Estudio de "La Atalaya" con Textos Bíblicos | Semana del 6-12 de julio de 2015

Estudio de "La Atalaya" con Textos Bíblicos y Referencias

USTED PUEDE GANARLE LA BATALLA A SATANÁS

“Pónganse en contra de él, sólidos en la fe.” (1 PED. 5:9)

¿CÓMO PODEMOS PONERNOS EN CONTRA DE SATANÁS Y RECHAZAR...

• ...el orgullo?
• ...el materialismo?
• ...la inmoralidad sexual?

(1 Ped. 5:9) Pero pónganse en contra de él, sólidos en la fe, sabiendo que las mismas cosas en cuanto a sufrimientos van realizándose en toda la asociación de sus hermanos en el mundo.

1. a) ¿Por qué está atacándonos Satanás con tanta rabia? b) ¿Cómo sabemos que sí es posible ganar la guerra contra el Diablo?

EL DIABLO les ha declarado la guerra a los ungidos y a “las otras ovejas” (Juan 10:16). Quiere acabar con la mayor cantidad posible de siervos de Jehová en el poco tiempo que le queda (lea Revelación 12:9, 12).¿Podemos ganar esa guerra? ¡Claro que sí! La Biblia nos dice cómo: “Opónganse al Diablo, y él huirá de ustedes” (Sant. 4:7).
párr. 1 (Juan 10:16) ”Y tengo otras ovejas, que no son de este redil; a esas también tengo que traer, y escucharán mi voz, y llegarán a ser un solo rebaño, un solo pastor.
párr. 1 (Rev. 12:9) De modo que hacia abajo fue arrojado el gran dragón, la serpiente original, el que es llamado Diablo y Satanás, que está extraviando a toda la tierra habitada; fue arrojado abajo a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados abajo con él.
párr. 1 (Rev. 12:12) A causa de esto, ¡alégrense, cielos, y los que residen en ellos! ¡Ay de la tierra y del mar!, porque el Diablo ha descendido a ustedes, teniendo gran cólera, sabiendo que tiene un corto espacio de tiempo”.
párr. 1 (Sant. 4:7) Sujétense, por lo tanto, a Dios; pero opónganse al Diablo, y él huirá de ustedes.

2, 3. a) ¿Por qué le conviene a Satanás que la gente no crea en él? b) ¿Cómo sabe usted que el Diablo es real?

2 A muchas personas les parece ridícula la idea de que existan el Diablo y los demonios. Piensan que no son más que personajes de novelas, películas de terror y videojuegos, y que solo los ignorantes creen en ellos. ¿Le molestará al Diablo que la gente lo considere un ser imaginario? ¡Al contrario! Él promueve esa forma de pensar, pues así le es más fácil engañar a quienes dudan de su existencia (2 Cor. 4:4).
párr. 2 (2 Cor. 4:4) entre quienes el dios de este sistema de cosas ha cegado las mentes de los incrédulos, para que no pase [a ellos] la iluminación de las gloriosas buenas nuevas acerca del Cristo, que es la imagen de Dios.

