Astronomía griega » Orígenes e historia

Almagest (Joonasl)

La astronomía es un área donde los griegos muestran un talento notable. Astronomía observacional, que era la forma principal de la astronomía en otros lugares, fue llevado un paso más allá en Grecia: intentaron construir un modelo del universo que podría explicar las observaciones. Exploran todas las alternativas imaginables, consideran muchas soluciones diferentes para los diversos problemas astronómicos llegaron a través de. Ellos no sólo anticiparon muchas ideas de la astronomía moderna, sino también algunas de sus ideas sufridos durante alrededor de dos milenios. Incluso en la época de Isaac Newton, algunos aspectos de la cosmología aristotélica todavía fueron enseñadas en la Universidad de Cambridge.
Nuestro conocimiento de la astronomía griega antes del 4to siglo BCE es muy incompleta. Tenemos pocos escritos supervivientes y la mayoría de lo que sabemos son referencias y comentarios forman a Aristóteles, en su mayoría de opiniones va a criticar. Lo que está claro es que la tierra fue creída para ser una esfera, y que había un esfuerzo creciente por entender la naturaleza en término puramente natural, sin recurrir a explicaciones sobrenaturales.
Vecinos de los griegos, los egipcios y los babilonios, habían desarrollado muy astronomies, pero las fuerzas de conducción les eran diferentes. Administración egipcia dependía de calendarios establecidos para anticiparse a las inundaciones del Nilo; rituales debían ser capaces de decir la hora durante la noche, y la orientación de monumentos en las direcciones cardinales también era importante. Babilonios creían en la lectura de los presagios en el cielo como un medio para garantizar el estado. Estos fueron todos los importantes estímulos para desarrollar una astronomía fina.
Pitágoras se acreditan como el primer griego a pensar la tierra esférica, pero esta idea fue fundada probablemente por razones místicas y no científica. Los pitagóricos encontraron pruebas concluyentes en favor de una tierra esférica tras descubrirse que fue encontrado el brilla Luna reflejando la luz y la explicación del derecho de eclipses. Sombra de la tierra en la superficie de la luna sugiere que la forma de nuestro planeta era esférica.
Libro de Aristóteles "En los cielos" resume algunas nociones astronómicas antes de su tiempo. Por ejemplo, dice que Jenófanes de colofón reclamado la tierra debajo de nosotros es infinita, que ha "empujado sus raíces hasta el infinito"; otros creían que la tierra descansada sobre agua, una reclamación cuyo autor original parece ser Thales (según Aristóteles); Anaximenes, Anaxagoras, y Demócrito creía que la tierra era plana, que "cubre como una tapa, la tierra debajo de él".

