierto de En-guedí”. 2 Y Saúl procedió a tomar tres mil hombres escogidos de todo Israel e ir en busca de David y sus hombres sobre las rocas peladas de las cabras monteses. 3 Por fin llegó a los apriscos de piedra para ovejas al lado del camino, donde había una cueva. De modo que Saúl entró para hacer del cuerpo, mientras David y sus hombres se hallaban en las partes más al fondo de la cueva, sentados. 4 Y los hombres de David empezaron a decirle: “Aquí está el día en que Jehová de veras te dice: ‘¡Mira! Estoy dando a tu enemigo en tu mano, y tienes que hacerle tal como parezca bien a tus ojos’”. De modo que David se levantó y cortó calladamente la falda de la vestidura sin mangas que pertenecía a Saúl. 5 Pero después aconteció que el corazón de David siguió hiriéndolo por motivo de haber cortado la falda [de la vestidura sin mangas] que pertenecía a Saúl. 6 Por eso dijo a sus hombres: “Es inconcebible, de parte mía, desde el punto de vista de Jehová, que yo haga esta cosa a mi señor, el ungido de Jehová, alargando la mano contra él, pues es el ungido de Jehová”. 7 Por consiguiente, David dispersó a sus hombres con estas palabras, y no les permitió levantarse contra Saúl. En cuanto a Saúl, él se levantó de la cueva y prosiguió su camino. 8 Así que David se levantó después y salió de la cueva y gritó tras Saúl, diciendo: “¡Mi señor el rey!”. Ante esto, Saúl miró detrás de sí, y David procedió a inclinarse rostro a tierra y a postrarse. 9 Y David pasó a decir a Saúl: “¿Por qué escuchas las palabras del hombre, que dice: ‘¡Mira! David anda buscando hacerte daño’? 10 Aquí este día han visto tus ojos cómo Jehová te dio hoy en mi mano en la cueva; y alguien dijo que te matara, pero yo te tuve lástima y dije: ‘No alargaré la mano contra mi señor, porque es el ungido de Jehová’. 11 Y, padre mío, ve, sí, ve la falda de tu vestidura sin mangas en mi mano, porque cuando corté la falda de tu vestidura sin mangas no te maté. Sabe y ve que no hay en mi mano ni maldad ni sublevación, y yo no he pecado contra ti, mientras que tú estás acechando mi alma para quitármela. 12 Juzgue Jehová entre yo y tú; y Jehová tiene que vengarme de ti, pero mi propia mano no vendrá a estar sobre ti. 13 Tal como dice el proverbio de los antiguos: ‘De los inicuos procederá iniquidad’, pero mi propia mano no vendrá a estar sobre ti. 14 ¿Tras quién ha salido el rey de Israel? ¿Tras quién estás corriendo? ¿Tras un perro muerto? ¿Tras una sola pulga? 15 Y Jehová tiene que llegar a ser juez, y tiene que juzgar entre yo y tú, y él verá y él conducirá la causa judicial para mí y me juzgará [para librarme] de tu mano”. 16 Y aconteció que, al momento que David acabó de hablar estas palabras a Saúl, Saúl procedió a decir: “¿Es esta tu voz, hijo mío David?”. Y Saúl empezó a alzar su propia voz y llorar. 17 Y pasó a decir a David: “Tú eres más justo que yo, porque tú eres el que me has hecho el bien, y yo soy el que te he hecho el mal. 18 Y tú... tú has informado hoy el bien que has hecho tocante a mí, puesto que Jehová me entregó en tu mano y no me mataste. 19 Ahora bien, en caso de que un hombre halle a su enemigo, ¿lo enviará por un buen camino? De modo que Jehová mismo te recompensará con bien, debido a que este día tú me lo has hecho a mí. 20 Y ahora, ¡mira!, bien sé yo que tú, sin falta, reinarás, y que en tu mano el reino de Israel ciertamente perdurará. 21 Así es que ahora júrame por Jehová que no cortarás a mi descendencia después de mí y que no aniquilarás mi nombre de la casa de mi padre”. 22 Por consiguiente, David le juró a Saúl, después de lo cual Saúl se fue a su casa. En cuanto a David y sus hombres, ellos subieron al lugar de difícil acceso.