3 Pero a los siervos de Jehová no nos engaña Satanás. Nosotros sabemos que es real. Sabemos que habló con Eva por medio de una serpiente, que desafió a Jehová en los días de Job, que tentó a Jesús en tres ocasiones y que en 1914, cuando nació el Reino de Dios, les declaró la guerra a los ungidos que quedaban en la Tierra (Gén. 3:1-5; Job 1:9-12; Mat. 4:1-10; Rev. 12:17). Esa guerra continúa hoy día: el Diablo sigue tratando de destruir la fe de los 144.000 y de las otras ovejas. Para vencerlo, tenemos que ofrecerle resistencia y blindar nuestra fe. El presente artículo nos dará tres sugerencias que nos ayudarán muchísimo.
párr. 3 (Gén. 3:1-5) Ahora bien, la serpiente resultó ser la más cautelosa de todas las bestias salvajes del campo que Jehová Dios había hecho. De modo que empezó a decir a la mujer: “¿Es realmente el caso que Dios ha dicho que ustedes no deben comer de todo árbol del jardín?”. 2 Ante esto, la mujer dijo a la serpiente: “Del fruto de los árboles del jardín podemos comer. 3 Pero en cuanto a [comer] del fruto del árbol que está en medio del jardín, Dios ha dicho: ‘No deben comer de él, no, no deben tocarlo para que no mueran’”. 4 Ante esto, la serpiente dijo a la mujer: “Positivamente no morirán. 5 Porque Dios sabe que en el mismo día que coman de él tendrán que abrírseles los ojos y tendrán que ser como Dios, conociendo lo bueno y lo malo”.
párr. 3 (Job 1:9-12) Ante esto, Satanás contestó a Jehová y dijo: “¿Ha temido Job a Dios por nada?10 ¿No has puesto tú mismo un seto [protector] alrededor de él y alrededor de su casa y alrededor de todo lo que tiene en todo el derredor? La obra de sus manos has bendecido, y su ganado mismo se ha extendido en la tierra. 11 Pero, para variar, sírvete alargar la mano, y toca todo lo que tiene, [y ve] si no te maldice en tu misma cara”. 12 Por consiguiente, Jehová dijo a Satanás: “¡Mira! Todo lo que tiene está en tu mano. ¡Solo que contra él mismo no alargues la mano!”. De manera que Satanás salió de ante la persona de Jehová.
párr. 3 (Mat. 4:1-10) Entonces Jesús fue conducido por el espíritu al desierto para ser tentado por el Diablo. 2 Después que hubo ayunado cuarenta días y cuarenta noches, entonces sintió hambre.3 También, el Tentador vino y le dijo: “Si eres hijo de Dios, di a estas piedras que se conviertan en panes”.4 Pero en respuesta él dijo: “Está escrito: ‘No de pan solamente debe vivir el hombre, sino de toda expresión que sale de la boca de Jehová’”. 5 Entonces el Diablo lo llevó consigo a la ciudad santa, y lo apostó sobre el almenaje del templo 6 y le dijo: “Si eres hijo de Dios, arrójate abajo; porque está escrito: ‘A sus ángeles dará encargo acerca de ti, y te llevarán en sus manos, para que nunca des con tu pie contra una piedra’”. 7 Jesús le dijo: “Otra vez está escrito: ‘No debes poner a prueba a Jehová tu Dios’”. 8 De nuevo el Diablo lo llevó consigo a una montaña excepcionalmente alta, y le mostró todos los reinos del mundo y su gloria, 9 y le dijo: “Todas estas cosas te las daré si caes y me rindes un acto de adoración”.10 Entonces Jesús le dijo: “¡Vete, Satanás! Porque está escrito: ‘Es a Jehová tu Dios a quien tienes que adorar, y es solo a él a quien tienes que rendir servicio sagrado’”.
párr. 3 (Rev. 12:17) Y el dragón se airó contra la mujer, y se fue para hacer guerra contra los restantes de la descendencia de ella, los cuales observan los mandamientos de Dios y tienen la obra de dar testimonio de Jesús.

RECHACE EL ORGULLO


4. ¿Por qué decimos que el Diablo es el colmo de la soberbia y el orgullo?

4 Satanás es todo menos humilde. El que un ángel haya tenido el atrevimiento de desafiar la autoridad de Dios y de convertirse en un dios rival es el colmo de la soberbia y el orgullo. Precisamente por eso tenemos que rechazar el orgullo y cultivar la humildad (lea 1 Pedro 5:5). Pero ¿qué es exactamente el orgullo? ¿Es siempre malo?
párr. 4 (1 Ped. 5:5) De igual manera, ustedes, hombres de menos edad, estén en sujeción a los hombres de más edad. Pero todos ustedes cíñanse con humildad mental los unos para con los otros, porque Dios se opone a los altivos, pero da bondad inmerecida a los humildes.

5, 6. a) ¿Es siempre malo el orgullo? b) ¿Qué tipo de orgullo es peligroso? c) ¿Qué personajes de la Biblia fueron arrogantes, y qué les sucedió?

