Acerquémonos a Jehová: Estudio con textos bíblicos | semana del 21 de septiembre

Estudio Bíblico de la Congregación | Información de estudio para el libro: Acerquémonos a Jehová


cl cap. 30 párrs. 19-23 y recuadro de la página 309 (30 min.)


19. ¿Cómo nos ayuda el amor a reaccionar cuando nos ofenden?


19 “El amor [...] no se siente provocado. No lleva cuenta del daño.” Es decir, no se irrita fácilmente por lo que digan o hagan los demás. Claro, es natural molestarse cuando nos ofenden. Pero hasta si tenemos razones válidas para enojarnos, el amor impide que sigamos airados (Efesios 4:26, 27). No deseamos llevar un registro de las palabras y actos que nos lastimaron, como si las apuntáramos en un libro de contabilidad para no olvidarlas. Por el contrario, el amor nos mueve a imitar a Jehová, nuestro afectuoso Dios. Como vimos en el capítulo 26, él perdona siempre que hay razones válidas para ello. Y cuando perdona, olvida, esto es, no guarda en la memoria esos pecados para utilizarlos contra nosotros en el futuro. ¿Verdad que agradecemos que él no lleve cuenta de las ofensas?
Efesios 4:26, 27 Estén airados, y, no obstante, no pequen; que no se ponga el sol estando ustedes en estado provocado, 27 ni dejen lugar para el Diablo.

20. ¿Cómo deberíamos reaccionar si un cristiano cae en el pecado y sufre penalidades por ello?


20 “El amor [...] no se regocija por la injusticia.” La Versión Popular (1966) dice: “El que tiene amor [...] [no] se alegra del pecado de otros”, y la paráfrasis de Gabriel Quijano vierte así este pasaje: “Si alguno comete un error, [el amor] no se alegra”. Como el amor no se complace en la injusticia, no hacemos la vista gorda ante ningún acto inmoral. ¿Cómo reaccionamos al enterarnos de que un cristiano ha caído en el pecado y sufre penalidades por ello? El amor no nos permitirá alegrarnos, como si dijéramos: “¡Lo tiene bien merecido!” (Proverbios 17:5). Por otro lado, nos regocijamos cuando un hermano que ha obrado mal da los pasos debidos para recobrarse de su caída espiritual.
Proverbios 17:5 El que hace escarnio de la persona de escasos recursos ha vituperado a su Hacedor. El que está gozoso por el desastre [ajeno] no quedará libre de castigo.

“Un camino sobrepujante”


21-23. a) ¿Qué significa la afirmación de Pablo de que “el amor nunca falla”? b) ¿Qué examinaremos en el último capítulo?


21 “El amor nunca falla.” ¿Qué quiso decir Pablo con estas palabras? Las escribió cuando trataba el tema de los dones del espíritu que existían entre los primeros cristianos y que eran señales de que el favor de Dios estaba con la nueva congregación. Aunque no todos los hermanos podían efectuar curaciones, profetizar o hablar en lenguas, en realidad no importaba, pues aquellas manifestaciones milagrosas terminarían cesando. Sin embargo, permanecería algo diferente, algo que todos ellos podían cultivar y que era más sobresaliente y duradero que cualquier don prodigioso. De hecho, Pablo lo llamó “un camino sobrepujante” (1 Corintios 12:31). ¿Cuál era este “camino sobrepujante”? El camino del amor.
1 Corintios 12:31 Pero sigan procurando celosamente los dones mayores. Y todavía les muestro un camino sobrepujante.