Urania

Urania

Astronomía griega después de Aristóteles

Aparte de algunas excepciones, el consenso general entre los astrónomos griegos era que el universo centrado en la tierra. Durante el siglo IV A.C., Platón y Aristóteles estuvo de acuerdo en un modelo geocéntrico pero ambos pensadores hicieron así que en base a argumentos místicos: las estrellas y planetas fueron llevados alrededor de la tierra en esferas, dispuestas en forma concéntrica. Platón incluso describió el universo como el huso de la necesidad, asistió por el sirenas y dado vuelta por las tres Parcas. Platón descarta la idea de un universo gobernado por leyes naturales, puesto que él rechazó cualquier forma de determinismo. De hecho, los impredecibles movimientos de algunos planetas (especialmente Marte), fueron vistos por Platón como prueba de que las leyes naturales no podían explicar todos los cambios en la naturaleza. Eudoxo, una estudiantes de Platón, desafió las opiniones de su maestro trabajando en un modelo matemático libre mito más, pero la idea de esferas concéntricas y movimiento planetario circular todavía persistió.
Mientras que justificaciones de Aristóteles de un universo centrado en la tierra carecen de apoyo científico, ofrece cierta evidencia observacional convincente para justificar una tierra esférica, la más importante es la diferencia en la posición de la estrella polar como uno de cambios de latitud, una observación que ofrece una forma de medir la circunferencia de la tierra.
De hecho hay algunas estrellas en Egipto y en el barrio de Chipre, que no se ven en las regiones del norte; y las estrellas, que en el norte nunca más allá de la gama de la observación, en ésos aumento de regiones y conjunto. De que va a mostrar no sólo que la tierra es de forma circular, pero también que es una esfera de no gran tamaño: para el efecto de tan pequeño un cambio de lugar no serían rápidamente evidente.
(Aristóteles: Libro 2, capítulo 14, p. 75)
Aristóteles, en función de la posición de la estrella polar entre Grecia y Egipto, estiman el tamaño del planeta como 400.000 estadios. No sabemos exactamente sobre la conversión de estadios en medidas modernas, pero el consenso general es que 400.000 estadios sería alrededor de 64.000 kilómetros. Esta cifra es muy superior a los cálculos modernos, pero lo interesante es que desde una perspectiva teórica, el cálculo es un método válido para calcular el tamaño de nuestro planeta; es la inexactitud de las cifras de que Aristóteles tratan que llegar a una conclusión aceptable.
Anticipándose a Copérnico y Galileo por casi 20 siglos, Aristarchus demandó el sol, no la tierra, era el centro fijo del universo, y que la tierra, junto con el resto de los planetas, giraba alrededor del sol.
Una figura más exacta para el tamaño de nuestro planeta aparecería más tarde con Eratosthenes (276-195 A.C.) que en comparación con las sombras por el sol en dos latitudes diferentes (Alejandría y Syene) al mismo tiempo exacto. Por simple geometría entonces calculó la circunferencia de la tierra para ser 250.000 estadios, unos 40.000 kilómetros. Cálculo de Eratóstenes es alrededor del 15% demasiado alto, pero la exactitud de su figura no sería ser igualada hasta tiempos modernos.
Las observaciones bastante buenas de la cosmología aristotélica coexistían con una serie de prejuicios místicos y estéticos. Se creía, por ejemplo, que los cuerpos celestes eran "regenerado y indestructible" y también "inalterable". Todos los cuerpos existentes sobre nuestro planeta eran considerados impecable y eterno, una idea que soportó mucho tiempo después de Aristóteles: incluso durante el renacimiento, cuando Galileo afirmó que la superficie de la luna era tan imperfecta como nuestro planeta lleno de montañas y cráteres, causo y escándalo entre eruditos aristotélicos que todavía dominado Europea pensó.
A pesar del consenso general en el modelo centrado en la tierra, hubo una serie de motivos que sugiere el modelo no fue totalmente preciso y necesita correcciones. Por ejemplo, no era posible para el modelo geocéntrico explicar tanto los cambios en el brillo de los planetas o sus movimientos retrógrados. Aristarco de Samos (310 A.C. - 290 A.C.) fue un antiguo matemático griego y astrónomo quién vino para arriba con una hipótesis alternativa astronómica que podrían abordar algunos de estos problemas. Anticipándose a Copérnico y Galileo por casi 20 siglos, él reclamó el sol, no la tierra, era el centro fijo del universo, y que la tierra, junto con el resto de los planetas, giraba alrededor del sol. También dijo que las estrellas eran soles distantes que permanecieron inmóviles, y que el tamaño del universo era mucho más grande que sus contemporáneos creías. Mediante un cuidadoso análisis geométrico basado en el tamaño de la sombra de la tierra sobre la luna durante un eclipse lunar, Aristarco sabía que el sol era mucho más grande que la tierra. Es posible que la idea de que objetos diminutos se deberían a la órbita de los grandes y no al revés motivó sus revolucionarias ideas.
Trabajos de Aristarco donde se presenta el modelo heliocéntrico se pierden, y sabemos de ellos por piecing juntos referencias y trabajos más últimos. Uno de los más importante y evidente es el mencionado por Arquímedes en su libro "El Reckoner de la arena":
[...] Pero Aristarco de Samos sacó un libro que consiste en ciertas hipótesis, en el que las premisas conducen al resultado que el universo es muchas veces mayor que la que ahora se llama así. Sus hipótesis son que las estrellas fijas y el sol permanecen inmóviles, que la tierra gira alrededor del sol en la circunferencia de un círculo, el sol acostado en medio de la órbita, y que la esfera de las estrellas fijas, situada sobre el centro de la misma como el sol, es tan grande que el círculo en el cual él supone la tierra para girar osos tal proporción a la distancia de las estrellas fijas que el centro de la osos de esfera a su superficie.
(Arquímedes, 1 - 2)
Modelo de Aristarco era una buena idea en un mal momento, ya que todos los astrónomos griegos en la antigüedad tomaron para concedido que la órbita de los cuerpos celestes tenía que ser circulares. El problema era que la teoría de Aristarco no podía conciliarse con los movimientos supuestamente circulares de los astros. En realidad las órbitas de los planetas son elípticas, no circulares: órbitas elípticas o cualquier otra órbita no circular no podía ser aceptado; era casi una blasfemia desde el punto de vista de los astrónomos griegos.