5 Según cierto diccionario, una de las definiciones de la palabra “orgullo” es “autoestima o dignidad personal”. El orgullo puede ser “un sentimiento de satisfacción que se produce cuando uno, o alguien cercano a uno, hace o tiene algo bueno”. Y no hay nada de malo en sentirse así. El apóstol Pablo dijo lo siguiente a los cristianos de la ciudad de Tesalónica: “Nos [sentimos orgullosos] de ustedes entre las congregaciones de Dios a causa del aguante y la fe de ustedes en todas sus persecuciones y las tribulaciones que están soportando” (2 Tes. 1:4). Como vemos, es normal —y hasta beneficioso— sentirse orgulloso por los logros de los demás o por los de uno mismo. Nadie espera que nos avergoncemos de nuestra familia, cultura o país (Hech. 21:39).
párr. 5 (2 Tes. 1:4) Como resultado, nosotros mismos nos gloriamos de ustedes entre las congregaciones de Dios a causa del aguante y la fe de ustedes en todas sus persecuciones y las tribulaciones que están soportando.
párr. 5 (Hech. 21:39) Entonces Pablo dijo: “Soy, de hecho, judío, de Tarso en Cilicia, ciudadano de una ciudad no oscura. Así es que te ruego: permíteme hablar al pueblo”.

6 Por otro lado, hay una clase de orgullo que puede arruinar nuestra relación con los demás y nuestra amistad con Dios. Un orgullo que podría llevarnos a rechazar buenos consejos cuando más los necesitamos (Sal. 141:5). Un diccionario lo define como “el exceso de autoestima” o “la actitud del que piensa —a menudo sin razón— que es mejor que los demás”. Jehová odia esa clase de orgullo (Ezeq. 33:28; Amós 6:8). En cambio, el Diablo debe de sentirse encantado cuando ve que los seres humanos son arrogantes y altaneros, como él. ¿Se imagina la alegría que le produjeron Nemrod, el faraón de Egipto y Absalón? (Gén. 10:8, 9; Éx. 5:1, 2; 2 Sam. 15:4-6). Y qué decir del orgulloso Caín. Aunque recibió un consejo del mismísimo Jehová, lo rechazó de plano y su terquedad lo llevó directo al desastre (Gén. 4:6-8).
párr. 6 (Sl 141:5) Si me golpeara el justo, sería una bondad amorosa; y si me censurara, sería aceite sobre la cabeza, que mi cabeza no querría rehusar. Porque todavía habría aun mi oración durante las calamidades de ellos.
párr. 6 (Ezeq. 33:28) Y realmente haré de la tierra un yermo desolado, aun una desolación, y al orgullo de su fuerza se le tendrá que hacer cesar, y las montañas de Israel tendrán que ser desoladas, sin que haya quien pase por ellas.
párr. 6 (Amós 6:8) ”‘El Señor Soberano Jehová ha jurado por su propia alma’, es la expresión de Jehová el Dios de los ejércitos: ‘“Detesto el orgullo de Jacob, y sus torres de habitación he odiado, y ciertamente entregaré [la] ciudad y lo que la llena.
párr. 6 (Gén. 10:8, 9) Y Cus llegó a ser padre de Nemrod. Él dio comienzo a lo de hacerse un poderoso en la tierra. 9 Se exhibió [como un] poderoso cazador en oposición a Jehová. Por eso hay un dicho: “Como Nemrod, poderoso cazador en oposición a Jehová”.
párr. 6 (Éx. 5:1, 2) Y después Moisés y Aarón entraron y procedieron a decir a Faraón: “Esto es lo que ha dicho Jehová el Dios de Israel: ‘Envía a mi pueblo para que me celebre una fiesta en el desierto’”.2 Pero dijo Faraón: “¿Quién es Jehová, para que yo obedezca su voz y envíe a Israel? No conozco a Jehová en absoluto y, lo que es más, no voy a enviar a Israel”.
párr. 6 (2 Sam. 15:4-6) Y Absalón decía además: “¡Oh, que yo fuera nombrado juez en el país, para que a mí viniera todo hombre que tenga una causa judicial o juicio! Entonces ciertamente le haría justicia”.5 También sucedía que, cuando se acercaba un hombre para inclinarse ante él, alargaba la mano y lo asía y lo besaba. 6 Y Absalón siguió haciendo una cosa como esta a todos los israelitas que venían al rey a juicio; y Absalón siguió robándose el corazón de los hombres de Israel.
párr. 6 (Gén. 4:6-8) Por lo cual Jehová dijo a Caín: “¿Por qué estás enardecido de cólera, y por qué se te ha decaído el semblante? 7 Si te diriges a hacer lo bueno, ¿no habrá ensalzamiento? Pero si no te diriges a hacer lo bueno, hay pecado agazapado a la entrada, y su deseo vehemente es por ti; y tú, por tu parte, ¿lograrás el dominio sobre él?”. 8 Después de eso, Caín dijo a Abel su hermano: [“Vamos allá al campo”.] De modo que aconteció que, mientras estaban en el campo, Caín procedió a atacar a Abel su hermano y a matarlo.