Ester 3:7-9; 4:6-14 ¿Cómo actuó Ester con lealtad piadosa a favor de su pueblo, llegando incluso a arriesgar la vida?


Ester 3:7-9 En el primer mes, es decir, el mes de Nisán, en el año duodécimo del rey Asuero, alguien echó Pur, es decir, la Suerte, delante de Hamán de día en día y de mes en mes, [hasta] el duodécimo, es decir, el mes de Adar. 8 Y Hamán procedió a decir al rey Asuero: “Hay cierto pueblo esparcido y separado entre los pueblos en todos los distritos jurisdiccionales de tu reino; y sus leyes son diferentes de las de todo otro pueblo, y ellos no están ejecutando las propias leyes del rey, y para el rey no es apropiado dejarlos en paz. 9 Si al rey de veras le parece bien, que haya un escribir para que sean destruidos; y yo pagaré diez mil talentos de plata en manos de los que hagan la obra, y haré que [esto] ingrese en la tesorería del rey”.
Ester 4:6-14 De manera que Hatac salió a donde Mardoqueo, a la plaza pública de la ciudad que estaba delante de la puerta del rey. 7 Entonces Mardoqueo le informó acerca de todas las cosas que le habían acaecido y la declaración exacta del dinero que Hamán había dicho que se pagara a la tesorería del rey en contra de los judíos, para destruirlos. 8 Y le dio una copia del escrito de la ley que se había dado en Susa para que se los aniquilara, a fin de que se la mostrara a Ester y le informara y le diera el mandato de entrar a donde el rey y suplicar favor de él y presentar solicitud directamente delante de él por el propio pueblo de ella. 9 Hatac ahora entró y refirió a Ester las palabras de Mardoqueo. 10 Entonces Ester dijo a Hatac y le mandó respecto de Mardoqueo: 11 “Todos los siervos del rey y el pueblo de los distritos jurisdiccionales del rey están enterados de que, en cuanto a cualquier hombre o mujer que entre a donde el rey en el patio interior sin ser llamado, su única ley es la de darle muerte; solo en caso de que el rey le extienda el cetro de oro, entonces ciertamente quedará vivo. En cuanto a mí, no se me ha llamado para entrar a donde el rey desde hace ya treinta días”. 12 Y procedieron a informar a Mardoqueo las palabras de Ester. 13 Entonces Mardoqueo dijo que respondieran a Ester: “No te imagines dentro de tu propia alma que la casa del rey escapará más que todos los demás judíos. 14 Porque si estás callada por completo en este tiempo, alivio y liberación mismos se levantarán para los judíos de algún otro lugar; pero en cuanto a ti y la casa de tu padre, ustedes perecerán. Y ¿quién hay que sepa si has alcanzado la dignidad real para un tiempo como este?”.

Salmo 136:1-26 ¿Qué nos enseña este salmo sobre la bondad amorosa, o amor leal, de Jehová?


