Drácula y Frankenstein

DRÁCULA: 

Novela gótica del autor inglés Bram Stoker (1847-1912), publicada en 1897 para
convertirse en la más popular leyenda sobre vampiros.  La novela transcurre en una ciudad de Transilvania, Rumania, y es tratada como un diario en el que escriben los principales personajes: Jonathan Harker, quien visita al conde Drácula en su castillo junto a su prometida (luego esposa) Mina, que resulta ser adorada por el conde. 
clip_image001
También participan el buen doctor Seward y Lucy Westenra, una víctima que luego se convierte en vampiro. 
El doctor y sus amigos finalmente destruyen a Drácula, no sin antes tener que atravesar el corazón de Lucy con una estaca para salvar su alma.
La historia de Drácula parece resumir las leyendas populares europeas sobre los nosferatus (no muertos) que podrían haberse originado en las supuestas andanzas del príncipe Vlad, a quien se le adjudicaban 100.000 víctimas y fue llamado DRAC, diablo.  Muchos críticos han visto en la historia de Drácula y el vampirismo una sublimación de la sexualidad en los tiempos victorianos.
 

FRANKENSTEIN:

Novela de Mary Wollstonecraft Shelley (1797-1851), escrita en 1818 bajo el título Frankestein o el Moderno PROMETEO.  Cuenta la historia, entre gótica y romántica, lo acontecido a Victor Frankenstein, un estudiante suizo de ciencias naturales que logra crear un hombre artificial, utilizando trozos de cadáveres que, unidos, terminan cobrando vida en una extraña criatura. Por su aspecto terrorífico, su torpeza y enorme tamaño, el personaje es te mido, odiado y repudiado por los habitantes de la pequeña población donde vive su creador. 
clip_image003
El monstruo logra comportarse como los seres humanos, pero no consigue ni compasión ni compañía.  Urge entonces a su gestor que le otorgue compañía femenina, lo que éste no puede conseguir, provocando la ira de la criatura y su propia destrucción.  El nombre de Frankenstein le fue otorgado al propio personaje, que se convirtió en uno de los monstruos más conocidos de Occidente.  La autora de la novela era la esposa del famoso poeta inglés Percy Bysshe SHELLEY (1792-1822).
El actor anglonorteamericano Boris Karloff (1887-1969), cuyo verdadero nom bre era William Henry Pratt, ganó fama mundial interpretando a Frankenstein en el cine, y Mel Brooks, director y actor estadounidense nacido en 1927 como Melvin Kaminsky, realizó El joven Frankenstein una delirante e hilarante versión.  Entre ambos marcaron un apasionante abanico de filmes en torno al horrendo personaje que, sin embargo, exhibía destellos de sensibilidad y sufrimiento por su incapacidad para comunicarse, ser comprendido y poder amar.
Recuperado para fines educativos de: Planeta Sedna