7, 8. a) ¿Qué es el racismo? b) ¿Por qué se puede decir que el racismo viene del orgullo? c) ¿Por qué puede acabar el orgullo con la paz de la congregación?

7 Hoy día es muy común que las personas les hagan daño a otras por orgullo; por ejemplo, cuando son racistas. Un diccionario explica que el racismo es “el desprecio que se siente hacia un individuo por ser de una raza diferente”. El racismo viene del orgullo, pues, como añade el diccionario, es “la creencia de que algunas razas son superiores porque tienen cualidades y habilidades que otras no tienen”. El orgullo racial ha provocado desórdenes callejeros, guerras y hasta genocidios.

8 Obviamente, esas cosas no ocurren en la congregación. Sin embargo, a veces el orgullo provoca desacuerdos entre hermanos, y la situación podría agravarse fácilmente. Eso es lo que sucedió entre algunos cristianos del siglo primero. Por eso el discípulo Santiago les hizo esta pregunta directa: “¿De qué fuente son las guerras y [...] las peleas entre ustedes?” (Sant. 4:1). Si sentimos rechazo por algunos hermanos o nos creemos superiores a ellos, podemos hacer o decir cosas que los lastimen (Prov. 12:18). Así es, el orgullo puede acabar con la paz de la congregación.
párr. 8 (Sant. 4:1) ¿De qué fuente son las guerras y de qué fuente son las peleas entre ustedes? ¿No son de esta fuente, a saber, de sus deseos vehementes de placer sensual que se hallan en conflicto en sus miembros?
párr. 8 (Pro. 12:18) Existe el que habla irreflexivamente como con las estocadas de una espada, pero la lengua de los sabios es una curación.

9. ¿Cómo nos ayuda la Biblia a combatir el racismo y otras formas similares de orgullo? (Vea la ilustración del principio.)

9 Si tenemos la tendencia a creernos mejores que los demás, debemos recordar que “todo el que es orgulloso de corazón es cosa detestable a Jehová” (Prov. 16:5). También tenemos que hacernos un autoexamen y preguntarnos: “¿Siento que mi raza, mi país o mi cultura son mejores que las demás?”. Dejarnos influir por el racismo o el patriotismo sería pasar por alto el hecho de que Dios “hizo de un solo hombre toda nación” (Hech. 17:26). En cierto sentido, todos somos de la misma raza, pues venimos del mismo padre: Adán. Por eso es absurdo creer que Dios hizo a unas razas mejores que a otras. Eso es lo que el Diablo quisiera que pensáramos, pues así se destruiría el amor que nos une (Juan 13:35). Está claro que no podemos ganar nuestra lucha contra él si no evitamos el orgullo y la arrogancia (Prov. 16:18).
párr. 9 (Pro. 16:5) Todo el que es orgulloso de corazón es cosa detestable a Jehová. Mano [puede unirse] a mano; [no obstante,] uno no quedará libre de castigo.
párr. 9 (Hech. 17:26) E hizo de un solo [hombre] toda nación de hombres, para que moren sobre la entera superficie de la tierra, y decretó los tiempos señalados y los límites fijos de la morada de [los hombres],
párr. 9 (Juan 13:35) En esto todos conocerán que ustedes son mis discípulos, si tienen amor entre sí”.
párr. 9 (Pro. 16:18) El orgullo está antes de un ruidoso estrellarse; y un espíritu altivo, antes del tropiezo.