Salmo 136:1-26 Den gracias a Jehová, porque él es bueno:porque su bondad amorosa es hasta tiempo indefinido; 2 den gracias al Dios de los dioses: porque su bondad amorosa es hasta tiempo indefinido; 3 den gracias al Señor de los señores: porque su bondad amorosa es hasta tiempo indefinido; 4 al Hacedor de cosas maravillosas, grandes, a solas:porque su bondad amorosa es hasta tiempo indefinido; 5 a Aquel que hizo los cielos con entendimiento:porque su bondad amorosa es hasta tiempo indefinido; 6 a Aquel que tendió la tierra por encima de las aguas:porque su bondad amorosa es hasta tiempo indefinido; 7 a Aquel que hizo las grandes luces:porque su bondad amorosa es hasta tiempo indefinido; 8 aun el sol para dominio de día:porque su bondad amorosa es hasta tiempo indefinido; 9 la luna y las estrellas para dominio aunado de noche:porque su bondad amorosa es hasta tiempo indefinido;10 a Aquel que derribó a Egipto en sus primogénitos:porque su bondad amorosa es hasta tiempo indefinido;11 y a Aquel que sacó a Israel de en medio de ellos:porque su bondad amorosa es hasta tiempo indefinido;12 por una mano fuerte y por un brazo extendido:porque su bondad amorosa es hasta tiempo indefinido;13 a Aquel que cortó el mar Rojo en partes:porque su bondad amorosa es hasta tiempo indefinido;14 y que hizo a Israel pasar por en medio de él:porque su bondad amorosa es hasta tiempo indefinido;15 y que sacudió a Faraón y su fuerza militar al mar Rojo:porque su bondad amorosa es hasta tiempo indefinido;16 a Aquel que hizo a su pueblo andar por el desierto:porque su bondad amorosa es hasta tiempo indefinido;17 a Aquel que derribó a grandes reyes:porque su bondad amorosa es hasta tiempo indefinido;18 y que procedió a matar a reyes majestuosos:porque su bondad amorosa es hasta tiempo indefinido;19 aun a Sehón, el rey de los amorreos:porque su bondad amorosa es hasta tiempo indefinido;20 y a Og, el rey de Basán:porque su bondad amorosa es hasta tiempo indefinido;21 y que dio la tierra de ellos como herencia:porque su bondad amorosa es hasta tiempo indefinido;22 una herencia a Israel su siervo:porque su bondad amorosa es hasta tiempo indefinido;23 quien durante nuestra condición abatida se acordó de nosotros:porque su bondad amorosa es hasta tiempo indefinido;24 y que repetidas veces nos arrancó de nuestros adversarios:porque su bondad amorosa es hasta tiempo indefinido;25 Aquel que da alimento a toda carne:porque su bondad amorosa es hasta tiempo indefinido;26 den gracias al Dios de los cielos:porque su bondad amorosa es hasta tiempo indefinido.

Abdías 1-4, 10-16 ¿De qué manera actuó Jehová por lealtad a su pueblo cuando castigó la conducta desleal de los edomitas?


Abdías 1-4 La visión de Abdías:Esto es lo que el Señor Soberano Jehová ha dicho acerca de Edom: “Hay un informe que hemos oído de Jehová, y hay un enviado que ha sido enviado entre las naciones: ‘Levántense, y levantémonos contra ella en batalla’”. 2 “¡Mira! Pequeño es lo que te he hecho entre las naciones. Eres muy despreciado. 3 La presunción de tu corazón es lo que te ha engañado, a ti que resides en los retiros del peñasco, la altura donde mora él, que dice en su corazón: ‘¿Quién me hará bajar a [la] tierra?’. 4 Si hicieras tu posición alta como el águila, o si entre las estrellas hubiera un colocar tu nido, de allí te haría bajar”, es la expresión de Jehová.
Abdías 10-16 Por la violencia a tu hermano Jacob, vergüenza te cubrirá, y tendrás que ser cortado hasta tiempo indefinido. 11 El día en que te quedaste parado al lado, el día en que extraños tomaron su fuerza militar en cautiverio, y [cuando] extranjeros mismos entraron por su puerta y sobre Jerusalén echaron suertes, tú también fuiste como uno de ellos. 12 ”Y no debiste mirar el espectáculo en el día de tu hermano, en el día de su desventura; y no debiste regocijarte por los hijos de Judá en el día en que perecían; y no debiste mantener una boca grande en el día de [su] angustia. 13 No debiste entrar en la puerta de mi pueblo en el día de su desastre. Tú, aun tú, no debiste fijar la vista en su calamidad en el día de su desastre; y no debiste alargar una mano sobre su riqueza en el día de su desastre. 14 Y no debiste estar de pie donde los caminos se dividen, para cortar [el paso] a sus escapados; y no debiste entregar sus sobrevivientes en el día de la angustia. 15 Porque el día de Jehová contra todas las naciones está cerca. Del modo como has hecho, se te hará. Tu suerte de trato volverá sobre tu propia cabeza. 16 Porque del modo como ustedes han bebido sobre mi santa montaña, todas las naciones seguirán bebiendo constantemente. Y ciertamente beberán y engullirán y llegarán a ser como si nunca hubieran sido.


Clic en la Imagen para Descargar la información completa en archivo digital para Computadora Portatil (Laptop), Tableta (Tablet PC) y Teléfono Inteligente (Smartphone)

Descargar información para el Estudio Personal para Computadora Portatil (Laptop), Tableta (Tablet PC) y Teléfono Inteligente (Smartphone)

Descargar información para el Estudio Personal para Computadora Portatil (Laptop), Tableta (Tablet PC) y Teléfono Inteligente (Smartphone)