Hipparchus of Nicea by Raphael

Hiparco de Nicea por Raphael

Hiparco de Nicea (c. 190 - 120 A.C.), astrónomo griego más respetado y talentoso en la antigüedad, calcula la longitud del mes lunar con un error de menos de un segundo y calcula el año solar con un error de seis minutos. Hizo un catálogo del cielo proporciona las posiciones de 1080 estrellas declarando su precisa latitud celeste y longitud. Timocharis, 166 años antes de Hiparco, también había hecho un cuadro. Comparando ambos gráficos, Hiparco calculó que las estrellas habían cambiado de puesto su posición aparente por alrededor de dos grados, y así descubrió y midió la precesión equinoccial. Calculó la precesión para ser 36 segundos por año, una estimación un poco demasiado corto según cálculos modernos, que es 50. También hizo trabajo de la mayoría de los cálculos que son la columna vertebral de Ptolomeo Almagesto, un ensayo astronómico masivo durante el 2do CE del siglo que seguía el patrón de referencia para los estudiosos e indiscutido hasta el renacimiento.
Hipparchus puso fin a la teoría de Aristarco diciendo que el modelo geocéntrico explica mejor las observaciones que hizo el modelo de Aristarco. Como resultado de esto, es a menudo culpó por traer progreso astronómico hacia atrás favoreciendo la visión errónea de centrado en la tierra. Sin embargo, esto es un riesgo que rodea cada genio, dos caras de una misma moneda: cuando están en lo correcto pueden desencadenar una revolución de conocimiento, y cuando están mal puede congelar conocimiento durante siglos.
El modelo aristotélico fue "rescatado" mediante la introducción de dos herramientas geométricas creada por Apolonio de Perga alrededor 200 A.C. y perfeccionado por Hiparco. Los círculos convencionales fueron reemplazados por círculos excéntricos. En un círculo excéntrico de los planetas se movieron como de costumbre en un uniforme movimiento circular alrededor de la tierra, pero nuestro planeta no era el centro del círculo, más bien, compensar el centro. De esta manera, velocidad del planeta podrían explicarse cambios y también los cambios en el brillo: planetas parecen moverse más rápido, y también más brillante, cuando estaban más cerca de la tierra y más lento y también regulador, cuando estaban lejos en el lado lejano de su órbita. Apolonio se acercó con una herramienta adicional, el epiciclo, una órbita dentro de una órbita (la luna gira alrededor de la tierra y las órbitas de la tierra, el sol o, en otras palabras, la luna se mueve alrededor del sol en un epiciclo). Este dispositivo también podría explicar cambios en el brillo y la velocidad, y también podría explicar los movimientos retrógrados de los planetas que habían desconcertado a la mayoría de los astrónomos griegos.

Antikythera Mechanism

Mecanismo de Antikythera

El Almagest

Tenemos una brecha de tres siglo entre Hiparco y de Ptolemy Almagest . Algunos eruditos han sugerido que este período era una especie de "edad oscura" de la astronomía griega, mientras que otros eruditos creen que el Almagestde triunfo acabó con todas las obras astronómicas anteriores. Este es un debate superfluo ya que la importancia de un trabajo científico a menudo se mide por el número de trabajos que hace redundante.
El Almagest es una obra colosal en la astronomía. Contiene modelos geométricos vinculados a las tablas por la que los movimientos de los cuerpos celestes podrían calcularse por tiempo indefinido. Todos los logros astronómicos babilonio Greco se resumen en este trabajo. Incluye un catálogo que contiene más de 1.000 estrellas fijas. La cosmología de Almagest dominaría la astronomía occidental durante los siglos 14 a. Aunque no perfecto, tenía suficiente precisión para seguir siendo aceptados hasta el renacimiento.
Irónicamente, Ptolomeo era más de un astrólogo que astrónomo: durante su tiempo, no había ninguna distinción aguda entre el oscuro negocio de la astrología y la ciencia de la astronomía. Observaciones astronómicas eran simplemente un efecto secundario del deseo de Ptolomeo como un astrólogo para poder contar y anticipar las posiciones de los planetas en todo momento. Además, Ptolomeo también fue autor de un trabajo llamado Tetrabiblos, una obra clásica en astrología.
Las herramientas ideadas por Hiparco y Apolonio permitieron suficiente precisión observacional, fomentando el progreso del modelo geocéntrico, pero nunca se podría lograr éxito total. Ptolomeo añade aún otro dispositivo para "salvar las apariencias" del modelo: el punto equant. El equant era el punto simétricamente frente la tierra excéntrico, y el planeta estaba obligado a moverse en su órbita de tal manera que desde la perspectiva de la equant, parece estarse moviendo uniformemente a través del cielo. Puesto que el equant era compensar desde el centro de la órbita, planetas tuvieron que variar su velocidad para cumplir con este requisito. En definitiva, porque algunas asunciones básicas del modelo cosmológico estaban equivocados (la tierra centrado en el concepto, las órbitas circulares perfectas, etc.), hubo la necesidad de agregar dispositivos cuestionables y complicados (círculos excéntricos, epiciclos, equants, etc.) para evitar inconsistencias o, al menos, intentar minimizarlos. Al final, se derrumbó el modelo ptolemaico no sólo por sus inexactitudes, pero principalmente porque carece de simplicidad. Cuando la hipótesis centrada en el sol de Copérnico fue publicada en el siglo XVI, ganó popularidad no porque es más precisa, sino porque era mucho más simple y no tenía la necesidad de todos los dispositivos excesivamente complejos que Ptolomeo tuvo que utilizar.

Legado

El griegos logros en arte, política e incluso en filosofía pueden ser juzgados según el gusto personal, pero lo que lograron en Astronomía está totalmente fuera de toda duda. No sólo desarrollaron un fino conocimiento astronómico, pero también aprovechara datos astronómicos que consiguió de la astronomía egipcia, Babilonia y Caldea y logró combinar su propio conocimiento. Incluso cuando hacen un supuesto erróneo, mostraron una creatividad única con dispositivos para guardar sus errores. Durante la subida de ciencia moderna, no hasta el renacimiento el mundo vería pensadores con competencia astronómico suficiente para desafiar las nociones de Astronomía griega antigua.