RECHACE EL MATERIALISMO Y EL AMOR AL MUNDO


10, 11. a) ¿Por qué es fácil enamorarse de este mundo? b) ¿Qué pudo haber desviado a Demas de sus metas espirituales?

10 El Diablo es “el gobernante de este mundo”. Lo tiene bajo su poder (Juan 12:31; 1 Juan 5:19). Es lógico que muchas de las cosas que son populares hoy día vayan en contra de las normas de Dios. Claro, eso no quiere decir que debamos satanizar todo lo que hay en el mundo. No obstante, debemos estar en guardia, pues el Diablo usa la sociedad actual para aprovecharse de nuestros deseos y hacernos pecar, o para intentar que nos enamoremos de este mundo y descuidemos nuestro servicio a Jehová (lea 1 Juan 2:15, 16).
párr. 10 (Juan 12:31) Ahora se somete a juicio a este mundo; ahora el gobernante de este mundo será echado fuera.
párr. 10 (1 Juan 5:19) Sabemos que nosotros nos originamos de Dios, pero el mundo entero yace en el [poder del] inicuo.
párr. 10 (1 Juan 2:15, 16) No estén amando ni al mundo ni las cosas [que están] en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él; 16 porque todo [lo que hay] en el mundo —el deseo de la carne y el deseo de los ojos y la exhibición ostentosa del medio de vida de uno— no se origina del Padre, sino que se origina del mundo.

11 Ese problema afectó a algunos cristianos del siglo primero. Uno de ellos fue Demas. Pablo dijo de él: “Me ha abandonado porque ha amado el presente sistema de cosas” (2 Tim. 4:10). La Biblia no dice qué fue lo que atrajo a Demas. Tal vez el materialismo lo desvió de sus metas espirituales. En cualquier caso, Demas se perdió la oportunidad de hacer cosas muy emocionantes al lado de Pablo. ¿Y a cambio de qué? ¿Qué podía ofrecerle este mundo que fuera más valioso que las bendiciones que Jehová tenía reservadas para él? (Prov. 10:22.)
párr. 11 (2 Tim. 4:10) Pues Demas me ha abandonado porque ha amado el presente sistema de cosas, y se ha ido a Tesalónica; Crescente, a Galacia; Tito, a Dalmacia.
párr. 11 (Pro. 10:22) La bendición de Jehová... eso es lo que enriquece, y él no añade dolor con ella.

12. ¿Cómo podríamos convertirnos en víctimas del “poder engañoso de las riquezas”?

