Estudio Bíblico de Congregación ‒ Semana del 13 de Abril

Información de estudio para el libro: Acerquémonos a Jehová

cl cap. 23 párrs. 1-9 (30 min.)


CAPÍTULO 23

“Él nos amó primero”


1-3. ¿Qué factores distinguen la muerte de Jesús de todas las ocurridas a lo largo de la historia?

HACE casi dos mil años, en un día de primavera, se juzgó a un inocente, se le declaró culpable de delitos que no había cometido y se le torturó hasta morir. Aunque no era la primera ejecución cruel y arbitraria de la historia, ni sería, por desgracia, la última, aquella muerte fue diferente de todas las demás.

2 Durante las horas de agonía de la víctima, hasta el cielo marcó la trascendencia del suceso. En pleno mediodía se abatió la oscuridad sobre la tierra, de modo que, como dice un historiador, “falló la luz del sol” (Lucas 23:44, 45). Luego, poco antes de exhalar su último aliento, aquel hombre pronunció estas inolvidables palabras: “¡Se ha realizado!”. Así es, al entregar su vida, logró algo maravilloso. Aquel sacrificio fue la mayor muestra de amor que haya dado un ser humano (Juan 15:13; 19:30).
párr. 2 (Luc. 23:44, 45) Ahora bien, era ya como la hora sexta, y sin embargo una oscuridad cayó sobre toda la tierra hasta la hora nona, 45 porque falló la luz del sol; entonces la cortina del santuario se rasgó por en medio.
párr. 2 (Juan 15:13) Nadie tiene mayor amor que este: que alguien entregue su alma a favor de sus amigos.
párr. 2 (Juan 19:30) Pues bien, cuando hubo recibido el vino agrio, Jesús dijo: “¡Se ha realizado!”, e, inclinando la cabeza, entregó [su] espíritu.

3 Seguramente ya hemos deducido que el ajusticiado era Jesús. Son bien conocidos los suplicios y la muerte que soportó aquel triste 14 de Nisán del año 33 E.C. No obstante, a menudo se pasa por alto un factor trascendental: aunque Cristo padeció atrozmente, hubo quien sufrió más. De hecho, aquel día se realizó un sacrificio aún mayor, la más grandiosa demostración de amor que haya efectuado persona alguna en el entero universo. ¿De qué se trató? La respuesta a esta pregunta sirve de introducción idónea al tema más importante que podamos tratar: el amor de Jehová.

La mayor muestra de amor


4. ¿Cómo llegó a ver un militar romano que Jesús no era un hombre común y corriente, y a qué conclusión llegó?

4 El centurión que estuvo a cargo de la ejecución de Jesús se quedó atónito, tanto por la oscuridad que la antecedió como por el violento terremoto que se produjo tras esta, de modo que dijo: “Ciertamente este era Hijo de Dios” (Mateo 27:54). Resultaba obvio que Jesús no era un hombre común y corriente. ¡Aquel militar romano había colaborado en la muerte del Unigénito del Dios Altísimo! Ahora bien, ¿cuánto apreciaba el Padre a este Hijo?
párr. 4 (Mat. 27:54) Pero el oficial del ejército y los que con él vigilaban a Jesús, al ver el terremoto y las cosas que sucedían, tuvieron muchísimo miedo, y dijeron: “Ciertamente este era Hijo de Dios”.

5. ¿Cómo pudiéramos ilustrar la enorme cantidad de tiempo que pasaron juntos en el cielo Jehová y su Hijo?

5 La Biblia llama a Cristo “el primogénito de toda la creación” (Colosenses 1:15). Pensémoslo detenidamente: el Hijo de Dios ya existía antes que el universo físico. Entonces, ¿cuánto tiempo estuvieron juntos Padre e Hijo? Según cálculos científicos, la edad del cosmos asciende a trece mil millones de años. ¿Logramos siquiera imaginarnos lo que abarca todo ese tiempo? Para ayudar a los visitantes a comprender tal magnitud, un planetario ha trazado una línea cronológica de 110 metros de largo. Al ir caminando junto a esta, cada paso que se da equivale a setenta y cinco millones de años en la existencia del universo. Al final, la historia del hombre se representa por una raya del grosor de un cabello. Sean estos cálculos correctos o no, la recta entera siempre será más corta que la vida del Hijo de Jehová. Entonces, ¿qué hizo Jesús durante tantos millones de años?
párr. 5 (Col. 1:15) Él es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda la creación;

6. a) ¿Qué labores realizó el Hijo de Jehová antes de vivir como hombre? b) ¿Qué vínculo existe entre Jehová y su Hijo?

6 El Hijo sirvió gustoso a su Padre en calidad de “obrero maestro” (Proverbios 8:30). Las Escrituras indican que “sin él ni siquiera una cosa vino a existir” (Juan 1:3). De modo que trabajó junto a Dios para formarlo todo, disfrutando con él de momentos llenos de dicha y emoción. Pues bien, suele aceptarse como un hecho que el cariño entre padres e hijos es profundísimo, y, como sabemos, el amor “es un vínculo perfecto de unión” (Colosenses 3:14). Entonces, ¿quién logrará hacerse una mínima idea de la fuerza de un vínculo que ha existido por un período tan inmenso? Es patente que a Jehová y a Cristo los unen los lazos afectivos más firmes que pueda haber.
párr. 6 (Pro. 8:30) entonces llegué a estar a su lado como un obrero maestro, y llegué a ser aquella con quien él estuvo especialmente encariñado día a día, y estuve alegre delante de él todo el tiempo,
párr. 6 (Juan 1:3) Todas las cosas vinieron a existir por medio de él, y sin él ni siquiera una cosa vino a existir. Lo que ha venido a existir
párr. 6 (Col. 3:14) Pero, además de todas estas cosas, [vístanse de] amor, porque es un vínculo perfecto de unión.

Clic en la Imagen para Descargar la información completa en archivo digital para Computadora Portatil (Laptop), Tableta (Tablet PC) y Teléfono Inteligente (Smartphone)

Descargar información para el Estudio Personal para Computadora Portatil (Laptop), Tableta (Tablet PC) y Teléfono Inteligente (Smartphone)

Descargar información para el Estudio Personal para Computadora Portatil (Laptop), Tableta (Tablet PC) y Teléfono Inteligente (Smartphone)