Los siervos de Jehová se distinguen por su amor mutuo


22 Ciertamente, el amor cristiano que describió Pablo “nunca falla”, en el sentido de que jamás tendrá fin. Hasta el día de hoy, el cariño fraternal y altruista identifica a los verdaderos discípulos de Jesús. ¿No vemos pruebas de este amor en las congregaciones de los siervos de Dios de todo el mundo? Esta cualidad durará para siempre, pues Jehová promete vida eterna a sus adoradores fieles (Salmo 37:9-11, 29). Por lo tanto, continuemos haciendo todo lo posible por seguir “andando en amor”. Así constataremos que dar produce mayor felicidad y, lo que es más, podremos seguir viviendo —sí, seguir amando— por toda la eternidad, en imitación de nuestro amoroso Dios Jehová.
Salmo 37:9-11 9 Porque los malhechores mismos serán cortados,pero los que esperan en Jehová son los que poseerán la tierra. ו [Waw] 10 Y solo un poco más de tiempo, y el inicuo ya no será;y ciertamente darás atención a su lugar, y él no será. 11 Pero los mansos mismos poseerán la tierra,y verdaderamente hallarán su deleite exquisito en la abundancia de paz.
Salmo 37:29 Los justos mismos poseerán la tierra,y residirán para siempre sobre ella.

23 En este capítulo, que concluye la sección referente al amor, hemos visto cómo podemos manifestarlo los unos a los otros. Ahora bien, en vista de las múltiples maneras en que nos beneficiamos del amor de Dios —así como de su poder, justicia y sabiduría—, conviene que nos preguntemos: “¿Cómo demostramos a Jehová que verdaderamente lo amamos?”. Examinaremos esta pregunta en el último capítulo.

Preguntas para meditar


2 Corintios 6:11-13 ¿Qué significa ‘ensancharnos’ en nuestros cariños, y cómo podemos aplicar este consejo?


2 Corintios 6:11-13 Nuestra boca se ha abierto para ustedes, corintios, nuestro corazón se ha ensanchado. 12 Ustedes no se hallan apretados y escasos de lugar en nosotros, pero sí se hallan apretados y escasos de lugar en sus propios tiernos cariños. 13 Así es que, como recompensa, en cambio —hablo como a hijos—, ustedes, también, ensánchense.

1 Pedro 1:22 ¿Cómo indican estas palabras que el amor que sentimos por los hermanos en la fe debe ser sincero, auténtico y cálido?


1 Pedro 1:22 Ahora que ustedes han purificado sus almas por [su] obediencia a la verdad con el cariño fraternal sin hipocresía como resultado, ámense unos a otros intensamente desde el corazón.

1 Juan 3:16-18 ¿De qué manera demostramos que “el amor de Dios” permanece en nosotros?


1 Juan 3:16-18 En esto hemos venido a conocer el amor, porque aquel entregó su alma por nosotros; y nosotros estamos obligados a entregar [nuestras] almas por [nuestros] hermanos. 17 Pero cualquiera que tiene los medios de este mundo para el sostén de la vida, y contempla a su hermano pasar necesidad, y sin embargo le cierra la puerta de sus tiernas compasiones, ¿de qué manera permanece el amor de Dios en él? 18 Hijitos, no amemos de palabra ni con la lengua, sino en hecho y verdad.

1 Juan 4:7-11 ¿Cuál es el motivo más fuerte para mostrar amor a nuestros hermanos en la fe?


1 Juan 4:7-11 Amados, continuemos amándonos unos a otros, porque el amor es de Dios, y todo el que ama ha nacido de Dios y adquiere el conocimiento de Dios. 8 El que no ama no ha llegado a conocer a Dios, porque Dios es amor. 9 Por esto el amor de Dios fue manifestado en nuestro caso, porque Dios envió a su Hijo unigénito al mundo para que nosotros consiguiéramos la vida mediante él. 10 El amor consiste en esto, no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros y envió a su Hijo como sacrificio propiciatorio por nuestros pecados. 11 Amados, si Dios nos amó así a nosotros, entonces nosotros mismos estamos obligados a amarnos unos a otros.


Clic en la Imagen para Descargar la información completa en archivo digital para Computadora de escritorio, portátil, tableta, móvil y Smartphone

Descargar información para el Estudio Personal para Computadora de escritorio, portátil, tableta, móvil y Smartphone

Descargar información para el Estudio Personal para Computadora de escritorio, portátil, tableta, móvil y Smartphone