12 Algo similar podría pasarnos hoy día. Los cristianos tenemos el deseo natural de atender nuestras necesidades materiales y las de nuestra familia (1 Tim. 5:8). Además, Jehová nos creó con el deseo de vivir en un lugar agradable, como lo demuestra el hecho de que les dio un hermoso hogar a Adán y Eva (Gén. 2:9). Sin embargo, el Diablo trata de que esos deseos se salgan de control, y para ello usa “el poder engañoso de las riquezas” (Mat. 13:22). Le hace creer a la gente que el dinero es la clave de la felicidad. Pero eso es una gran mentira que puede llevarnos a perder la más valiosa de nuestras posesiones: la amistad de Jehová. Jesús advirtió a sus discípulos: “Nadie puede servir como esclavo a dos amos; porque u odiará al uno y amará al otro, o se apegará al uno y despreciará al otro. No pueden ustedes servir como esclavos a Dios y a las Riquezas” (Mat. 6:24). En efecto, no podemos ser esclavos del dinero, pues dejaríamos de servir a Dios, y eso es precisamente lo que quiere el Diablo. No permitamos nunca que las posesiones materiales ahoguen nuestra amistad con Jehová. Para vencer al Diablo es indispensable rechazar el materialismo (lea 1 Timoteo 6:6-10).
párr. 12 (1 Tim. 5:8) Ciertamente si alguno no provee para los que son suyos, y especialmente para los que son miembros de su casa, ha repudiado la fe y es peor que una persona sin fe.
párr. 12 (Gén. 2:9) Así Jehová Dios hizo crecer del suelo todo árbol deseable a la vista de uno y bueno para alimento, y también el árbol de la vida en medio del jardín, y el árbol del conocimiento de lo bueno y lo malo.
párr. 12 (Mat. 13:22) En cuanto al que se sembró entre los espinos, este es el que oye la palabra, pero la inquietud de este sistema de cosas y el poder engañoso de las riquezas ahogan la palabra, y él se hace infructífero.
párr. 12 (Mat. 6:24) ”Nadie puede servir como esclavo a dos amos; porque u odiará al uno y amará al otro, o se apegará al uno y despreciará al otro. No pueden ustedes servir como esclavos a Dios y a las Riquezas.
párr. 12 (1 Tim. 6:6-10) Ciertamente es un medio de gran ganancia, [esta] devoción piadosa junto con autosuficiencia. 7 Porque nada hemos traído al mundo, y tampoco podemos llevarnos cosa alguna.8 Teniendo, pues, sustento y con qué cubrirnos, estaremos contentos con estas cosas. 9 Sin embargo, los que están resueltos a ser ricos caen en tentación y en un lazo y en muchos deseos insensatos y perjudiciales, que precipitan a los hombres en destrucción y ruina. 10 Porque el amor al dinero es raíz de toda suerte de cosas perjudiciales, y, procurando realizar este amor, algunos han sido descarriados de la fe y se han acribillado con muchos dolores.

RECHACE LA INMORALIDAD SEXUAL


13. ¿Qué opinión equivocada tiene mucha gente sobre el matrimonio y el sexo?

13 Otra de las trampas del Diablo es la inmoralidad sexual. Hoy día es muy común la idea de que el matrimonio y la fidelidad están pasados de moda y nos roban libertad. Por ejemplo, una actriz famosa opinó lo siguiente: “Ni los hombres ni las mujeres podemos tener una sola pareja. No conozco a nadie que sea fiel o que quiera serlo”. Otro actor dijo: “No estoy seguro de que estemos hechos para pasar toda la vida con la misma persona”. Satanás debe aplaudir cada vez que escucha a alguien famoso hablar con desprecio del regalo que Dios nos ha dado: el matrimonio. Él quiere que esta institución sagrada fracase, pero nosotros debemos respetarla, solo así venceremos a nuestro enemigo.

14, 15. ¿Qué debes hacer para rechazar la inmoralidad sexual?

14 Sea que estemos solteros o casados, debemos rechazar todo tipo de pecados sexuales. Es cierto que la lucha puede ser muy dura. Si eres joven, por ejemplo, es muy probable que escuches a tus compañeros presumir de que se envían por teléfono mensajes, fotos o videos íntimos. Esa costumbre se conoce como sextear y en algunos lugares se considera distribución de pornografía infantil. Otros cuentan con orgullo sus experiencias sexuales. Pero la Biblia dice que “el que practica la fornicación peca contra su propio cuerpo” (1 Cor. 6:18). ¡Cuántas muertes y sufrimiento han causado las enfermedades de transmisión sexual! Además, se realizó una encuesta entre jóvenes solteros, y la mayoría de los que habían perdido su virginidad dijeron que se arrepentían de lo que habían hecho. Y es que la realidad es muy distinta de la imagen que presenta el mundo del entretenimiento, según la cual se puede desobedecer a Dios sin sufrir daños. ¡Qué mentira! Quien se la cree cae víctima del “poder engañoso del pecado” (Heb. 3:13).
párr. 14 (1 Cor. 6:18) Huyan de la fornicación. Todo otro pecado que el hombre cometa está fuera de su cuerpo, pero el que practica la fornicación peca contra su propio cuerpo.
párr. 14 (Heb. 3:13) pero sigan exhortándose los unos a los otros cada día, mientras pueda llamársele “Hoy”, por temor de que alguno de ustedes se deje endurecer por el poder engañoso del pecado.

