BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada

Mictlantecuhtli > Orígenes e historia

ADS

Mictlantecuhtli (Dennis Jarvis)

Mictlantecuhtli (Pron Mict-lan-te-cuht-li) o Señor de la tierra de los muertos era el Dios Azteca de la muerte y adorado en toda Mesoamérica. Él gobernó el inframundo (Mictlán) con su esposa Mictecacíhuatl. El Dios era la regla del 10 º día Itzcuintli (perro), el 5 º Señor de la noche y el Señor del día 6 º (o 11). Él era el equivalente del Dios Maya Yum Cimil, el Dios zapoteca Kedo y el Dios del tarasco Tihuime. Mictlantecuhtli estaba estrechamente asociado con búhos, arañas, murciélagos y dirección sur.

El mito de la creación

En el mito de la creación Azteca Mictlantecuhtli intentó retrasar al Dios Ehecatl-Quetzalcóatl en su viaje al Mictlán. Quetzalcóatl estaba buscando los huesos de las criaturas del mundo anterior del 4to sol para la humanidad. Entre los trucos y tareas difíciles Mictlantecuhtli conjunto fue insistir en que Quetzalcoatl pudo sólo llevar los huesos con él si él circundó el inframundo cuatro veces que sopla una trompeta de caracola. Esta tarea no fue tan simple como parecía como el Dios del mundo terrenal sólo dio a Quetzalcóatl una caracola ordinario y por lo que no suena. Quetzalcoatl tiene alrededor del problema teniendo gusanos Perfore orificios en la cáscara y colocar abejas en su interior para que su zumbido suena como una trompeta. Para no ser menos por eso, Mictlantecuhtli dejó Quetzalcoatl pensar que había conseguido la mejor de las cosas y le permitía tomar los huesos.
Mictlantecuhtli era un Dios tan importante en el panteón azteca porque, como regla de Mictlán, todas las almas serían un día encontrarse con él cara a cara.
Mictlantecuhtli, entonces, lejos de abandonar, dispuesto para que sus asistentes, el Micteca, cavar un hoyo grande para que Quetzalcóatl tropezar en él cuando intentó salir de Mictlán. Seguro suficiente, al pasar por el hoyo y, por desgracia asustado por una codorniz paso, Quetzalcóatl cayó en la trampa y los huesos se convirtieron en roto y dispersados. Sin embargo, Quetzalcóatl se despertó y recogiendo los huesos podido sí mismo extraer del hoyo y salir ileso de las garras de Mictlantecuhtli. Una vez entregado con seguridad a la diosa Cihuacóatl, los huesos se mezclaban con la sangre de Quetzalcoatl y de la mezcla saltó a los primeros hombres y mujeres.

Mictlàn

Mictlantecuhtli era un Dios tan importante en el panteón azteca porque, como regla de Mictlán, todas las almas sería reunirse un día que cara a cara, pues se creía que sólo aquellos que han sufrido una muerte violenta, las mujeres que morían en parto o personas asesinadas por tormentas o inundaciones evitó el inframundo en el más allá. Los aztecas no creían en un paraíso especial reservado sólo para que los justos sino, más bien, que todas las personas comparten el mismo destino después de la muerte, sin importar el tipo de vida que habían llevado. Almas descienden las nueve capas del inframundo en un arduo viaje de cuatro años hasta llegar finalmente a la extinción en la parte más profunda - Mictlan Opochcalocan. Mictlantecuhtli era adorada especialmente en el mes Azteca de Tititl, en el templo de Tlalxicco, un imitador de Dios fue sacrificado y se quemó incienso en su honor.

Mictlantecuhtli

Mictlantecuhtli

Representación en el arte

Mictlantecuhtli es generalmente retratada en el arte como un esqueleto o cubierto de huesos con manchas rojas que representan la sangre. También puede usar una máscara de cráneo, hueso tapones para los oídos, un traje de plumas de búho e incluso un collar de globos oculares. Él tiene pelo negro rizado y ojos de gran alcance que le permiten penetrar en las tinieblas del inframundo. En ocasiones puede llevar ropa y un sombrero cónico hecho de corteza de papel.
Artículo aportado por el equipo de colaboradores.

BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada

ADD THIS