Estudio Bíblico de Congregación ‒ Semana del 6 de Abril

Información de estudio para el libro: Acerquémonos a Jehová

cl cap. 22 párrs. 18-22 y recuadro de la pág. 228 (30 min.)

***cl págs. 226-228 ¿Influye en nuestra vida “la sabiduría de arriba”?***


“Sin hacer distinciones por parcialidad, sin ser hipócrita”

18. ¿Qué debemos desterrar del corazón si nos guía la sabiduría de arriba, y por qué razón?

18 “Sin hacer distinciones por parcialidad.” La sabiduría divina está por encima del racismo y el nacionalismo, de modo que si guía nuestras acciones, procuraremos desterrar del corazón toda tendencia al favoritismo (Santiago 2:9). No damos trato preferente a algunas personas por su nivel académico, su posición económica o su responsabilidad en la congregación, ni menospreciamos a ningún hermano en la fe, por humilde que sea. Si Jehová les ha otorgado suamor, ciertamente merecen el nuestro.
párr. 18 (Sant. 2:9) Pero si continúan mostrando favoritismo, están obrando un pecado, porque son censurados por la ley como transgresores.

19, 20. a) ¿Cuál es el trasfondo del término griego para “hipócrita”? b) ¿Cómo demostramos “cariño fraternal sin hipocresía”, y por qué es importante que lo hagamos?

19 “Sin ser hipócrita.” El término griego que se traduce “hipócrita” puede referirse a “un actor teatral”. En la antigüedad, los intérpretes griegos y romanos llevaban grandes máscaras en escena. De ahí que la palabra griega para “hipócrita” designara al farsante cuya conducta era pura comedia. Este aspecto de la sabiduría divina debería influir no solo en el trato que damos a los demás cristianos, sino también en lo que sentimos por ellos.

20 El apóstol Pedro señaló que nuestra “obediencia a la verdad” debería traducirse en “cariño fraternal sin hipocresía” (1 Pedro 1:22). Así es, el afecto que tenemos a nuestros hermanos no debe ser una pantomima. No queremos engañar a nadie poniéndonos una máscara o haciendo teatro. Nuestro amor debe ser auténtico y brotar del corazón. De este modo nos granjearemos la confianza de otros cristianos, pues verán que la imagen que proyectamos corresponde a la realidad. Tal sinceridad fomenta la franqueza en las relaciones entre los miembros de la congregación y crea un ambiente de confianza.
párr. 20 (1 Ped. 1:22) Ahora que ustedes han purificado sus almas por [su] obediencia a la verdad con el cariño fraternal sin hipocresía como resultado, ámense unos a otros intensamente desde el corazón.

“Salvaguarda la sabiduría práctica”

21, 22. a) ¿Por qué no salvaguardó Salomón la sabiduría? b) ¿Cómo la salvaguardamos nosotros, y qué beneficios obtendremos de ello?

21 La sabiduría divina es un don de Jehová que debemos proteger, tal como indicó Salomón: ‘Hijo mío, salvaguarda la sabiduría práctica y la capacidad de pensar’ (Proverbios 3:21). Lamentablemente, él mismo no obró así. Fue sabio mientras mantuvo un corazón obediente, pero con el paso de los años permitió que la multitud de esposas extranjeras que tenía le apartaran el corazón de la adoración pura (1 Reyes 11:1-8). Este triste desenlace ilustra que el conocimiento vale de poco si no se usa bien.
párr. 21 (Pro. 3:21) Hijo mío, no se escapen de tus ojos. Salvaguarda la sabiduría práctica y la capacidad de pensar,
párr. 21 (1 Rey. 11:1-8) Y el rey Salomón mismo amó a muchas esposas extranjeras junto con la hija de Faraón, a moabitas, ammonitas, edomitas, sidonias [e] hititas, 2 de las naciones de las que Jehová había dicho a los hijos de Israel: “Ustedes no deben meterse entre ellas, y ellas mismas no deben meterse entre ustedes; verdaderamente inclinarán el corazón de ustedes a seguir a los dioses de ellas”. A ellas se adhirió Salomón para amarlas. 3 Y llegó a tener setecientas esposas, princesas, y trescientas concubinas; y poco a poco sus esposas le inclinaron el corazón. 4 Y al tiempo en que envejeció Salomón aconteció que sus esposas mismas habían inclinado el corazón de él a seguir a otros dioses; y su corazón no resultó completo para con Jehová su Dios como el corazón de David su padre. 5 Y Salomón empezó a ir tras Astoret, la diosa de los sidonios, y tras Milcom, la cosa repugnante de los ammonitas. 6 Y Salomón empezó a hacer lo que era malo a los ojos de Jehová, y no siguió de lleno a Jehová como David su padre. 7 Fue entonces cuando Salomón procedió a edificar un lugar alto a Kemós, la cosa repugnante de Moab, en la montaña que estaba enfrente de Jerusalén, y a Mólek, la cosa repugnante de los hijos de Ammón. 8 Y así hizo para todas sus esposas extranjeras que hacían humo de sacrificio y ofrecían sacrificios a sus dioses.

Clic en la Imagen para Descargar la información completa en archivo digital para Computadora Portatil (Laptop), Tableta (Tablet PC) y Teléfono Inteligente (Smartphone)

Descargar información para el Estudio Personal para Computadora Portatil (Laptop), Tableta (Tablet PC) y Teléfono Inteligente (Smartphone)

Descargar información para el Estudio Personal para Computadora Portatil (Laptop), Tableta (Tablet PC) y Teléfono Inteligente (Smartphone)