15 Si te cuesta mucho resistir la tentación, ¿qué puedes hacer? Para empezar, reconoce el problema (Rom. 7:22, 23). Luego pídele fuerzas a Dios (Filip. 4:6, 7, 13). Evita cualquier situación que te pueda meter en dificultades (Prov. 22:3). Y si se te presenta la oportunidad de cometer un pecado sexual, ¡recházala sin pensarlo! (Gén. 39:12).
párr. 15 (Rom. 7:22, 23) Verdaderamente me deleito en la ley de Dios conforme al hombre que soy por dentro, 23 pero contemplo en mis miembros otra ley que guerrea contra la ley de mi mente y que me conduce cautivo a la ley del pecado que está en mis miembros.
párr. 15 (Filip. 4:6, 7) No se inquieten por cosa alguna, sino que en todo, por oración y ruego junto con acción de gracias, dense a conocer sus peticiones a Dios; 7 y la paz de Dios que supera a todo pensamiento guardará sus corazones y sus facultades mentales mediante Cristo Jesús.
párr. 15 (Filip. 4:13) Para todas las cosas tengo la fuerza en virtud de aquel que me imparte poder.
párr. 15 (Pro. 22:3) Sagaz es el que ha visto la calamidad y procede a ocultarse, pero los inexpertos han pasado adelante y tienen que sufrir la pena.
párr. 15 (Gén. 39:12) Entonces ella se agarró de él por su prenda de vestir, y dijo: “¡Acuéstate conmigo!”. Pero él dejó su prenda de vestir en la mano de ella y echó a huir y salió afuera.

16. a) ¿Cómo actuó Jesús cuando Satanás lo tentó? b) ¿Qué nos enseña el ejemplo de Jesús?
16 Jesús resistió las tentaciones de manera ejemplar. No se dejó engañar por las promesas del Diablo ni se puso a pensar en las ventajas y las desventajas de ceder. Lo que hizo fue responder al instante con las palabras: “Está escrito” (lea Mateo 4:4-10). Jesús conocía bien la Palabra de Dios, y eso le permitió actuar de inmediato y responder al Diablo usando las Escrituras. Si queremos vencer a Satanás, no podemos caer en la tentación de cometer inmoralidad sexual (1 Cor. 6:9, 10).
párr. 16 (Mat. 4:4-10) Pero en respuesta él dijo: “Está escrito: ‘No de pan solamente debe vivir el hombre, sino de toda expresión que sale de la boca de Jehová’”. 5 Entonces el Diablo lo llevó consigo a la ciudad santa, y lo apostó sobre el almenaje del templo 6 y le dijo: “Si eres hijo de Dios, arrójate abajo; porque está escrito: ‘A sus ángeles dará encargo acerca de ti, y te llevarán en sus manos, para que nunca des con tu pie contra una piedra’”. 7 Jesús le dijo: “Otra vez está escrito: ‘No debes poner a prueba a Jehová tu Dios’”. 8 De nuevo el Diablo lo llevó consigo a una montaña excepcionalmente alta, y le mostró todos los reinos del mundo y su gloria, 9 y le dijo: “Todas estas cosas te las daré si caes y me rindes un acto de adoración”. 10 Entonces Jesús le dijo: “¡Vete, Satanás! Porque está escrito: ‘Es a Jehová tu Dios a quien tienes que adorar, y es solo a él a quien tienes que rendir servicio sagrado’”.
párr. 16 (1 Cor. 6:9, 10) ¡Qué! ¿No saben que los injustos no heredarán el reino de Dios? No se extravíen. Ni fornicadores, ni idólatras, ni adúlteros, ni hombres que se tienen para propósitos contranaturales, ni hombres que se acuestan con hombres, 10 ni ladrones, ni personas dominadas por la avidez, ni borrachos, ni injuriadores, ni los que practican extorsión heredarán el reino de Dios.

AGUANTE Y VENCERÁ


17, 18. a) ¿Qué otras armas tiene el Diablo? b) ¿Por qué no nos extraña que haya dificultades? c) ¿Qué le espera a Satanás? d) En su opinión, ¿por qué nos ayuda a aguantar el hecho de saber lo que le espera a Satanás?
17 El orgullo, el materialismo y la inmoralidad sexual son tres armas con las que nos ataca Satanás. Pero no son las únicas. Algunos cristianos sufren oposición de sus familiares, burlas de sus compañeros de colegio o prohibiciones de parte de las autoridades. No nos extraña que haya dificultades, pues Jesús les dijo a sus discípulos: “Serán objeto de odio de parte de toda la gente por motivo de mi nombre”. Pero luego añadió: “El que haya aguantado hasta el fin es el que será salvo” (Mat. 10:22).
párr. 17 (Mat. 10:22) Y ustedes serán objeto de odio de parte de toda la gente por motivo de mi nombre; mas el que haya aguantado hasta el fin es el que será salvo.

A Satanás le espera la muerte eterna (Vea el párrafo 18)

18 Así es, Jesús dejó claro que para mantenernos con vida necesitamos aguantar (Luc. 21:19). Recordemos que los hombres no pueden causarnos daño permanente. Nadie puede romper nuestra amistad con Dios a menos que nosotros se lo permitamos (Rom. 8:38, 39). ¿Y si un siervo de Jehová muere? ¿Podría decirse que el Diablo ha ganado? De ninguna manera, pues Jehová ha prometido resucitarnos (Juan 5:28, 29). En cambio, a Satanás no le espera nada bueno. Después de que su mundo sea destruido, será encerrado en un abismo durante mil años (Rev. 20:1-3). Al finalizar los mil años del Reino de Jesús, “será soltado de su prisión” y tratará por última vez de alejar de Dios a los seres humanos, que ya serán perfectos. Pero entonces morirá para siempre (Rev. 20:7-10). A diferencia de él, usted tiene un futuro brillante. Siga oponiéndose a Satanás y mantenga firme su fe. Él no es invencible. Usted puede ganarle la batalla.
párr. 18 (Luc. 21:19) Mediante el aguante de parte de ustedes adquirirán sus almas.
párr. 18 (Rom. 8:38, 39) Porque estoy convencido de que ni muerte, ni vida, ni ángeles, ni gobiernos, ni cosas aquí ahora, ni cosas por venir, ni poderes, 39 ni altura, ni profundidad, ni ninguna otra creación podrá separarnos del amor de Dios que está en Cristo Jesús nuestro Señor.
párr. 18 (Juan 5:28, 29) No se maravillen de esto, porque viene la hora en que todos los que están en las tumbas conmemorativas oirán su voz 29 y saldrán, los que hicieron cosas buenas a una resurrección de vida, los que practicaron cosas viles a una resurrección de juicio.
párr. 18 (Rev. 20:1-3) Y vi a un ángel que descendía del cielo con la llave del abismo y una gran cadena en la mano. 2 Y prendió al dragón, la serpiente original, que es el Diablo y Satanás, y lo ató por mil años.3 Y lo arrojó al abismo, y [lo] cerró y [lo] selló sobre él, para que no extraviara más a las naciones hasta que se terminaran los mil años. Después de estas cosas tiene que ser desatado por un poco de tiempo.
párr. 18 (Rev. 20:7-10) Ahora bien, luego que hayan terminado los mil años, Satanás será soltado de su prisión, 8 y saldrá a extraviar a aquellas naciones que están en los cuatro ángulos de la tierra, a Gog y a Magog, para reunirlos para la guerra. El número de estos es como la arena del mar. 9 Y avanzaron sobre la anchura de la tierra y rodearon el campamento de los santos y la ciudad amada. Pero descendió fuego del cielo, y los devoró. 10 Y el Diablo que los estaba extraviando fue arrojado al lago de fuego y azufre, donde [ya estaban] tanto la bestia salvaje como el falso profeta; y serán atormentados día y noche para siempre jamás.

Clic en la Imagen para Descargar la información completa en archivo digital para Computadora Portatil (Laptop), Tableta (Tablet PC) y Teléfono Inteligente (Smartphone)

Descargar información para el Estudio Personal para Computadora Portatil (Laptop), Tableta (Tablet PC) y Teléfono Inteligente (Smartphone)

Descargar información para el Estudio Personal para Computadora Portatil (Laptop), Tableta (Tablet PC) y Teléfono Inteligente (Smartphone)